El general Patton y el poskirchnerismo

Algo va a tener que venir después del kirchnerismo ¿o no? No habría que espantarse ni alegrarse demasiado por la frase. Es la naturaleza (de la política). Nada dura para siempre. Los proyectos políticos nacen, se desarrollan y se transforman. Pero ¿luego mueren?

Sabemos desde hace bastante que el kirchnerismo tiene, por decirlo de una manera “polite”, una visión según la cual las elites políticas y económicas tienen una fuerte interrelación. Y que el poder que puede construirse de un lado es una condición necesaria para sostenerse del otro. Esa visión está cimentada en la experiencia práctica y cruda de la política post-83.

Puede ocurrir, por lo tanto, que aunque el “kirchnerismo político” caiga en desgracia de aquí a quén sabe cuánto, debamos convivir con -cómo decirlo- sectores económicos vinculados al actual proyecto político por bastante más tiempo.

Para hacer más bello el panorama, podemos pensar que hay sectores progresistas que consideran que el kirchnerismo lleva adelante parte de la agenda que le interesa sostener a ese sector y que, por lo tanto, es deseable un apoyo al Gobierno en un conjunto de materias.

Es más, desde que asumió Néstor Kirchner en el gobierno hasta la actualidad, el ex presidente y la actual mandataria no han perdido, en teoría, la potencialidad de liderar un espacio político de centroizquierda. Esto es, mantienen un espacio para la incertidumbre en sus decisiones políticas: no se sabe con exactitud qué decisiones tomarán ante cada coyuntura. Esas medidas podrían implicar mejoras para los sectores más postergados. O no, claro. En lo personal, supongo que priorizarán la “gobernabilidad” a la “movilización” y que se deslizarán hacia el centro del escenario político. La reorganización del PJ no puede sino ser una señal en tal sentido.

Con ese escenario, como charlábamos entre empanada y empanada con un buen amigo de este blog: ¿el progresismo debe decir entonces “hasta aquí llegamos, somos oposición neta”? ¿debe encarar un enfrentamiento total? ¿para tratar de ser “lo que viene después del kirchnerismo”, el progresismo debe ocuparse también de “matarlo”? Si eso no debe pasar ahora ¿cuándo?

Las preguntas se arremolinan. Claro que esa posibilidad de enfrentamiento total con el kirchnerismo puede no llegar nunca. Porque no todo en política es ahora blanco y ahora negro. Los grises, las mezclas, los desgajamientos, la convivencia por espanto es también parte de lo posible.

Podría ocurrir entonces que al progresismo -aliado no decisivo, pero aliado al fin del actual gobierno- le pase como al general Patton, que al frente de las tropas norteamericanas luchó junto a los rusos para que cayeran los nazis en el 45. Apenas pasados aquellos días históricos, el militar dijo su verdad:

“Mantengamos nuestras botas lustradas, nuestras bayonetas afiladas y mostremos una imagen de fuerza a esta gente, los soviéticos. Es el único lenguaje que entienden”.

Apenas llegado a Berlín, quiso seguir hasta Moscú. La Casa Blanca lo agarró de los pelos de la nuca y lo mandó a la casa. Y empezó la Guerra Fría.

24 Comments on “El general Patton y el poskirchnerismo”

  1. Comparto el enfoque: "la convivencia por espanto es también parte de lo posible".

    Para mí, la terrible lección del gobierno de Alfonsín es que sólo intentar hacer una política progresista te enfrenta a un poder brutal. La relación de fuerzas es terriblemente negativa. Cualquier gobierno progresista entonces tiene que, por un lado, asegurarse la continuidad no lanzando batallas que no puede ganar (el máximo error de Alfonsín) pero, por otro, intentar cambiar esa relación de fuerzas para poder hacer algo que valga la pena.

    Me falta en tu muy buen análisis que se explicite cuáles son los aliados económicos y políticos del gobierno (por ejemplo, los aliandos de K en su reorganización del PJ) y a qué proyecto o modelo de país se apunta. Así se vería mejor la tensión entre "gobernabilidad" y cambio, y podríamos discutir sobre bases más claras la línea del gobierno.

  2. Me parece que algunos análisis parten de la falta de vocación del "pejotismo" (término peyorativo que indica que el que lo pronunia es un clasemediero típico) para acompañar, prover o liderar una profunda transformación.

    Una cosa es querer un cambio y otro proponerlo concretamente.

    Hay analisis muy sesudos, siempre dispuestos a colocar al peronismo pejotista en el campo de lo reaccionario, de la derecha, de la regresión.

    "Atrasa, el pejotismo atrasa", en el mejor de los casos dicen.

    Pero al momento de formular una, al menos una, medida concreta alternativa no se les cae una putisima idea (concreta). Mas allá de la asignación universal para abolir el clientelismo (que según ellos haría que nadie se vea obligado a votar al pejotismo).

    Vuelvo a decir el dia que el progresismo salga del Bafici, y se ponga a pensar en concreto y proponga cosas más concretitas que cafés literarios y políticologicos, quizás ese dia se encontraran con un pejotista al lado que los acompañe.

    Quizas la buena nueva del progresismo será ponerse de acuerdo en definirse que escalón ascendente obligaran a construir a este gobierno para no retacearle un apoyo que le es util.

    Es decir un punto, un solo punto de la agenda progresista que sea "la" condición para este mandato.

    Si el progresismo teórico no puede obligar a la realidad a reemplazar el 100% de su viejo "discurso", quizás esté en condiciones de cambiar una linea de la realidad.

    Omix

  3. No recuerdo quien pero un notorio exponente del peronismo dijo algo asì acerca de la transversalidad en el momento que fue planteada: "Esos cuando la cosa se ponga jodida son los primeros que rajan. Los que vamos a bancar vamos a ser los peronistas" El progresismo le darà la razòn? Pero hace falta màs que el espanto para la "convivencia". Por eso concuerdo com Omix. El progresismo debe fijarse una meta a exigirle al gobierno para continuar apoyando. Y apoyando significa sobre todo dar la batalla por el sentido comùn llenàndolo justamente de "sentido". Hace falta sumar la voz del progresismo al debate.

    Saudos

  4. Los que primero se van a rajar van a ser la UIA, los bancos, los guitudos. esos hoy les chupan las medias, participan del gobierno, se bancan que crezcan los empresarios k, y estan en el centro de la escena. Lo malo de estar soportado por un poder tan grande es que cuando se corran te caés de culo.

  5. Marcelo T: Es la primera vez que acuerdo con vos.

    Amigo Omix:También acuerdo…

    Cuando parte del progresismo sale del Bafici, resulta que no es progresista y que no entendió nada de la película..

    En cuanto al kirchnerismo:

    – Una de las cosas buenas de la era K es que un montón de gente puede estar activa en su barrio, escuela, institución, movimiento, publicación o "trinchera de cualquier tipo" sabiendo que hay posibilidades de que la cosa pública se amplie en un sentido democratizador, con proyección del estado, y ciertos rasgos latinoamericanista, populares, sindicales, progresistas.

    Como tantas cosas, lo que vale es la "sensación térmica".

    Pensar este escenario con otras de las figuritas en ronda no es posible.

  6. Feinman dice hoy en Pagina 12:

    "Es cierto que “a lo que hay” hay que pedirle que sea más. Pero no ahora."

    "Lo que hay" es, para Feinman el Kirchnerismo realmente existente.

  7. De intensa gira por el país, vaya a saber con qué fondos, el incontinente De Angeli acaba de decir “Hace cuatro años que les estamos golpeando la puerta a los Kirchner y no nos daban bola. ¿Ahora les vamos a aceptar una? No, ahora queremos las diez. Vamos por todo”. Y no es el único. Ya tienen decidido lo que van a hacer, no importa que pase en el “diálogo” que tanto reclamaron, ni qué vaya a hacer el gobierno, salvo que acepte una rendición incondicional. ¿Alguien tomó nota? Desde el gobierno o desde eso que quizá podamos llamar “campo popular”, ¿hay conciencia de qué es lo que se viene? ¿Se está pensando en hacer algo? ¿No hay la menor tentativa de prever, de que no toda la iniciativa la tengan los que vienen por todo, caiga quien caiga o reviente quien reviente?

  8. Gladys: OK. Te entiendo.

    Contador: El problema con eso de los aliados políticos y económicos en este caso es que el Gobierno tiene una relación demasiado directa con ambos.

    Musgrave: Yo creo que ahí hay un problema. Si sectores del Gobierno se "quedan" con porciones de la economía eso es complicado. Ni siquiera me meto a ver si es bueno o malo. Es complicado. Y desde ya que el Gobierno no moviliza. No creo que todo el progresismo quiera movilizar. A mí me interesa la movilización.

    OMIX: Me pierdo un poco con su análisis pero es bueno. No discrepo del todo. En algo de lo nuevo que pueda venir tiene que haber "algo" de PJ.

    Me gustó lo de Néstor (Sbariggi, ojo).

    Mariano T: puede ser.

    Está bien lo que dice Verboamérica: "Cuando parte del progresismo sale del Bafici, resulta que no es progresista y que no entendió nada de la película".

    Charendon: Yo no soy tan soberbio para decir "no ahora". Simplemente pregunto ¿no ahora? ¿cuándo?

    Saludos

  9. Es para largo, pero temo que lo realmente existente no es "el kirchnerismo" que nunca lo fue ni nunca logró serlo. Existen los Kirchner y sus gobiernos.

    Desde ese lugar, me cuesta pensar el "post" de algo que, ando barruntando, sigue en constitución latente.

    No sé si logro explicarme, es una punta nomás.

  10. Mientras no definamos bien esto de "progresismo" vamos mal. Porque por ejemplo, dentro del "progresismo" está el ARI Autónomo (que nunca supe qué es eso de autónomo) y otros sectores que apoyan la orientación global del oficialismo pero que nada tienen que ver con Macaluse o el columnista de Lanata, Claudio Lozano, etc.

    No todo es lo mismo.

  11. Parece más bien lo contrario: un poco menos de mala leche está fuera de la naturaleza de la patria chacarera. ¿No dijo De Angeli lo que dijo? ¿Bromeaba?

  12. Tambien dijeron que no tocan una coma de las retenciones, cuando es obvio que como estan no pueden quedar.

    Hasta ahora no ha habido ninguna negociación, solo sentarse a escuchar conferencias de Tina, amenazas de Moerno o sanatas de AF.

    Creo que en las comisiones técnicas se ha hablado algo, pero no tiene ningun peso.

    Han lanzado unilateralmente las compensaciones, que así como estan planteadas le van a llegara 10.000 productores con suerte..

    De Angelis no esta yendo a negociar, solo avisa a los dirigentes (sobre todo a Buzzi u Llambías) que si se dan vuelta no van a poder volver a sus casas.

  13. Si me preguntan a mi: 1) reforma fiscal para hacerlo más progresivo (y cruzar los datos); 2) reforma del sistema de transporte para que sea usable y llegue a todo el país; 3) reforma del sistema de salud.

    Saludos!

  14. Escriba: cómo anda?

    Yo sé que no es lo mismo que lo que usted llama "movilización".

    Pero, ¿no ve una tendencia a la profundización de los debates políticos? En los medios y en la calle.

    Yo veo ahí una ruptura importante respecto a la década anterior. Y lo veo como un símbolo de que, en alguna medida, en este momento de la historia argentina se están jugando cosas importantes. No quiero profundizar para no hacerla larga.

    Saludos

  15. Mendiata dijo algo así como… pero ¿que es el "post" si ni sé lo que es el "kirchnerismo"?. Otros dijeron, no podemos hablar sin antes definir precisamente que es el "progresismo". Signficados, significates… la buena de Chantall (lectura de cabecera del binario) habla bastante de esto. Si me dejan opinar, creo que ser, no son nada, por que nada es algo en términos positivos.

    Yo creo, Escriba, que algo más allá debe haber. Alguna vez, alguien me dijo: la historia argentina va como un péndulo, algunos hablan de justicia social y luego otros de la calidad institucional, y vamos de un lado al otro como si fuesen opciones polares. La superación, sería ir por la justicia social con calidad insitucional (le suena esto?). Y no creo que el kirchnerismo sea eso ni que tampoco pueda llegar a serlo.

    Saludos.

  16. Entre la enormidad de indicios preocupantes o algo peor que eso, esa tendencia a la profundización de los debates políticos que apunta Mariano indica, sí, un cambio cualitativo para mejor, y no sólo respecto de la década anterior: respecto de acá a hace un año. Profundización que, por supuesto, no se da en los grandes diarios, en la radio ni en la TV (más bien lo contrario), pero que de todos modos puede percibirse, y que veo formando parte de un fenómeno más amplio: reubicación de posiciones, definiciones que antes no se tenían. Para usar la terminología de una vecina, mucha gente "está sacándose la careta".

  17. DF: Esos no son los sectores que más me preocupan.

    Gerardo: Es distinta gente pero que piensa más o menos lo mismo.

    Coki: Te vamos a bloquear, macho, hacés spam en todos los blogs. ¿por qué no empezás a postear algo interesante en vez de spamear?

    Primo: No está mal esa agenda.

    Saludos

Responder a Rafa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *