Pochazo Time

Surfear la Ola

El tiempo que no deja de transcurrir va cristalizando algunas definiciones.

Cambiemos pintó de amarillo el país reafirmándose como primera fuerza nacional con el 40,7% de los votos en las elecciones legislativas. En frente un peronismo quebrado: Unidad Ciudadana 21,8%, Partido Justicialista 14,9%, Frente Renovador 6,8%.

El gobierno ganó la batalla dialéctica con el “Nosotros o el pasado corrupto” versus el “Nosotros o el ajuste” del “cristinismo progresista”. Exprimió el consenso negativo contra el kirchnerismo  por errores y horrores propios. Afianzado, agrandado, tergiversado y propagado por la incesante difamación de los medios masivos. Como el “678 macrista” de Alejandro Fantino que para nuestra generación, que nos dormíamos con Mar de Fondo, nos desilusiona tanto como la claudicación de Lanata.

La gran ola amarilla arrasó porque el fin del cepo”, la eliminación de retenciones y el tarifazo”, por la inercia de la bonanza económica de la “fiesta populista”, resultó ser soft y eficazmente justificado con “la pesada herencia”. Esta lógica se impuso sobre el ajuste que anunciaron que van a hacer y sobre la asintomática toma compulsiva de deuda. Sumó al triunfo el despliegue de un “populismo fugaz” que incentivó el consumo, retrasó los aumentos para después de las elecciones y dejó por un rato su meta fiscal gastando en obra pública y en créditos hipotecarios. Los grandes medios hicieron una campaña de alto impacto junto a Comodoro Py con indagatorias, procesamientos y encarcelaciones al timing proselitista de Cambiemos.

Sin ánimos de subestimar o de bajarle el precio al triunfo, el guarismo obtenido es más o menos lo que siempre sacó la UCR mimetizada con el neoliberalismo y como ya dijimos lo que en general siempre saca cualquier fuerza política en su primer elección legislativa. Lo novedoso de esta alianza es que su núcleo duro de CEOligarcas logra sintetizar una aparente unidad inquebrantable entre actores tan disimiles como radicales aspiracionales, antiperonistas, ONGistas y peronistas conservadores. ¿Lograrán la unidad por ser un espacio político en términos históricos incipiente, carente de liderazgos fuertes -más allá del de su mentor- y con muchos cargos para repartir en todo el país?

Son la primera minoría pero claramente son mayoría. No en cantidad de personas a las que representan sino en la cantidad de poder que acumulan. Desde el vamos siempre contaron con el apoyo multifactorial del poder económico nacional e internacional. Tienen la suma del poder ejecutivo de la Nación y sus distritos más importantes: Banco Ciudad, Banco  Provincia, Banco Nación y Banco Central. También cuentan con el apoyo abroquelado del “cuarto poder” en manos de grandes medios cada vez más concentrados. Y prácticamente sin voces disidentes. Una por una eliminada.

Y qué decir de la justicia federal que como siempre en vez de investigar realmente la corrupción se propone como su garante. Actúa como un instrumento para proteger al gobierno de turno y atacar al gobierno saliente. Con la salvedad que aquí se está alcanzando ribetes inéditos. Con las jugarretas para controlar el Consejo de la Magistratura para remover y nombrar jueces a piaccere. Con el acoso personal, político, judicial y mediático a la jefa de los fiscales para controlar la Procuración General. Con el alineamiento de los jueces federales de primera instancia por convicción o por extorsión. Con la tranza entre el Poder Ejecutivo, la Corte Suprema y la Cámara Federal N°2 para que el sistema se vuelque hacia una cacería (con tintes mafiosos) de opositores y de todo aquel que desafíe o no se alinee al experimento económico, político, social y cultural que busca imponer Cambiemos. Antes eran los “carpetazos” o la “Banelco”, ahora es directamente la cárcel: la Doctrina Macri.

El hostigamiento mediático-judicial de amenaza constante, show novelesco y desgaste público de opositores fue prolongado y sistemático. A esta estrategia se acopló la concreción de las detenciones. Con el uso selectivo de la prisión preventiva como condena anticipada y del principio de inocencia donde solo los opositores son culpables hasta que el gobierno desee lo contrario. Cabe destacar que dicho uso ya hace tiempo que es aplicado a los pobres que rebalzan las cárceles sin tener condena. Lo nuevo es su utilización para la cacería política.

El globo de ensayo fue la detención de Milagro Sala, sostenida por una concatenación de causas que se superponen a medida que se van cayendo. Siguió con Lázaro “El Testaferro” Báez, José “El tira Bolsos” López, Víctor “El Contador” Manzanares, Claudio “El Cuñado” Minnicelli, Roberto “El Número Tres” Baratta, “Don” Julio De Vido -diputado electo por voto popular- y el “El Vice” Amado Boudou. Todos sin condena en ninguna instancia y algunos sin siquiera saber de qué se los acusa. Una vez encarcelados pueden ser bien apretados para cantar la canción que quiera el gobierno. Hasta el momento nadie batió nada.

Quizás lo peor de esta doctrina no es la elevada manipulación de la justicia sino su rasgo medieval de indignidad humana. Hablamos del show mediático de exhibición, humillación y escarnio público de los detenidos como si fueran capos de un cartel de drogas mexicano o terroristas islámicos que son encontrados en su búnker en pijama, descalzos y despeinados. Ni Videla pasó por esos vejámenes.

Pareciera que el gobierno se olvida de la dinámica del tiempo, que nada es eterno y que los vientos políticos cambian. Están sentando un precedente peligroso. Un arma de doble filo con la que cualquier ex funcionario puede ser privado de su libertad porque el hecho de haber ejercido ese cargo indica que puede ensuciar un proceso judicial. ¿Si cualquier ex funcionario podría intervenir en una investigación en su contra no podría entrometerse aún más un funcionario en actividad?

Acaso Macri estando procesado y siendo Jefe de Gobierno no estaba en mejores condiciones de las que está ahora Boudou -en un lugar marginal de la política y siempre ajustado a derecho- para entorpecer la investigación por las escuchas ilegales? ¿Y para interferir en la causa de la autocondonación de la deuda del Correo Argentino? ¿Habrá ya intervenido en la causa por las empresas fantasmas en guaridas fiscales que fue rápida y obedientemente cerrada?

Si comunidades mapuches organizadas molestan a los amigos terratenientes extranjeros del presidente, la Doctrina Macri manda a la Gendarmería desatada sin medir los efectos colaterales. Total se puede encubrir. Si un sindicato molesta al gobierno o a un amigo suyo la Doctrina interviene el sindicato y persigue a su secretario general, pero si se destapa una guerra de testaferros por el motín de un sindicalista muerto amigo del presidente no se dice ni “mu”. Si un medio difunde un dato que deja al presidente como vehículo para que su hermano pueda blanquear 600 millones, la Doctrina hace echar al periodista que lo dijo y extorsiona por una deuda a sus dueños con la única lógica binaria que reconoce: venden su empresa o la cárcel. En cambio a los grandes medios que tienen deudas mucho mayores son premiados con más Pauta Oficial.

Si los trabajadores protestan los reprimen, si los ciudadanos van a una marcha la infiltran con agentes de la SIDE para pudrirla, si un pibe escribe un tweet lo mantienen detenido 5 días.

Esta doctrina se encuentra muy lejos del “Terrorismo de Estado” pero bastante cerca de un “Miedismo de Estado” ya que busca el consenso disciplinando a la sociedad a través de la administración extorsiva del miedo. Sosteniendo un “estado de excepción” permanente para llevar al país a una situación económica y política pre-peronista. El nombramiento del presidente de la Sociedad Rural -representante de las mil familias dueñas de la tierra- como ministro de Agroindustria da testimonio fiel de aquel propósito. 

Corrupción real (poca o mucha), alguna cuenta que no cierra, algún gasto no justificado o algún desarreglo en la vida personal. La doctrina Macri es efectiva porque todos tienen un “muerto en el placard”. De ambas partes de la grieta. Nada más que ahora una de sus partes maneja la batuta” y lo hace de modo brutal. Entonces el peronismo, ¿qué debe hacer? ¿Cómo debe surfear la Ola?

En principio deberá decidir cuál es el rol que desea seguir ocupando. ¿Un rol funcional a la alianza gobernante o una real oposición con aspiración de gobernar? La segunda opción solo se podrá concretar buscando la unidad del movimiento con sus aliados radicales y progresistas. Deben aceptar de una vez por todas que con CFK no alcanza, pero sin ella no se puede porque es la dirigente peronista con mayor cantidad de votos. Si es un obstáculo, ¡que se corra y que acompañe! ¡Que abandone las mezquindades egocéntricas que siempre la han movilizado!

Se están produciendo movimientos. Massa se baja de la política y se va a dar conferencias bajo la tutela del yanqui republicano Rudolph Giuliani. Urtubey sale del placard y migra a Cambiemos. Randazzo pareciera que concibe la política como si fuera una gira de presentación de un disco y se llamó a silencio. Los puestos empiezan a estar vacantes abriéndose el espacio para la unidad.

Hay que aprender de los Rodríguez Saá que se recorrieron toda su provincia y dieron vuelta el resultado adverso de las PASO. Así como Salvador Allende se recorrió todo Chile durante 10 años y como Lula lo está haciendo ahora. Se trata de hacer el timbreo PRO pero de verdad, volviendo a las bases, a convencer persona por persona, en las plazas y en los barrios a lo largo del país. Hay que aprender de las tácticas y estrategias de Cambiemos respecto a las formas -como el “si pasa pasa”, las “marchas y contramarchas”, el “tirar muchas medidas a la vez para que se concentren en alguna mientras avanzan con el resto”– pero para implementar políticas para el desarrollo con inclusión.

Los dirigentes que se pongan al frente deben ser impecables en lo público y el lo privado. No se les tiene que conocer ni que un día le contestaron mal a un vecino. Es más si se puede que ni siquiera tengan hijos para que no puedan ser usados como moneda de extorsión. Existirá alguien así?

¡A caranchar votos se ha dicho!

 

Luego de un primer pantallazo analítico de lo que dejaron las PASO aquí se intentará dejar establecido los perdedores y ganadores de cara hacia octubre. Si bien en términos técnicos no existen tales categorías porque el objetivo legal de las PASO es sólo afirmar las candidaturas y definir internas en caso de haberlas, no se puede evitar el impacto que los datos porcentuales reflejan a nivel simbólico y político. En los ámbitos de análisis e interés político se manejan bajo esas variables. 

***

A escala porteña con un rápido golpe de vista se observa a Martín Lousteau como principal perdedor de la jornada. El economista apuntaba toda su aspiración política a la Jefatura de Gobierno en 2019 sostenida en haber perdido el balotaje del 2015 por tan solo 3 puntos. Llegó a esas instancias no justamente por hablar bien del gobierno PRO cosa que no le impidió aceptar ser el embajador argentino nada menos que en los EEUU, lugar neurálgico para Macri. Siempre tuvo cronometrado cuando y como renunciar a su cargo para retomar su campaña como opositor al gobierno. Con un 13,05% de los votos muy lejos del 49,55% de Cambiemos y del 20,73% de Unidad Porteña en vez de reafirmar su poder quizás terminó sentenciando su aspiración.

En la provincia de Buenos Aires el gran perdedor fue Sergio Massa, derrotado hasta en sus propios pagos. Esta vez el juego de “la ancha avenida del medio” no fue negocio porque el gobierno hizo bien los deberes de la polarización. Habría que analizar qué fue lo que provocó en los últimos días un corrimiento de votos de 1País a Cambiemos. A Massa las encuestas le daban un promedio de 20% y a Bullrich un 30%, el tigrense terminó sacando 16% y el ministro 34%. ¿Habrá tenido algún efecto la operación Brancatelli donde la gobernadora con un fuerte discurso hizo de cuenta que era solo una madre del conurbano indignada y no la máxima responsable en sanear aquello de lo que se queja?

Randazzo tampoco alcanzó su humilde aspiración de sacar 7% u 8% ya que apenas arañó un 5.60% de los votos, confirmando que su precandidatura nada más fue un instrumento para complicarle la cancha a CFK. Ambos ex funcionarios kirchneristas junto al polisémico Lousteau serán las principales victimas de lo que Jorge Asís llama “la épica del carancheo de votos”.

El peronismo fue víctima de su propia fragmentación ya que si se lo tomará en su conjunto (UC, Cumplir, el Frente Renovador y los peronismos provinciales en sus distintas versiones) sería sin duda uno de los principales ganadores. Todos los espacios que reivindican la figura de Perón sumarían el 44,8% de los votos superando por 8,9% al 35,9% de Cambiemos a nivel nacional. El peronismo ganó en 13 de las 24 provincias. Lo que pasa es que hoy es un vidrio roto donde sus pedazos no encajan entre sí. De ahí se plantea como fundamental que, si hay una decisión real de hacerle frente a la ola liberal-conservadora, las distintas vertientes del peronismo deben volver a confluir bajo un mismo techo.

Para ello deberán romper con la “paradoja CFK” donde por un lado la ex presidenta es la persona que más votos puede obtener en el país pero al mismo tiempo su modo de conducción dejó tantos heridos que se transformó en un factor que impide la unidad. Si ella se presenta saca muchos votos pero no los suficientes. ¿Qué debería hacer CFK para alcanzar tal unidad? ¿Hay algo que podría hacer? Sino seguirá siendo una aliada estratégica de Macri por su rol como antagonista polarizadora por un lado y como un factor de división del peronismo por el otro.

***

Si de ganadores se trata debemos colocar a Cambiemos como el gran triunfador. Elisa Carrió salió muy fortalecida ya que su personaje querellante, reivindicativo y denunciador cala hondo en cierta moralina de clase media que le gusta que esté para molestar a propios y a ajenos. Razón por la cual nunca dejará de ser un peligro latente para Macri porque sus balas por ahora son pocas y a penas pasan cerca de él, pero en cualquier momento pueden ser muchas y apuntadas directo a su cabeza. Él lo sabe, por eso quiere tenerla bien cerca y subida al pony del éxito.

Horacio Rodríguez Larreta, que obtuvo un espaldarazo enorme de los porteños, no le debe los votos a Carrió sino más bien es ella la que está en deuda porque es habitual que el PRO en Capital obtenga guarismos similares. A parte la conducción del PRO la dejó ser candidata en la apacible Capital y no donde la quería Macri: en el barro de la dura lucha con el peronismo bonaerense. Allí fue Vidal la que se puso la campaña al hombro para cubrir al errático declarante Bullrich que casi le gana a la expresidenta. La gobernadora cubierta por el teflón mediático es la funcionaria con mejor imagen del país, condición que la ubica como presidenciable. ¿Esa condición generará en algún momento un conflicto entre la gobernadora y el presidente en caso que este pretenda ir por la reelección? 

El gobierno no solo fue un ganador a nivel concreto por sus victorias en Capital y en 10 provincias sino que también lo fue por todo el uso que le dió a las primarias. Utilizó los instrumentos que le otorga la democracia para armar un efecto publicitario que le permitió a Cambiemos aparentar su triunfo en Buenos Aires y Santa Fe durante el suficiente tiempo para impactar decididamente sobre la opinión pública. Manipuló la información electoral disponible eligiendo selectivamente qué datos mostrar, de qué distritos y de qué urnas. La información que el programa Indra tenía disponible el domingo a la noche con el 96% del escrutinio provisorio ya daba a CFK ganadora por 6 mil votos. Sin embargo el escrutiño se cerró con Bullrich arriba de CFK por ocho centésimos. Dibujar la información y frenar el conteo con esa ventaja fue una decisión política. Perdieron, tenían la información, lo ocultaron e instalaron un empate técnico. Borrón y cuenta nueva.

La razón económica de esta puesta en escena corresponde a que dos días después de las PASO vencían Letras del Banco Central (Lebac) por $532 mil millones. Por eso el gobierno temía que si las tapas de los diarios reflejaban un triunfo de CFK los bancos liquiden sus Lebac para pasarse al dólar generando una corrida bancaria que desemboqué en una devaluación incontrolable. Esto suele suceder con los acontecimientos disruptivos de la homeostasis social a nivel mundial, no con unas primarias locales de medio término, dejando en evidencia la vulnerabilidad de la economía del país para sostenerse sin depender del fluctuante y frágil mercado financiero.

Los resultados de las PASO también les dió espalda para volver a la carga con la boleta electrónica que solo sofisticaría el engaño ya realizado, para encarnar con mayor fuerza el rol de “mejor alumno” de EEUU en la visita del vicepresidente de Donald Trump y para maniobrar el Consejo de la Magistratura de manera ilegítima con el fin de suspender a un juez molesto para el ejecutivo.

En su camino hacia las verdaderas elecciones, el completísimo mapa informativo que brindan las PASO le servirá al gobierno para operar sobre los distintos distritos de forma proselitista. Hablando con los intendentes que tengan que hablar, direccionando obra pública y recursos donde más convenga electoralmente, tomar medidas demagógicas, retrasar medidas impopulares y seguir maniobrando los relatos mediáticos según sus intereses.

***

El espacio de CFK se podría considerar ganador y perdedor al unísono. Si bien fue la fuerza más demonizada por la mayoría de los medios de comunicación y de los factores de poder, con una campaña austera y por fuera del Estado CFK se impuso en el principal distrito electoral del país, Agustín Rossi triunfó en la áspera Santa Fe y bajo el añejo Frente Para la Victoria ganaron en Chubut, Río Negro, Tierra de Fuego y Formosa. Igualmente a está altura le será muy difícil a CFK imponer en la sociedad que ganó. Más aún si quién terminará por definir los resultados de la elección es un juez amigo de la infancia del presidente puesto a dedo por él. ¿Se conocerán algún día los verdaderos resultados?

Más allá del intento del gobierno de plantear las legislativas de medio término como una elección entre “el cambio, la verdad y la alegría VS el pasado corrupto y mentiroso que es igual a Venezuela” la distancia porcentual entre los candidatos importa poco y nada porque, sea por uno o por millones de votos de diferencia, el ganador sumará dos senadores y el segundo uno solo. De acá en más solo resta ver con qué tajada se quedará cada sector del carancheo generalizado de votos.

A un PASO del abismo

 

No podría comenzar estas palabras sin antes decir que la alianza Cambiemos realizó una excelente elección ya que ganó en 10 de las 24 provincias. Si contamos todos los votos a pre-candidatos para diputados el PRO y sus aliados alcanzaron el 35% de los votos a nivel nacional convirtiéndose en la primera fuerza política del país.

Teniendo en cuenta el estado de la economía y el deterioro social obtener el 35% de los votos es un muy buen desempeño, facilitado por la división del peronismo que ha estallado en mil pedazos. El 35% no seria tan bueno si hiciéramos la comparación histórica con las primeras elecciones legislativas de los gobiernos luego del advenimiento de la democracia donde el partido gobernante siempre sacó más de 40%. Salvo en el caso de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) donde en la primera legislativa de sus mandatos, con Néstor Kirchner, Daniel Scioli y Sergio Massa como candidatos obtuvo solo un poco más de 30% perdiendo con “Alica-Alicate” De Narvaéz como una de las consecuencias del conflicto con las entidades patronales del campo.

Si bien les fue muy bien a los pregoneros del “si se puede” lo concreto es que dos de cada tres ciudadanos no los voto. ¿Será suficiente este acompañamiento para avalar la puesta en marcha de la segunda parte del ajuste? ¿Acaso existe algún porcentaje que justifique semejante experimento?

Si Cambiemos hizo una excelente elección en Córdoba con casi el 45% de los votos dejando en ridículo al gobernador peronista PROfriendly Schiaretti. Si le ganó al Frente Para la Victoria (FPV) de los Kirchner en Santa Cruz por más de 15% de ventaja. Si reconfirmó a la Capital Federal como su bastión imbatible con casi el 50% de los votos. Si le ganó 57% a 38% a la dinastía puntana Rodríguez Saá con su ex delfín Claudio Poggi como rival. Si en Neuquén le ganó al Movimiento Popular Neuquino que se impone en la provincia desde los 70’s. Si pelear palo a palo en la provincia de Buenos Aires contra CFK es ya en sí mismo un gran éxito.

En fin si obtuvo todos estos batacazos, ¿por qué montar toda una escena con semejante manipulación del escrutinio provisorio?

***

No encontraría explicación ante tal pregunta sino tuviera en cuenta la sofisticada forma de hacer política de Cambiemos a través de jugadas dignas de tablero de ajedrez, articuladas por la maquinaria mediático-judicial que ya nos tienen acostumbrados. Son expertos en mover las teclas de la realidad imaginaria que construye la opinión pública, y por ende el sentido común.

Macri se presenta como si hubiera nacido de un repollo desde donde acusa a los que “gobernaron durante los últimos 25 años” a través del “atajo y la ventaja” cuando él formó parte central de ese engranaje, forjando su fortuna durante esos años como uno de los principales contratistas del Estado, al que estafó de diferentes ingeniosas maneras y al que le sigue debiendo miles de millones de pesos. Así cualquiera se hace rico.

En el discurso los integrantes de Cambiemos se presentan como la nueva política transparente y sincera pero en el accionar tienen los mismos manejes que la vieja política ya que utilizan todos los resortes de Estado de forma discrecional para beneficiar políticamente al partido de gobierno. Estas elecciones no fueron la excepción.

El servicio de escrutinio provisorio fue realizado por la empresa transnacional Indra, contratada sin licitación y en un concurso privado por el Correo Argentino. El presidente de la entidad postal es Jorge Irigoin, ex gerente de las Sociedades Macri (SocMa). El director general de Indra es Ricardo Viaggio, ex vicepresidente de Siemens Itron, una sociedad entre Siemens y SocMa. El control de las operaciones de Irigoin y Viaggio quedó arbitrariamente en manos del juez Juan Manuel Culotta, compañero de estudios de Macri en el colegio Cardenal Newman. ¡Bingo! Desplegado el andamiaje  institu-judicial se puso en marcha la pata mediática.

***

A partir de las 21hs del domingo, hora oficial para dar a conocer los datos que se van volcando en el escrutinio provisorio, aprovechando que habitualmente las urnas que llegan primero son del interior de la provincia de Buenos Aires, comenzaron a maniobrar la carga de la información en cuanto a que datos ingresar y en que momento hacerlo.

Así fue como los primeros porcentajes que se publicaron correspondían a votos de los municipios de la “pampa húmeda” muy favorables a Cambiemos por las concesiones a la agro-exportación. Hicieron esta puesta en escena donde Bullrich le sacaba 7 puntos de ventaja a CFK para que el gobierno pueda montar un tempranero festejo, con los clásicos globos y hits musicales de la liturgia PRO, que concluyó con el presidente Macrì en primetime aparentando un triunfo contundente pero con el cuidado de no adjudicárselo. Eso se lo dejaron a Sergio Massa que rápidamente fue el único que de forma explícita salió a felicitar al gobierno por la victoria cuando solo estaba el 12% de las mesas escrutadas.

La carga de los votos del conurbano (donde CFK ganó con una clara diferencia) los retuvieron para después de la medianoche haciendo que la ex mandataria tenga que retrasar su aparición hasta las 4 de la mañana cuando recién alcanzó a Bullrich. La mayoría de los ciudadanos se fueron a dormir pensando que Cambiemos ganó en la provincia más importante (representa el 40% de padrón electoral nacional) y los diarios cerraron sus ediciones en ese mismo sentido tergiversando la voluntad popular para que parezca algo que no fue.

El cómputo se cerró con el 95,62%, cuando Bullrich llevaba 8 centésimos de ventaja (6 mil votos). Durante toda la vigilia de la sociedad observando por los medios los resultados de la elección CFK jamas estuvo al frente. Ese era el único objetivo del gobierno que dispuso que el 4,38% restante correspondiente a medio millón de votos de la primera y la tercera sección electoral donde CFK obtuvo una significativa ventaja, se termine de escrutar por la justicia electoral dentro de 10 días. Aunque el escrutinio definitivo mostrará la victoria de CFK el daño ya está hecho, la noticia carecerá de impacto político y su triunfo quedará completamente desdibujado.

El entorno del presidente monta una escenografía para que este actúe como si fuera un líder con más del 50% de apoyo popular cuando a penas puede aspirar al 35%. CFK se encegueció con el 54% de apoyo real y así le fue, Macri se endulza con un 35% disfrazado de 54%.

***

Pero esto no fue todo ya que en una carambola magistral tuvieron la delicadeza de manipular el escrutinio de la misma manera que lo hizo el FPV en las dos últimas elecciones donde la carga de datos y el tope en el porcentaje del escrutinio fueron similares al de estas elecciones aunque bajo circunstancias muy diferentes como la ausencia de semejante paridad.

Así ante las protestas de los ahora ciudadanos unidos el gobierno contraargumentó que lo mismo ya sucedía antes y es por eso que insisten tanto con la pronta implementación de la Boleta Electrónica que los mismos kirchneristas querellantes no quieren votar. Recordemos que dicho sistema fue rechazado no solo por el FPV sino por todo el arco político porque la amplia mayoría de los expertos en seguridad informática que fueron consultados demostraron lo falible y manipulable que era.

Entonces manipulan el escrutinio para escenificar por un rato un triunfo falso del gobierno en la provincia de mayor población para impactar de forma permanente en la opinión pública. Luego utilizan esa manipulación como prueba de lo arcaico y obsoleto que es el sistema electoral actual para cambiarlo al sistema electrónico y así poder manipularlo del todo.

***

Cristina a pesar de haber cometido el tremendo error de romper con el PJ  sumó el 20% a nivel nacional que alcanzó para que Unidad Ciudadana sea la segunda fuerza política aunque todavía lejos de Cambiemos. A pesar de estar afuera del poder, con operaciones mediáticas y judiciales constantes que la persiguen políticamente y la difaman públicamente, teniendo en frente el tremendo blindaje mediático de María Eugenia Vidal, los recursos del aparato estatal nacional, provincial y porteño, el apoyo del poder económico, de los EEUU y de los medios masivos, sin afiches, ni spots hizo una buena elección aunque a priori se esperaba más.

Por su parte ahora el gobierno dispondrá de toda la información que le brindó las PASO para analizar a dónde dirigir discrecionalmente los recursos estatales según su conveniencia electoral. Por ejemplo haciendo acuerdos con los intendentes massistas para que fomenten el corte de boleta en favor de Cambiemos, teniendo en cuenta que Massa no llega a entrar como senador, a cambio de obra pública para el municipio; o viceversa hablando con los intendentes que apoyaron a Randazzo para que continúen haciéndolo. Eso es una gran ventaja.

Todo indica que el péndulo massista se moverá hacia el anticristinismo más que hacia el antimacrismo. ¿Pero cuántos de sus votantes cambiaran efectivamente su voto por Cambiemos en octubre? ¿Cuál será el margen de maniobra de Unidad Ciudadana para hacer crecer el número de sus votantes de acá a octubre? ¿Cuantos votos de Randazzo irán a CFK? ¿Cuál será el trato que recibirán CFK y sus ex funcionarios por parte del aparato político mediático y judicial ahora que saben la paridad que hay en la provincia? ¿Cuál será la próxima operación? ¿Y de qué magnitud será?

Interrogantes que se irán develando con el correr de tiempo. Por lo pronto la bola de billar ya comenzó a rodar, crucemos los dedos para que entre carambola y carambola no se termine por caer al abismo.

 

Un tranvía llamado Carrió

 

Las últimas apariciones públicas de Elisa Carrió vuelven a poner en tensión a las internas en la Alianza Cambiemos. ¿Por qué ocurre esto? ¿ Tan fuerte (e importante) es el poder de Lilita en ese espacio?. Reflexionemos sobre ello. 

 

La aliada principal del Mauricio Macri, aquella que permitió que se arme la alianza Cambiemos que posibilitó que gane la Presidencia: Elisa María Avelina Carrió.

Su rol dentro del Gobierno desde su inicio fue el de ser la garante de “La República”. Se arroja sobre sí misma la función divina de sentenciar quién es corrupto y quién no lo es, quién defiende “La República” y quien la ataca. Su rol informal es ser una especie de ente autárquico dentro del gobierno que decide qué es lo que está bien y que es lo que está mal para la sociedad, con el objetivo primordial de luego blanquear las causas judiciales contra Macri y su gente cercana.

Ante las denuncias contra el entorno del presidente reacciona con ataques, no los defiende sino más bien se une a esas denuncias y exige que se esclarezcan. Sobreactua transparencia pidiendo que los investiguen en las causas donde tiene la certeza que no van a prosperar debido a la presión sobre el Poder Judicial que ejerce el Poder Ejecutivo, una habitual maña de los gobiernos.

Como ella vió la documentación que le pidió a Macri, este no es culpable por las 29 empresas fantasmas que figuran en los Panamá Papers. Cómo Arribas fue sobreseído en tiempo récord por un juez amigo que no quiso investigar nada, ella sentencia que está todo bien con el Jefe de Inteligencia.

Como escribió Carlos Heller para el diario Página 12[1] en Carrió todo es desplazamiento. Así como para Lacan el deseo es como un tranvía cuyo motor tracciona al sujeto parlante con la fuerza que le da cierta falta estructural, deslizándose metafóricamente de un significante a otro significante, Elisa Carrió es un tranvía en continuo movimiento.

Es un tranvía que fue de la UCR a la Alianza, pasando por el ARI (Argentinos por una República de Iguales), la Coalición Cívica, el Acuerdo Cívico y Social, UNEN y finalmente Cambiemos. Siempre con conflictos y con peleas. Pero en esta constante transformación hay algo invariante: la dirección de esos cambios hacia posiciones cada vez más liberales y más conservadoras. Pasó de tratar a Macri de empresario ligado “al robo del país” a ser la que habilitó que éste alcance la primera magistratura.

En 2015 Carrió se alió con Macri para que sea Presidente, al mismo tiempo que apoyó a Lousteau para arrebatarle el único distrito que tenía el Pro hasta ese momento a su heredero Horario Rodríguez Larreta, la Ciudad de Buenos Aires. Cosa que si sucedía hubiera lapidado prácticamente las posibilidades de triunfo a nivel nacional de Macri.

Recordemos que en esos tiempos el líder Pro eligió el festejo por el ajustado triunfo (51,64% a 48,36%) de Rodríguez Larreta en el ballotage para dar inicio a su exitosa estrategia electoral de caprilización de su discurso tan debatida en Artepolítica, para mostrarse moderado y así captar los votos de “la ancha avenida del medio” con su “vamos a dejar todo lo que está bien y cambiar lo que está mal”. Como olvidar cuando entre abucheos gritaba que Aerolíneas Argentinas e YPF iban a seguir siendo del Estado.

Esta rareza llamada Carrió se reafirma en que finalmente terminará siendo candidata del Pro en el 2017 en las elecciones legislativas en contra de su pichón Martín Lousteau. El mediático economista seguramente sea el mejor aprendiz de Carrió ya que luego de su salida del Ministerio de Economía del primer gobierno de CFK por haber provocado una crisis institucional histórica con la mal hecha resolución 125, relanzó su carrera política con el frente electoral SUMA+ junto a Terragno para disputar en la primarias de las legislativas del 2013 dentro de UNEN. Luego de perder en 2015 con el frente electoral ECO el ballotage para Jefe de Gobierno contra Rodríguez Larreta, fue designado por Macri nada menos que como en el embajador argentino en EEUU (paradigma de todo lo que está bien para el presidente). Pasó por el PJ de la provincia al kirchnerismo nacional, reconvertido en radical para terminar siendo un andrógino que apoya al Pro a nivel nacional pero le hace la contra dentro de la Ciudad

Volviendo a Lilita, ella construye poder personal a partir de la destrucción de sus alianzas. Primero la rosquea y arma acuerdos. Estos funcionan como la plataforma electoral que necesita para alcanzar el cargo electivo. Una vez que obtiene el poder que le da la banca comienza a minar lo construido para que de esas ruinas pueda quedarse con su cuota de poder. Es una contralíder que en vez de construir para crecer, unir y ordenar, lo destruye todo.

Quién sabe a qué integrante del Pro se le ocurrió el brillante plan de encapsular este modus operandi dentro de los límites macristas, hacerlo efectivo y utilizarlo electoralmente. Porque sobre la base de su forma de hacer política dentro del espacio de Cambiemos se presenta marcando sus disidencias con actores centrales del mundo Pro. Aparece públicamente llamando “delincuente” a Angelici (presidente de Boca Juniors y operador macrista en el Poder Judicial) y “corrupto” a Jorge Macri (Intendente de Vicente López y primo del presidente), denuncia ser “perseguida” por Cristian Ritondo (Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires) y ser odiada por Jaime Durán Barba (asesor especial del presidente) al que llama “el Jefe de Marcos Peña” (Jefe de Gabinete). Un caso especial es su rencilla con el presidente de la CSJN al que le pide el juicio político por enriquecimiento ilícito. Es un caso especial ya que, si bien suponemos que Ricardo Lorenzetti se encuentra cercano al gobierno Pro, esta pelea le sirve a Macri para presionarlo.

Entonces Lilita se define respecto al Gobierno a partir de sus diferencias que son críticas sobre cuestiones secundarias, mientras que silencia sus acuerdos respecto a los aspectos centrales del rumbo del Gobierno. Se mete en internas partidarias y hace constantes denuncias judiciales pero no dice absolutamente nada sobre el plan neoliberal en marcha. Los que votan lo crítico que hay en ella al votarla no hacen otra cosa que reforzar aquello que critican.

Al igual que hizo posible el triunfo de Macri al ser el puente para que la UCR le entregue al Pro su estructura partidaria nacional, su aparato electoral, sin el cual no era posible dicho triunfo, Carrió oculta la profundización de las políticas de ajuste dándole mucha visibilidad a diferencias de difuso interés.

Por un lado su rol en el mundo institucional macrista es blanquear a los funcionarios corruptos con su manto de transparencia, y por el otro ocupar el lugar de crítica interna para mostrarse plural, tolerante y para captar ese voto fluctuante que antes pudo captar Macri en campaña con sus mentiras sobre lo que no iba a hacer e hizo y sobre lo que iba a hacer y no hizo.

Por ahora la maquinaria esta aceitada y rinde sus frutos pero con las intervenciones discursivas de Lilita de ayer ya comienza a rozar un desgaste cuyo desenlace se aproxima no muy distinto a los ya sufridos en el pasado. La importancia vital de esta arma de doble filo del espacio Cambiemos es directamente proporcional al riesgo de su uso que históricamente siempre termina jugando en contra. Como dice el dicho quien duerme con niños amanece mojado…

[1] Elisa Carrió: la oficialista opositora 30/04/2017

¿Un quiebre fugaz? Desmenuzando la bestia política “Cambiemos”

macri snapchat2

Mientras Pérez Corradi de ser el autor intelectual de un triple asesinato pasa a ser un testigo protegido; mientras las amigas monjitas de López resultaron no ser tan monjitas; mientras Báez sigue sin arrepentirse; mientras “encuentran” millones de dólares en las cajas de seguridad de Florencia Kirchner que ella misma pidió abrir, que fueron contabilizados por la Justicia como una verdadera “herencia K”.

Mientras el sofocamiento mediático embrutecedor y estigmatizante intensifica su empecinamiento en no dejar ningún rastro nacional o popular, en tan solo 6 meses, fue quebrado quizás por un instante el sentido común impuesto por los dueños de ese aparato mediático. Pero no podría haberse resquebrajado semejante muralla de hierro sin la colaboración activa de la impericia, la falta de experticia, las conveniencias personales y la brutal manera de hacer política del propio gobierno.

Si bien actitudes “cínicas”“hipócritas” son de uso frecuente a la hora de actuar en política, el gobierno las eleva hacia su máxima expresión. No solo por la literalidad de su aplicación, sino también porque dicha aplicación se da dentro de los márgenes del total abroquelamiento de los medios masivos de comunicación, en plena decadencia del FPV y con la mayoría de la oposición política dividida, tibia y adormecida. Solo así es que el gobierno adquiere cierta legitimidad que le permitió ir desplegando su brutal forma de hacer política. Pero a su vez fue gracias a esa burbuja que fueron relajándose tensando su cinismo e hipocresía hasta que la gente por una vez salió a la calle.

Hypo Crytes: Responder con máscaras

Todo lo que dicen, todo lo que muestran, Macri o cualquiera de sus funcionarios es contrario o por lo menos diferente de lo que realmente es. De decirnos que “estábamos bien pero el país iba mal” pasaron a instalar que “estamos mal pero vamos bien”. Antes nos prometían que podíamos “vivir mejor” y ahora nos echan en cara que “vivíamos demasiado bien”.

La inflación histórica de más del 40% significó “combatir el flagelo de la inflación”. La devaluación entre el 40% y el 60% fue la “exitosa salida del cepo cambiario”. La transferencia de miles de millones a los sectores exportadores del agro, la industria y la minería, la desregulación financiera, cambiaria y de las importaciones significó “liberar las fuerzas productivas”.

El combo devaluación/aumentos generalizados de precios fue “el sinceramiento de la economía”. El pago con ganancias del 1600% a un puñado de buitres y la vuelta a la valorización financiera marcada por un sostenido sobreendeudamiento improductivo, especulativo, para pagar deuda y gastos corrientes significa “volver al mundo” o “generar confianza para atraer inversiones”.

El blanqueo de capitales fue camuflado de “reparación histórica para los jubilados” pero no solo significa “ordenar” la desprolija situación patrimonial de Macri, sus amigos y familiares sino que también es una de las últimas fichas que le quedan para que ingresen divisas al país.

De denostar el déficit fiscal del anterior gobierno y pedir que se recorte el “descontrolado” gasto público pasaron silenciosamente a tener como meta para este año apenas alcanzar ese mismo déficit fiscal. Por ahora el déficit fiscal es aun mayor, agravado por la fuerte transferencia de recursos a los sectores acaudalados de la economía y por los nuevos compromisos de pago con los fondos buitres y con la banca financiera internacional. ¿El verdadero ajuste todavía está por venir?

Cinismo con rueditas

El cínico es aquel que como reconoce la convencionalidad y la carencia de fundamentos de las normas sociales se afirma en ellas de manera arrogante y brutal ya que no es una verdadera adhesión, sino que siempre es momentánea de acuerdo a su individualísimo interés. Un cínico rico y malcriado, con poder político y protección mediático-judicial no necesita demasiada elaboración de su cinismo, simplemente se ríe de los demás desde su bici con rueditas:

Más allá de las encuestas a pedido o de los tendenciosos medios, Macri se maneja como si su pretendida imagen de grandeza fuera leída por el pueblo como un ejemplo a seguir. Cebado por su propia burbuja elitista, entre sonrisitas declaró que “no entiende porqué” no glorifican sus acciones fuera de lugar, su discurso individualista y anti trabajador, su rara interpretación de la historia o sus humoradas de mal gusto.

La culpa siempre la tiene el otro

Otro lineamiento de esta modo de hacer política se podría resumir con la frase: “Exigir en los otros los valores opuestos a los que uno aplica consigo mismo”. Vemos en el accionar de Macri como tiende a explicar sus acciones sobre la base de la supuesta coyuntura, pero atribuye las acciones de los otros a características inherentes solo a ellos, acusando a los otros de sus propias acciones justificándose en el mismo acto.

Sin dejar de aceptar que es más efectiva una foto de cajas de seguridad llenas de dólares que la abstracta y compleja arquitectura financiera del Presidente, vemos como el nuevo gobierno exprime cualquier hecho de corrupción real, posible o inventado que esté vinculado al FPV para tapar sus propios actos corruptos y para justificar la recesión económica provocada. Su propio programa de gobierno no es “una consecuencia inevitable de la herencia recibida”, no es una transición “especialmente difícil por haber encontrado un Estado muy castigado por la mentira y la corrupción”, lo hacen porque quieren.

Pretenden instalar la idea que el gobierno anterior dejó una bomba y están aprendiendo a desactivarla pero cualquier político medianamente serio tendría que saber qué Estado va a recibir y armar un equipo en consecuencia. No tiene sentido discutir “la herencia”. Porque, si bien se heredó una situación compleja de la economía y había muchas cosas por corregir, había otra forma de hacer las cosas. 

Todas las medidas que significan cambios en la distribución del excedente económico en favor de los sectores de mayor riqueza son atribuibles exclusivamente a decisiones tomadas por el gobierno actual por convicción ideológica y por su pertenencia clara a una clase social determinada. No tienen nada que ver con situaciones obligadas por la “herencia recibida”.

“Las almas bellas que gobiernan con culpa”

Del tan pregonado team de empresarios exitosos y expertos técnicos sin ideologías, que creen que deben ser canonizados por bajar de su pedestal hasta las huestes de la gestión pública, pasaron sin escalas a autoelogiarse por su improvisación y equivocación constante.

El “mejor equipo de los últimos 50 años” resultó ser un siniestro e improvisado ensayo de prueba y error sobre toda la sociedad, con la culposa marcha y contramarcha constante como su principal herramienta. Exhibida como un ejemplo de humildad republicana por “saber reconocer el error y dar marcha atrás”. Es complejo “aprender sobre la marcha”, cuando “sobre la marcha” arrojas a millones a la pobreza.

El tan anhelado arribo de los gerentes de las principales empresas como solución para un Estado corrupto e ineficiente también resultó ser una manera de beneficiar a los sectores de donde ellos mismos provienen demostrando además de impericia y falta de experticia una alta cuota de conveniencia personal. Los empresarios que forjaron sus fortunas a partir de favores regulatorios e impositivos accedieron plenamente al poder estatal para multiplicar estos favores:

Estos son apenas algunos ejemplos de los conflictos de intereses presentes en este nuevo paradigma político.

Tarifazo: El enésimo error aislado y los manotazos de ahogado

Si el argumento oficial para el inmenso aumento tarifario era casi exclusivamente una cuestión de ahorro fiscal pasa sanear la cuentas públicas derrochadas durante “la década ganada” ¿Por qué se mantiene casi el mismo nivel de subsidio a la vez que se duplicó el pago a las petroleras por los brutales aumentos a los consumidores?

Aranguren redujo menos del 50% de lo que pretende recortar en subsidios, que representa solo el 20% del total de estos. No fue otro cosa que una extraordinaria transferencia de 3500 millones de dólares por año a las empresas de energía. Y ni siquiera anunciaron ninguna medida, ni compromiso de las empresas beneficiarias, que estén orientadas hacia el aumento de la inversión.

“Nos confundimos en la distinción entre quienes podían o no pagar la tarifa plena” vociferaba el Ministro. ¿Como se van a confundir en algo tan básico? ¿No es lo menos que se le puede exigir a un gestor de políticas públicas que conozca las relaciones causa-efecto de sus medidas y que haya estudiado el tema sobre el que tiene que decidir?

La escalada iniciada por el tarifazo producto del valentonado accionar del gobierno desemboco en una protesta generalizada de la sociedad. Pero para ello se cansaron de protestar y presentar demandas judiciales mientras el Presidente decía que “la gente entendió” la medida, y que la “acompañaba”. Ante el amparo judicial continuaron insistiendo con el 400% de aumento hasta que empezaron a dar marcha atrás por enésima vez no sin dejar de justificarse.

Repentinamente la solución del Presidente para el delicado estado de la matriz energética heredada pasó a ser “bajar el consumo a lo más mínimo por el cambio climático”. ¿Justo se le ocurrió hacer campaña por el uso responsable de la energía luego de aumentar extraordinariamente la renta de las empresas de energía al mismo tiempo de aumentar de forma injustificable y desmedida el precio de las tarifas?

Si se consume lo mínimo de energía posible se produce lo mínimo posible, por lo que se necesita el mínimo personal posible, que va a empezar a gastar lo mínimo posible y el país así va a crecer lo mínimo posible.

Justificar a último momento que el aumento de las tarifas tienen que ver con el cuidado del medio ambiente cuando ya la gente explotó en el calle y el Poder Judicial dejó firme un amparo nacional que frena la medida, suena más a un manotazo desesperado y de mal gusto que a una intención seria de cambiar los hábitos de consumo de energía.

¿Hasta cuando seguirá justificando decisiones políticas por lo que supuestamente le dijeron una u otra persona durante los actos de campaña cuando visitaban “al azar” las casas? ¿Acaso decidió el aumento de tarifas porque “cuando tocaban timbres” una persona lo atendió “en musculosa y pantalón corto” mientras él estaba “con sobretodo y muerto de frío”?

Todo lo descripto hasta aquí tuvo que suceder para que, aunque sea brevemente, se quiebre el teflón mediático y la oposición (aceitada en oportunismo) se una por lo menos una vez. La persistente frialdad social, el marcado distanciamiento de la realidad, todas las medidas tomadas sin querer queriendo, sus propios actos de corrupción, los conflictos de intereses presentes en casi todo el gabinete, todo sumado es lo que tuvo que pasar para que por un instante el pueblo se una y se manifieste.

El llamado “Ruidazo” quedará junto a la marcha del 24 de marzo, las movilizaciones del 13 de abril, del 1 de mayo, las múltiples manifestaciones de despedidos, los paros sectoriales y las protestas de todo tipo como todo lo que tuvo que padecer el gobierno en tan poco tiempo por la brutal manera de hacer política.

Dentro de este panorama, que todo indica que se profundizará, pareciera que Macri hace equilibrio entre comenzar a reprimir en pequeñas dosis mientras el aparato mediático agudiza el embrutecimiento social, y volver a las mañas marketineras de campaña utilizando el ¿espontáneo? “timbreo” a las casas para mostrarse no tan alejado de “la gente”. Todo lo hará con una gran sonrisa. Como siempre.

Negro, negro, todo oscuro

 

la_luz_al_final_del_tunel_2560x1920

Si bien la frase del título de esta nota pertenece a la Vicepresidenta de la Nación cuando caracterizó al segundo semestre de su propio gobierno como un túnel largo, oscuro y claustrofóbico; hoy podría usarse para calificar la paupérrima escena de José López, ex Secretario de Obras Públicas durante toda la gestión del FPV. De punta a punta. Con arma de guerra en mano, en medio de la noche López condujo desde su casa del Tigre hacia una zona campestre de General Rodríguez donde comenzó a tirar bolsos con millones de dólares, joyas, euros y billetes de moneda qatarí por encima del portón de un monasterio de monjas del cual disponía la llave. Un vecino curioso llamó al 911 y rápidamente llegaron a la escena las dos máximas autoridades de la zona de la policía provincial.

Más allá de lo burdo de la situación, del oportuno momento en el que sucedió, o de la participación de los servicios de inteligencia, lo concreto es que a López lo encontraron infragantti con 8 millones de dólares cuando tiene declarados solo 2 millones de pesos, haciendo carne la débil reforma moral durante el anterior gobierno que mantuvo el esquema corrupto de la contratación de la obra pública armada por un histórico estado entreguista de lo público. El estado contrata, licita y concesiona al sector privado garantizando riquezas personales a costa de la pérdida de la riqueza colectiva.

Llámese López, García o Fulano debe ser condenado penalmente. Pero López no es solo una foto congelada de la corrupción K como quiere el actual gobierno, sino una película un poco más compleja, con varios involucrados y que puede salpicar para todos lados.

¿De dónde viene la plata robada del ex Secretario de Obras Públicas? De los sobreprecios y las coimas para obtener licitaciones. ¿Quiénes pudieron darle el dinero? ¿Los principales contratistas de obra pública Techint, Electroingeniería, o Iecsa? ¿O fue solo Lázaro Báez?

El mismísimo Macri es producto de este sistema corrupto por haber forjado su fortuna habiendo sido gerente de la histórica empresa contratista del estado Sociedades Macri (Socma).

***

El sistema democrático cuya particularidad central es la elección de sus representantes mediante el voto popular no deja de estar enquistado dentro de la injusta distribución de la riqueza del capitalismo. ¿Cómo es financiada la política? ¿Cómo hacen los sectores políticos que se enfrentan a la concentración del poder económico para competir en la difusión de su propaganda política y en la amplificación de sus ideas si no tienen ni por cerca canales de financiamiento comparables con aquellos sectores que representan a dicho poder?

Es claro que no hay procesos de acumulación de riqueza sin su estrecha vinculación con las decisiones políticas y económicas de los gobiernos. Los millonarios del mundo amasan su riqueza usufructuando directamente los recursos públicos o a través de ser beneficiados por tal o cual medida de gobierno. Es por eso que es fundamental para ellos el acceso al estado para garantizar y acrecentar su riqueza. Los sectores de mayores ingresos imponen su visión sesgada de clase como si fuera el sentido común del de la sociedad toda a través de sus medios de comunicación, sus fundaciones y sus universidades. La cuestión es que al tener mayores recursos económicos parten de una posición privilegiada y desigual dentro de la puja política democrática con el mercado como su mayor regulador.

Más allá de estos argumentos no se puede aceptar ninguna clase de robo a las arcas públicas por parte de gobiernos populares aunque sea para beneficiar a la mayoría. Menos aún cuando claramente los 8 millones de dólares de López no eran para financiar ninguna campaña sino más bien pura y exclusivamente para su enriquecimiento personal. Sin embargo hay que decir que la corrupción no es inherente solo a aquellos que llevan adelante un estado inclusivo sino que atraviesa estructuralmente al sistema democrático por su debilidad frente a los capitales concentrados y su dinero disponible para comprar voluntades políticas.

***

Ahora pasemos al peculiar día en el que López decidió salir solo a los tumbos a tirar bolsos con millones de dólares por el campo. Justo un día antes de que se trate la “Ley de Reparación Histórica para jubilados y pensionados” que deroga el impuesto a los bienes personales (llamado comúnmente el impuesto a la riqueza), deroga el impuesto a la renta financiera y legaliza un blanqueo de capitales que permite que los que blanqueen solo declaren los fondos sin siquiera exigir su repatriación.

El relato del gobierno de Cambiemos es que necesitan el blanqueo para financiar el cumplimiento del fallo de la Corte Suprema que exige pagarles a una parte de los jubilados en litigio con el estado. Esta ley, lejos de asegurar el 82% móvil para todos los jubilados, busca garantizar el 500% para el 20% de los jubilados con los haberes más elevados. Genera las condiciones para el desprendimiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (paquete de acciones de las principales empresas en AFJP que fueron estatizadas al recuperar el Anses) y así las grandes empresas del país se saquen de encima a los directores del estado.

El blanqueo de capitales tiene sentido cuando no se conoce el destino de los mismos ya que es una forma de saberlo. Aquí la intención es inversa: como se descubrieron cuentas no declaradas y sociedades fantasmas del Presidente, funcionarios macristas y los principales actores de la economía argentina buscan cualquier artilugio para poder esquivar a la justicia. Utilizan la excusa de la financiación para el pago a los jubilados de privilegio para justificar esta amnistía impositiva que blanquee el dinero fugado al exterior con el que evadieron millones de dólares en impuestos. Y de esta manera caigan las causas del esquema de evasión del PJ Morgan & Chase, de las cuentas ilegales del HSBC y de las sociedades fantasmas del Panamá Papers. Así un día después del bochorno kirchnerista, bajo el absoluto anonimato por las repercusiones del caso, se le dio media sanción a la amnistía tributaria y a la anulación de los principales impuestos a los ricos

Es paradójico que a López se le ocurra ir a tirar bolsos con millones de dólares justo un día antes de que se sancione una ley que permite mecanismos para blanquear ese dinero. ¿Qué fue lo inminente de la situación? ¿Acaso alguien lo indujo? ¿Lo trabajo? ¿Lo extorsionó? ¿O lo manipulo?

En un contexto donde el sentido común pertenece a los grupos económicos y mediáticos masivos que practican un marcado apoyo al gobierno actual, si ya era difícil para los legisladores opositores votar contra una ley titulada “Reparación Histórica para jubilados y pensionados” se hizo aún más difícil hacerlo luego de que 24 horas atrás encontrarán al exfuncionario del gobierno anterior. ¿Quién iba a votar junto a los kirchneristas megacorruptos en contra de los jubilados? El grotesco López direccionó el voto de la mayoría de los diputados a favor de semejante ley y a su vez hizo que pase totalmente desapercibida en los principales medios de comunicación.

***

Más allá del bochorno del Monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima el gobierno actual sigue siendo el mismo que en solo 6 meses de gestión ya tiene más acusaciones por hechos graves de corrupción que el gobierno anterior en 12 años. Tiene más de una decena de funcionarios imputados o procesados, dentro de los cuales está incluido el propio Presidente. Quienes decidieron la devaluación son los mismos que luego ganaron millones con la operatoria de dólar futuro, el Ministro de Energía ordenó importaciones de gas con precios por encima de terceras ofertas a cargo de Shell donde él mismo es accionista, en los Panamá Papers figuran con sociedades fantasmas el propio Presidente, funcionarios, amigos y socios como Franco y Jorge Macri, Gustavo Arribas, Darío Lopérfido, Nicolás Caputo, Daniel Angelici y Néstor Grindetti.

Lo del Presidente es de un grado de improvisación y desprolijidad realmente alarmante. Antes de los Panamá Papers no tenía ninguna sociedad offshore. Desatado el escándalo internacional salió a justificar que no la declaró porque nunca estuvo activa pero según los registros comerciales sí lo estuvo: hizo operaciones con empresas que a su vez él mismo tenía intereses accionarios. A ello respondió con frases como “¿Qué se yo?” o “Ni me di cuenta”. De repente aparecieron 18 millones de dólares en las Bahamas justo cuando su gobierno manda al Congreso la ley de blanqueo. Antes de tener que excluir el ítem que Macri pretendía legalizar referido a la posibilidad que los funcionarios puedan ingresar al blanqueo, el Presidente se presentó como un patriota por ordenar al titular del supuesto fideicomiso ciego (que no puede manejar) a que traiga ese dinero que antes no tenía, generado con sociedades no declaradas y que nunca funcionaron, e invertirlo aprovechando las decisiones de su propio gobierno en Letras del Banco Central.

Si bien el gobierno tuvo que conceder el retiro de los funcionarios, sus padres, hijos y cónyuges del blanqueo, logró mantener a otros familiares y a contratistas del estado con lo cual tanto el primo Angelo, el amigo Caputo o papá Franco (a través de su cónyuge) están en condiciones de ingresar a esta amnistía impositiva. Como frutilla del postre en medio de todo el alboroto circense de López, por la madrugada, la UIF que ya era dirigida por los abogados defensores de los investigados pasó de la Justicia al Ministerio de Hacienda recontragarantizando que nadie investigue nada ya que los mismos que vehiculizarán el blanqueo serán los que deberán controlar.

***

¿Tenerla en bolsos dentro de una casa o en un monasterio está mal pero tenerla escondida dentro de una red de sociedades no declaradas en el exterior o legalizarla a través de una amnistía para sus propios delitos económicos está bien? ¿La corrupción sistémica enquistada en las decisiones políticas que generan rentas privadas espurias que significan la transferencia de miles de millones de muchas manos a pocas es menos grave que el accionar torpe y en solitario de López? ¿El burdo accionar de un ex funcionario fuera de sí avala al esquema sofisticado de lavado, evasión y fuga armado por empresarios, asesores y economista del establishment devenidos en funcionarios públicos?

¿Justo cuando Báez sigue sin arrepentirse y sin acusar a CFK, cuando se comprueban sus vínculos con el Presidente, cuando a este le aparece plata negra por todos lados y cuando se está por tratar una ley para blanquear esa plata aparece José López tirando bolsos con dinero?

El discurso lineal de “tenemos que aumentarte la luz, subirte los precios, bajarte el salario o echarte por culpa de la corrupción del gobierno anterior” penetró en la opinión pública basándose en la efectividad de lo visual de los bolsos con dólares o el video de La Rosadita.

Pero sea una operación de inteligencia, la torpeza de un ladrón solitario, o la prueba de que la corrupción K es tanta que ya no saben cómo taparla, tanto Báez como López son utilizados políticamente para sacar a las medidas regresivas y recesivas fuera del foco de la opinión pública, para justificar la toma de esas medidas y para deslegitimar al adversario político ante la sociedad.

López claramente es culpable pero no se debe detener ahí o avanzar únicamente si en el camino solo hay kirchneristas. Se debe avanzar caiga quien caiga. El origen de Macri como contratista del estado fue el vehículo para su ascenso en política pero a la vez representa su talón de Aquiles por los conflictos de intereses, incompatibilidades con la función pública y por la espuria manera de generar su riqueza. Allí emerge su propia limitación para exprimir el caso López ya que se ubica en medio de un entramado complejo de varias aristas que alcanza no solo a De Vido como Ministro de Planificación o a CFK como Presidenta sino también a los principales contratistas que licitaban obras públicas con López como Calcaterra, Rocca, Caputo o el mismísimo Franco Macri.

A todo esto detuvieron a Ibar Pérez Corradi con lo cual se avizora una nueva saturación mediática judicial. Habría que avisarle a Aníbal Fernández que vaya afeitándose el bigote.

Circo sin pan y tiros por la culata

mauricio-macri-en-el-mundial-brasil-2014

El relato del Presidente, aquel que disfraza a las medidas del Gobierno como inevitables debido al calamitoso estado de las cuentas públicas, es difícil de creer por la simple percepción de la realidad. Es así que resultó imperioso montar una tremenda campaña de persecución política, mediática y judicial hacia la máxima referente del Gobierno anterior, para que sustente el relato de “la pesada herencia”.

Lo paradójico es que el Presidente, sus funcionarios y los grupos concentrados a los que representan, mientras se encontraban enfocados en una inquisición informativa que como mínimo destroce la legitimación de CFK y como máximo la meta presa, se toparon con sus propios delitos.

Vemos que existe una correlativa dependencia entre el relato del “sinceramiento de la economía por la herencia recibida” y el relato mediático judicial de “La ruta del dinero K”. Donde este último logra penetrarse como causa de la situación actual, algo no percibido de otra manera, y al mismo tiempo legitima y habilita al actual Gobierno a continuar con sus transformaciones conservadoras y liberales. La cuestión es que en su raid vengativo, movilizado por un enceguecedor odio clasista, se topan una y otra vez con su propia mugre. Así es esta historia.

***

La evasión es un problema estructural y global, donde mucho es legal ya que mediante artilugios legales se “elude” (¡no evade eh!) impuestos de una manera muy ingeniosa. Las leyes financieras tienen un diseño tan pobre que permiten al que tenga muchos abogados evitar las responsabilidades que cumple el ciudadano común. Hay escapes a los que solo los ricos y grandes empresas acceden con cuentas offshore y trampean el sistema. Este mecanismo hace que ganen más dinero y por lo tanto cuenten con más recursos para obtener aún más. Ese ingreso no tributado significa menos inversión en escuelas, hospitales, universidades, trabajo o producción industrial.

Las guaridas fiscales actualmente vehiculizan una masiva desviación de recursos globales, para evitar el pago de impuestos a los estados soberanos. Como caso paradigmático se encuentra el HSBC, segundo banco más grande del mundo con 54 millones de clientes, que tiene una cantidad enorme de causas judiciales y una condena firme por haber ayudado a lavar la suma de 200 mil millones de dólares de carteles de droga y grupos terroristas entre otros, teniendo que pagar al fisco norteamericano una multa de solo 1900 millones.

Masivamente se pretende vender a la corrupción como cosa del estado cuando el 64,3% de los flujos globales de dinero ilícito corresponde a transacciones comerciales, el 30,6% a actividades delictivas y solo el 5,1% a corrupción gubernamental. Más allá del financiamiento de la política o el crecimiento personal, la corrupción es inherente al capitalismo de forma estructural ya que no hay procesos de concentración de riqueza que no estén vinculados estrechamente con procesos políticos determinados.

***

La alta interacción entre las grandes empresas y el estado se traduce en contratos de defensa, bancos, casinos, obras de infraestructura, puertos, aeropuertos, construcción inmobiliaria, negocios inmobiliarios, commodities, etc. En términos argentinos hablamos tanto de Lázaro Báez y Cristóbal López como de Nicolás Caputo, Paolo Rocca (Techint), Eduardo Eurnekian, Bulgheroni (Bridas) y por supuesto el clan Macrì (Socma, Iecsa, etc). En los tres últimos escándalos globales de crímenes económicos aparecen los dueños de las grandes empresas argentinas.

¿Entonces la operación mediática sin precedentes que le hicieron a Lázaro Báez no se la podrían haber hecho a cualquiera de los grandes empresarios y políticos del país?

Y no se trata solo de los delitos económicos de estos sectores sino de su legitimada e injusta concentración de la riqueza. Hablamos de las mil familias dueñas del 50% de la tierra donde se producen todos los alimentos, de las grandes cerealeras transnacionales que exportan sus matarías primas, del puñado de empresas que controlan el 80% de la producción y distribución de alimentos, de las tres cadenas de supermercados que controlan el 70% de la comercialización de los productos,  de Techint, Aluar y Dow que tienen el monopolio de la chapa, el aluminio y el polietileno respectivamente.

El quid de la cuestión está en la puja por el estado que es la única herramienta posible para que estos sectores reduzcan su exorbitante margen de ganancia o lo aumenten aún más. Ahora el estado son ellos. ¿O acaso el Ministro de Energía no tiene acciones en Shell y aumenta la nafta un 31%?

***

Es en este contexto que resulta fundamental el grado de efectividad que adquiera el relato donde los delincuentes acusan a los demás de sus propios delitos para darle alguna justificación a la recesión económica a la que nos han sumergido.

La “no intervención en la Justicia” que pregonan desde el Gobierno significa dar vía libre al puñado de jueces federales coaptados por el poder económico, que tienen una elevada sed de venganza contra CFK por haber intentado meterse con sus privilegios aristocráticos y antidemocráticos, cuestionando su pretendido lugar de neutralidad apolítica y desideologizada.

El modus operandi es siempre el mismo. Primero se presentan denuncias de fraudes contra la administración pública que en su mayoría están basadas en notas de los medios que después de haber ayudado a construirlas, las amplifican convirtiéndolas en hechos políticos. Luego los testigos recorren los medios masivos diciendo lo que ellos quieren escuchar y cuando son citados a declaran en sede judicial niegan todo. ¿La sociedad estará más atenta a lo que muestra la televisión o a lo que sucede en un juzgado federal? ¿Tendrá más acceso a los titulares explosivos de TN o al expediente de la causa?

Lázaro Báez está siendo investigado judicialmente por el blanqueo de 208 millones de pesos, pero ya fue condenado por un show mediático donde los sets de televisión funcionan como fiscalías. Donde el acusado es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Donde decir Báez es lo mismo que decir CFK. Donde una bodega de vinos pasa a ser una bóveda. Donde un mitómano profesional desesperado es creíble solo cuando dice lo que ellos quieren escuchar. Donde excavadoras hacen pozos en la tierra sin encontrar nada. Donde el hecho de contar dinero en una financiera es prueba de un delito por sí solo. Donde que el acusado ejerza su legítima defensa significa que no se arrepintió todavía. Donde el arresto extorsivo del hijo del denunciado para forzarlo a hablar es una posibilidad viable. Donde se exige la detención de la ex Presidenta cuando hasta ahora no se le ha probado ningún acto ilegal.

Si bien hubo hechos de corrupción en el anterior Gobierno ello no cambia las medidas que tomó o el modelo que llevó adelante. De hecho el nuevo Gobierno junto a los sectores que representa exprimen cada supuesto de corrupción que roce al kirchnerismo para tapar sus propios actos corruptos. Existe una severa desproporción entre las acusaciones que no son probadas y los hechos que son posibles.

¿Será que debemos elegir entre el famoso “roban pero hacen” de gobiernos populares y gobiernos que legislan en contra de las mayorías tomando medidas que son corruptas en sí mismas?

***

Justo cuando el sofocamiento mediático daba por descontado que el empresario “hiper K” se iba a arrepentir en su próxima declaración, no solo que pidió su sobreseimiento sino que declaró que su principal socio fue Ángelo Calcaterra, primo del Presidente. Y de repente Báez dejó de ser noticia.

Siempre se lo catalogó al empresario patagónico como testaferro de Néstor Kirchner y a la vez el principal contratista del estado. Pero concretamente el Grupo Austral (empresa de Báez) ejecutó solo el 0,3% del total de la inversión pública del Gobierno anterior. El mayor beneficiado por la obra pública fue el Grupo Techint, seguido por Electroingeniería y por Iecsa, la constructora de la familia Macri asociada a Lázaro Báez en varias licitaciones.

Cuando Macri quiso postularse como Jefe de Gobierno le “vendió” Iecsa a su primo quien trabajó como empleado de Mauricio en todas sus empresas y quien es insolvente para comprar semejante empresa. Es así como el primo Ángelo pasó a ser testaferro de Mauricio que aunque disimule a través de velos societarios, comprándose y vendiéndose empresas así mismo, cambiándoles los nombres, sigue controlando la constructora socia del hipermegacorrupto Báez. Curiosamente cuando se destapó dicha relación Calcaterra salió rápidamente a “vender” Iecsa como si eso cambiara el pasado de alguna manera.

***

Cada vez que abren una y otra vez investigaciones sobre el Gobierno saliente, una y otra vez se destapa algo del Gobierno actual. Nos enteramos de su mugre a través de las fisuras de su propio relato cuyo objetivo es diametralmente opuesto ya que lo que intenta es adjudicarle esa misma mugre al adversario político. Sin sus mentiras no sabríamos de sus delitos. Esa es la paradoja.

Las cartas están echadas. En el mundo el 8% de la población tiene el 85% de la riqueza y el 92% solo el 15%. Aquí Macri es el 8% en el estado dando su propia batalla cultural para quebrar al pueblo, para que nuevamente descrea de la clase dirigente y de lo público, y que se resigne a que estos porcentajes no pueden ser cambiados. Mientras el 8% continúa consolidando su riqueza Macri le da al pueblo, no pan y circo, sino más bien circo sin pan. Solo migajas.

“Su dolor es mi dolor”¿El derrumbe del otro relato?

macri preocupada

“Sus angustias son mis preocupaciones” decía el Presidente mientras quebraba la voz. A través de aforismos de pura cáscara como este, Mauricio Macri, con su discurso mezcla de pastor evangélico con niño de primer grado, tuvo que comenzar aceptar la realidad de algún modo. Aquella realidad de la cual se encuentra muy alejado.

Dice que sabe que “hay gente que la está pasando mal, que no llega a fin de mes” o que sus medidas “son dolorosas” pero a la vez no se hace cargo de nada convirtiendo al “echarle siempre la culpa al otro” en el rasgo distintivo de su forma de hacer política.

No existe solo el relato K, todo intento de construcción política necesita un relato en el cual proyectarse. Un relato no es bueno o malo en sí mismo. Depende de los intereses que represente y los objetivos que persiga. Macri en este poco tiempo ya tiene una colección de engañosas máximas falaces que componen el relato que iremos desasnando aquí.

***

Tal vez la principal máxima del relato macrista es la famosa “herencia recibida”, que puertas para adentro la tratan de pesada, pero puertas para afuera la vende como una “land of opportunities” donde, según Cambiemos, hay una desocupación del 6%, donde tenemos la menor desigualdad social en toda la región, la mayor clase media, con unas instituciones sólidas y una infraestructura bien desarrollada.

El PRO machaca con frases como “hace 4 años que Argentina no crece”. Si bien es cierto que el país en el periodo 2011-2015 creció en menor medida que en la franja 2003-2011, creció de todos modos. Crecer poco no es no crecer.

El modelo económico anterior luego de un crecimiento sostenido comenzó a toparse con algunas limitaciones. La recesión en Brasil y China, la caída de los precios internacionales de los commodities y de las exportaciones en general; sumados al crecimiento de la industria nacional que generó el aumento de la necesidad de importación de componentes e insumos industriales que no se fabrican en el país, llevó a la economía a un déficit comercial creciente. Por un lado bajaron las exportaciones y por el otro subió la necesidad de importaciones.

A su vez el crecimiento del consumo interno por un lado generó una mayor demanda de energía en un contexto de desinversión empresarial del sector, que provocó un aumento de la importación de energía y por lo tanto un aumento del déficit energético que incrementó la necesidad de dólares. Por otro lado el consumo interno generó un espiral inflacionario dentro de un contexto empresarial no diversificado, concentrado en un puñado de oligopolios, donde el aumento de los costos se traslada a los precios, a las paritarias y a la reducción del personal, donde la renta empresaria nunca se ve afectada y donde se tiende a no reinvertir dividendos. El gobierno anterior para mantener el mercado interno sostuvo los salarios por encima de la inflación aumentando el déficit fiscal, la famosa “maquinita de imprimir billetes”.

El tema es que el gobierno de Macri partió de un intencionado mal diagnóstico y con sus medidas agravó todos estos indicadores. Para sanear el déficit comercial eliminó las retenciones al campo: no crecieron las exportaciones porque su caída no era debido a la presión tributaria y lo único que hizo fue transferir miles de millones a uno de los sectores más prósperos de la economía, agravando a su vez el déficit fiscal por la pérdida de los recursos que otorgaban dichos impuestos. Devaluó un 60% la moneda: aumentó la inflación llevándola a su pico máximo en 14 años reduciendo los salarios respecto del dólar y achicando el consumo interno. Abrió las importaciones: comenzó a destruir la industria nacional por no poder competir con los productos importados de economías mucho más grande que la nuestra.

Para achicar el déficit fiscal desmanteló áreas del estado, redujo presupuestos, echó miles de trabajadores y quitó los subsidios a los servicios sin modificar el patrón de la inversión y solo aumentando las ganancias de las empresas prestadoras de esos servicios. O sea para bajar la inflación achica el déficit fiscal pero al mismo tiempo la aumenta con la devaluación, la quita de subsidios y los aumento de precios. Para achicar el déficit comercial liberaliza la economía desmantelando la industria nacional y agravando el déficit fiscal. Ambas cosas destruyen el mercado interno que era el único agente de crecimiento.

***

Que “hace 5 años que no se crea empleo”, que “los despedidos del estados son ñoquis” se justifica el Presidente. Todos tenemos alguien cercano o conocido que fue echado de su trabajo y que no era ñoqui, está demasiado a la vista. En 5 años se generaron 839 mil puestos de trabajo de los cuales solo 200 mil son del sector público, la tasa de empleados públicos se encuentra por debajo de la media mundial.

¿“Taparon el desempleo con empleo público”? ¿Qué clase de frase es está? Si el anterior gobierno tapó desempleo con empleo público ¿acaso no quiere decir que generó trabajo? ¿Cómo es esa rara visión donde existe desempleo disfrazado de empleo? ¿Será el trabajo público digno de ser considerado empleo por el Presidente?

En este contexto Macri dice que “la Ley Antidespidos va en contra de la generación de empleo”. La ley no es la solución de nada y es solo un paliativo transitorio pero Macri no está en contra por eso, sino justamente porque es antidespidos. El gobierno actual generó adrede el aumento del desempleo. Para ubicarse como aleccionador para el resto de los sectores de la economía echó a miles de sus trabajadores sin causa. Para que los empresarios puedan despedir tranquilos arbitró el desmantelamiento de todas las áreas del Ministerio de Trabajo que antes se dedicaban a intervenir en todos los conflictos laborales.

En vez de buscar obtener genuinamente las divisas requeridas para que la economía crezca eligió hacer que baje ese requerimiento generando recesión. El sector energético sirve de buen ejemplo. Del 10 de diciembre del 2015 para atrás aumentaban los salarios y la calidad de vida, pero finalmente la demanda de energía creció más rápido que el sistema energético. El sector no da abasto y tiene que importar energía generando déficit. El gobierno actual en vez de cambiar el patrón de inversión para que el sector satisfaga la demanda, o sea que se desarrolle, realiza el camino inverso: baja los salarios, sube las tarifas, baja el poder adquisitivo que hace que el consumo de energía decrezca. Así la necesidad de importar desaparece y las divisas se pueden volver a usar para la timba financiera.

¿Cómo va a decir que “la ley antidespidos es contraria a las PyMES”? Si justamente fueron sus medidas las que perjudicaron como a nadie al sector que es el mayor generador de empleo. Con la apertura de importaciones desequilibró la protección a la producción nacional; con la devaluación y el aumento de los servicios subieron los costos; y con la alta inflación y la recesión económica bajó el mercado interno. O sea que Macri dice que una ley va en contra del sector al que él por un lado le subió los costos y por el otro le bajo las ventas.

***

Una de sus tres máximas fue alcanzar la siniestra “pobreza cero”. Según el relato del Presidente para llegar a la pobreza cero primero se debe generar empleo. Para generar empleo deben aumentar las inversiones, que no llegaran si no se genera confianza en el mercado.

¿Y cómo generar ese sentimiento? Por un lado saldando la deuda con la rapiña del capital financiero desdeñado por todo el mundo. Para ello endeudándose con los mismos bancos internacionales que generaron la última crisis argentina y que instrumentan cotidianamente la evasión fiscal y la fuga de capitales. Por otro lado desregulando la entrada y salida de dólares y desmantelando el control e investigación de los movimientos financieros dentro de la Unidad de Investigación Financiera.

Cuesta ver a Prat Gay festejar con una exultante excitación que la demanda para comprar deuda argentina haya superado ampliamente a la oferta. ¿Cómo no la va a superar si con el pago a los fondos buitres Argentina está mostrando que paga más de 1600% de ganancia?

Cuando habla de confianza ¿Qué confianza quiere generar? La confianza que prestando plata al país ganaran sumas exorbitantemente mayores a la invertida. La confianza que una vez que hagan rendir su dinero en el país no van a tener ninguna traba para llevárselo. Entonces ¿La confianza de quienes atrae? De aquellos cuyo negocio es generar dinero a través de artilugios financieros sin ninguna intención de invertir en la economía real.

Llaman inversiones a comprar pesos ingresando dólares, hacer rendir los pesos aprovechando las facilidades del gobierno, el tipo de cambio y la tasa de interés más alta del mundo, y una vez que el capital fue maximizado, retirarlo del país redolarizándolo, y probablemente evadiendo impuestos. En definitiva el país pierde reservas sin haber puesto ni un tornillo. Nos prestan el dinero que evadieron de nuestras arcas y encima les tenemos que pagar intereses.

Si se estima que hay fuera del país unos 350 mil millones de dólares sin declarar ¿cuántos miles de millones se está perdiendo el estado de tributar? ¿Se tiene dimensión de las políticas que se podrían llevar a cabo con este dinero? ¿No será esta la verdadera razón del déficit fiscal y no la emisión monetaria o el estado expansivo?

¿Cómo es que les llueven sociedades fantasmas al Presidente, a sus funcionarios y a sus amigos empresarios y no se les mueve ni un pelo? La cuestión es que en todos estos mecanismos no hay solo conveniencia sino también convicción e ideología. La evasión y la fuga están bien vistas porque no creen en los impuestos, ni en el estado y mucho menos en el bien común. Se encuentran enceguecidos por el acopio de riqueza. Es por eso que cuando son gobierno lo primero que hacen es desmantelar el estado. Lo hacen ineficiente para justificar la evasión. “¿Porque tengo que dar mi dinero? Si es mío y me lo gané” “¿Para qué pagar impuestos? ¿Para que el estado se lo afane?”. Creen que la tierra les pertenece, que los trabajadores son de ellos y que el dinero que ayer fue de uno siempre será de ellos.

Macri pensaba que con uno de ellos en el poder los grupos económicos cambiarían su comportamiento pero respondieron como siempre. Las empresas transnacionales y los monopolios nacionales tienen intereses en el sector financiero y en el sector agroexportador por lo que están desligados de la debacle de la economía nacional, a ellos no los afecta, tienen espalada, no les importa lo que suceda con el país sino obtienen algún rédito económico personal con ello.

***

Es así como llegamos al último capítulo escrito hasta el momento de este relato, aquel que recita que en el segundo semestre la inflación bajará y llegarán las inversiones. Se pueden tomar solo dos variables y decir que significan la excelente gestión del gobierno PRO. Se puede pero sería mentira. Porque quizás baja la inflación, pero cómo estará el desempleo, el consumo interno, la pobreza, los comercios o las industrias. Puede bajar pero porque no va a haber plata para comprar nada.

Se le puede llamar inversión a la timba financiera pero no sería una inversión para infraestructura, tecnología, ciencia o desarrollo industrial. También se le puede llamar inversión a la compra de empresas nacionales por capitales extranjeros pero no una que genere empleo ya que cuando las empresas se compran entre sí o se fusionan siempre hay ajuste.

Y más allá que realmente bajara la inflación o llegaran inversiones genuinas la inflación ya alcanzó picos históricos. Ya despidió, ya genero millones de pobres nuevos, ya sobreendeudó, bajó el salario, ya dejó sin financiamiento a las provincias, los hospitales y las universidades. Podríamos alcanzar el paraíso en el segundo semestre pero el daño ya está hecho.

Es verdad que el gobierno tomó medidas sociales. Además de continuar con algunas políticas sociales del anterior gobierno, criticadas en su momento, también tuvieron medidas propias como el pago por única vez de 400 pesos o la devolución de forma indirecta de un porcentaje del IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales, que quedó sin ser explicada, sobre cómo y cuándo se aplicará. Tenemos por un lado rápidas transferencias multimillonarias de forma directa a los sectores concentrados de la economía y por el otro una pequeña transferencia indirecta, escasa e incierta a los sectores vulnerables que con todo lo perdido por la inflación y la baja del salario el saldo da negativo.

Por eso hoy paran los docentes, los no docentes y los universitarios, los hospitales de las provincias, los trabajadores del sector petrolero que moviliza ciudades enteras. Paran los judiciales, los estatales, los bancarios, los empleados de comercio y los clubes de barrio. Hoy el pueblo se encuentra movilizado porque este relato que se presenta como una novela republicana y transparente resultó ser un cuento de terror. Muy malo y muy corto.

 

“Adoramos la deuda” entre los Panamá Papers y ¿Cristina presa?

franco y mauricio

Durante el debate en el Congreso de la Nación a propósito del acuerdo con los Fondos Buitres algunos integrantes del bloque del FPV quisieron judicializar unas capturas de pantalla de un whatsappeo entre el diputado justicialista Diego Bossio y el presidente del bloque de diputados PRO Nicolás Massot donde negociaban dicho acuerdo. Los mensajes no decían nada, nada que sirva para probar algún ilícito.

Cómo se iba a imaginar la nueva oposición que en pocas semanas saldría a la luz un verdadero escándalo internacional que involucra directamente y con pruebas al Presidente de la Nación con sociedades offshore en paraísos fiscales cuyo único fin, se sabe, es la evasión fiscal y el lavado de dinero.

Hay un hilo conductor que une al pago a los buitres con las filtraciones de los llamados Panamá Papers. Hilo que emerge en el error de tipéo y/o revelación inconsciente de Massot Junior en el chat donde escribió “Adoramos la deuda” en alusión (suponemos) a “Acordamos la deuda”. Adoran la deuda porque es la fuente de sus riquezas. El primer paso para hacer efectivo el negocio, cuya parte final es la fuga de esos capitales que terminan en esas sociedades offshore.

Lo novedoso no es que el Presidente tenga sociedades fantasmas, este tipo de prácticas son normales en él. Es un evasor serial. Lo curioso es que emerjan pruebas de ello. Macri representa al sector empresarial que se enriquece a costa de estafar al estado. Es la esencia de su sangre, su negocio familiar. El Presidente en todos esos años fue acusado, denunciado, imputado y procesado por contrabando, estafas al estado, licitaciones fraudulentas, vaciamiento de empresas públicas, sobreprecios, cobros sin contraprestación, evasión impositiva y lavado de dinero.

Sus sociedades fantasmas expuestas por el escándalo de Panamá Papers son granitos de arena dentro de un desierto. El Presidente y su amigo Nicolás Caputo se hicieron millonarios con dinero público proveniente del fraude fiscal menemista que fue potenciado al comenzar a estar de los dos lados del mostrador. Desvíos de fondos públicos que retornan como plata negra a las arcas privadas del Jefe radicadas allí donde no pueden ser rastreadas. Siempre fue así. Pasamos de indignarnos por el chiquitaje de Boudou, a aguantar el accionar de profesionales prolijos y mayoristas capaces en pleno uso de sus funciones de quedarse de un plumazo con la riqueza de un país.

***

Hace ya un tiempo que los principales medios de difusión de la información cuentan con el vigorizado respaldo del flamante gobierno para continuar haciéndole oposición al gobierno que ya se fue. Lo único importante según ellos es la causa que envuelve al empresario contratista del estado Lázaro Báez y la deuda que mantiene con la AFIP Cristóbal López, dueño del único medio de relativa masividad que tiene uno o dos programas que se atreven a criticar al gobierno actual. Medios como La Nación y Clarín que deben fortunas al estado, pero que uno por ayuda judicial y otro por la promulgación de leyes a medida, nunca pagarán.

Es información importante, ¿pero la más importante como para estar cada minuto de cada día en primerísima plana con varias notas? ¿Más importante que la inflación más alta desde el 2002? ¿Justo ahora que la inflación toca techos históricos deja de ser noticia?

Aún luego del estallido de las sociedades fantasmas del Presidente argentino los principales medios continuaron con esa tendencia. Mientras Macri está en las tapas de toda la prensa internacional, La Nación y Clarín, fueron muy complacientes y contemplativos aceptando rápidamente sus endebles justificaciones. Por la misma situación el Primer Ministro de Islandia tuvo que renunciar. ¿Cómo hubiera sido el tratamiento de estos diarios si en vez de Macri hubiese aparecido CFK en los Panamá Papers?

***

Justo cuando intentaban exprimir alevosamente las acusaciones de corrupción contra los Kirchner, justo cuando están aplicando un brutal ajuste económico, aparecen media docena de funcionarios PRO con sociedades fantasmas en el estudio de abogados panameño Mossack Fonseca.

Esta intoxicación informativa monotemática pareciera una jugada política a tres bandas. La primera tapar las medidas del gobierno y ahora el Panamagate. La segunda usarla para penetrarse en la opinión pública como causa de los efectos de las medidas que ellos mismos tomaron y que generan irritación social. Toman la bronca por la “corrupción K” con la bronca de las medidas económicas y las confunden entre sí entregándose a la capacidad de asociación lineal de la gente.

La tercer banda es meter presa a CFK. ¿El Presidente se monta sobre la sed de venganza del parcialísimo fuero federal? ¿Cuál fue el teje de Angelici con esa cueva judicial llena de operadores políticos y servicios de inteligencia? ¿Acaso Bonadío quiere más que Macri verla presa? Al hiperdenunciado juez le importa poco el costo político de semejante movida. Y tampoco es una cuestión de “hacer justicia” ya que si tomamos solo una de las fortunas que Prat Gay fugó y evadió del fisco estamos hablamos de mucho más dinero de lo que está en juego en la causa de Lázaro Báez. Reiteramos: un solo caso de los que está involucrado Prat Gay. Y es Ministro de Hacienda y Finanzas Públicas.

La cuestion es que les cuesta encontrar elementos para comprometer severamente a CFK en alguna de estas causas y mucho más en la causa de “encubrimiento a Irán” o la causa por “la muerte de Nisman”. Por ello utilizan el ruido de estas situaciones para meterla presa por la denuncia por “la compra de dólar a futuro”. Una causa irrisoria sobre la utilización de un instrumento legítimo de política cambiaria que ni siquiera tomó el Poder Ejecutivo.

El BCRA vendió dólares a futuro a 10,56 pesos, valor establecido por el presupuesto 2016 aprobado por el Congreso. Luego ganó Cambiemos y coloco el dólar a 16 pesos. ¿De quién es la responsabilidad? Puede ser una buena o mala medida según los resultados pero nada que se le parezca a un delito. Ahí está la jugada, un calco de lo hicieron con Milagros Salas, hablan de todo tipo de corrupción pero la meten presa por hacer tumulto. Milagro fue una prueba de ensayo. Los tiempos se han acelerado, pero claro está que Milagro no es Cristina.

***

Lo real es que la “pesada herencia” para el propio INDEC PRO fue un PBI que creció un 2% en 2015 y la agricultura un 6%. Lejos de la recesión de 4 años de la que habla constantemente Macri. Había falta de dólares, inflación alta (pero controlada) y un déficit fiscal con la necesidad de fortalecer las finanzas públicas. El gobierno anterior entregó una economía en desaceleración pero desendeudada, con un sistema bancario sólido, con 7% de desocupación, sin conflictividad social, con los salarios en alza y con una matriz productiva reconstruida.

Por lo tanto la devaluación del 60%, la inflación del 25% en 4 meses, el aumento del 60% en alimentos, hasta 800% en la luz, 500% en el agua, 600% en el gas, 100% en transportes, el fin de la moratoria jubilatoria y de la cobertura del 100% a medicamentos del PAMI, el techo en la paritarias, los más de 120 mil despidos, 1 millón 400 mil nuevos pobres, la desregulación comercial, la destrucción del consumo interno, de las PyMES y de la industria nacional en general, los 3.600 millones de dólares de fuga de capitales en lo que va su mandato, la transferencia de 120 mil millones de pesos al sector agroexportador, 3.300 millones al sector minero, 12 mil millones de dólares a los fondos buitres y la comprobadas sociedades fantasmas en paraísos fiscales del Presidente Macri no tienen nada que ver con una herencia recibida.

Tienen que ver con la modificación del patrón de acumulación, con la instalación en las entrañas mismas del estado de todo tipo de mecanismos para la transferencia de recursos de los sectores bajos y de los trabajadores hacia los sectores de grandes ingresos. Es hacer efectivo desde el estado el robo sistematizado del sector de la economía que cree que la apropiación de lo que producen los trabajadores es la forma legítima de construir sus riquezas. Con el consecuente lugar que el país debe ocupar dentro del mundo globalizado. Un país mayormente productor de materias primas, que se mantenga subdesarrollado para permanecer dependiente y no competitivo en relación a las potencias económicas.

***

El más perverso de esos mecanismos fue perpetuado en estos días: el negocio de la deuda. ¿Cómo el pago de 12 mil millones de dólares a los Fondos Buitres puede ser lo más prioritario para el conjunto de la sociedad argentina? ¿Cómo un nuevo ciclo de sobre-endeudamiento va a ser la solución al problema de la deuda? ¿Cómo la causa del problema puede ser la solución?

¿Para qué endeudarse en la mitad de las reservas del tesoro nacional para pagarles al 3% de los acreedores que nunca quisieron cobrar? ¿Acaso porqué un juez decrépito norteamericano hizo la interpretación más disparatada y tendenciosa de la “igualdad de condiciones”? ¿O para enviar una señal de confianza a los mercados internacionales? ¿Qué confianza puede generar un país cuya cabeza de estado en apenas 120 días de gestión queda envuelto en un escándalo internacional de corrupción?

El mundo conoce de que están hechos los holdouts, nadie que quiera invertir en el país va a dejar de hacerlo porque los buitres no cobraron. Son la carroña financiera del mundo que se dedican a comprar por monedas títulos de deuda defualteados de países quebrados (o sea que saben de ante mano que no van a cobrar) para luego bajo todo tipo de medidas buscar la obtención de ganancias exorbitantes arrebatándo las riquezas a países soberanos que buscan crecer con recursos genuinos.

***

Macri necesita pagarles a los fondos buitres porque esperaba que con sus primeras medidas ingresaran a las reservas del Banco Central entre 15 mil y 25 mil millones de dólares y solo entraron 7.900 millones. Las cerealeras aportaron 2.900 millones y entre los bancos HSBC, JP Morgan, Santander, Deutsche, BBVA, Citi y UBS prestaron 5 mil millones a una tasa del 7% y con una garantía en títulos de 10 mil millones. Macri no consigue financiar su devaluación y está llevando la economía a un descalabro total.

Primero con la sola confianza que emanaba el Presidente electo era suficiente para que llovieran las inversiones, luego fue necesario el fin del cepo cambiario, ahora también falta pagarles a los fondos buitres para que finalmente sí lleguen la inversiones anheladas. La semana que viene el gobierno va a emitir títulos de deuda por los 12 mil millones de dólares acordados pero hay que ver si se los compran. Seguramente la próxima condición de los bancos extranjeros para poner el dinero será la intervención del FMI que se ocupa de que los recursos del país no se utilicen para el bienestar social sino para pagar a los acreedores. La cuestión es que siempre van a haber otras condiciones porque su negocio es justamente el mientrastanto donde, como se ve, se van apropiando de la riqueza de todo un país.

Es la misma bicicleta de siempre donde la deuda trae más deuda y el ajuste más ajuste. Con los recursos obtenidos con la deuda el sector privado efectúa colocaciones en activos financieros para valorizarlos y luego fugarlos al exterior. Los bancos que prestan el dinero para el endeudamiento son los mismos que facilitan luego la fuga. Los funcionarios que hoy chillan que la cuestión con los buitres es un conflicto heredado, vehiculizan todo el negocio ya que pertenecen a las mismas huestes. Son responsables directos del mega endeudamiento que generó el conflicto. El presidente del Banco Central está procesado por el caso del Megacanje que desembocó en la crisis del 2001. El Ministro de Hacienda y Finanzas participó en la evasión fiscal y posterior fuga de parte de los 140 mil millones de dólares que quebraron al país. Claro que la causa que lo involucra no avanzará porque la encargada de investigar a los acusados es la abogada de los mismos.

Los ganadores son siempre los mismos: los organismos financieros internacionales, las agencias que miden riesgo, los bancos que posibilitan las operaciones, los políticos y técnicos que llevan adelante las deudas, los fondos de inversión que compran los bonos, los asesores que estructuran la fuga a los paraísos fiscales y los empresarios que se hacen del dinero y constituyen las sociedades offshore. Mientras la deuda es trasladada al conjunto de la población que se sumerge cada vez más en un encadenamiento de ajustes sociales y económicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando gobernar se transforma en un trabalenguas

trabalenguas

Se escucha bastante decir desde ámbitos periodísticos, políticos y académicos que se ubican en el centro de cierta objetividad resumida en “critico lo malo y destaco lo bueno”, o “critico tanto a unos como a otros”, que el flamante gobierno salió exitosamente del llamado “cepo” cambiario, que la devaluación macrista es igual a la realizada en el 2014, o que el inminente arreglo con los rebautizados holdouts sería un logro para el país.

Si bien no se pone en cuestión su buena leche y se valora el intento de alcanzar tales estandartes los hechos nos demuestran otra realidad.

Ya sabemos que los efectos negativos de las medidas implementadas no son efectos colaterales sino más bien los principales objetivos buscados. Pero que aquellos no sean errores no los inmuniza de cometerlos. Los resultados que esperaban obtener en contrapartida por los guiños al capital concentrado no sucedieron.

Las falsas promesas, los pronósticos mentirosos, la impericia, los pasos en falso, las idas y vueltas se van constituyendo como una forma de hacer política y se van entremezclando con el supuestamente sólido plan económico de Cambiemos.

Estaba trabada una traba que trababa

¿Cuál es la razón para insistir en igualar la devaluación del actual gobierno con la efectuada en el 2014? ¿Se puede emparentar una devaluación de la moneda del 25% con una que a la fecha roza el 60%? ¿Se puede comparar una devaluación no querida producto de la corrida bancaria más grande de la historia donde no se dejó margen de acción; con una anunciada con bombos y platillos bajo el maquillaje del “Fin del Cepo” o del “Sinceramiento” y que figuró como uno de los ejes principales de la plataforma electoral?

¿Se puede igualar una devaluación dentro del contexto de un modelo económico productivo con inclusión social presionado por los sectores especulativos de la economía y que supo contrarrestar sus efectos con medidas sociales como el Progresar o Precios Cuidados; con una que forma parte de un programa neoliberal con el objetivo claro de desregular la economía y transferir ingresos hacia los sectores más concentrados?

La devaluación marca PRO se ubica dentro del contexto de una serie de apresuradas medidas tales como la eliminación de las restricciones a la compra de divisas, la supresión de trabas para exportar e importar, la eliminación de las retenciones al agro y a la minería, la suma generalizada de tarifas; y sin una sola medida importante en materia de política social, laboral, sanitaria o educativa.

Tres tristes tigres exportan trigo en un trigal

Es un sentido prácticamente instituido que la salida del “cepo fue el mayor logro” del gobierno, que salió del cepo “sin las consecuencias negativas que pronosticaban” y que la devaluación fue exitosa porque el precio del dólar “no se desbocó”.

Que el dólar “subió mucho menos de lo pronosticado” se podría sostener solo en el preciso momento que abrió el mercado de cambio luego de la devaluación ya que su precio saltó de 9,8 a 13,25 pesos, un 35% más. Luego de más de dos meses la devaluación llegó al 60% con un dólar a 15,65 pesos y con la promesa de continuar subiendo.

Cómo una devaluación puede ser exitosa cuando; en medio de quita la de retenciones, el retiro de subsidios y el achique del estado; provoca un aumento del 60% en los precios de los alimentos de consumo masivo y acumula en tres meses de gestión una inflación de 15 o 16%.

Cómo la “salida del cepo” puede ser el mayor logro del gobierno cuando las condiciones principales para su éxito no se cumplieron. A saber: el ingreso al Banco Central de 25.000 millones de dólares en un mes y el ingreso de 6.000 millones de dólares en tres semanas por un acuerdo con las empresas agroexportadoras.

De los supuestos 25.000 millones de dólares, que iban a llegar por la confianza desbordante que iba a generar el simple hecho de que Macri sea Presidente, solo consiguieron 5 mil millones de los cuales ya se fugaron 1.200 millones.

De los 6.000 millones de dólares que se comprometieron a liquidar las cerealeras liquidaron 2.400 millones, sólo un tercio de lo acordado. La fuga de divisas y la caída de las reservas no cesaron por la confianza y las inversiones siguen sin llegar. Se estima que se fugan fuera del país 50 millones de dólares por día a la par de la desmantelación de los sectores de la UIF encargados de investigar y controlar tales fugas.

Paulito clavo un clavito

¿Es indispensable para el curso de la economía argentina el arreglo con los buitres como lo demuestra el apuro y la urgencia del gobierno?

El PRO salió rápidamente a emitir bonos por 15.000 millones de dólares para pagarle al 7% de los tenedores de deudas representados por el amigo Paul Singer, volviendo a la bicicleta de pagar deuda con más deuda, cuando hace unas semanas atrás buscó emitir bonos por 5.000 millones de dólares no pudiendo colocar ni un dólar y en contraste con el gobierno del FPV que emitió 30.000 millones pero para pagarle al 93% de los acreedores.

La suposición que, después del arreglo, lloverán las inversiones, es mentira. Ningún inversor deja de realizar un proyecto por el conflicto con los buitres.

El país mantiene relaciones económicas normales con todo el mundo. Paul Singer realizó más de 900 demandas en diversos países y nunca tuvo éxito. Los buitres son especuladores despreciados en el escenario mundial y la posición argentina ha sido respaldada por la ONU y por los analistas más destacados. Tampoco el pago a los buitres sería suficiente para que las calificadoras de riesgo mejoren el puntaje de la deuda argentina. Además es muy probable que exijan un plan económico respaldado por el FMI con las consecuencias que eso implica.

Por eso el acuerdo con los buitres no resuelve ningún problema fundamental ni garantiza la entrada de inversiones extranjeras y representa un premio a la especulación y un castigo, a la inmensa mayoría de los inversores, que facilitaron la recuperación de la economía argentina.

Los limites de la oferta deberían ser los mismos que la de los canjes del 2005 y 2010, como lo establece las leyes Cerrojo y de Pago Soberano que quieren derogar. Dichas condiciones representan una excelente ganancia para los buitres, considerando el precio ínfimo al cual adquirieron sus títulos. Recordemos que pagaron 25 centavos por dólar invertido ya que no le prestaron dinero al país sino que compraron títulos después de la cesación de pagos.

¿Entonces es indispensable para el curso de la economía argentina el arreglo con los buitres? La respuesta es no, salvo que quieran recibir inversiones de la misma calaña.

Cuenta cuantos cuentos cuentas

Antes de ganar las elecciones el actual Ministro de Economía contó el cuento que los precios de las cosas ya estaban fijados al dólar a 16 pesos. Luego, en medio de la soberbia algarabía por el “Fin del Cepo”, dijo que pedirían que los retrotrajeran a los valores de Noviembre, como si eso alguna vez hubiera sucedido. Para finalmente prenderle una vela a la desaceleración de los precios que difícilmente suceda. Consecuentemente desmanteló la estructura de la Secretaría de Comercio que se dedicaba a evaluar costos.

En el ámbito judicial el Gobierno se mueve siniestramente. Macri quiere designar como fiscal general del fuero de seguridad social a Juan Carlos Paulucci, cuyo padre es el Secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, por lo que el hijo pasaría a controlar e investigar al padre. Y lo peor no es que ganó el concurso y ¡oh casualidad! es el hijo sino que la movida fue intencional ya que para que dicha incompatibilidad se diera primero fue retirado el pliego de Gabriel de Vedia, quien había ganado el concurso por 19 puntos arriba de Juan Carlos Paulucci hijo.

Este tipo de accionar se suma al intento de nombrar dos jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) por decreto, al encarcelamiento de Milagro Sala sin el debido procedimiento y sin las garantías constitucionales básicas, y al bochornoso e impresentable accionar del juez “del Clarinete” Bonadio y del fiscal general “Pro friendly” Saenz.

Para no desentonar se quiso presentar a las modificaciones en el impuesto a las ganancias como un hecho histórico apuntando a la linealidad de la frase “subiremos el mínimo no imponible de 15.000 pesos a 30.000”. Primero que es un impuesto progresivo que paga el 10% de los asalariados de mejores ingresos. Segundo que Macri prometió eliminar directamente el impuesto. Tercero que solo cambiaron el piso de referencia de 15.000 pesos al año 2013 a 30.000 al año 2016.

La cuestión es que los 15.000 del 2013 con todos los aumentos anuales hoy superan los 30.000. No subieron el piso, lo bajaron. No modificaron las escalas y con las paritarias 2016 aún más trabajadores serán pasibles de empezar a pagar. Macri hizo lo mismo que hizo CFK: modificar el mínimo no imponible. Con la excepción que la última vez que CFK lo hizo 400.000 trabajadores dejaron de tributar, en el caso de Macri 200.000 empezaran a pagar. Una medida es presentada de forma inversamente proporcional a lo que realmente es.

Continuando con este modus operandi nombraron como directora del INDEC a la principal denunciante de las anteriores autoridades La colocaron como el estandarte de la refundación ética y moral de las estadísticas nacionales y al poco tiempo la echaron por los mismos motivos que ellos otrora le criticaban al FPV: no adecuarse a los tiempos políticos. ¿Al final son tan distintos a Moreno como aduce Prat Gay?

Otro ejemplo está en la derogación del decreto de CFK que trasladaba a todas las provincias el fallo de la CSJN en favor de Santa Fe, San Luis y Córdoba que insta al estado nacional a cesar en forma inmediata de detraer el 15% de los fondos coparticipables hacia el ANSES y devolver a las provincias la suma retenida indebidamente desde el primero de enero de 2006. Luego reculó (o lo recularon) y por decreto estableció que tal restitución se hará en 5 años. Mejor tarde que nunca dice el refrán ¿No?

A la par aumentó unilateralmente un 167% los fondos coparticipables para la Capital Federal, distrito más rico del país y su lugar de procedencia. Desde sus laderos se justificaron diciendo que ese monto correspondía al presupuesto del traspaso de la Policía Federal, luego reconocieron que los fondos otorgados por el decreto excedían los necesarios para la fuerza de seguridad.

En lo que respecta a seguridad festejó apresuradamente la triple captura de un solo prófugo en un operativo que terminó siendo dirigido por la policía santafesina, ninguneada y apartada por una dirigencia nacional que demostró su ineficacia y falta de experiencia. Balearon a chicos de una murga, primero negaron el hecho para luego restarle importancia.

Y finalmente las paritarias docentes que quedarán como el colmo de los colmos donde primero se ofertó un 23% de aumento escalonado, luego un 25% que llegaría al 40% en junio, luego solo un 25% final, para terminar arreglando a horas del comienzo de clases (salvo en siete provincias) un 40% para el escalafón inicial y un promedio de 32% para el resto. Marcha, contramarcha y contramarcha de la contramarcha. Todo un trabalenguas.

Lita Not Dead

lia

A comienzo del año pasado escribí algo titulado “Ser oficialista es ser opositor” en alusión a que dentro del gobierno del FPV se intentaba en muchos aspectos oponerse al llamado Poder Real que despliega sus tentáculos en todos los estamentos de la sociedad. Hoy aquellos tentáculos han alcanzado al poder del ejecutivo, uniéndose al resto de los poderes tanto públicos como privados. Las piezas volvieron a su lugar. Ser opositor ahora es ser opositor.

En esta oportunidad hablaremos de la inflación y sus verdaderos responsables. Hablaremos de los dueños de la tierra, denominados en términos históricos como “La Oligarquía”, hablaremos de los formadores de precios (monopolios industriales y grandes cadenas de supermercados nacionales y extranjeros) y de aquellos cuyo negocio es defender los intereses de estos a través de la concentración de la información como arma de presión, lobby y extorsión.

***

Varios ejes tuvo la campaña de Cambiemos en las elecciones pasadas, todos instalados en la opinión pública por los medios masivos de comunicación. Clarín y La Nación definieron cuáles debían ser los temas “que le importan la gente” con los que el PRO armó su agenda dentro de la puja política. Hoy día continúan haciendo oposición al gobierno saliente tensando aún más la obvia imparcialidad con la que manejan su ética periodística, a la vez que le rinden loas a Macri. Este es el peligro cuando el ejercicio del periodismo se entremezcla con los intereses particularisimos de un grupo económico monopólico.

Inseguridad, corrupción, autoritarismo, narcotráfico, lo que sea. Pero no hubo caballito de batalla como lo fue la inflación. En cada oportunidad, debate o aparición pública todos los militantes, funcionarios y periodistas del Pro hacían campaña hablando del flagelo de la inflación y de las mentiras del INDEC. De hecho formaba parte del guión de Durán Barba “… vos no respondas nada, solo decí que mienten con la inflación o habla de tu familia”. De esto puede dar fe Federico “Megacanje” Sturzenegger.

***

La visión ortodoxa busca encontrar en la excesiva emisión monetaria, en el gasto público y en el aumento del consumo las causas de la inflación. Pero solo para utilizarla como “justificación” para realizar un ajuste en la economía que transfiera recursos hacia los que más tienen. Necesitan la inflación, por eso la generan y la fomentan. Las verdaderas razones están en otro lado.

Cuando hablamos de la oligarquía hablamos de mil familias dueñas del 50% de la tierra donde se producen todos los alimentos. Como la mayoría de la producción se hace sobre tierra alquilada, mientras más aumenta el arrendamiento (con el valor del dólar como referencia) más aumentan los precios de los productos. La cuestión es que este mínimo sector se valoriza patrimonialmente vía aumento del alquiler y traslada ese costo a los precios de los alimentos.

Por otro lado están los mercados oligopólicos donde el 80% de la producción y distribución de los alimentos de consumo masivo, en cada rubro, es manejada por una o dos empresas. Tres cadenas de supermercados (COTO, la francesa Carrefour y la chilena Cencosud) controlan el 70% de la comercialización de los productos. Techint tiene el monopolio del mercado de la chapa, Aluar el de aluminio, Dow el de el polietileno que se utiliza para la producción de botellas y envases, y cuatro empresas multinacionales se reparten el negocio del cemento. Aquí tenemos a los formadores de precios.

El quid de la cuestión es cómo debe intervenir el Estado para que estos sectores obtengan un poder adquisitivo razonable y que su margen de ganancia no sea del 300 o 400%.

***

El gobierno del FPV intentó una reforma errónea, planeada por el actual embajador de EEUU y avalada por el ejecutivo, en cuanto a los mecanismos de acumulacion de la renta agraria. Casi le cuesta el mandato. Luego pasó a concentrarse excesivamente en combatir contra una parte del sector mediático concentrado. Tuvo más costos que resultados positivos.

Sin bien fomentó el crecimiento de pequeñas y medianas empresas no reguló lo suficiente a los verdaderos responsables del alza de precios. No intervino con la misma vehemencia en la diversificación de los oligopolios industriales o de las reducidas bocas de expendio de un puñado de hipermercados. Prefirió negociar con ellos.

También hay que decir que Macri no solo que no desarticulará a los formadores de precio sino que ya les entregó el Estado.

***

A diferencia del gobierno anterior que trató a la inflación como un tabú fomentando su silenciamiento, Macri sí habla. Habla de “… un proceso inflacionario que afecta al país hace 6 o 7 años”. Si bien tiene razón, dentro del período 2003/2015 (salvo el 2014 -año de mayor inflación por devaluación del 25%-) el porcentaje del aumento salarial fue siempre superior. El salario siempre se recompuso respecto a la inflación.

Además, luego del mal trago, en el 2015 comenzaron a poder bajarla, desacelerándose mes a mes, hasta Noviembre donde Prat Gay anticipó una devaluación del 68% que al día de la fecha ya llega a 60%.

Ya en funciones ejecutivas Mauricio Macri, a la vez que presiona para que el salario se mantenga muy por debajo, no solo que no combatió la inflación sino que lo primero que hizo fue tomar medidas concretas (acá, acá y acá) que provocaron su estrepitosa elevación. Los números hablan por sí solos. De Enero a Octubre del 2015 la inflación acumulada según el IPC-Congreso fue del 23,6%, mientras que de Noviembre del 2015 a Enero del 2016 fue del 9,9%. En los últimos tres meses la inflación aumentó un 42% respecto a la inflación acumulada en diez meses.

Este gobierno no pecó de ingenuo, no se equivocó, no provocó efectos no deseados producto del sinceramiento de la “herencia recibida”. Tomó los instrumentos de la política económica para no controlar el incremento de los alimentos. Tomó todas sus medidas ideológicas que responden a los intereses de sus votantes puros, aquel 24% de las primarias de Agosto. Premió de cuajo con 300 millones de dólares a aquellos especuladores que acopiaron 16 millones de toneladas en los silos bolsa.

***

Así las cosas el Gobierno propone como solución al aumento del precio de la carne abrir la importación. ¿En un país donde se producen más de 240 mil toneladas de carne bovina por año y que es reconocido mundialmente por su calidad, la mejor propuesta es comprarla afuera? ¿O nos tenemos que conformar con los cortes baratos -y por ende más duros y grasosos- que “son los que nos gustan a los argentinos” (según Etchevehere) mientras que le vendemos los cortes más caros -más tiernos y magros- al resto del mundo? ¿Acaso los argentinos somos todos vivos y a todo el mundo le gusta la carne más fea? Etchevehere: Lomo Strogonoff, lomo a la pimienta, sándwiches de lomo, lomo a la parrilla.

Encima con el cinismo que caracteriza al primer mandatario en medio del brutal aumento de precios se muestra junto a Alfredo Coto donde le pide a la población que “… hay que gastar un poco menos de lo que se gasta en todos los meses…”

Macri acompañó a Coto en el anuncio de inversiones privadas de Coto para Coto, sin ningún tipo de relación o injerencia con el Estado Nacional. En vez de controlarlos acompaña en sus anuncios a los claros responsables de la suba de precios. ¿En carácter de qué fue Macri a ese acto privado? ¿Como Presidente de la Nación o como secuaz?

En vez de exigirles a los supermercadistas que bajen sus márgenes de ganancia “… le hemos pedimos a todos que publiquen en internet los precios para que cualquiera pueda chequear donde se encuentra el mejor precio y así defender su salario” dijo Macri.

¿De esa forma controlarán los precios? ¿Dependiendo de la buena voluntad de los supermercadistas para sólo mostrarlos? ¿Es el consumidor el que debe buscar el “mejor precio” de cada producto en todos los supermercados y diagramar una ruta de comercios? ¿Es el ciudadano el que debe esforzarse en armar una logística para recorrer? ¿Cuántos? ¿Seis, siete, ocho mercados para conseguir un precio razonable? Definitivamente el estado ha pasado a ser espectador de la acumulación de las grandes empresas.

***

“Darle más al que más tiene”. Con solo esa frase se podría resumir todo el modelo económico de Macri. Esa frase es el centro de toda lógica PRO. Aumentó la rentabilidad de los sectores concentrados del agro, la industria, la banca y la minería. Las grandes empresas y multinacionales son reguladas desde el Estado por sus propios empleados jerárquicos. Los partidos de fútbol que dan más rating se los dan a los canales de más rating.

La oferta a los Fondos Buitres fue de 6.500 millones de dólares en efectivo, que representa una quita del 25%, una ganancia del 1200% (solo 400% menos de lo que pedía el juez Griesa) y un riesgo real para el país. Es una oferta mejor que la que los propios holdouts le propusieron al gobierno anterior en 2014: una quita del 30% y en bonos. Y con el contraste de un Néstor Kirchner arreglando con el 93% de los acreedores una quita del 65% (25 centavos por dólar invertido) y que si hoy los Buitres aceptaran les significaría una apetecible ganancia del 300%. ¿Cuál es la necesidad de arreglar bajo condiciones nefastas para el país? ¿Cuál es el apuro? ¿Acaso nadie invierte en el país por el conflicto con los Buitres? ¿Querrán sobre endeudarnos nuevamente? ¿Alguien repartirá jugosas comisiones?

Con la misma lógica de Darle más al que más tiene” la primera medida en 70 días a favor de los trabajadores es para el 10% que más gana. Y encima no sólo que los que pagan ganancias van a seguir pagando sino que más trabajadores empezarán a pagar.

***

Según su visión hay que darle más al que más tiene para que produzca e invierta más para que luego, algún momento, ello genere prosperidad para el resto de los argentinos. La famosa ley del derrame que nunca llega. El “error” está en adjudicarle cierta buena voluntad y altruismo a ese pequeño porcentaje de la sociedad que hace carne la desigualdad. Le podes dar y dar y no parar de darle y por ello no van a producir o invertir más sino que primeramente van a acumular más y más ganancia. No es que antes del 10 de diciembre no invertían porque no les alcanzaba sino porque su lógica es centralmente rentística. ¿Acaso sus márgenes de ganancia no permitían una mayor inversión?

Siempre buscarán maximizar ganancias y abaratar costos. Y los trabajadores, como ya dijo el Presidente, son un costo más. Por lo tanto pueden seguir transfiriéndoles recursos pero mientras el estado no regule, oriente y exija a los grupos económicos concentrados que achiquen su rentabilidad y moderen su estilo de vida, seguirán evadiendo impuestos y continuarán fugando su dinero al exterior. Mientras Lita se despierta de la tumba.

Marzo

52cef30c34bb5_crop

Aquí y aquí ya se ha hablado del actual gobierno en cuanto a sus políticas implementadas y a su modelo económico. Hay que decir que a los integrantes del gobierno nacional no se los puede acusar de “no hacer”.

En este pelotón no se lo podría incluir a Macri precisamente. En particular si se tiene en cuenta sus vacaciones a penas de asumir, en el medio de las terribles inundaciones en el Litoral que dejaron más 160.000 evacuados, o sus actuales vacaciones en una estancia de campo en Córdoba, o por su costilla fisurada… por jugar con Antonia.

Una montaña rusa

En menos de dos meses este gobierno comenzó con una hiperactividad vertiginosa que no parece debido al entusiasmo y a las ganas de trabajar. Sino más bien a un apuro por modificar la estructura del país. ¿Por qué? ¿Para hacerlo antes que abra el Congreso? ¿Para aprovechar que la Justicia funciona a media maquina? ¿Para agarrar a la población distraída en sus vacaciones?

Así es como liberó “las fuerzas productivas” para que ellas mismas se autorregulen, provocando una estrepitosa concentración de la economía. Como garantía de tal transferencia armó su gabinete con los gerentes de los grandes grupos económicos y con técnicos del JP Morgan, HSBC o FMI. Devaluó, eliminó las retenciones, eliminó los cupos de importación, desreguló el sistema financiero, el sector de seguros y el de los hidrocarburos.

Comenzó con el vaciamiento del estado desfinanciándolo, despidiendo miles de empleados, desmantelando programas y apuntando a áreas vitales como Cultura, Desarrollo Social y Desarrollo Industrial como sucedió en Fabricaciones Militares. Retiró al estado como regulador del mercado, sin posibilidad de intervenir en los precios o en conflictos laborales.

Decretó la emergencia en seguridad autodelegándose la potestad de actuar sin control en cuanto a contrataciones, pero también en cuanto al accionar represivo e ilegal de las fuerzas de seguridad. Si bien estas instituciones vienen sobrepasando la ley hace larga data, pareciera que por la escala de hechos de violencia y represión sucedidos recientemente, desde la autoridad política, se les ha dado vía libre para que los manejos ya conocidos sean profundizados. “Total primero negamos todo y si insisten lo reconocemos en voz baja dando una versión tergiversada… un poco más light”.

Interfirió en la independencia de los poderes al querer nombrar por decreto dos jueces de la Corte Suprema y al modificar por decreto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Cambió su ente regulador y dió fin a las adecuaciones que según Miguel de Godoy son “coercitivas” . ¿Cómo una ley que fue basada en proyectos de entidades no gubernamentales, que fue debatida en 24 foros en todo el país, que fue aprobada ampliamente en ambas cámaras legislativas y que fue convalidada por la Corte Suprema puede proponer medidas coercitivas?

Le pagó muy bien al Grupo Clarín los servicios prestados. Rápidamente modificó toda medida de esa ley que limitará su expansión. Les entregó la transmisión de los mejores equipos de fútbol, sin licitación, por un dinero incomparable a la ganancias que obtendrá Canal 13 por la venta de publicidad privada. Por 180 mil pesos Clarín se llevó el negocio del Fútbol y el Estado continuará poniendo 2 mil millones.

Colocó a sus empleados jerárquicos en puestos claves en ANSES y en los medios estatales. Es paradigmático que Macri aduzca, como excusa para no recibir a las entidades de Derechos Humanos, que está “muy ocupado” y en lugar de eso se reúna con Héctor Horacio Magnetto, acusado de apropiarse de Papel Prensa SA mediante el asesinato y la tortura.

Le adjudicó una de las primeras licitaciones a su mejor amigo Nicolás “Niki” Caputo por 800 millones. No solo que dijo que no le concesionaria obras a su amigo sino lo grave es que tiene negocios personales con él (Mauricio declaró prestarles 20 millones a Niki). Y sobre todo que se conoce a “viva voz” que Niki pertenece a la mesa chica del Presidente a la hora de las decisiones. Es un asesor invisible, un ministro sin cargo. A esto se le suma un nepotismo recargado con ejemplos como la incorporación de la novia kinesióloga de Avelluto en Cultura o el ascenso que Michetti le otorgó a su prima mientras echaba a miles de trabajadores.

Hacer sencillo lo complejo

“La única verdad es la realidad” dijo alguien por ahí y así es. Es verdad que el cuadro tarifario de los servicios de luz y gas estaban muy desactualizados respecto a la evolución de cualquier precio de cualquier cosa. Es verdad que la diferencia tarifaria entre CABA/GBA con el resto del país era en algunos casos inmensa por los altos subsidios del Estado a las empresas de distribución eléctrica de esa zona. Esta situación se sostuvo por demás dejando solo en el camino un gesto de “sintonía fina” nunca alcanzada. ¿Pero cuál fue la razón inicial? ¿Y por qué se decidió mantenerlo en el tiempo?  

En primer término fue una medida de contención social para compensar el salario pulverizado por el fin de la convertibilidad que lógicamente afectó más a las grandes urbes. A su vez se debe tener en cuenta que el costo de vida de CABA/GBA es mucha mayor que en  las zonas donde la diferencia tarifaria es grande. Más allá de estás posibles razones se debía reorganizar un sistema cuyo entramado reviste una complejidad mayúscula. ¿Pero sin un trabajo serio previo que analice todos los componentes del entramado para planificar a dónde hay que reducir o aumentar el subsidio, o subir o bajar la tarifa? ¿De qué forma aplicarlo? ¿Progresivamente o de cuajo? ¿Según qué sector?.

El problema principal no es el subsidio en sí sino de qué manera era administrado por las concesionarias. En un país donde el consumo/demanda de energía creció a la par de su economía la inversión en ese rubro no lo hizo. La falta de inversión en el sector alcanzó niveles irrisorios. De diez que ganaban nueve se lo repartían en dividendos entre el directorio de EDESUR o EDENOR. Si hubieran reinvertido aunque sea el 40% de las ganancias las condiciones del sistema energético serían muy distintas, sin tener relación alguna con los subsidios. Entonces el error del gobierno anterior no fue tanto sostener el subsidio sino no regular que se hacía con él. Sin ser ingenuo en cuanto a las complicidades Estado/Empresa.

Pero una vez más, el clásico de Macri: pretender “supuestamente” solucionar los problemas profundizándolos En vez de hacer un análisis profundo se eligió quitar el subsidio estatal tanto a las generadoras como a las distribuidoras y trasladar los costos a los usuarios con aumentos entre 500% y 700%. Si bien achicó la brecha tarifaria CABA/GBA-Resto del país con estas medidas aumento la tarifa de electricidad del total de los argentinos. El único cambio fue que la plata que el Estado le daba a las empresas ahora se la darán de forma directa los usuarios. No se toca nada en cuanto a la desinversión. 

Retiró la herramienta fundamental del Estado para regular el sector privado y así poder dirigir las políticas en energía. Y como última pincelada puso como presidente del Ente Nacional de Regulación de la Electricidad al ex gerente de EDESUR. EDESUR regula a EDESUR.

Prudencia

Hay que pensar que el alza de la tarifa no afecta solo a los hogares sino también a las empresas, las fábricas, las PyMEs y los supermercados que dejarán de estar subvencionadas. Sus costos en energía subirán y serán trasladados a los precios. Sumándose a la escalada inflacionaria iniciada por el entonces futuro Ministro de Hacienda cuando en Noviembre ya anticipaba la devaluación concretada luego.

Seguirá con nuevos aumentos a la luz ya que Aranguren anticipó que las tarifas “se actualizarán por inflación cada 6 meses”. Continuará con los aumentos anunciados en gas y transporte público con el correspondiente relanzamiento de suba de precios. Posiblemente en un corto plazo habrá una nueva devaluación ya que los agroexportadores continúan sin liquidar la cosecha. La suba del nivel de desempleo que ya comenzó a subir seguirá creciendo por el freno de la economía que bajará el consumo/demanda y provocará despidos por la caída de la producción.

A todo esto se están negociando las paritarias en todos los sectores, con especial atención en las paritarias docentes. Por ahora hubo una primera oferta, paupérrima y ofensiva, de 23% escalonado con un primer aumento del 4%. Mientras el Gobierno propone pagarle a los fondos buitres 8 mil millones de dólares cash.

¿Que van a hacer las 5 entidades sindicales que aglutinan a miles de sindicatos? ¿La CGT se va a unificar? ¿Qué rol ocupará luego del “dejar hacer” al gobierno durante este primer tiempo? ¿Qué va a pasar en marzo cuando se reabra el Congreso y tengan que revisar todo el comportamiento antiinstitucional? ¿Como jugarán los 12 diputados votados bajo el techo del FPV y que ahora formaron un bloque distinto? ¿Qué significó ese salto? ¿Es un llamado de atención al FPV o un guiño para el PRO?

¿Hasta qué punto puede seguir avanzando Macri? Más aún cuando no solo que no ha tomado ni una sola medida a favor de las clases populares sino que las medidas que sí tomó están perjudicando severamente a estos sectores.

Por ahora las únicas obras anunciadas son solo asfaltamiento de rutas como si fuera una especie de revival bizarro de Jorge “Topadora” Domínguez. No hay ningún guiño para el desarrollo industrial o tecnológico, ni para las PyMEs. Al final las economías regionales no fueron beneficiadas con el combo devaluación/eliminación de retenciones. No hay planificación, de hecho se eliminó el ministerio encargado de la materia. Están todas las obras de infraestructura frenadas. ¿Se retomarán o se darán por finalizadas aumentando la lista de desempleados?

¿Que va a pasar en marzo cuando se terminen las vacaciones y continúan los aumentos del 40%, 50% o 60% en absolutamente todo mientras que el aumento salarial ronde el 25%? ¿Cómo van a renegociar los contratos los inquilinos? ¿Cómo van a pagar la leche a 24 pesos las familias con dos o más hijos? ¿Y cuando haya que “abstenerse” de comer carne como nos recomendaron? ¿Que se va a seguir haciendo? ¿Culpar al gobierno anterior?

Para implementar un marco de excepcionalidad que habilite el cambio de paradigma, en toda alternancia se utiliza como excusa a la crisis que posibilitó dicha alternancia. La cuestión es que acá no hubo una crisis de tal magnitud. Había algunos problemas como la falta de dólares, inflación alta (pero no descontrolada), un alto déficit fiscal, la necesidad de fortalecer las finanzas públicas y la desaceleración de la economía. A su vez el FPV entregó un país con una economía sólida, desendeudado, con un sistema bancario sólido, con 7% de desocupación, sin conflictividad social, con los salarios en alza y con una matriz productiva reconstruida y en evolución.

No tenían una crisis en la que montarse entonces debieron generarla ellos mismos con las decisiones concretas y directas que tomó el Gobierno Nacional actual. Lo paradójico es que probablemente las buenas condiciones en las que le entregaron el país serán las que le darán margen para que lleve adelante su plan sin que vuele todo por los aires.

Por su historia política sabemos que Mauricio Macri es especialista en echarle la culpa a otro, así es como gobierna. Pero sostenerse en el falaz chivo expiatorio de la “herencia recibida” encierra un serio problema. Por ahora con solo 60 días en el gobierno, con todo el aparataje mediático exultante porque se fue “la yegua”, con la razonable tregua de los primeros 100 días y con la mitad de la población a la espera y con cierto optimismo, pueden sostenerlo.

Pero mientras nos vamos alejando en el tiempo se va haciendo cada vez más difícil mantener los globos inflados. Van quedando atrás el baile, los gritos desaforados de “¡¡Los amoooo!!”, las sonrisas exageradas, el perrito Balcarce, las fotos con Juliana y Antonia o la estancia donde se relaja el presidente. Es solo cuestión de rascar un poco, nada más. El tiempo pasa y Marzo llega.

MilagroS SalaS

macri-felix-diaz

Podrán decir lo que se les venga a la cabeza tengan asidero, lo tengan un poco, o directamente estén totalmente alejados de la realidad, pero a Milagro Sala la detuvieron por protestar, en jerga legal por “instigación a cometer delitos y tumulto”. Una contravención completamente excarcelable. Sin contar con el derecho básico de presunción de la inocencia y de permanecer en libertad hasta una sentencia firme. La prisión preventiva por ley es una excepción pero lamentablemente es la regla en un sistema donde la mayoría de los prisioneros no estas juzgados.

El resto es puro humo. Si es la millonaria corrupta narco mega hiper kirchnerista, que se demuestre. Milagro Sala está privada de su libertad en este momento por decisión directa del partido de gobierno, que utiliza estos mecanismos ilegales para amedrentar a aquellos que se atreven a protestar. 

A la gente de a pie se la escucha decir cosas como “tiene un estado paralelo” o “su organización maneja fondos públicos de forma clientelar”. Por desconocimiento y/o manipulación de la información se ignora que el tipo de relación de la organización social Tupac Amaru con el Estado es completamente habitual incluso en el GCBA. Muchas ONGs que pueden ser Asociaciones Civiles, Fundaciones o Organizaciones Sociales realizan convenios con el estado para que apliquen políticas públicas en diversas áreas como puede ser la construcción de viviendas sociales. Las ONGs se registran, cumplen con una serie de requisitos, reciben los fondos públicos y son fiscalizados por el estado. La tremenda obra de la Tucac Amaru está a la vista, todo es público.

***

Durante la estadía de Macri en Davos se reunió con el CEO de Coca-Cola quien se comprometió a “trabajar juntos en un programa a favor del deporte y del desarrollo y la capacitación de mujeres en microemprendedurismo”. ¿Como es? ¿Una multinacional extranjera puede conveniar con el estado nacional para implementar políticas sociales a través de sus Fundaciones pero una Organización Social nacional de más de 20 años de trabajo con los pobres de Jujuy no puede? En este preciso momento Macri vuelve a Sala una presa política

Lo más llamativo es que a horas de haber asumido Macri en el Mercosur pidió por la liberación del líder opositor venezolano Leopoldo López quien fuera acusado y condenado (bajo formas irregulares) por incendio y daños a edificios públicos, instigación y asociación a delinquir durante las masivas guarimbas del 12 de febrero del 2014 donde se quemaron y destruyeron salas de salud, dejando tres muertos y decenas de heridos.

Milagro Sala está presa por realizar un acampe pacífico frente a la Gobernación jujeña para exigirle al nuevo gobernador lo que tendría que ser natural: que reciba a la organización ya que la misma lleva adelante distintas actividades conjuntamente con el estado. El acampe no hubiera existido si Morales los hubiera recibido. Pero, valentonado desde hace años, rompió toda relación de ante mano. ¿Si es un político con intereses e ideología similar está mal que esté preso pero si es una dirigente social de izquierda está bien? En este preciso momento Macri vuelve a Sala una presa política.

Más raro aún es que durante la campaña Macri visitó el acampe que el líder Qom Félix Díaz levantó hace varios meses en plena 9 de Julio donde exigía ser recibido por Cristina Fernández de Kirchner. Si bien CFK nunca los recibió tampoco los desalojó y mucho menos encarceló a Félix Díaz. ¿Si el que protesta lo hace contra CFK está bien pero si lo hace contra Morales está mal? En este preciso momento Macri vuelve a Sala una presa política.

Milagro esta presa ilegalmente mientras el actual presidente del Banco Central, aquel del video donde entre risas les contaba a unos yanquis como Durán Barba lo capacitaba para mentir, continúa en su cargo estando procesado por el Megacanje por el cual recibió millonarias comisiones llevando al país a la ruina total. Solo son contrastes.

***

Ya se han despedido alrededor de 24 mil trabajadores en el sector público creciendo la cifra día tras día. Desde el nuevo gobierno aducen como causa una ensalada de ñoquis, militantes, contratados y asesores todos cubiertos con grasa made in JP Morgan & Chase.

Con la rapidez que lo hicieron y por la cantidad que echaron se descarta cualquier tipo de auditoría administrativa que cerciore que cada empleado estatal tenga asignada una función laboral acorde. Ellos mismos lo reconocieron al decir que “luego los revisaremos”. El tema no son los ñoquis, existen pero en menor proporción y tanto los unos como los otros tienen los suyos propios.

Algunos pueden ser militantes, muchos simpatizantes apartidarios, otros que votan al FPV pero son independientes, otros tantos que votaron a otros partidos políticos incluso a Cambiemos. ¿Que tienen que ver las ideas, los pensamientos o las posturas políticas con un puesto de trabajo? ¿Alguien que milita en La Cámpora no puede trabajar en el estado nacional? ¿O será que quieren reemplazar militantes ajenos por militantes PROpios?

Luego están los trabajadores precarizados los famosos contratados, que en última instancia lo que tenés que hacer es protegerlos porque son junto con los trabajadores en negro los más desprotegidos del sistema. Deberían ponerlos en blanco no echarlos. Y por último las obvias desvinculaciones de los asesores de los distintos funcionarios y legisladores que se van con ellos donde no hay nada que decir.

***

No es verdad que sobran empleados públicos, la Argentina tiene bastante menos que muchos de los países más importantes y el empleo público creció mucho menos en porcentaje que el empleo privado o el PBI. Además un país que crece como creció Argentina necesita un estado que se desarrolle a la par.

El congelamiento de las paritarias por 6 meses en la provincia de Buenos Aires junto a los despidos estatales funcionan como ejemplos aleccionadores hacia el resto de los sectores. Además forman parte de la reducción del estado que es achicado por razones económicas (ajuste para compensar lo perdido en la percepción de retenciones e impuestos) e ideológicas (concepción de un estado débil que no interfiera en el “libre devenir” del mercado). 

Con una meta inflacionaria del 25% impuesta por Hacienda y con una inflación real anual que roza los 40% se está presionando para unas paritarias con techo en 25%. Entonces a la suba de precios y al aumento de los servicios a nivel nacional hay que agregarle la pérdida de poder adquisitivo vía retroceso en la recomposición salarial respecto a la inflación. Recordemos que durante los gobiernos del FPV el salario siempre estuvo por arriba, muchas veces superó ampliamente a la inflación y un solo año estuvo unos puntos por debajo.

***

Y de repente hay que empezar a “cuidar el empleo”, el Ministro de Hacienda nos da a elegir entre despidos o bajos salarios utilizando al alza del desempleo como una variable de disciplinamiento. El aumento de la cantidad de desocupados presiona sobre los trabajadores que se ven obligados a aceptar la pérdida de condiciones de trabajo para no perderlo. “Mejor poco que nada vió”. ¿Se acuerdan cuando el mayor reclamo sindical era el impuesto a las ganancias que perjudica a aquellos trabajadores ubicados en los tramos más altos del escalafón salarial? 

Han consumado uno de sus cuentitos favoritos el cual dice que la única forma para que el país crezca es vía aumento de las exportaciones y para ello hay que liberar la economía. Abriendo exportaciones e importaciones, endeudándose con los organismos internacionales de crédito con la correspondiente perdida de soberanía, y desprotegiendo así a la industria nacional, el consumo interno y el empleo. Paradójicamente justo lo que habría que fortalecer para que al final de la cadena productiva se aumenten las exportaciones, pero no por cualquier tipo de bien exportable sino por aquel con el valor agrado del desarrollo, la tecnología y el trabajo argentino.

Ya van más de 30 mil trabajadores despedidos por el freno de la obra pública, son 1300 trabajadores de Cresta Roja. Hay suspensiones en Havanna. Techint intentó despedir centenas pero tuvo que dar marcha atrás por la presión de la UOM. En Chubut la tensión crece en el sector petrolero entre el empresariado que quiere despedir a más de 5000 trabajadores por la caída del precio internacional del barril de crudo; y los sindicatos que reclaman que a la hora de un retroceso la primera variable de ajuste son los trabajadores. Tienen un plan de lucha que incluye, en caso de no llegar a un acuerdo, un paro que desabastecería de combustible y gas al resto del país. El gobernador del Peronismo Federal se puso al frente del conflicto.

***

Toman decisiones de arrebato provocando conflictos evitables como la rescisión contractual de Aerolíneas Argentinas con la aerolínea Sol que provocó el cierre de la misma poniendo en peligro más de 300 puestos de trabajo llevando la situación al borde del paro nacional aeronáutico.

Con su política de “Emergencia en todo” se ponen en contra hasta a los sectores progresistas y republicanos anti-K porque se manejan en un estado de excepción permanente que habilita la transgresión a cualquier regla o control vía el abuso de todo tipo de decreto.

Se enfrentaron sin sentido con el Gobierno de Santa Fe, socialista y anti-K, para endilgarle la responsabilidad de los errores en la búsqueda de los prófugos del triple crimen. Cuando fue la Policía provincial justamente la que los capturó

Increíblemente aumentó por decreto un 168% los recursos coparticipables a la Capital Federal, el distrito más rico del país, uniendo en su contra a los gobernadores del PJ incluso aquellos anti-K y hasta algún gobernador radical. Fiel a su estilo de dar marcha atrás debido a los constantes pasos en falso, ¿errores? y cuestionamientos, Macri modificó un poco su decreto y no le dará tanto a CABA sino “solo lo que corresponde al traspaso de la Policía Federal”. Veremos. De este accionar hay vastos ejemplos. Pareciera que ellos se mandan y si pasa, pasa. Lo que se deja entrever es un liderazgo tosco, recio pero a la vez endeble, titubeante, confuso, arrebatado, sin firmeza, sin análisis y muy alejado de las formas republicanas.

Con la detención de Milagro Sala generó el repudio de organizaciones con prestigio internacional como Amnistía Internacional. Pero además provocó la unión de las organizaciones sociales de izquierda divididas por sus contradicciones con el peronismo, al cual también se acercan. Más que callarla logró que su protesta sea multiplicada. Todos somos Milagro Sala.

Su caballito de batalla fue la crítica al INDEC y ahora en el cargo directamente no publicarán ningún indice hasta fin de año cuando desde sus consultoras privadas con el 10% de los recursos daban la inflación todos los meses. Suena más a manipulación para callar los datos de inflación, desempleo y pobreza que justamente aumentarán en ese plazo. Es muy evidente e irrita a sus propios votantes. Hablaron de cambiar, pero en lo malo se manejan de una manera mucho más brutal que sus antecesores kirchneristas.

Se ponen en contra a la Comisión Internacional de Derechos Humanos (ONU) que pide explicación por la grosera modificación (por decreto), a medida del Grupo Clarín, de una de las leyes más democráticas y consensuadas de la historia. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que jamás pudo tener plena aplicación debido a cuestiones políticas. 

***

No se están moviendo con inteligencia, están tensando la cuerda velozmente. El panorama preocupa con el agravante de no haber tomado ni una sola medida a favor de los sectores populares o los sectores medios, a favor de los trabajadores o de las PyMES. ¿Los 400 pesos extraordinarios de diciembre para beneficiarios de la AUH y jubilados? ¿El aumento por ley (del anterior gobierno) del 13% de Marzo?

Con su accionar el gobierno nacional está provocando la unión de todo el campo popular, de las organizaciones sociales de todos los signos políticos, de los gobernadores, de los trabajadores y los sindicatos. ¿Que pasará ahora con las paritarias docentes? ¿Y con las paritarias del resto de los sectores?

Cada gobernante elige con qué tensiones convivirá y ante qué interés cederá. Macri eligió ceder ante los grupos económicos concentrados y convivir con las tensiones de la pobreza, el desempleo y la protesta social. La cuestión está en que no solo los primeros pueden atentar contra la gobernabilidad. Tendrán más recursos pero suelen ser bastante menos bulliciosos. Y recuerden que las clases populares y los trabajadores continúan siendo la mayoría del pueblo.

Sobre sincericidios y diálogos con uno mismo

IMG-20160115-WA0002

Antes que nada soy alguien de a pie que necesita descargarse a través de la catarsis que discurre entre estas palabras, así somos muchos. Yo era unos de los cuales pensaba que el Gobierno de Cambiemos era altamente probable que debido a la estrecha diferencia obtenida en el balottage respecto de Scioli, sumados al balanceado poder legislativo y a la cantidad todavía importante de provincias de diferente signo político al del partido gobernante, iba a tener que indefectiblemente buscar la gobernabilidad a través del intento de acuerdos con diferentes sectores. Aplicando sus medidas neoliberales pero dentro de cierta moderación y/o marco institucional ya que abogaron tanto por ello.

Claro está que ese pensamiento era más una duda que una certeza sabiendo que aquel balance se contrastaba con la sumatoria de los ejecutivos de CABA, provincia de Buenos Aires y el país más el apoyo con el que ya contaba del poder mediático, económico, judicial y externo. Como sea me equivoque como mínimo en dudar.

Creo poder empezar ejemplificando algo básico y conocido producto del ingreso de la humanidad en la modernidad: la división entre el Capital y el Trabajo con un Estado como regulador y árbitro. La puja distributiva siempre estuvo. Pero tuvo su mayor apogeo en cuanto a su prosperidad para las mayorías en la comunidad organizada que lideró Perón donde se alcanzó una distribución del 50% para el Capital y 50% para el Trabajo con un Estado industrializador, benefactor e intervencionista.

Hoy día en un mundo donde el 10% concentra el 90% de la riqueza, en nuestro país por primera vez en la historia esta gobernando, a través del voto popular, el sector conservador y liberal representante de las clases altas y medias altas. Legítimamente y democráticamente pero sin privarse de las peores maneras de hacer campaña: todas las artimañas malalechozas de Durán Barba, apelando a operaciones de prensa con respaldo de los sectores relacionados a la justicia federal, los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad.

Basta solo con recordar sobre lo que se montó Macri para ganar las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires en 2007, utilizando la tragedia en Cromañon, impulsando el juicio político a Ibarra  desde la legislatura y usándolo luego en su campaña. Más acá el Caso Nisman con Bullrich y Alonso hostigando, la opereta “La Morsa” con Carrió ofreciendo su intimidad a un procesado por narcotráfico, o las inundaciones por decir algunas.

Así es como el Capital asumió el rol de regulador y árbitro. Digamos que deberá empezar a regularse a sí mismo, a intervenirse a sí mismo, para decirse a sí mismo que tal o cual medida tomada por sí mismo perjudica al Trabajo. Será juez y parte de la forma más obscena jamás vista. Así los CEOs y gerentes de las grandes empresas y multinacionales ya están ocupando cargos claves del estado.

Aquí nombraré solo un puñado de los innumerables casos que hay, quizás sean los que más impacto me dieron. En la Unidad de Información Financiera encargada de investigar los delitos económicos de lavado y evasión colocaron a una abogada defensora del HSBC, organización bancaria que más condenas y denuncias acumula en todo el globo por lavado de activos y evasión fiscal incluso de carteles de narcotraficantes. En la Secretaria de Empleo del Ministerio de Trabajo ya está en funciones el gerente de Recursos Humanos de Techint. El Secretario de Comercio es sobrino del dueño de una de las cadenas de supermercados más grandes del país (La Anónima). Y la vedette es el flamante Ministro de Energía, ex CEO de Shell, competencia de la empresa petrolera de bandera YPF, y para el que no es importante el autoabastecimiento de energía… “¿Y para que? Si siempre le podemos comprar a Shell” lo veo decir.

“No hay garantías” vociferaba Prat Gay al levantar el Cepo Cambiario (devaluación de un 40%). “No perseguiremos a aquellos que quieran comprar dólares” continuó eliminando todo control del mercado de divisas, haciendo una invitación a lavadores de dinero y evasores que él bien conoce ya que salió de allí. Después dicen que uno de sus ejes es la lucha contra el narcotráfico.

Cada vez que escucho de boca de algún funcionario la palabra “narcotráfico” me da la sensación como que lo están llamando para que se desarrolle y se instale definitivamente ya que suena a un muy buen chivo expiatorio que justifique el gasto en seguridad sin control (dícese negocio de la industria armamentística… ¡oh casualidad! deporte nacional de Estados Unidos). En los países donde intervino Estados Unidos con su The War on Drugs se intensificaron los carteles, el narcotráfico y la violencia. Este llamado del Gobierno Pro es una invitación a la intromisión de la CIA en los asuntos nacionales.

Para alcanzar el objetivo principal de Pobreza 0 rápidamente comenzaron por la transferencia de 120 mil millones a un pequeño grupo del sector agro/industrial con gran capacidad exportadora y a los grandes tenedores de dólares (bancos, sector financiero, sectores con gran capacidad de ahorro) producto de la devaluación del dólar y la eliminación de las retenciones a la agro/industrial exportación. ¿De dónde sacó las plata para tal transferencia? Aumentando los precios, bajando los salarios, cerrando programas estatales, achicando el Estado, despidiendo gente (sector público y privado) y quitando subsidios. Repetimos: como primerísima medida les dieron una fortuna extraordinaria que dejara de percibir el Estado al sector mas acaudalado de la economía.

La devaluación no fue para aumentar las arcas nacionales en divisas vía aumento de las exportaciones sino para abaratar el sueldo en relación al dólar, ajustar el salario del trabajador como un costo más solo pensando en la renta del Capital que ahora se autoregula. Que casualidad que los gerentes de las grandes empresas transnacionales en cargos ejecutivos del estado lleven a cabo acciones que aumenten las ganancias de los dueños de estás empresas, haciendo una transferencia desde los bolsillos de sus empleados hacia sus cuentas en Suiza, Uruguay, las Islas Caimán, etc, etc.

Desfinanciaron el Estado sin siquiera atacar el verdadero problema. Para empezar jamás el sector megabeneficiado perdió sino que quizás no ganó tanto en los últimos años. Se han batido récords históricos de cosecha de forma constante. Sin contar con el extraordinario acopio especulativo en silobolsas que provocó el faltante de divisas y que presionó la devaluación. Dicho acopio no es una simple situación de propiedad privada (“Yo con el maíz que cosecho hagó lo que quiero”) ya que es obtenido a través de la explotación de un recurso natural soberano drásticamente decisivo para el país.

Reconociendo el vil acopio, una vez concedidas sus demandas, se comprometieron a liquidar, ahora sí, por día 400 millones de dólares que ingresarían a las arcas públicas durante dos semanas. Finalmente liquidaron menos del 40% de lo que dijeron. O porque continúan presionando con una devaluación aún mayor o porque el problema de la baja en las exportaciones no tiene que ver con las retenciones o el dólar sino con que no tienen a quien venderles.

Las altas retenciones y el precio del dólar no eran las causas del decrecimiento de las exportaciones y por lo tanto de la escasez de divisas, señalada como la principal restricción externa para el crecimiento de la economía argentina. Sí son dificultades relativas para ser modificadas en un sector particularizado de las economías regionales. ¿Pero tanto? ¿Y todo junto?

La crisis a nivel global pero sobre todo en Brasil y China en plena recesión es la principal razón de la caída de las exportaciones que no se soluciona devaluando y eliminando retenciones sino dirigiéndose a la modificación de la estructura de la matriz industrial para la obtención de divisas genuinas provenientes de la exportación de productos industriales con valor agregado.

Basta verlos decir que les pedirán por favor a los formadores de precios que no trasladen a los precios el combo devaluación-quita de retenciones pero avisando que “no somos patoteros”. ¿Pedirles a los formadores de precios en vez de hacer algo para que dejen de serlo? ¿Porque son formadores de precios? Porque son monopolios.

Los monopolios industriales (acero, cemento y aluminio) junto a las cerealeras y las cadenas de supermercados generan la inflación ya que son ellos los que fijan los precios al no tener competencia. Se juntan entre 6 y 8 personas y ponen el precio que se les antoja sin importar relación real entre los costos y el margen de ganancia. Estos son los principales obstáculos para la diversificación de la industria y por ende para el desarrollo productivo. Es la eterna lucha sobre donde poner el foco en el alza de precios si en la retracción de la demanda (bajando el consumo interno por pérdida de salario real a través de devaluación, ajuste social y recesión de la economía) o en la diversificación de la oferta concentrada (sosteniendo el consumo interno como dinamizador de esa oferta).

No se puede entender como siguen repitiendo el cuentito de que para bajar la inflación primero hay que subirla. Si el supuesto objetivo de bajar la inflación es para tener mayor poder adquisitivo. ¿Cómo es que logran vendernos este buzón? No hay inflación… pero porque no puedo comprar nada. ¿Como el aumento del consumo interno va a hacer mal a un país? ¿Acaso no es su mayor estímulo? Aquí no hay un problema con la demanda sino con los pocos que manejan la oferta.

Prometieron diálogo y rápidamente comenzaron a hablar con si mismo. Solo dialogan entre ellos porque están convencidos de que es la única voz válida. Empezaron haciendo lo que criticaban que hacia el FPV en sus tiempos finales, con la diferencia de tener todos los medios masivos a favor pero sin ninguna medida a favor de las mayorías populares. Actuaron así porque solo pedían diálogo retóricamente pero a su vez eran los que lo impedían de todas las formas habidas y por haber.

Están en su tiempo de gracia, tienen a favor a la sumatoria del Poder Real pero sabemos qué pasa (por experiencia propia) cuando uno solo dialoga con uno mismo y encima lo hace de entrada, reprimiendo, persiguiendo opositores y echando gente.

La grieta continua

53976124e627a_651x446

Finalmente finalizó el raid electoral que comenzó el febrero con las PASO en la ciudad de Mendoza y que terminó hace un par de días con el Ballotage Presidencial donde Mauricio Macri obtuvo el 51,4% de los votos, 2,8% más que su contrincante Daniel Scioli. 704.860 votos de diferencia sobre más de 24 millones que votaron afirmativamente por uno de los dos candidatos.

Más allá que las encuestas daban una mayor diferencia a favor del ingeniero, al ver los números de los resultados, el FPV terminó perdiendo por poco. No ganó porque en La Rioja Cambiemos sacó 56,51% contra un 43,49% del FPV, cuando el peronismo no pierde allí desde el advenimiento de la democracia y de hecho en este mismo año ganó la gobernación de la provincia el candidato del FPV con el 57,1%. A esto se le puede sumar San Luis donde los votos de los Rodríguez Sáa, al revés de lo que se preveía por su condición de peronistas, fueron hacia Macri con el 64,35% de los votos.

Estas dos situaciones no son causas centrales de la derrota del oficialismo porque no representan un caudal suficiente para dar vuelta la elección, son más bien síntomas de la derrota. Causas de peso se observan en la provincia mediterránea donde el candidato porteño fue votado por el 72% de los cordobeses, dejando en claro de qué forma jugó De la Sota. No justamente como mostraron una y otra vez los programas de Diego Gvirt donde El Gallego se oponía a un acuerdo del Frente Renovador con el PRO. También, y quizás sobre todo, si bien Scioli ganó en la provincia de Buenos Aires, lo hizo solo por 1,2% en tierras que representan el 38% del padrón y donde se concentra el peronchaje.

Ahora esta alianza de carácter liberal y conservador centralizada en el PRO tendrá el tremendo desafío de pasar de ser un partido vencinalista a gobernar la Capital Federal, la provincia de Buenos Aires y la república Argentina a la vez, necesitando cubrir 10.000 cargos de primaras líneas. Allí ya se traslucen los primeros errores en cuanto a suponer que un CEO de una empresa privada está capacitado para gestionar políticas públicas. Parece una frase ya trillada pero aparentemente necesaria: no es lo mismo gestionar una empresa que el estado.

¿Equilibrio o desproporción?

Por un lado se podría decir que el poder ha quedado balanceado. El mapa político respecto al reparto de los distintos distritos ha quedado nivelado de acuerdo a la distribución del territorio entre los diferentes espacios políticos. No así en cuanto al peso real de cada provincia en cuanto a económica, recursos, demografía y complejidad. Buenos Aires con la Capital Federal quedó en manos del PRO, Mendoza, Corrientes y Jujuy para la UCR, Santa Fe reafirmó al Socialismo, así como también los peronismos federales se impusieron nuevamente en Córdoba, San Luis, Río Negro y Chubut. En Neuquén seguirá gobernando el partido local Movimiento Popular Neuquino aliado del FPV. En las demás provincias menos pobladas y más periféricas el FPV administrará su cuota de poder: Tierra del Fuego, Santa Cruz, La Pampa, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Misiones y Entre Ríos.

En el Congreso Nacional el FPV mantiene mayoría propia y en diputados ningún espacio posee los suficientes votos para obtener la mayoría sin consensuar y negociar con otra fuerza. Eso hace suponer que sería difícil reprivatizar las empresas estatales, o el ANSES, o derogar todas las conquistas sociales hechas ley por el actual Gobierno. Quizás continúen con una segunda fase en la estrategia política planeada por el Gurú para conseguir la mayoría en el Congreso en el 2017. No lo sé.

Por ahora estará bien custodiado y observado por un movimiento popular que luego de 12 años de gestión obtuvo el respaldo del 48,6% del electorado y funcionará como garante de los derechos de los más humildes y de los trabajadores. Ojala que no se dé algún efecto panqueque y que el movimiento peronista se mantenga unido con vocación de integrarse con otros sectores cercanos, nunca con los que fueron a llorar a la Embajada de EEUU. ¿La CGT se unificara? ¿De qué forma? ¿Y el PJ?

Desde estos pagos siempre nos preguntamos si el cambio de postura de Macri respecto de las políticas estructurales del gobierno actual iba acompañado del cambio en su plataforma de gobierno o no. Más allá del contrapeso del FPV en el Congreso Macri entendió, seguramente no por convicción, sino más bien por conveniencia política y gobernabilidad, que tenía que aceptar aquellas políticas llevadas adelante por FPV, a las cuales él se opuso públicamente y que la amplia mayoría adoptó como derechos adquiridos.

A su vez varios cargos claves tienen vigencia mucho más allá del 10 de diciembre. Gils Carbo en la Procuraduría General de la Nación y Vanoli en el Banco Central, ambos con intenciones de quedarse, Echegaray en AFIP (Macri le ofreció continuar pero él no aceptó), Bossio en ANSES, Sabatella en el AFSCA y Bauer en RTA. Se visualizan potenciales confrontaciones con algunas de sus dimisiones. Lo que nadie podrá evitar es que “sincere” la economía del país que implica lo ya avisado una y otra vez:

También tendrá las facultades para manejar la política internacional. Habló de avanzar con la Alianza del Pacífico y con el Tratado de Intercambio Comercial con la Unión Europea cuando ya está más que probado que los acuerdos de libre comercio entre países con sus economías tan disimiles y dispares siempre terminan con la dominación del país más poderoso sobre el más débil. Dicese “Los ‘90” o la fantasía del “Euro”.

Quizás me pueda quedar con una visión más optimista donde quisiera creer que el PRO antes se oponía a todas las medidas del gobierno por una cuestión política pero que en realidad estaba de acuerdo o compartía. O sea hacer un esfuerzo en  pensar que en vez de “antes me opuse a todo y ahora digo estar de acuerdo por la campaña pero en realidad voy a sacar todo” tal vez, en realidad, era “me opongo a todo hasta a lo que me gusta, apruebo y continuaría porque no puedo apoyar nada del gobierno porque yo quiero ser gobierno entonces me tengo que oponer a él”. Esto se observa con ciertos guiños a lo que se hizo en Ciencia y Tecnología ratificando a Barañao a cargo de esa cartera. También se elogiaron las administraciones de Echegaray y Galuccio, lo hecho en cultura, respecto a Canal Encuentro, el CCK y Tecnópolis.

Por otro lado justamente aquellos grupos económicos concentrados que habría que desconcentrar, aquellos monopolios industriales que habría que diversificar y aquellos sectores ligados a la agroexportación que habría que regular (para modificar la matriz económica y dar el salto al desarrollo definitivo con un proyecto integral) son los que administrarán el estado. ¿Gobernaran para todos los argentinos? ¿O para sus propios intereses y los del sector que representan? ¿Usarán al estado para facilitar sus negocios?

Cambiemos exclama que con ellos se termina la grieta casi deschabándose sin querer. La grieta deja de existir porque la instalaron ellos (obviamente montándose sobre los errores ajenos) a través de los medios masivos de comunicación para desgastar al partido gobernante justamente para que deje de serlo. Objetivo cumplido la grieta pierde su funcionalidad. ¿Va a ver grieta de ellos con ellos mismos? Ahora que están de los dos lados del mostrador todo es color de rosas.

La cuestión es que la grieta continúa, solo que uno de los lados ha incorporado nada menos que al estado, cambiando hacia una lógica empresarial que busca el lucro y la maximización de las ganancias y no el bienestar social. ¿Estaremos condenados a elegir entre abogados garcas con trayectoria política o CEOs tecnócratas con su rígida fijación en la renta?

Con su arribo al estado el poder fáctico ha acrecentado exponencialmente su poder desbalanceando la grieta, no haciéndola desaparecer. Del otro lado quedamos los militantes, los movimientos sociales, las organizaciones, algunos gremios, algunos trabajadores, gente de la cultura, de la ciencia y la academia pero sobre todo los humildes que deben ser siempre el faro que nos guié y del cual jamás debemos apartarnos.

La variable insignificante de la historia pero necesaria

Nunca hay que caer en eso de que la gente no sabe votar o no vota bien ya que roza el voto calificado que pregonaron siempre aquellos que hoy accedieron al gobierno a través del voto popular. Lo que sí podemos dejar planteado es la falta de perspectiva histórica en el pueblo a la hora de votar. Hoy como su etimología lo indica la dificultad de toda revolución, donde podemos ubicar este periodo kirchnerista por su carácter reformista, es que es cíclica, circular. Es una re vuelta, un volver al mismo punto.

La historia se escribe de a décadas, siglos. En términos históricos 200 años no es nada. Estamos todavía en la puja externa e interna por ser independientes y soberanos de las naciones colonialistas en cuanto a aspectos económicos, políticos, sociales y culturales.

Dentro del territorio nacional desde la Revolución de Mayo el país está en puja por la distribución de la riqueza entre aquellos que quieren distribuir y aquellos que quieren concentrar. Estos últimos siempre fueron los impulsores y los más beneficiados de la dependencia hacia los países desarrollados (1- España, 2- Inglaterra, 3- EEUU).

Primero por un lado los conservadores, liberales y oligarcas y por el otro los de pensamiento revolucionario y latinoamericanista. Luego mezclados entre Unitarios y Federales la nueva generación de conservadores construyó su tribuna de doctrina. Pero con la aparición de los radicales con sus medidas progresistas y luego con el peronismo con sus banderas, no supieron acceder al lugar perdido de otro forma que no sea mediante golpes de estado, asesinatos, torturas, desapariciones y proscripciones.

Aprovechándose de la amplitud del movimiento de masas utilizaron la cáscara vacía que les ofreció Carlos Menem para que peronistas custodiados por la UCEDÉ accedan al gobierno nacional. Lo que sigue es historia reciente. Hoy nace una nueva generación de conservadores liberales que supieron construir su propio partido y con las reglas que permite la democracia acceder a la Nación a través del voto popular de manera limpia y transparente. Eso sí con la completa protección de los dueños de la opinión pública.

Si bien es siempre un volver al mismo lugar, no lo es sin las huellas recorridas y las conquistas conseguidas. Estos doce años parecen mucho tiempo pero no dejan de ser insignificantes en la historia. Eslabón insignificante pero necesario dentro de la larga cadena hacia la emancipación.

Por más que sepa que dentro del peronismo es difícil que no haya una purga interna, este escriba piensa que esa misma manera de funcionar fue una de las grandes responsables de la derrota y esperaría que ahora suceda un tiempo de reflexión y de construcción de unidad para luego dirigirse de cara a la sociedad con una propuesta superadora.

 

No hay ninguna “chans”

scioli_vs_macri_dyn

Más allá de que el formato del debate haya sido adecuado más a la estructura de un espectáculo televisivo que a un debate profundo sobre programas de gobierno. Que por un lado los conductores enunciaban una serie de temas complejísimos pretendiendo que los candidatos desarrollen los mismos, pero a la vez, por el escaso tiempo, sabiendo que ninguno de los dos iba a referirse a ellos. Que por eso el debate se encontraba preparado solo para slogans superficiales y para repetir spots de campaña, sin tiempo ni lugar para un intercambio libre de ida y vuelta. Más allá de que sería interesante que en vez de plantear una lista extensa de temas complejos y variados para que ninguno de los dos conteste se tomen más tiempo para poder llegar a cuestiones más concretas y específicas, y que tengan que dar respuestas sobre cada tema. ¿Por qué no debatir con los equipos?

Más allá que la ONG Argentina Debate tiene un claro sesgo opositor por los organizaciones que la componen, por la temática planteada más parecida a la agenda que manejan los medios de comunicación dominantes que a otra cosa, porque los moderadores necesariamente fueron tres periodistas hombres y no de otros ámbitos y géneros, porque uno de ellos Marcelo Bonelli al igual que en el anterior debate comienza el mismo haciendo una editorial en contra del gobierno actual saliéndose del manual de estilo tan mentado.

Más allá de todo esto fue el primer debate presidencial y eso es un buen ejercicio. También la oportunidad de Scioli de tener a Macri cara a cara para intentar, sin muralla de protección mediática, dejar caer la escenografía hueca de Cambiemos.

***

Ninguno de los dos respondió ninguna de las preguntas del otro y ninguno de los dos es un comunicador brillante. Pareciera que los que antes del debate votaban por Scioli y por Macri continuaran manteniendo sus votos, y los indecisos seguirán teniendo sus reparos para los dos. No ayudó ni perjudicó pero sí dejó bien claro dos posturas distintas.

Obviamente como estaba definido el debate, por sus características y reglas de juego, pensado para que sobresalgan las formas más que el contenido, fue un territorio más cómodo para Macri. Sobrecoacheado y sin espontaneidad se notó su buena preparación y entrenamiento para repetir su guion al pie de la letra y a tempo. Acostumbrado a los debates y sobre todo a moverse con slogans dictados por otro, este debate le venía como anillo al dedo. Relajado, demasiado sobrador y soberbio, Mauricio terminaba exactamente un segundo antes de la chichara que marcaba el final del tiempo como si fuera una eximia coreografía. Cosa que ameritó las felicitaciones de Bonelli que con su voz y comentario zonzo característico le decía “Mmm justo ejem muy bien”. Aguas cálidas para el candidato de Cambiemos.

***

Macri continuó con su expresión de buenos deseos felices sin ninguna precisión ni definición. A la vez criticó al gobierno actual nacional y bonaerense, se autoelogió por su gestión y calificó de mentira todo lo planteado y preguntado por Scioli. Digamos que continuó con el manual de uso deschabado por Sturzenegger en EEUU. No proponer nada, no explicar nada, solo decir que el gobierno miente y hablar de cualquier cosa, de la familia, del cambio, no importa. Lo interesante es que a la vez que acusaba a Scioli de repetir un relato falso, tanto sus críticas al gobierno nacional y al provincial como sus autoelogios eran tomados de información sesgada por los medios opositores y datos tergiversados por su propio equipo.

Scioli no eligió, en su gran mayoría, agarrarse de ese discurso falaz que estaba escuchando en ese momento. Quizás prefirió no modificar lo planeado y continuar con su estrategia elegida. Dejar a la vista el programa de gobierno desmentido y ocultado por Macri directamente de modo imperativo y afirmativo. Se mostró firme, algo tenso al comienzo, vehemente, pasional, menos acartonado que Macri (fueron pocas las veces que le acertó al “riiinnng”) y constante en el mensaje sobre los dos modelos en disputa. Con un discurso un poco tosco y repetitivo enunció de forma directa cual era el plan de ajuste de Macri limitándose solo a preguntar quién iba a pagar los costos de la devaluación brusca que van a hacer. Casi no habló de la gestión de Macri en la ciudad cuando la gestión bonaerense fue tema de ataque principal de este. Tampoco habló de la protección mediática que tiene, principal razón por la que Macri puede decir y desdecirse, mentir y acusar de mentirosos a los demás. Cuando Macri hablaba del Gobierno Nacional Scioli le recordaba que estaba debatiendo con él, no con un gobierno que se va, y cuando hablaba del provincial, Scioli arremetía con su plan económico.

De entrada afirmó que Macri iba a devaluar usando información previa de declaraciones suya viejas y nuevas y de su equipo económico, y no por algo que allá dicho el otro en su exposición. Este escriba celebra la intensión del candidato del FPV pero por vocación psicoanalítica prefiere a través de preguntas ir llevándolo al otro, acorralarlo, hacer que el otro tenga que enunciar sus intenciones. Usar lo que el otro diga y devolvérselo en su contra. Sé que suena muy difícil realizar esta estrategia con todo lo que se juega, con la concentración, preparación, nerviosismo y tensión. ¿Pero por qué no hacerlo ahora?

***

Macri en uno de sus ataques le preguntó a Scioli si él creía en lo que dijo CFK respecto a que en Argentina hay 5% de pobreza. Ese dato no lo dió CFK sino que es brindado por la Food and Agriculture Organization (FAO) que es un organismo especializado de la ONU; y no es sobre la pobreza en la Argentina sino que representa la insuficiencia alimentaria, no poseer los suficientes medios económicos para alimentarse. Para defenderse de su plan devaluador acuso al gobierno actual de haber sido el gobierno que más devaluó de la historia llevando el peso respecto del dólar de 3 a 15. Primero que 15 es a donde él lo va a llevar, es el dólar que se consigue informalmente, el dólar ilegal pero que él directamente toma como si fuese el valor oficial que al día de la fecha es 9.62. Segundo, el peso se devaluó de 2.85 a 9.62 en 12 años siempre por debajo de los aumentos de las jubilaciones y del salario mínimo vital y móvil. Macri y sus economistas anunciaron una devaluación de 9.62 a 15 o 16 en un solo día. Tiró que la inflación se comió a las jubilaciones cuando en realidad el aumento bianual por ley de las jubilaciones y el aumento de sueldo en paritarias siempre fue mayor al índice más alto de inflación.

Habló de la creación de la Policía Metropolitana como una “propuesta contracultural” cuando de movida la utilizó para armar un aparato paraestatal de inteligencia en manos del “Fino” Palacios. Dice “fíjate Daniel, cada vez más los jueces federales para llevar a delante sus investigaciones confían en la Metropolitana en vez de la Federal”. Los jueces federales enfrentados con el ejecutivo por su intento de democratización y por su intervención en la relación de estos con los servicios de inteligencia, utilizan el poder judicial para oponerse al gobierno nacional. El juez Bonadio, cuestionado por donde se lo mire, con decenas de causas en contra por mal desempeño, abuso de autoridad, etc utiliza a la Policía Metropolitana como escudo de sus intervenciones intempestivas. ¿Qué tiene que hacer la policía que pagamos todos los porteños en Santa Cruz, allanando oficinas de dirigentes de signo político opuesto al Jefe de Gobierno? ¿Qué tiene que hacer allanando el Banco Central?

No nos olvidemos de la represión al Borda y de la querida UCEP creada para sacar a palos, durante la madrugada, a indigentes y personas en situación de calle, para despejar el espacio público y tirarlos en la Provincia. La tuvo que cerrar por la cantidad de denuncias que acumuló.

***

Más allá que la comparación entre la ciudad y la provincia no es posible, es falaz, por tamaño y características geográficas, por densidad de población, por presupuesto per capita y por condiciones históricas y estructurales, Macri en sus pasajes más ofensivos al momento de preguntar criticó la gestión provincial en cuanto al narcotráfico (ya rebatido de manera categórica por el candidato Daniel “Si no pudiste con los trapitos” Scioli), la educación y la salud. Le enrostró que en la provincia nunca pudieron cumplir con los 180 días de clases cuando en su gestión bajó el presupuesto en educación, subió los subsidios a la educación privada y sanea la falta de vacantes en educación inicial para la población vulnerable con Centros de Primera Infancia dependientes del Ministerio de Desarrollo Social y no del Ministerio de Educación, un verdadero jardín para pobres, en vez de integrar a todos los niños sin importar su clase ampliando la oferta en la educación formal en serio.

Habla de los hospitales de la provincia cuando en CABA son sostenidos solo por la calidad de sus profesionales y cuando recorto el presupuesto destinado a oncología infantil del Hospital Garraham. Mauricio esquiva la responsabilidad en la falta de vacantes en las escuelas y el abarrotamiento de los hospitales echándole la culpa a los provincianos que vienen a utilizar los servicios porteños, desconociendo que el 50% del PIB de la ciudad lo generan los 10 millones de bonaerenses que pasan todo el día en la ciudad trabajando, produciendo y consumiendo. Habla de hogares protegidos para víctimas de trata cuando bajó el presupuesto de la Dirección General de la Mujer y en su territorio está repleto de talleres textiles clandestinos y prostíbulos.

En un momento felicita a Scioli por la ley de fertilidad asistida (¡¡¡!!!). Me froto los ojos y no lo puedo creer, la misma Ley que vetó en la ciudad porque afectaba la rentabilidad de las empresas prepagas de salud. Y es él el que le dice a Scioli mentiroso, autoritario, cínico y conservador. Exactamente todo lo que es el mismo. Si esto no es un caso de análisis, no sé qué sí lo es.

***

Él se ubica en el centro de la unidad, del dialogo, del tiempo en escuchar al que piensa distinto pero es el primero que acusa de “panelista de 678” para no responder la pregunta sobre su plan económico, el que se pone agresivo ante la mínima pregunta que lo saca de su zona de protección, él no da explicaciones, no tiene porqué. En vez de contestar acusa al otro de mentiroso, es mentira que votó en contra de lo que votó, es mentira lo que está grabado que dijo.

¿Cuál fue el momento preciso en el que cambió de parecer? ¿En qué momento comenzó a apoyar todo lo que votó en contra?, ¿Querer profundizar todo lo que antes se opuso? ¿Prometer mantener en manos del estado todo lo que dijo que reprivatizaría? ¿Sostener lo que daría marcha atrás? ¿En qué momento decidió que no va a hacer, todo lo que dijo que hará si es gobierno?

¿Por qué Macri acusa a Scioli de mentiroso? ¿Acaso no dijo que iba a levantar el cepo al dólar el 11 de diciembre, que dejaría librado el dólar al mercado y liberaría las importaciones? ¿Vidal no dijo que políticas como Precios Cuidados no iban con ellos?¿Prat Gay no dijo que llevaría el dólar a 16 y que no se trasladaría a los precios porque la económica ya se maneja con el valor del dólar paralelo cuando la realidad es que toda la economía formal funciona con el dólar oficial? ¿Melconian no dijo que pondrán un techo para las paritarias y las jubilaciones, que liberaran el mercado? ¿Michetti no dijo que eliminarán los subsidios a servicios y transporte? ¿En la Fundación Pensar no se la pasan hablando de ajuste social, arreglo con los fondos buitres y endeudamiento con el FMI?

Macri dice que busca que todos estemos cada vez mejor a la vez que ubica a lo económico en un lugar secundario de su propuesta, cuando es el aspecto fundamental para modificar la calidad de vida de una población. Sería bueno que explique al detalle algunas de las medidas económicas que tiene pensado hacer. Preguntarle porque esconde a su equipo económico que mientras se van sincerando los van callando.

Cuando le preguntan por quién va a ser su ministro de economía, contesta que no lo tiene definido que no tiene tiempo ahora en medio de la campaña y que lo va a elegir la semana que viene (una vez electo). O es mentira o habla de un nivel de improvisación alarmante.

Cuando lo interpelan sobre su proyecto político y económico neoliberal y regresivo se defiende diciendo que en la ciudad no lo hizo. Primero, no es lo mismo, en cuanto a las posibilidades concretas de intervenir, administrar el distrito más rico del país que manejar la economía nacional. Segundo, igualmente en la ciudad se ven este tipo de propuestas en el endeudamiento histórico de más del 400% del presupuesto, la suba del ABL en un 700% y el aumento del pasaje de subte en un 500%.

Cuando se refiere al conflicto con los fondos buitres únicamente se concentra en decir que no se arregló con el 100% por ineficacia del gobierno, se queja de que no se haya arreglado con todos (se arregló con el 93% y los fondos buitres representan al 1% del 7% que no aceptó las condiciones de la estructuración soberana) y que hay que pagar lo que diga Griesa sin registrar las gravísimas consecuencias para el país. Estigmatiza a Kicillof cuando fue el patriota que se jugó por la Argentina contra lo peor del poder financiero denunciado por todo el mundo. Estigmatiza a quien consiguió la aprobación de una serie de cláusulas en la ONU que protegerán a aquellos países que por su situación quedan a merced de los buitres.

***

Algunos se enojan con Scioli porque no dice si habló o no con CFK o si confunde a Sturzenegger con Schwarzenegger, pero no se enojan tanto cuando Macri evade y oculta constantemente su programa de gobierno y su gabinete. Si habla o no es un dato que de una u otra forma va a ser utilizado en su contra, en cambio saber las propuestas de forma clara de un candidato a presidente es de extrema sensibilidad social.

Quizás lo que realmente pase es que para Macri la devaluación no es un ajuste económico sino sincerar la economía, liberar el mercado es expandirlo. El problema es que los K mienten y que ellos tendrán la difícil tarea de ser sinceros para que seamos confiables para “el mundo” para tener seguridad jurídica y clima de negocios. Así es que dirán que la inflación no es del 20% sino del 70%, la pobreza no es del 6% sino del 30% o 40%. Pero ese sinceramiento significa tomar medidas concretas para provocar estos números.

Más allá de nuestras diferencias votemos a favor de Argentina, a favor del desarrollo productivo, de la soberanía nacional y la independencia económica, a favor del trabajo y del futuro. Scioli no es Cristina, Maurico es Macri.

Campaña del Miedo o el mundo del revés

elecciones-2015-2109054w620

En plena campaña electoral de cara al ballotage del 22 de noviembre Cambiemos, sin bajarse de la ola amarilla del “a menos de 3 puntos y arrebato bonaerense”, se propuso una campaña propositiva de amor y buena onda, de palabras tan lindas como insípidas, de continuar diciendo que todo lo que estuvo en contra, todo lo que dijo que revertiría ahora lo va a continuar. Por eso pone a hablar en sus spots a la Gobernadora electa para exprimir todo lo que pueda su batacazo. Bien por ello.

***

Pareciera que ahora el único cambio que quiere Macri es en cuanto a los modos y las formas ya que continúa reconociendo los logros del gobierno actual (aquellos que se dió cuenta que son respaldados por la mayoría de la población) e instalando que solo hay una visión, la suya, con su “todos queremos lo mismo”. Invisibilizando así los extractos sociales, la puja de poder, los diferentes interés dentro y fuera del país. Soslayando la complejidad que gobierna al mundo globalizado de hoy.

Entonces: “Ahora el Gobierno todo lo que hizo mal lo hizo bien y yo lo voy a continuar, solo que voy a ser más copado, más buena onda”. Al final mucho “cambio, cambio” pero la políticas más importantes lo movilizaron a retractarse y decir que estaban bien. ¿Si ahora está todo bien de qué cambio hablan?

A parte de las formas groseras de La Cámpora lo que sí dice en estos días que cambiará es “esta economía llena de cepos” a la cual “hay que expandirla” (dícese liberarla). Hay que liberar los cepos de la economía. O sea la receta neoliberal de siempre: liberación de exportaciones e importaciones, devaluación liberada al mercado, búsqueda de financiamiento en los organismos multilaterales de crédito a cambio de medidas de ajuste fiscal/social y de la subordinación de la economía nacional a los intereses de la banca financiera internacional, redireccionamiento de los acuerdos económicos con los países con economías complementarias hacia los países con economías dominantes y con ADN expansionista.

También le arrebató sin mayores precisiones que las recién mencionadas a Scioli el discurso del desarrollo. Macri va acomodándose, modificando su discurso cínicamente de forma constante, sin prestarle demasiada atención a lo dicho y hecho por el mismo hace 20 años, 5 años o 15 minutos. Actúa como si el tiempo transcurriera sin dejar huella. Sería algo así: “No vas a perder nada de eso que nos opusimos que tuvieras”. Perverso para este escriba, efectivo en cuanto al final que se pretende.

Así como lo hizo en el primer debate, donde absorbió cada propuesta de sus oponentes, copia a su contrincante de forma cínica. En estas horas dijo que no va a abrir las importaciones sin importarle que toda la vida apoyó y expresó ese tipo de medidas.

***

Nobleza obliga el candidato oficialista también se mimetizó con el discurso opositor en cuanto al narcotráfico, el impuesto a las ganancias y la baja de las retenciones. Aunque en su ambigüedad congénita en los temas de agenda siempre pensó parecido a lo que imponen los medios de comunicación dominantes.

Además de este lógico arrimo a las propuestas de Massa para seducir a aquellos que no votaron ni por él ni por Macri, la estrategia de cara al ballotage es reafirmar su estilo de permanencia a un espacio político pero con identidad propia, manteniéndose leal pero lo suficientemente seguro y firme como para poder marcar las diferencias pero con el fin de superarlas. Volver a colocarse en el centro del diálogo, la previsibilidad y la moderación que ha sido corrido por estos tiempo por el candidato amarillo.

Como forma de penetrar en la estrategia del PRO recién mencionada, más allá de pifies, chicanas de más y comentarios de mala leche no le queda otra que hacer el esfuerzo de hacerle recordar a la sociedad quien es Macri, haciendo caer su máscara cínica, mostrando que dijo, que hizo, que votó, cuáles fueron sus posturas, sus acciones, cuáles fueron sus propuestas, cuáles son ahora, con quien se junta, cuál es su equipo.

***

Esta estrategia de campaña, podríamos decir lógica y obvia, es catalogada por los medios hegemónicos (que si Macri es cínico, estos son el cinismo en persona) como campaña negativa. Aquellos encaminados hace más de 7 años en una campaña permanente y constante de desprestigio hacia el gobierno nacional, utilizando todos los medios éticos y no éticos, morales y amorales, con mala leche, con un ensañamiento pocas veces visto, demonizando personas, directamente mintiendo, manipulando, sesgando, tergiversando, descontextualizando, operando, exagerando. Estos medios ahora acusan al gobierno de hacer campaña negativa contra Macri. ¿Se puede ser tan hipócrita? ¿Por qué toman a la sociedad? La actitud de estos medios y sus periodistas ha alcanzado niveles de cinismo e hipocresía realmente desconcertantes. ¿Qué pretenden que haga Scioli? ¿Qué haga campaña por Macri? ¿Qué no se presente?

Ya sabemos que La Nación y Clarín si es blanco te pegan por blanco si sos negro te golpean por negro y su querés ser gris te pegan por gris. Porque lo que les importa es que defiendas los derechos de las mayorías y no los intereses corporativos. Eso es lo único que les importa.

La Nación, Clarín y Macri lloran por la grieta, acusan a los K por generar división, disputa, rencor porque lo que ellos quieren es mantener el status quo, no quieren que nada cambie, que todo siga igual, que las desigualdades continúen y que los que la tienen la sigan teniendo. Por mis pagos se les llama reaccionarios, conservadores.

Porque este gobierno vino a hacer un cambio en serio, que reforme los poderes arcaicos y se les otorguen más derechos y mayores ingresos a las clases siempre postergadas es que estos sirvientes de los intereses concentrados quieren destruirlo y no dejar nada. Acusan al gobierno de generar la división de los argentinos cuando ellos fueron los principales actores en instalar los K, los hiper K, los ultra K como si fuera mala palabra contra los anti K. Fueron los responsables centrales de generar el odio a través de su aparato propagandístico que concentra más de 80% de los medios, desinformando y mintiendo sobre cada cosa que hizo y no hizo el gobierno.

***

Macri que se ubica como el garante del diálogo y la unidad de todos los argentinos se opuso sistemáticamente a cada medida, cada política y cada postura que tomó el gobierno nacional. Él como político siempre representó a un pequeño sector de la sociedad. Amplificándose por la protección mediática, el marketing político, la habilidad política (el macrismo hace política y con mucha habilidad), su kirchnerización y su nueva onda zen, más su fingida simpatía y humor, está en posición de ganar el balottage y acceder a la primera magistratura.

Parece que ahora Mauricio conoció la pobreza en la escenografía de sus spot de campañas. Ahora sí, no cuando se votaban todas las leyes de transferencias sociales hacia la población de bajos recursos. Macri desde su ideología hace política mostrándose apolítico y desideologizado “Yo quiero lo mismo que vos”. Es decir en definitiva es una cuestión de fe, de la credibilidad. ¿Le crees a Macri que de repente se iluminó y ahora esta despojado de todo y viene a ser el que nos lleve a todos juntos a la panacea, que dejó atrás su pensamiento retrogrado, reaccionario, conservador y neoliberal, y que busca la felicidad de todos con pobreza cero? Yo creo que no.

Pero nada se compara con la presencia mafiosa del periodismo dominante, aparato propagandístico del establishment que proteje a sus candidatos y destruye a sus oponentes. La democracia esta adulterada, sesgada por los medios de comunicación. Acordémonos como empezó el año con la mega operación que bordea a entidades tales como la Justicia Federal, la exSIDE, la CIA y el Mossad cuyo objetivo fue acusar a CFK de asesina y encubridora, a Aníbal Fernández lo trataron de narcotraficante y asesino a una semana de las PASO, a Máximo Kirchner le endosaron cuentas no declaradas y a Kicillof con 400000 pesos de sueldo por su cargo en YPF. Todo mentira. Se lo dicen al 80% de la audiencia y no se desmienten. Su presencia fraudulenta de por si adultera e intoxica la democracia ya que dominan y controlan el 80% de la información que utilizan al antojo de la corporación mediática.

***

En otra ocasión ya he expresado las razones por las que fue Scioli el que prevaleció como candidato del FPV, por estilo, por personalidad, por capacidad, por convicción, por lealtad y por merecimiento. Muchos ven a Scioli y Macri muy cercanos. No lo son. En este momento y ya hace mucho tiempo, representan dos versiones de país antagónicas. Por fuera de lo discursivo, de las formas o el marketing concretamente representan la aplicación de unas políticas económicas u otras. Aquí ya desarrollamos las causas del estancamiento de la economía, que es lo que se debería hacer para alcanzar el desarrollo definitivo y quien puede hacerlo. El freno económico es causado por la restricción externa y la crisis internacional. La única forma de superar este freno luego de un crecimiento sostenido de más de 8 años es con la transformación de la matriz productiva y no con el ajuste de algunas variables de la económica que son consecuencia del crecimiento (inflación, déficit energético, emisión monetaria, desendeudamiento, subsidios) y no causas del freno.

Scioli tendrá la difícil tarea de afinar su discurso para lograr plasmar un programa que requiere un proceso de abstracción; a diferencia de Cambiemos que oculta su equipo económico ortodoxo y solo habla de cuestiones palpables de la realidad inmediata (para buscar el efecto social) pero mezclando causas con consecuencias, por lo que si modificas las consecuencias pensando que son las causas, no estas atacando el verdadero problema.

Pero la ventaja que tendrá es que su propuesta (acá) va más allá de un panfleto de campaña sino que hizo, en palabras de Claudio Scarletta, “un trabajo sistémico sobre las principales cadenas de valor y sectores económicos, con un libro adicional para las 38 económicas regionales del país”. Recorrió todo el país se reunió con todos los sectores y provincias. Hicieron un diagnóstico, acuerdo con los actores involucrados y medidas de mejoras en la oferta, medidas fiscales y financieras, creación de una banca del desarrollo y medidas de sostenimiento de la demanda para expandir la actividad que posibilite la ampliación de las inversiones.

Por lo tanto el FPV tiene que desmantelar el cinismo del candidato de los poderes fácticos concentrados, y hacer el esfuerzo para transmitir que lo que se viene no es ni cambio, ni continuidad sino una etapa superadora.

Tócala de nuevo, Sam

mauricio-macri-patrimonio

Ya ha pasado algo de agua bajo el puente luego de la primera vuelta electoral en la carrera por la presidencia de la Nación en la que el FPV alcanzó el 36,8% a nivel nacional, seguido muy de cerca por el PRO con el 34,3%, y el histórico arrebato de la provincia siempre peronista en manos del partido neo conservador. Ahora ya estamos inmersos en la etapa final que será el inédito ballotage entre estos dos actores políticos. Aquí dejare algunas reflexiones, reafirmando algunas apreciaciones, agregando otras pero sobre todo transmitiendo lo percibido en la calle, con lo sesgado que puede llegar a ser eso. ¿Por qué se dieron estos resultados que sorprendieron hasta a los amarillos?

 

Billetera mata galán

Primeramente pareciera que existen razones económicas, la gente vota con el bolsillo, y desde el 2012 que la economía no crece, por contexto internacional (crisis financiera en EEUU y Europa, la recesión en China y Brasil) y por limites internos (techo en el crecimiento industrial por matriz productiva insuficiente por restricción externa). Eso es lo que hizo posible la instalación de una sensación de “cambio”. La gente prefiere un cambio abstracto con liderazgo firme, que propuestas concretas con un liderazgo parcial y que encima genera pujas internas (“el candidato es el proyecto”, “un presidente de transición”, “fuego amigo”, etc, etc, etc). Desde este aspecto también se observa que la movilidad social ascendente generó nuevas demandas quizás mal atendidas y provocó el enojo de este sector por la supuesta corrupción y el despilfarro en “los planes descansar”. Para este escriba son dificultades pero que solo aparecen porque justamente el país creció.

Porque creció es que el problema es el impuesto a las ganancias y no la falta de empleo. Porque creció es que hay inflación, por el crecimiento de la demanda, porque creció el poder adquisitivo de la mayoría de la población, porque hubo un estado que tomó políticas de redistribución de la riqueza.

Hay déficit energético porque aumentó el consumo de energía. Ahora vamos por la soberanía energética porque recuperamos YPF y construimos centrales nucleares y reservar hidroeléctricas.

La demanda es el 82% móvil para los jubilados pero porque se pasó de la baja del 13% de las jubilaciones por parte de Patricia Bullrich, pilar del PRO, a la universalización de la cobertura previsional, ampliando un derecho tan esencial para aquellos que por la flexibilización laboral neoliberal no contaban con sus derechos laborales o para los que directamente no conseguían empleo. Con un aumento de más del 1600% y con dos aumentos anuales por ley. No es como dice Melconian, el principal asesor económico de Macri, que le dan jubilaciones a aquellos que nunca aportaron sino que fueron víctimas de la precarización laboral llevada a cabo por la misma ideología que tiene Melconian. Además están en moratoria o sea que pagan sus aportes con descuentos en esa misma jubilación que perciben.

 

Winds of change

Se instaló efectivamente la necesidad de un cambio. El PRO propone un cambio de formas (Mauricio canchero, chistoso, relajado, sin cadenas nacionales, dando conferencias de prensa, “diálogo”, “transparencia”, “consenso”, etcs) y un cambio de fondo, de contenido, pero no dicho. Oculto pero con evidentes líneas de fuga, digamos que hace agua por todos lados. Basta con escuchar declaraciones fílmicas o ver las acciones concretas pasadas o recientes, de Macri y de todo su equipo.

Lo que no impide, de todos modos, que la puja se dé en cuanto a los modos, los estilos. El contenido no importa o no se entiende. Se siente un clima de hartazgo por el desgaste de las formas del FPV luego de 12 intensos años. Otra vez la paradoja, ya que sin esas formas no se hubieran podido dar las grandes conquistas y por lo tanto las cuestiones de fondo transformadoras de la realidad.

Lamentablemente la guerra está en las formas y no en lo que importa: las medidas, los proyectos, las políticas.

 

¿Mauricio es Macri?

Hay una falla en la transmisión, en cómo comunicar lo que es realmente Macri. Hay algo que no llega, que no logra plasmarse. Algo palpable, accesible pero en apariencia inalcanzable. La asociación de Macri con la vuelta a los ’90 no sirve porque todos estuvieron en los ‘90. Se asocia a Scioli con Menem, aunque sabemos que es incomparable en ese aspecto con Macri. Scioli formó parte de la farándula de esa época frívola pero como deportista exitoso. El negocio de su padre quebró por el desmantelamiento de la industria nacional, por la falta de competitividad con los productos importados en los tiempos de la convertibilidad. Participó de los dos últimos años del menemismo y luego estuvo 12 años en el FPV. Macri fue uno de los más beneficiados por el vaciamiento del estado: las privatizaciones para fundir las empresas y fugar la plata, las contrataciones estatales para inflar los precios, el retiro del control estatal para poder estafar al estado y el flujo constante de dólares para financiar la fiesta a costa de un hiperendeudamiento. Y luego del 2001 continuó en la misma senda creando su propio partido, según él “el primer partido pro mercado pro negocios en cerca de 80 años de historia”.

Tampoco sirve lo que hace 678 de asociarlo con la dictadura. Es cierto que Macri representa al poder que impuso su modelo neoliberal con la dictadura del ‘76 matando miles, que después volvió en el ‘89 con un privatizador serial con traje de caudillo peronista, que luego construyó una supuesta Alianza progre que terminó siendo peor que lo que reemplazó y ahora que instala a su nuevo espécimen: este empresario contratista del estado neoconservador y neoliberal con apariencia de pastor evangélico.

Pero tal comparación huele a mala leche porque la intención es unir a Macri con los asesinatos y las torturas. No es lo mismo aplicar políticas de derecha desapareciendo y torturando gente que a través del voto popular. Las personas de a pie están cansadas de esas formas y compran el packaging de Duran Barba. No hace falta forzar la unión de la figura de Macri con Menem, De La Rua o Videla. Basta con dejar a la vista los dichos y las acciones propias. Eso no es campaña sucia.

Maurico se pudo despejar del Macri empresario retrogrado conservador y liberal; y construir su imagen actual de pastor evangélico que termina sus actos con “¡Los amos, los amo mucho de verdad!”. Pero no lo consiguió por su propia perspicacia sino por el apoyo definitivo de los medios que son consumidos por el 80% de la población. Con esta protección de hierro más sus oscilaciones discursivas para afinar su personaje, arribó a un Macri sciolizado, peronizado, arrepentido de su pasado y abierto a aprender.

Pero este corrimiento desde la extrema derecha a un centro es solo dialéctico, por la campaña electoral. ¿Sus proyectos se desplazan de la misma manera? ¿Se mantienen inmóviles de manera intencional? ¿O ni lo tienen pensado todavía? ¿Tiene algún proyecto?

 

La Puerta de Hierro mediática

A Macri lo protegen los medios partidarios pero también los que se suponen “objetivos” que llegan a lo sumo a hacer alguna pregunta incómoda pero jamás una repregunta. Un ejemplo. En una radio le preguntan por el sobreendeudamiento de la Ciudad de Buenos Aires y él responde “depende para que te endeudes, si es para infraestructura está bien”. La realidad es que el GCBA endeudó a la ciudad en un 400% del presupuesto, record histórico de aumento de deuda en el distrito, y no fue para infraestructura. ¿Cuál infraestructura? ¿El Metrobus? ¿Las bicisendas? Se endeudó para tener liquidez en el Banco de la Ciudad y así poder especular en el mercado y pagar vencimientos de más deuda.

Macri se pasea por los medios como en casa porque va solo donde está protegido. “Después del 10 de diciembre se termina la grieta y comienza la unidad de todos los argentinos”. ¿De donde él es el garante de la unidad? ¿Del fin de “la grieta”? Como si no tuviera nada que ver con la división. Como si no hubiera contribuido demonizando cada paso del gobierno nacional. Como si hubiera solo una forma de concebir la vida, la suya, la dominante. La grieta va a continuar porque existe la puja distribuida, porque hay una desigual e injusta distribución de la riqueza. Porque están los que apostamos por la soberanía nacional, la independencia económica y la justicia social; y los que son sublevados a intereses externos, que se conforman en ser un país agroexportador con plena dependencia de las potencias mundiales, retroalimentando el reducido modelo del pasado, pecado original de la economía argentina, que impide que demos el definitivo salto al desarrollo productivo nacional.

¿Macri es el garante de la transparencia? Contratista del estado corrupto menemista, procesado por estafar al estado y por montar, en uso de sus funciones como Jefe de Gobierno, un espionaje paraestatal dentro del estado y con recursos públicos para usos personales y políticos usando como escusa la creación de la Policía Metropolitana. ¿Es garante de la institucionalidad alguien que vetó 160 leyes, que en su mayoría beneficiaban a los sectores medios y bajos y/o perjudicaban a los sectores dominantes? ¿Qué dice que a horas de asumir eliminará todas las retenciones de cuajo por decreto? ¿Pobreza 0? Donde sube la mortabilidad infantil, donde crecen las villas, donde los presupuestos del área social, la salud y la educación son subejecutados y los asignados a publicidad sobreejecutados. Dice que construirá un millón de viviendas cuando en 8 años en el distrito más rico con el presupuesto más grande construyó 2.500 viviendas (solo el Pro.Cre.Ar construyó más de 280.000).

 

Te conozco mascarita

Hay que decirlo, la sociedad compró la imagen nueva de Mauricio, lo ven como alguien que va a sostener todos los logros, que va a permitir que ahorremos en dólares pero sobre todo que viene a cambiar las formas. Modos que fueron instalados como el peor de los males a través de la exageración, amplificación y tergiversación de los medio de siempre.

Pero basta verlo a Sturzenegger en una conferencia en EEUU contando entre risas las lecciones de Duran Barba: No propongas nada, no expliques nada porque sino tenés que contar que vas a ajustar y entonces se perderá trabajo y eso es lo que no queremos que digas. Cuando seas gobierno hace lo que quieras. Y mientras tanto decí que mienten con los datos de la inflación o habla de tus hijos… cualquier cosa.

Basta con ver con quien se junta el líder PRO. Mientras que Scioli se junta con el Papa, Evo, Lula, Dilma, Pepe Mujica, Tabaré Vásquez, Bachelet y Santos, Macri se junta con Piñera, Aznar, Vargallosa y Donald Trump. Basta ver la formación de todo su equipo económico. Declaraba Robert Lansing, Secretario de Estado del Presidente Woodrow Wilson, en 1924 sobre los conflictos con México: “Tenemos que abandonar la idea de instalar un ciudadano estadounidense en la presidencia mexicana, porque ello nos llevaría a la guerra. La solución requiere más tiempo. Hay que abrir las puertas de nuestras universidades a jóvenes mexicanos ambiciosos y enseñarles nuestro modo de vida, nuestros valores y nuestra ascendencia política. Al cabo de algunos años estos jóvenes ocuparan cargos importantes, empezando por la presidencia. Sin que EEUU haya tenido que gastar ni un centavo, ni tirar ni un solo tiro, harán lo que nosotros deseamos, y lo harán mejor y con más entusiasmo que si lo hubiéramos hecho nosotros mismos”. Quien dice México dice Argentina.

¿Qué hay detrás del slogan confuso que empezaron a decir ahora en cuanto a sus medidas económicas? “Liberar las fuerzas productivas”, “el que quiera producir, producirá” “que exporten y produzcan todo lo que quieran” que por arte de magia sucederá. Dicen que eliminarán todas las trabas o sea reducirán la regulación, la intervención del estado que será cada vez más chico. Estas frases son la versión edulcorada de lo que ya dijeron en cuanto a que eliminaran todas las retenciones (salvo la soja que la reducirán solo al 5%) desfinanciando al estado, que liberarán de forma irresponsable el precio del dólar a lo que disponga el mercado provocando una fuerte devaluación, que liberarán sin regulación las importaciones desmantelando el arduó proceso de reindustrialización.

Todo financiado por el ingreso indiscriminado de capitales extranjeros y un nuevo proceso de endeudamiento sobre la base el costoso y largo proceso de desendeudamiento. Ya están armando el escenario con sus alertas sobre la falta de divisas en el Banco Central que justifiquen la salida a tomar deuda externa y el ajuste fiscal: “La herencia K” “No nos quedó otra” “No es simpático pero es necesario” “No sabíamos que la situación era tan mala” “llegan con lo justo hasta el 10 de diciembre” etc. Ellos dicen que eliminando las reglas y el control fomentan al capital nacional y extranjero a liquidar sus divisas pero lo que realmente incentiva esa falta de control es a la evasión fiscal y la fuga de capitales que son las fundamentales razones de la restricción externa.

Entonces las medidas que quiere aplicar Macri para sanear las dificultades económicas son justamente las razones de las mismas. Esta más que probado por  nuestro reciente pasado pero también por lo que pasa ahora en el mundo que las recetas neoliberales son las causantes de los problemas y también las que los profundizan. Lo que hay que hacer es redirreccionar el capital desde la fuga a la inversión, diversificando el entramado productivo, desarticulando los monopolios industriales y las cerealeras agroexportadoras. Hay que hacer una reforma financiera e impositiva que actualice, modernice y haga más justas las reglas de juego. Se puede tomar deuda externa pero de manera sustentable para el país y siempre dependiendo de las condiciones, cuanto, a que tasa, para que y a quien se le pide prestado. A demás no solo se pueden buscar inversiones extranjeras sino sobre todo incentivar la inversión nacional pública y privada, creando la Banca del Desarrollo, bajando la evasión, la fuga de capitales y persuadiendo al sector industrial que invierta más y acopie menos a cambio de créditos accesibles y atención a los complementos importados que necesite para desarrollar su industria. El dólar puede ser ajustado para generar mayor competitividad pero bajo la administración controlada del Banco Central. Se puede bajar la inflación pero no enfriando la economía, bajando la emisión, reduciendo el gasto social para bajar el consumo, sino interviniendo en las cadenas de valor, en los formadores de precios y dinamizando el mercado interno.

Sabemos que a Macri le aparecen los videos privados de Melconian y compañía disertando en reuniones con los grupos de poder donde explicitan que harán ajuste, echarán gente, suspenderán la paritarias, recortarán las jubilaciones y abrirán las importaciones; y él empieza a mandar a Frigerio, Prat Gay y Peter Robledo, como si Melco directamente no existiera. Por eso será CLAVE el debate, será LA oportunidad para que estén cara a cara. Ahí dependerá de la inteligencia de Scioli en dejar a la vista lo que Macri es realmente.

“Integración” parece la palabra

20140311-scioli-y-equipo-con-los-intendentes-de-la-quinta-seccin_r5624.jpg

Leyendo el último artículo de Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk sobre la coyuntura política actual, en sus primeros puntos, analizan al candidato a Presidente del FPV. Destacan que en esta campaña se está hablando mucho de políticas públicas específicas. Dirigiéndose puntualmente a Daniel Scioli, haciendo mención a la presentación de sus propuestas en el Teatro Opera el 21 de septiembre, escriben que sus propuestas “son de un nivel de detalle mucho mayor del que hubiéramos previsto para un candidato en el que su partido está en funciones de gobierno”. ¿Si el candidato es Scioli y Scioli representa el proyecto el candidato es el proyecto? ¿Qué proyecto?

Esto me motivó a desmenuzar el discurso de Scioli de aquel día para ordenar lo que dijo, sus definiciones, propuestas y promesas. Al escuchar cada uno de los conjuntos de temas abordados por el Gobernador de la Provincia advertí que tenían relación con la interesante propuesta, dicha en otros ámbitos, sobre la creación de nuevos ministerios, la división de otros tantos, el cambio de nombre de otros (que implique un cambio de funcionamiento) y la elevación de algunas Secretarías a categoría Ministerial. Cada palabra dicha en el Opera viene acompañada con su correspondiente modificación de la estructura institucional de gestión. Es interesante porque plantea una composición de la gestión pública de mayor dinamismo, moderna y a la altura de la envergadura del desafío que se pretende encarar. Son propuestas con el planteo de acciones concretas de cambios en las estructuras públicas para que los objetivos se puedan desenvolver.

Para el alcance de estos puntos es que adquiere suma relevancia la división del Ministerio de Economía. La figura de Ministro de Economía tuvo mucho peso en la historia reciente. Durante el proceso neoliberal iniciado en la década del ‘70 el Ministro de Economía se fortaleció y pasó a dirigir la economía del país más allá de la autoridad del Presidente, siguiendo el paradigma vigente donde la política se encontraba subordinada a la economía. Dicho Ministerio debía ser conducido por un técnico que decidía de forma independiente y la política debía acomodarse como pueda. Desde el 2003 con Néstor Kirchner el Presidente comenzó nuevamente a conducir la economía y la colocó como herramienta fundamental para la transformación política y social.

Para terminar definitivamente con el desbalance de poderes la fragmentación del Ministerio de Economía en Hacienda, Comercio Exterior y Comercio Interior significa la descentralizacion y desconcentracion de las responsabilidades, permitiendo mayor dinamismo y la posibilidad de abordar las diferentes áreas con un mayor grado de especificidad, profundidad y acercamiento.

En definitiva el objetivo de la integración entre educación y trabajo se encuentra orientada hacia los objetivos económicos que buscarán ampliar la capacidad exportadora con valor agregado en origen y así el país vaya avanzando en su desarrollo industrial y al crecimiento a partir de la producción nacional y no solo por la explotación de los recursos naturales.

Scioli resume su proyecto en la integración de la materia gris con la materia prima, la integración de la educación con la ciencia y la tecnología, y a su vez estas tres con el mundo del trabajo y la industria, integración del ámbito privado con el público, del capital con lo social. En definitiva la integración de la mayoría de los argentinos, “no hay héroes solitarios” dice. ¿Que no haya “héroes solitarios” es un guiño a aquellos que dicen que el candidato es el proyecto? ¿O es una propuesta de horizontalidad integradora? No es una sorpresa ya que está en la esencia de Scioli, más llano, escuchando, trabajando en equipo.

Para ello deberemos invocar a nuestro ADN frentista, de transversalidad en la ideas, con una cultura del encuentro, la igualdad, fraternidad, tolerancia y libertad de expresión. Para ello será necesario tender puentes hacia las demás expresiones: radicales desencantados con el acuerdo UCR/PRO, socialistas y todo aquel que esté indeciso. Se les tenderá una mano pero dejando en claro que con la otra sostendremos las tres banderas del Peronismo, la de la Soberanía Política, la Independencia Económica y la Justicia Social.

Acá queda la palabra empeñada. Solo el tiempo dirá cuanto de todo lo dicho en estas líneas se concretará en hechos factibles. Pero por ahora, “Integración” parece la palabra.

Niembroma

descarga

Sabemos que la vida transcurre en una sucesión de eventos, imágenes y estímulos que pasan frente a nuestros ojos y que terminan rápidamente en aquel lugar de difícil acceso dentro de nuestra memoria. Solo algunos hechos traumáticos sociales o personales quedan anclados en la memoria colectiva o como recuerdo aleccionador.

Posiblemente el mercado y su marketing se aprovechan (y también crean) esa estimulación hasta llegar al marketing político donde crean una imagen, una linda historia, obviamente a cambio de mucha plata, que es vendida como un producto nuevo más para que la sociedad compre o no: mauriciomacri.com.ar. Pero esta imagen se hace sobre una persona de carne y hueso, con una realidad palpable. Es una imagen no inocente, sino que es consecuente a un plan, un objetivo central: el vaciamiento de las arcas públicas de forma ilegal y fraudulenta.

Aquí vamos a dejar de lado el blindaje mediático de Clarín y La Nación porque es de un nivel burdo y demasiado obvio. Digamos que casi ni hablan del mamarracho de Niembro y compañía. Pero sorprenden algunos de esos periodistas que intentan considerarse objetivos que pintan un panorama donde el problema es que el partido de Macri representaba la transparencia y con la causa contra Niembro esta se resquebrajaría dejando ver que son todos iguales.

Otros plantean que el Pro como no tiene estructura ni equipo se le cuelan corruptos que no logran controlar. Si Niembro es corrupto es porque el estado que le dió plata también lo es. En cualquier acto de corrupción el acento está en los funcionarios públicos que malversan los fondos más allá de a quién benefician con ello, que casi siempre es a ellos mismos.

Se trata el Niembrogate como si fuera un delito en el ámbito privado, cuando lo escandaloso es que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires haya realizado todas esas irregularidades para pagarle en secreto 20 millones de pesos a un periodista famoso para que hable bien del GCBA, pero que pareciera que lo hace por convicción personal. Macri, Vidal y compañía piensan que haciendo la No sabe/No contesta pueden desligarse de sus responsabilidades. Lo triste es que quizás así sea.

Macri representa la transparencia hace 5 minutos. Esa imagen de cambio ya sabemos que es una cáscara vacía. Pero Macri no solo representa el neoliberalismo conservador y capitalista salvaje, sino que dentro de eso representa al sector que se enriquece a través de estafar al estado. Lo peor de lo peor. ¿Cómo es que intentan vender (y en algún aspecto lo logran), una imagen de transparencia e institucionalidad de alguien que es visiblemente todo lo contrario?

Mauricio Macri no es un joven brillante empresario que producto de un secuestro cambió su forma de ver el mundo. Que luego de un exitoso pasar por la presidencia de uno de los clubes de fútbol más populares quiso, por un innato altruismo, meterse en la gestión pública para devolver lo que la vida le dió y arreglarle los problemas a la gente. Me acuerdo del “por lo menos este no va a robar porque ya es millonario”. Será porque no conocen a un millonario. El millonario gasta como millonario por lo tanto tiene muchas quintitas que atender, en consecuencia: siempre quiere más. Y mejor si se combina con Poder. Es una adicción más, es tener por tener, acumular por acumular, le dicen codicia ¿No?

Mauricio nació en cuna de oro, hijo de un empresario de origen italiano que forjó su fortuna a través de ser contratista del estado desde la última dictadura (donde dió el gran salto), pasando por el menemismo hasta los mismísimos días del presente donde ocupa un lugar central en las relaciones económicas con China. Basta poner en Google “El hombre que le debe más al estado” para que se inunde la pantalla del apellido Macri. Es la esencia de su sangre, es el negocio familiar.

Así es que el joven Mauricio la tenía servida y no dejó ni una miga. Trabajó en los Grupos Empresariales Socma y Sevel cuyo negocio era ser contratista del estado. Pasando por la concesión del Correo Argentino (donde como primera medida despidió a 1500 trabajadores registrando la medida como inversión) hasta meterse en política partidaria dentro del fútbol. En todos esos años fue acusado, denunciado, imputado y procesado por contrabando, estafas al estado, sobreprecios, evasión impositiva y lavado de dinero. En la causa por contrabando de autopartes y evasión fiscal no fue preso porque la Corte Suprema menemista de la mayoría automática la desestimó.

Mauricio y su amigo de toda la vida Nicolás Caputo se hicieron millonarios con dinero público del estado proveniente de la corrupción estatal del menemismo, beneficiarios del fraude fiscal y de la desregulación del “vale todo” neoliberal. Su deuda privada fue estatizada. Pero él a diferencia del padre, quiso ir más allá. Su ambición pudo más. El padre le advirtió, el no escuchó. Será por capricho de niño millonario que se preguntó porque no estar de los dos lados del mostrador, de quedarse con todo, de potenciar el robo. El riesgo: la exposición.

Es así que en el 2003 comenzó su aventura como político arribando a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires montándose sobre una campaña de destitución de Aníbal Ibarra por la tragedia de Cromañon. Para armar su nuevo rol contrató al publicista venezolano Jaime Duran Barba como asesor de imagen y marketing político. No de casualidad el devenido en superasesor es experto en alcanzar el objetivo (ascender a un cargo político) a través de las peores prácticas, sin medir ningún tipo de ética y moral, y sin fijarse si se mantiene dentro o fuera de la ley.

En vez de ser el contratista del estado pasó a ser contratista y estado. Continuando con el mismo modus operandis de siempre, con la única diferencia que el robo era más fácil. Es el que da y es el que recibe. El negocio familiar de Macri evolucionó en el desvió de fondos públicos por sobreprecios, contrataciones directas (con o sin contraprestaciones), etc. que vuelven como retorno, como plata negra a las arcas privadas del Jefe. Siempre fue así.

Al ser ese el objetivo central (que cuando no se es público es más sencillo de ocultar) el manejo de la imagen y el marketing pasó a ser casi lo único importante. Así Duran Barba pasó a ser directamente el que le maneja la carrera política no solo diciéndole lo que tienen que decir y cómo deben comportarse él y todos sus dirigentes, sino también que hacer, entrometiéndose en medidas de gobiernos, estrategias políticas y de gestión. Sí, un asesor de imagen es el líder de un partido político. Por esta razón es que el presupuesto en publicidad está sobre ejecutado y los presupuestos en salud y educación subejecutados.

Como Jefe de Gobierno a los delitos anteriores se le sumaron los delitos del otro lado del mostrador: incompatibilidad con el cargo público, mal desempeño como funcionario público, malversación de fondos públicos.

¡Ah! Y el colmo de los colmos, creó la Policía Metropolitana cuyo primerísimo objetivo fue montar una estructura de espionaje ilegal, familiar, político y empresarial. Para espiar a su cuñado, a Sergio Burstein (familiar de víctima del atentado de la AMIA y públicamente opositor a Macri) y a Carlos Ávila (por negocios ligados a la transmisión de los partidos de futbol), entre otros. ¿Escuchan bien?

Utilizó fondos públicos para sanear una deuda historia que es una fuerza de seguridad propia del distrito, pero que pareciera que fuera una excusa, una pantalla, para montar una agencia de inteligencia paraestatal para fines personales. Eso fue lo que hicieron de movida. Sin olvidar a quien puso como jefe de todo esto, Jorge “Fino” Palacios. Macri está procesado por esto.

Entonces si Macri ya tiene un blindaje mediático demencial que le permite mostrarse constantemente como un personaje nuevo, sin pasado, aquellos que intentan ser neutrales u objetivos no se queden en el análisis superficial basado en el disfraz de transparente que tiene puesto hace 5 minutos, donde el problema es que con la denuncia hacia Niembro se pone en cuestión dicha transparencia que hace suponer que hasta ese momento estaba intacta. Niembro no es un error, un efecto colateral por hacer política. Este tipo de prácticas son el fundamento principal de toda una vida de un modo de ganar dinero: robar plata del estado.

¿Macri puede ser Presidente de la Argentina? Ni en broma.