Crecimiento, gasto público y núcleo duro

Desde mi debut en la blogosfera vengo sosteniendo la necesidad de un mayor gasto público. Esta posición me ha llevado a entreverarme en unos cuantos debates con mis cobloggers de Finanzas Públicas y muchos de nuestros lectores. Algunos de ellos han llegado a dudar de mi formación como economista por defender la política fiscal de este gobierno.

Y esta posición es entendible, nuestra formación como economistas fortalece la prudencia, “ahorrar en épocas de vacas de gordas”, parece ser una de las máximas más repetidas por mis colegas.

Sin embargo la realidad se impone. Luego de más de cinco años de crecimiento a tasas chinas, superávit gemelos, reducción del desempleo, etc., etc., aún queda un Núcleo Duro de compatriotas que la siguen pasando mal. Para ellos “las vacas gordas” nunca llegaron.

Los más bienintencionados suelen responder que es necesario mejorar la calidad del gasto público, que un gasto más eficiente sería la forma para cumplir con aquella máxima bíblica y al mismo tiempo no dejar a los más débiles sin ayuda estatal. Cuando uno mira las cifras esto parece difícil de lograr, aún con el espectacular crecimiento del gasto público de los últimos cinco años el ratio gasto público / PBI, utilizado en la profesión para medir el tamaño del Estado está por debajo del promedio de los países desarrollados.

Desde la profesión se suele decir que la causalidad entre gasto y nivel de desarrollo respeta la vieja ley de Wagner, es el desarrollo de un país el que genera un mayor nivel de gasto público y no al revés. Sin embargo, desde hace más de 15 años el mainstream ha reconocido el rol que juega el Estado en la acumulación de capital humano y el papel clave de este último en el crecimiento y desarrollo de los países. Desde esta perspectiva, las teorías del crecimiento endógeno o las modernas teorías del desarrollo, se recupera añejas ideas que sostenían los clásicos autores de la teoría del desarrollo como Hirschman, Lewis, Rosenstein-Rodan,entre otros.

Hace poco nuestro joven ministro fue acusado por Broda y Espert de sufrir de amnesia y haber olvidado todos los conocimientos que adquirió durante su formación como economista. En un reportaje dado al programa “A Dos Voces”, Lousteau respondió con una mención a la dura situación social que viven los habitantes del conurbano bonaerense a quienes explican que las retenciones perjudican a los productores agropecuarios y dañan el clima de negocios del país. En esta respuesta, el ministro no respondió como un economista profesional. La teoría económica no ha desarrollado argumentos potentes que permitan articular una respuesta contundente.

En la mañana de ese miércoles, me encontraba releyendo Conducción Política justo la parte donde el General antepone su idea de la Teoría Económica Justicialista contra la Teoría Económica tradicional. Según su visión, ésta pone a la economía al servicio del capital mientras que en la todavía no desarrollada Teoría Económica Justicialista, el capital estaría al servicio de la economía y del bienestar de la sociedad.

En las finanzas públicas y en la teoría del bienestar, el criterio que regula las decisiones de los hacedores de política económica es precisamente la mejora en el bienestar de la sociedad. Claro que la medición de dicho parámetro es una controversia no resuelta aún por la teoría y en la práctica es el criterio de los gobernantes y de quienes conducen la política económica, el que se impone y marca los caminos a seguir.

Cinco años de crecimiento no han podido quebrar la resistencia del Núcleo Duro, esta evidencia marca la necesidad de redoblar los esfuerzos. Hace un tiempo un amigo nos sugería aplicar una política del tipo anti catastrofe.

En algunas industrias la restricción actual es la falta de mano de obra calificada, dicho recurso sólo se genera con una inversión sostenida en el tiempo. Hoy todos aceptan que el conocimiento es la clave del crecimiento. El capital humano se incrementa gastando recursos en salud, educación y asistencia social.

Por eso, mientras otros se preocupan por los niveles de inflación, yo espero que el gobierno desoiga el canto de las sirenas y siga incrementado los niveles de inversión y gasto público.

