Joven Argelino

“…la descolonización es simplemente la sustitución de una “especie” de hombres por otra “especie” de hombres. Sin transición, hay una sustitución total, completa, absoluta”.

Frantz Fanon. Los condenados de la tierra. Capítulo 1, La Violencia.

Ahora dicen que se viene un cambio de Gabinete.  Un nuevo gobierno con un gabinete renovado.  No por crisis, como suele pasar, sino por cambio de gestión, cambio de funciones, una necesaria adecuación.

¿Viene además un recambio generacional entre los funcionarios? Lo veremos. No es que me parezca súper relevante en sí por el sencillo hecho de que no somos de los que vemos valores intrínsecos según la edad que tenés. Por decirlo así: hay viejos buenos y viejos chotos.

Como también siempre decimos, habrá que ver cómo camina en los hechos el trasvasamiento. Qué cosas “nuevas” aportan los jóvenes. Qué tanto pueden mejorar las gestiones, plantear nuevos formatos o ser más imaginativos y eficientes. Como todo cambio puede ser muy bueno. O no.

Aportemos algunos puntos de análisis ante esta nueva coyuntura que pueden servir más allá de la cantidad de cumpleaños que festejaste. O por ahí no, qué se yo. Ahí van:

  • Pasar de la militancia a la gestión no es nada fácil. Así cómo es difícil pasar de la gestión a la militancia a secas cuando salís de un gobierno.  No sólo en la Argentina. Hay que preguntarle a los militantes del PT, en Brasil, al movimiento de Evo Morales, incluso al Frente Amplio. Requiere ir paso a paso, aprendizaje, pruebas y errores. Cómo pasar de un lado a otro, de una lógica a la otra, de militar por una parte a tener que “gobernar para todos”. Porque se trata de eso, de gobernar para todos, para un todos cada vez más grande. Y pasa por asumir que, una vez que estás en funciones de gobierno, tu principal responsabilidad militante pasa a ser hacer bien tu trabajo. Y, aunque parezca sencillo no lo es tanto el hecho de aprender a bancarse los grises pasillos de la burocracia. Hay un tiempo de desembarco, dónde tenés que aprender cuál es el botón de la cocina para pedir agua para el mate y cuál el del subsecretario.
  • El Estado está ahí desde hace mucho. Parece una tontería pero no lo es. Es cierto que, por un lado, está ahí desde 2003, con las políticas del kirchnerismo. No desde 2011, sino desde 2003. Pero además está desde mucho antes. Tiene una historia que no es toda negra ni está sólo manchada de oscuridades. Sino de avances y retrocesos, de algunas historias hermosas y de otras tristísimas. Saber descubrir, en esos grises, los colores con los cuales jugar es un fino trabajo de orfebrería. Otra vez, disculpen que sea insistente: la orfebrería lleva tiempo y muñeca. Saber qué ascensorista es copado, a qué hora entrar el expediente en Mesa de Entradas, quién te da una mano para sacar de Tesorería los viáticos antes de perder el avión. Así que, como decía Néstor, hay “verdades relativas” que descubrir. Y lo peor que podés hacer es pensar que todo lo bueno empieza con vos. Otra insistencia: somos los que pensamos que la única revolución verdaderamente existente hoy es un reformismo consecuente, así que la receta  “moderadas dosis de espíritu fundacional en la gestión, acentuadas ansias de cambios lentos pero constantes” puede andar.
  • La burocracia es una trama de relaciones sociales. Es una red que está ahí. “La línea” está ahí desde siempre. Y es una red que hace que, por un lado, no se caiga todo y una red que  a veces hace que sea difícil avanzar. Pero no es un pozo negro. Es una red. Ay, las redes, tan diferentes según el lugar desde donde la mires. Entonces, la burocracia tiene lógicas que hay que entender para operar sobre ellas. Hay trampas ahí. Pero también puede haber fuego amigo. Elije entonces tu propia aventura. En la burocracia hay saberes que no están en otro lado. Fue, en parte, la burocracia la que mantuvo todo en su lugar la semana de los cinco presidentes. Ahí, cada uno aferrado a su PC, a su mostrador, a su silla. Ahí, fuera en una oficina, en una delegación, en un edificio anexo o varado en un aeropuerto del interior sin que nadie supiera quién ponía la firma para garpar un pasaje de vuelta.
  • No desconfíes tanto de un burócrata. En un par de años podés llegar a ser uno de ellos. Aunque también podés decir: esto quería hacer, esto hice, este es mi granito de arena, chau, nos vemos luego. Conozco un tipo que lo hace a menudo.
  • A la vez, no hay manuales. Los sherpas de hoy puede ser que te lleven al precipicio. Nunca se sabe, pero bueno. Hay que caminar. Y ser metódicos. Temprano en la oficina es mejor que tarde: la línea labura a la mañana. En las provincias cortan a la siesta. En las municipalidades después de las 2 de la tarde sólo está el Intendente, si es bueno.
  • Hay que estudiar, hay que conocer. Los cambios a veces están en los detalles. Lo aprendimos con el kirchnerismo. A veces, en una resolución de un Ministerio se parten las aguas de la Historia. Hay que preguntar, hay que informarse, hay que escuchar.
  • Extender el Estado, agrandar el Estado, potenciar el Estado implica tanto terminar con lo que funciona mal como sostener lo que funciona bien. Lo segundo no luce, pero ayuda, eh.
  • La mejor política está en tu gestión. La épica está en todos esos días de frustración que alguna tarde te permitirán gritar un gol. Quizás sea un gol que nadie más vea, del que nadie más sepa, que no se traduzca en una foto, en una palmada, en una felicitación. Quizás todo tenga sentido cinco años después, cuando te encuentres en la Feria de Mataderos a una  cooperativa de Jujuy vendiendo papines andinos. Esa misma cooperativa que antes fue un expediente en tus manos y antes de eso una jornada de capacitación, y antes llegar por primera vez a Tilcara. De muchos de esos goles silenciosos también está hecha la patria. Me parece.

Suerte y tesón, muchachas y muchachos.

Mendieta : De chiquito, Mendieta no quería ser bombero ni policía. Soñaba con ser basurero. Ir colgado, como un superhéroe, del camión. Despúes se las ingenió para ser y hacer muchas cosas, todas más interesantes que lo que terminó siendo: un Licenciado en Comunicación, algunas veces como periodista, otras como funcionario público. Sus únicas certezas son su sufrimiento racinguista, la pasión por el mar y cierta terquedad militante. Todo el resto puede cambiar mañana. O pasado.

32 Comentarios a “Joven Argelino”

  1. Gracias por este post. Si habremos hablado este tipo de cosas con compas y amigos, si nos hemos trenzados. Clarìsimo, Renegau.

    [responder]

  2. Muy bueno Mendieta, para copiar y no solo guardar, sino también mostrar a la muchachada que viene empujando fuerte y prevenirlos del discurso fácil, que la política seria requiere de mucho trabajo y comprención, en fin, me encantó esta manera de hacer docencia política.

    [responder]

  3. No es complicado verle la mitad del vaso lleno al estado desde el sillón del que aprieta los botones. Casi diría que es de esas cosas que salen solas.

    [responder]

    Mendieta

    Que pena. Pensé que se entendía que hablaba de las complicaciones. La próxima lo hago más sencillo. Saludos.

    [responder]

    Complicaciones para el Estado, si se quiere que funcione mejor. Lo que yo decía es que la complicaciones en la vida personal están muy diluidas para aquellos que tienen la manija.
    Además, esa idea de que la militancia entre directamente desde un nivel gerencial que entrase a confundir Estado con Partido, sería algo más que complicado. Experiencias de ese tipo nunca han dado buenos frutos.
    La militancia no debería ocupar lugares ni tiempos que se alejen demasiado de la suerte del responsable electo por el voto popular que los llevo consigo a merodear los recovecos del Estado.

  4. Yo laburo en el Estado, empece de viejo , despues de militar de laburar independiente de isquierd anarcotrskista llegando al peronismo y es dificil,es tal como lo decis es un tiempo duro al principio, hasta que entendes , y empezas a intentar construir con lo cotidiano, con lo que hay, hasta que vez, sentis, que funciona. Hay cumpas en todos lados, hay que saber juntalos para hacer un país como hace la presi.
    gracias por el sentimiento cumpa mendieta

    [responder]

  5. Te felicito Mendieta. Gente que le pone un poco de cordura, que sabe que a veces es necesario bajar un cambio para poder avanzar sostenidamente.
    Abrazo

    [responder]

  6. Qué lindo texto, y qué inteligente, Mendieta. Para militantes de todos los partidos.

    [responder]

    Mirala a Ana, eh. Jej
    Abrazo

    [responder]

    Un post de AP le gustó a Ana. Cerremos ahora, muchachos, retirémonos mientras vamos ganando. Abrazo.

    [responder]

  7. mendieta :muy bueno y muy explicito el resumen de lo que es ser ciudadano responsable y consecuente .Pero te olvidas ,de que ese trabajo que vos llamas GOL,es una obligacion del q esta a cargo.Por otro lado me gustaria q la burocracia sea muy imferior a la actual,porque no te deja levantar la cabeza ;simplificando no se puede levantar un pais sin que su estructura de estado ,este bien definida(separacion de poderes );y eso si se hace de arriba hacia abajo .Como YO no soy quien para criticar y mucho menos decidir quien gobierne (me da igual)pero eso si ,el q lo haga,que sea CONSECUENTE Y TRANSPARENTE mucho mejor ……un abrazo abe

    [responder]

  8. Muy buen post

    [responder]

  9. Mendieta: no engañás a nadie; vos sos un jubilado de la administración pública -entre 65 y 70 pirulos- que, en actividad, fuistes uno más de los silenciosos buenos…..

    [responder]

    Mendieta

    Callate buchón. Ah, y qué día cobramos los terminados en 8?

    [responder]

    Aquí en la Cia tenemos tu dossier con tus fotos y que bien maquillas tus pirulos, pareces de 30/35 años, salvo que nos hayan vendido pescado podrido.

  10. Primo Louis

    Genial. La reivindicación de la burocracia vuelve a ser posible. Bien por nosotros! y por usté maestro, gran post.

    [responder]

  11. Hay una peli que vi con mi sobrinito que transcurre en la galaxia, y va mostrando el devenir de la misma y la influencia de las especies que la habitan. Una de las peores – y protagonistas – es una especie compuesta exclusivamente por burócratas. Es realmente cómico ver el protagonismo que tienen, y sus modismos (exagerados, claro) son desesperantes.

    [responder]

    The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy?

    [responder]

  12. Estimado Mendieta:
    Cómo algunas veces cuando ud escribe, me volví a emocionar, acá no se dicen estas cosas, sino que la discución pasa por el retruque político, ya se, pero yo se lo voy a decir. Y además le voy a pedir permiso para usar este post en algunos cursos y charlas que uno va dando por acá y por allá, explicando el por qué del estado, la forma de analizarlo como mejorarlo y la dignificación del empleo público, creamé que puede servir. Ud entendió como va la cosa, yo creo entenderla y defenderla, espero que la entiendan muchos y se dejen de joder con dar tantas opiniones a la ligera… que se yo.. algún día no?

    [responder]

    Quise decir discusión, perdón, recién me doy cuenta del error

    [responder]

  13. Muy bueno, porque reasigna a la política su espacio como elemento superardor, al estado el lugar que nunca debió perder y a la formación de una burocracia eficiente que permita ejercer la condición de ciudadanos plenos a muchos de nuestros conciudadanos que hoy todavía se encuentran excluidos

    [responder]

  14. Muy bien Mendieta! Haciendo honor al principio del texto, que los jóvenes no crean que solo se trata de tener tarjeta, BB y secretaría. Es a todos los que sostenemos este Estado que se debe rendir cuentas de lo que haces. Bastante trabajo nos cuesta defender (en todos los sentidos) este Estado para que un pavote lo arruine.

    [responder]

  15. Y cuando se habla de reforma del Estado, ¿de qué se habla exactamente? Más allá de las actitudes individuales que usted describe, Mendieta, y las cuales comparto, ¿es necesario pensar cambios en la mecánica institucional de ingreso y carrera en el Estado? ¿Cómo está ese tema? Saludos

    [responder]

  16. mendieta!

    gran texto!

    ¿qué hacemos con kafka me pregunto?

    [responder]

  17. Groso Mendieta, como de costumbre, el Max Weber de nuestro tiempo!

    [responder]

  18. Excelente, a mi me hizo pensar en cualquiera ¿donde empieza la jugada que termina en un gol? ¿En el saque de nuestro arquero? ¿en el error del contrario que permitió ese saque? ¿Cuantos goles de hoy comenzaron a gestarse con todos los muñecos colgados del travesaño? Quizás el momento más reflexivo de un hombre sea el tiempo que uno tarda en buscar la pelota de adentro del arco propio y llevarla de nuevo, al centro de la cancha, quizás no. Lo que si es cierto que el modo en que un gobierno se vincula con su propio aparato burocrático, como juega ese juego de negociaciones, aprendizajes y tensiones, determina en gran medida sus posibilidades de transformar la realidad. Pienso en Néstor estatizando aguas argentinas o a Cristina pensando la implementación de la Asignación Universal por Hijo, pensar las decisiones en esta clave también aporta elementos para pensar los temas pendientes. No alcanza con la voluntad política o una correlación de fuerzas favorable, hay que tenner además un correcto diagnóstico de la capacidad operativa del Estado y, en todo caso, de las reformas necesarias para que la transformación del Estado pueda sostener y acompañar la transformaciones sociales, políticas, productivas, culturales, etc.

    [responder]

  19. Cuando se habla de cambio de gestion, creo que no se habla de modificar la burocracia. Esa red, como bien la llamas, se renueva permanentemente por razones de vida biologica sin modificarse. Nadie espera que los K tengan militantes suficientes para cambiarle la edad promedio a la red.
    Se habla de rejuvenecer la “alta gerencia de esa red” (aun asi, son un monton y habra que ver si hay militantes suficientes y si son “mas jovenes”, lo que no se garantiza con menor edad).
    Yo diria que esta gerencia media y alta debe tener pasion militante, voluntad de cambio, pero entender la logica de La Red y, como vos, no despreciarla. Reconocer que los grandes males de la Argentina no fueron peores gracias a esa red, a esa resistencia anonima. Es como un buffer, algo que espesa el liquido donde uno se desplaza, ademas de darnos flotabilidad para desplazarnos. Sin la red el barco no va a ningun lado. Todos aspiramos a tener desplazarnos por un liquido mas liviano, pero el secreto del buen resultado es desplazarse en el rumbo correcto y hacerlo a buen ritmo de remo, con eso bastaria. La gerencia militante no tiene que pelearse con la red ni esconder sus errorres tras ella. El “no me dejaron hacer” es como el nadador que diga “el agua me lo impidio”.
    Tu post deberia ser de lectura obligatoria para todo aquel militante que aspire a jinetas en la funcion publica.

    [responder]

  20. Al fin!!!!!!!, mucho he discutido con Manolo acerca de la necesidad que tomen conciencia que lo mas importante es la gestion, no los apagaincendios
    la verdad, al fin!!!!!!

    [responder]

  21. Lo imprimo y me lo pongo en el bolsillo. Y llevarlo para entender un poco mas cuando uno va por ahi, gran post viejo.
    abrazos

    [responder]

  22. Muy buen post, Mendieta.
    Ahora, me pregunto, ¿no sería necesario PRIMERO terminar con los contratos basura en el Estado?
    En mis muuuuchos años de antigüedad me cansé de ver pibes y pibas de 22,23,24 años que se forman en el algun Ministerio o Secretaría y se van al sector privado.

    En la Cancillería (laburo ahí) hay más de 400 contratados, entre los que me cuento. Ademas de la precarización que significa facturar, pagar monotributo y no tener obra social ni aguinaldo ni ningún tipo de beneficio, estuvimos más de dos años los aumentos que recibió toda la administración pública nacional que está en blanco.

    El Estado es el primer empleador en negro a nivel nacional, nos guste o no.

    En resumen, jerarquizar la administración pública con salarios acorde a las labores y una carrera que premie méritos en vez de la amistad con los jefes es, desde mi punto de vista, fundamental y ojala sea una de las tareas que encare la Presidenta. Esto implica desarmar la estructura de contratación a través de Nacione Unidas u otros organismos internacionales.

    [responder]

  23. En algunos países, cuando queres saber una cosa siendo un burócrata, apretás un botón, viene un funcionario, le preguntas y actúas.
    En argentina, apretás un botón y no anda.

    [responder]

  24. Postazo! De gran ayuda cuando la burocracia parece ahogarte en una corrida a cualquier lugar. Creo que gran parte del apoyo popular es que se pudo/supo/quiso recuperar las capacidades burocráticas perdidas. Aún así, hay que mejorar mucho (MUCHO).

    Lo guardo y lo divulgo.

    [responder]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.