Turismo electoral

Por Pablo Garibaldi y @elloropolitico

Los sistemas electorales no solo condicionan la forma en que votamos, sino también las estrategias de campaña de los candidatos. Por ejemplo, en Estados Unidos, producto de un sistema que contempla, en muchos distritos, la regla de mayoría simple y colegio electoral, los aspirantes a la Casa Blanca se enfocan en los Estados denominados “pendulares”, es decir, aquellos en los que suele existir paridad entre republicanos y demócratas y, por ende, el resultado está dominado por la incertidumbre. Ohio y Florida se destacan: allí los candidatos concentran gran parte de sus actividades proselitistas. Otros Estados, por el contrario, caen literalmente en el olvido: como siempre gana el mismo partido, los candidatos apenas visitan esos lugares.

En nuestro país, por su parte, las asimetrías poblacionales constituyen un ingrediente fundamental que confiere peculiaridad a las reglas electorales. Buenos Aires es la madre de todas las batallas, ya que concentra alrededor del 40% del padrón nacional y es cuna también de la diversidad, pues se combinan en ella localidades enormes, medianas y pequeñas; distritos agrarios e industriales; urbes y zonas rurales; el conurbano y el interior; villas miseria y zonas residenciales. Grande, diverso, y pleno de contrastes, el territorio bonaerense resulta difícil de abarcar en su totalidad en una campaña y, por ende, el análisis del recorrido que hacen los candidatos puede revelar aspectos centrales de sus respectivas estrategias políticas.

En función de ello, hemos indagado en los itinerarios de quienes encabezan la lista de Senadores de las cuatro principales fuerzas políticas de Buenos Aires, de acuerdo con el resultado de las PASO: Cristina Fernández (CFK) y Jorge Taiana (JT), de Unidad Ciudadana; Esteban Bullrich (EB) y Gladys González (GG), de Cambiemos; Sergio Massa (SM) y Margarita Stolbizer (MS), de 1País; y Florencio Randazzo (FR) y Florencia Casamiquela (FC), de Cumplir. El relevamiento abarcó los 32 días que duró oficialmente la campaña, es decir, desde el 17 de septiembre hasta el 20 de octubre a las 8 de la mañana (hora en la que comenzó a regir la veda electoral).

 

Secciones

CFK

JT

EB

GG

SM

MS

FR

FC

1

6

10

2

10

26

9

6

3

2

0

4

1

0

2

0

0

4

3

12

8

7

12

7

2

8

7

4

0

1

1

1

1

7

1

3

5

2

0

2

1

5

3

3

1

6

0

4

0

0

4

5

4

5

7

0

0

0

1

2

3

0

3

8

0

1

3

2

1

4

2

1

Total

20

28

16

27

48

33

24

27

 

Fuente: Elaboración propia en base a cuentas personales de tuiter de los candidatos y diarios nacionales (La Nación, Clarín, Página 12) y locales.

La información recabada fue analizada teniendo en cuenta tres criterios. El primero, numérico, utilizado para determinar la cantidad de visitas realizadas por los candidatos a cada una de las secciones electorales y municipios. El segundo, de tipo electoral, mide el desempeño de los involucrados en las PASO 2017. El tercero, finalmente, destinado a sopesar los recursos organizacionales a disposición de los candidatos en cada una de las localidades visitadas (básicamente, si tienen Intendentes aliados). Es esperable que los candidatos prioricen en sus recorridas a la primera y tercera sección electoral debido a que ambas contienen a más de 9 millones electores habilitados sobre un total de casi 13 millones. Sin embargo, incorporar el segundo y tercer indicador mencionados nos permite evaluar qué municipios se jerarquizan al interior del heterogéneo conurbano bonaerense. Combinados los tres factores, construimos una tipología de las estrategias de campaña ejecutadas por cada una de las principales cuatro fórmulas electorales.

  • Estrategia agresiva. Se da cuando el candidato tiende a privilegiar en sus recorridos aquellos distritos en los que tuvo un relativo mal desempeño en las PASO y, en cambio, relega los distritos en los que le fue mejor.

  • Estrategia defensiva. A la inversa, se caracteriza por la asistencia del candidato a lugares en los que obtuvo un resultado destacado en las primarias, en desmedro de aquellas localidades en las que evidencia un magro desempeño.

  • Estrategia híbrida. Implica una combinación de las dos anteriores estrategias, o de otra manera, se visualiza una distribución equilibrada en los destinos elegidos por el candidato.

Finalmente, cabe hacer una aclaración. En todos los casos analizados, se observa una especie de “división del trabajo” entre los compañeros de fórmula, pues, lógicamente, no recorren siempre los mismos lugares y zonas. En función de ello, para definir la estrategia de cada fuerza política otorgamos mayor importancia a los “cabeza de lista”. En todo caso, quienes los secundan pueden contribuir a reforzar o complementar ciertos aspectos.

Estrategias de campaña

  • Unidad Ciudadana y la apuesta por la conurbanización. En el caso de Unidad Ciudadana, identificamos una estrategia defensiva. En efecto, CFK concentró sus visitas en la tercera y primera sección, donde obtuvo mejor desempeño en las PASO. Dentro de estas secciones, privilegió los municipios en los que ganó (en muchos casos por amplia diferencia, como, por ejemplo, Florencio Varela y La Matanza) y, además, en los que gobiernan Intendentes aliados y que, incluso, en algunos casos, participan directa o indirectamente –a través de familiares, por ejemplo- en las listas de Unidad Ciudadana.

  • Su compañero de fórmula, Jorge Taiana, se concentró ante todo en la primera sección, donde estuvo 10 veces y luego en la tercera, en 8 ocasiones. En este caso, hablamos de que hubo división del trabajo porque, a diferencia de CFK, en ambas secciones visitó territorios en los que Unidad Ciudadana perdió en las PASO y/o son gobernados por Cambiemos. Al respecto, en la primera sección estuvo en Mercedes, Morón, Luján, San Isidro, Vicente López, San Fernando (en todos ellos ganó Cambiemos y en su gran mayoría son gobernados a nivel municipal por esa fuerza), Tigre (ganó el massismo). La división del trabajo también se manifestó en que Taiana tuvo más presencia en el interior de la provincia que CFK. En tal sentido, estuvo en la segunda y quinta sección en 4 oportunidades.

  • Bajo perfil de Bullrich en Cambiemos. La estrategia de Esteban Bullrich puede ser calificada como híbrida, pues asistió, en forma equilibrada, tanto a lugares en los que a Cambiemos le fue mal en las PASO (Lomas de Zamora, La Matanza, Florencio Varela), como a Municipios en los que le fue bien y/o gobierna en la actualidad (Vicente López, Lanús, Quilmes). Otro hecho que se destaca es su bajo perfil a lo largo de toda la campaña. Ello se constata no solo en que viajó a pocos lugares (de hecho, entre los candidatos analizados en este informe, fue quien menos municipios frecuentó), sino también en que, en casi todos los casos, sus viajes lo tuvieron en un rol secundario y de acompañamiento a la Gobernadora María Eugenia Vidal o en su defecto, al Presidente Macri. Aunque no forme parte de esta investigación, cabe señalar que Cambiemos se valió de poderosos recursos organizacionales (ser gobierno en Nación y provincia de Buenos Aires), para llevar adelante sus actividades proselitistas.

  • Al igual que en Unidad Ciudadana, se observa también una división del trabajo entre los compañeros de la fórmula de Cambiemos. Al respecto, Gladys González tuvo una intensa actividad. En este caso, se destaca que conurbanizó su campaña: sobre un total de 27 viajes, en 22 de ellos estuvo en esta zona. En la tercera sección estuvo 12 veces y 10 en la primera. Los lugares elegidos en estas dos secciones fueron variados: visitó lugares gobernados por Cambiemos (como Quilmes, Lanús, Vicente López, Morón y San Isidro), pero también a distritos en manos de intendentes peronistas (La Matanza, Lomas de Zamora, Florencio Varela), lo cual refuerza la idea de que Cambiemos desplegó una estrategia híbrida.

  • Massa apostó a cuidar el pago. La estrategia de campaña de Massa puede ser calificada como defensiva, ya que se concentró en la primera sección y, especialmente, en los Municipios en los que gobiernan dos de sus aliados más importantes (Zamora en Tigre y Andreotti en San Fernando). Hacia allí fueron dirigidos más de la mitad (26) de los 48 viajes de campaña que realizó el ex Jefe de Gabinete. Tigre, además, fue nítidamente el distrito más visitado (asistió 7 veces).

  • Cabe recordar que históricamente la primera sección fue el bastión electoral de Massa y, de hecho, en las PASO 2017, a pesar de no obtener el resultado deseado, su desempeño aquí estuvo por encima de su promedio provincial. Probablemente, en el diseño de esta estrategia influyó que la primera sección electoral le ofrece superiores recursos organizacionales para enfrentar la disputa electoral.

  • El itinerario de Margarita Stolbizer muestra una mayor dispersión en función de las secciones electorales visitadas en campaña, compensando los destinos relegados por Massa, pero sosteniendo, de todas formas, una significativa presencia en la primera sección. En números, el 27,3% de las visitas emprendidas por Stolbizer fueron a la primera sección, pero a ello le agregó recorridas a la cuarta y sexta sección (estuvo allí en 7 y 5 ocasiones respectivamente). Por último, Stolbizer recuperó también en su agenda a La Plata, prácticamente abandonada por Massa, con 4 visitas sobre 33. De este modo, se configura una estrategia defensiva atenuada.

  • A todo o nada, la apuesta de Randazzo para no perder el tren. La estrategia de Randazzo la definimos como agresiva. Privilegió en sus visitas el conurbano bonaerense (allí destinó el 58,3% de sus visitas). Especialmente, se destacan en las visitas del ex ministro de Interior y Transporte, los distritos que se encuentran a la vera del ferrocarril Roca, o sea, la tercera sección, lo cual habilita una breve digresión. Se ha planteado que, de cara a las elecciones generales, Unidad Ciudadana tiene mayores posibilidades de captar votantes de Randazzo, así como Cambiemos encuentra terreno fértil en aquellos que optaron por Massa en las primarias. Pues bien, esta suposición resulta coincidente con las estrategias definidas por Randazzo, quien optó por entablar la disputa en la tercera sección (bastión de Unidad Ciudadana) y por Massa (concentrado en la primera sección, donde se destaca la buena performance de Cambiemos).

  • Es interesante señalar que Randazzo no visitó las tierras de intendentes aliados o en aquellas en donde obtuvo un destacado resultado electoral. Más precisamente, si bien el cierre de campaña se realizó en Chivilcoy, donde salió primero, su ruta no lo vio detenerse en Monte Hermoso, Carlos Casares, Bolívar, Salto, Ameghino o Chacabuco.

  • Florencia Casamiquela, la segunda candidata a senadora, muestra, al igual que Stolbizer, un itinerario más disperso. Si bien la tercera sección resulta la más visitada (25,9% del total), Casamiquela asistió en buena proporción a las secciones del interior bonaerense: visitó a la sexta en 5 ocasiones, a la cuarta y a la séptima en 3 sobre un total de 27 actividades de campaña. A diferencia de Randazzo, en este itinerario se contempló a los municipios gobernados por intendentes aliados. Asoma entonces, al igual que en los tres casos anteriores, una división del trabajo, lo que hace tal vez atenuar la estrategia ofensiva de Cumplir.