17 Comments on “Crecimiento, gasto público y núcleo duro”

  1. Bién Musgrave, todo el mundo habla de retenciones, es mas el gobierno es culposo. Desde el no peronismo izquierdoso le recomiendo aconsejarle que vaya hasta el fondo con la contracara de las retenciones. La distribución del ingreso. No vaya a ser que a Cristina le pase como a Alfonsín con los pollos de Mazorín. En este

    post salgo a bancar al amigo Lo Vuolo colega suyo que ha hecho un aporte interesante al respecto. Creo que lo importante es que ese Nucleo Duro pueda apropiarse de la idea que ese dinero les pertenece

    Salute

  2. Quiero mencionar al extraordinario cambio que han tenido las jubilaciones a favor de la gente que peor lo pasó en las décadas anteriores. Esto es canalizar el gasto público, aún más allá de inversiones en razón del desarrollo productivo, alcanzando las razones humanitarias y solidarias.

    La franja de gente mayor de cierta edad no es de interés para la economía productiva y se constituye en una mera carga para la sociedad. Sin embargo, este Gobierno, ha modificado, simplificado y solucionado todos los problemas de los que tienen falta de aportes. Y lo hace de un modo simplificado y accesible. Primero, rescata a los atrapados en las AFJP que están sin aportar y los pasa a reparto (el Estado se ha hecho cargo de los que están en peor condición). Luego, les otorga la jubliación con una moratoria que por más grande que sea la deuda, caduca a los cinco años, después de los cuales el jubilado recibirá la totalidad de la jubliación. Si se supiera la cantidad de gente que se ha muerto sin jubliación por faltarles los aportes, en todos los tiempos pasados anteriores a éste, se podría distinguir por contraste, que detrás de el Gobierno hay una sensabilidad jamás demostrada por ninguno de los anteriores, que abandonaron a la gente a su peor destino. Claro que hay que aumentar el gasto público. La vida de mucha gente depende de ello.

  3. Estimado Musgrave, coincido con Ud. En línea con lo que Ud dice, preferiría hacer una aclaración: lo que muchos llaman gasto, yo lo llamaría "inversión social". No conozco país "moderno" que no la haga. Un comentario más, muchos de los que critican, jamás en su vida han tenido que afrontar la dificil tarea de ser funcionarios sin abdicar de convicciones democráticas y éticas. Es fácil decir, "no se puede hacer nada" o "son un nido de víboras". Otros la hacen más fácil, se venden. No coincido 100% de las políticas de la actual administración, pero sí coincido con su orientación. Buen post. Un abrazo.

  4. Musgrave, coincido en términos generales con esto que usted dice. Lo que muchos criticamos aquí no es el gasto público per se sino la escasísima transparencia con que se lo hace. Nadie en su sano juicio podría presentar demasiada oposición a la construcción de escuelas, ahora cuando uno ve la asignación discrecional de ingentes fondos públicos, da miedo. Cuando este gasto convierte al NUCLEO DURO en esclavo generando poder y riqueza en quien lo otorga, perdemos todos, pierde la democracia.

    R

  5. Sin ser un experto en economía, es evidente le existencia de ese Nucleo Duro con el que me topo muchas veces durante mis dias de trabajo en el GBA.

    Y el amigo Keynes, que algo sabía, recomendó esa política que permitió a Roosevelt empezar a reconvertir su país.

    Las condiciones históricas, sociales y políticas – las condiciones objetivas, que le dicen- no son las mismas y la política económica no tiene que ser copiando sindo adaptando mecanismos y sistemas de redistribucuión del ingreso, pero, lo que tiene que ser, amigo Musgrave es que suceda efectivamente y que no quede el plano del discurso.

    La gente que está en las condiciones de pobreza que nos duele, necesita resultados.

  6. también es interesante hacer un recuento peoriodístico, ya nod e quiénes, sino de cuándo se alzan las voces en alarma por el crecimiento del gasto público. Recuerdo varias, pero en la última suba a jubilados, o en el nuevo modelo jubilatorio, fue más desnudo el planteo. Hoy, incluso desde sectores progresistas, ése es el planteo -contener el gasto público-que se esconde detrás de expresiones que califican de confiscatorias las retenciones o que el gobierno sólo quiere hacer "caja".

    El caso de las retenciones, además, es importante porque ayud aa contener la inflación (uno de los componentes de la actual inflación) a la vez que aumenta la participación del estado y el gasto público.

    Muy bueno. Saludos.

  7. Musgrave; ¿La educación es un gasto o una inversión?. Según los Organismos multilaterales de Crédito es una inversión, por lo tanto, cuando los recursos escasean (siempre), hay que invertir donde se presente la mejor tasa de retorno, y eso es la escuela primaria.

    Por otro lado, se puede considerar la Educación como un gasto, ¡para cumplir con un derecho humano!, es obvio que necesitamos un sistema más equitativo, y equidad significa "que todos los ciudadanos tengan acceso a los mismos servicios educativos, ¡en la misma cantidad de tiempo!, ¡Vaya si estamos lejos!, Hay que gastar más y mejor.

    Un saludo

    Alberto
    http://edusanluis.blogspot.com

  8. Charlie Boyle, Eva, Lucas, Jorge, gracias por pasar.

    Ana C, permitame una corrección, querer gastar más es la primer inteligencia, hacerlo eficientemente es la segunda. Toda politica económica debe ser evaluada por sus resultdos y entonces es claro que la eficiencia es importante. Pero para poder discutir cual es la mejor forma de hacer las cosas con eficiencia hay que acordar que las queremos hacer.

    El canilla, USA estaba en depresión económica, nosotros crecemos al 8% promedio. Nuestro primer problema no es macroeconomico sino distributivo.

    R., discutamos como hacerlo de la manera más eficiente pero aceptemos que la redistribución es una necesidad.

    Alberto C, la distinción entre gasto e inversión quedó fuera de moda desde que se reconoce el concepto de capital humano.

  9. Musgrave, estoy de acuerda con su idea de incrementar en gasto publico con planes y politicas que ayuden a disolver y resocializar el Nucleo Duro de Marginalidad.

    El problema entre eso y lo que realmente sucede es que el incremento del gasto publico, especialmente en año eleccionario, no se hizo con ese objetivo. Es por eso que en lugar de encarar programas serios de "reconversion" de marginales en ciudadanos, se repartio plata entre los intendentes del conurbano con los ATN (Adelantos del Tesoro Nacional), plata que si efectivamente llego al pueblo, llego por canales politico-partidarios y no por canales directos como la tarjeta de debito de Scioli.

    Coincido en que la educación es inversion, pero creo que los planes sociales son en realidad gasto, y se debería hacer un esfuerzo para que en un pais que está creciendo, más gente se valga por si misma y se redireccione el gasto a los nucleos duros.

  10. Todos acordamos , en teoría, en la necesidad de redistribuir al menos parte de la riqueza(bienes y servicios)producidos por la sociedad, aunque sea para que la sociedad no perezca, aunque sea para que el mercado funcione, para que esa gente no ande pidiendo o para que no haya tentación de robar.

    El asunto está en el cómo.

    En las economías capitalistas más equilibradas de Europa, las ganancias empresarias son captadas en hasta un 70% por el Estado, que con ese capital construyó políticas de Bienestar que le permiten capear las crisis cíclicas con pocas bajas.:

    Es que dos guerras mundiales son lecciones inolvidables.

    En la patria de SanMartín, Rosas y Perón, todo aquel que gana un mango por cuenta propia se siente estafado si le cobran un impuesto, y tiene razón, porque pagamos impuesto para tomar la leche, y la exportación de oro no paga un céntimo de dólar.

    Y Ganancias recauda más sobre el salario de los trabajadores calificados que sobre las multinacionales más poderosas, que por eso imponen precios y controlan el mercado a su antojo…

    Y el pobre gil que tributa el IVA nuestro de c/día no ve los resultados si no es a través del clientelismo, la discrecionalidad,la adjudicación de las obras públicas en función de negocios privados,el despojo salarial a los maestros y profesores,el chantaje a los intendentes, etc.

    Como bien dijo hoy Buzzi en Gualeguaychú: la chequera presidencial ha convertido al federalismo en centralismo porteño: todos los gobiernos locales dependen de BuenosAires.

    Y llego al tema de las retenciones y reintegros, el nudo de esta nota que comentamos: ya no se discute la redistribución en sí misma, sino cómo, cuando y para quienes distribuir. Y esto amerita analizar no apenas la coyuntura sino todo el proceso, a donde queremos llegar y en que plazos, con que medios y planes.

    Demasiado para un comentario. En unos días le envío una nota más sustancial y ordenada, si me lo permite, Mus. Gracias.

  11. Mus,

    el K siempre esta al servicio de la economia, la clave es entender q requerimientos son consistentes con desarrollo sustentable en el tiempo. Para esto tenemos dos opciones extremas e innumerables grises en el medio, q dependen de comportamientos endogenos de cada sociedad. En un rincon, el Estado, en el otro, el sector privado, en el medio, algo q solo pocos estadistas han logrado descubrir. Digo esto, xq no es lo mismo el concepto de un Estado con alta participacion, si este es Argentina, o si es Corea, o Japon. X eso, ningun modelo externo ha sido buen consejero, ya q el tamano de participacion estatal dependera del aqui y ahora de nuestra sociedad. Cuanto mas Estado pida, mayor eficiencia, transparencia, equidad redistributiva, compromiso democratico y racionalidad le sera requerido. La Argentina goza de muchos malas experiencias, entre ellas, muchas administraciones desastrosas, con actores politicos nefastos. De ahi, q mi vision sea poco optimista, en cuanto al rol de Estado participativo. De Congreso, Republica, federalismo y equidad impositiva hay muy poco. La inversion es lenta e ineficiente, solo el gasto social hace su trabajo, solo eso. El privado, no inviertira a largo plazo, en cuanto no tengamos bases claras: coparticipacion q determine gobernadores independientes y fuertes, proyectos a mediano plazo consensuados de educacion y salud……podria darle una larga lista, q se contrastara con De Vido, Skanka, el interminable Yacyreta y el nuevo tren bala.

    Considero buena su intencion, pero equivocado su diagnostico economico, algo parecido a lo q le ocurre al gobierno. Un verdadero estadista no dudaria en pagar costos a corto plazo, para asegurar crecimiento sostenido a largo, al final, si el sacrificio de 5 anos, aseguran 30, hasta las matematicas lo apoyan. Para esto hay q ser lo suficientemente estadista, para anhelar la Republica y no la plaza. Lo q puedo asegurarle, es q el bronce sera solo para aquellos q logran 30 anos, lo otro sera solo efimero. De mas esta decir, q el costo hay q distribuirlo justamente, para ello el gobierno tiene q dejar el discurso y ponerse a laburar (hace mas de 4 anos ya…) en ser eficiente cobrador de impuestos, subir alicuotas si es necesario, pero de una vez x todas, utilizar las herramientas q de pleno derecho le delego la ciudadania, a tal efecto el impuesto a las ganancias. Saludos y aprovecho para felicitarlos x este nuevo emprendimiento a todos los integrantes.

  12. No se si el dato es certero, pero Gonzalez Fraga dijo ayer que un tipo que gana 10.000 mangos por mes recibe 6 o 7 planes trabajar en subsidios. Y seguramente no incluyó el efecto de las retenciones en el mercado interno como subsidio sinó sería mayor.

    O sea que la hipocresía es muy alta. Los clasemedieros tenemos una congoja en el corazón por el nucleo duro pero queremos

    1) Que la plata la pongan otros

    2) Si podemos, ligar algo de reparto.

    Hablo como consumidor

  13. Kaloma, el punto es quien paga los costos, de eso se trata la economía. Algunos podemos esperar más que otros.

    Mariano T, cuanto paga de luz,de gas en su casa? 150? 250? el aumento de tarifas reprimido es de 100%?

    Los numeros que tiró JGF no me cierran.

  14. Musgrave,

    Muy bueno. Me gusta porque en Artepolítica todos han arrancado haciendo explicito su preocupación principal y su posición frente al tema.

    El Escriba sobre como crear una fuerza política que supere al Kirchnerismo, vos con la necesidad del gasto público.

    Yo, ya lo sabe, comparto. Mayor gasto (eficacia: cubramos la necesidad) y después ajustemos los tornillos (eficiencia). Y empezando por educación y salud.

    Yo usaría las retenciones para garantizar que todos los sistemas educativos básicos del país, que están descentralizados, tengan garantizada la financiación. Con equidad: donde más se necesite más recursos. Esto sin liberar de responsabilidad a las provincias: ¿quieren que el Estado nacional financie su sistema educativo? firme un compromiso de destinar un porcentaje mínimo (al estilo de la ley de financiamiento educativo pero con fondos principalmente nacionales). La verdad, no miré los números… ¿alcanza?

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *