A 3 días

A escasas 72 horas de las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) y para evitar hablar con el diario del lunes, aquí van algunos comentarios relativos a lo que pudo y puede suceder de acá al 23 de octubre.

1)      Todo parece indicar que Cristina Fernández será la candidata más votada. Lo que resta dilucidar es con qué porcentaje y cantidad de votos. Lógicamente que esto dependerá de la gente que vaya a ejercer su derecho electoral pero, en mi concepto, poco cambiaría si la presidenta supera o no el 40% (digamos que si obtiene menos del 35% es una mala elección). Considero que lo que importa de esta compulsa es la diferencia con el segundo y como se acomodan en la tabla de posiciones el resto de los competidores por la morada de la Rosada. Si la diferencia con el segundo supera los 25%, el camino hacia octubre se encontrará sin grandes turbulencias y poco se podrá a hacer por descontarla. Si la diferencia es menor y mayor con el tercero, dicho candidato estaría en condiciones de “hacerse los rulos”.

2)      Las posibilidades concretas de la oposición está en que alguno de sus candidatos supere el 25%. Empresa complicada mirándola desde hoy. Si la paridad que marcan las encuestas se mantiene, la virtual primera vuelta en la que quisieron convertir está elección, continuará siendo parte del movimiento precompetitivo. Otro hubiese sido el cantar si alguno de los candidatos que hoy pelea el segundo lugar hubiese realizado su interna. Ese porcentaje con seguridad lo hubiese alcanzado una compulsa entre Alfonsín, Sanz y Cobos en la comarca radical, lo que habilita a pensar que la presencia de un único candidato por lema partidario forma parte más de un temor a la indefinición que a instalar un candidato legitimado en un interna y con el envión anímico de cara a las elecciones de octubre. Es decir, según mi parecer, hubiese sido más redituable esperar a agosto y realizar una interna que con seguridad daba más votos que la que se hará el domingo y que hubiese funcionado como envión anímico para sacudir la plancha en la que la convertirá el gobierno a partir del 15 de agosto.

3)      La posibilidad, barajada por cierta parte de la oposición, de que algún candidato se retire de la elección ante la evidencia de la presencia de un contendiente con chances concretas de llegar a un balotaje con la presidenta son parte de la confusión que aún hoy reina en las huestes antioficialistas. El traslado de votos entre candidatos, al menos en Argentina, es un recurso que viene fallando desde que De la Rúa descansó en Marta Mercader para las parlamentarias de 1993 que a la postre perdió con el riojano Erman González. Por lo que parece muy complicado que tanto Binner, como Carrió o Rodríguez Saa bajen sus banderas (abandonando a la intemperie a sus listas parlamentarias) en pos de un objetivo que no asegura que el traslado de votos directo hacia el principal candidato de oposición. Por allí, inclusive, algún que otro votito se cuela en la boleta de Cristina. En política, es harto repetirlo, dos más dos no siempre da cuatro.

4)      La oposición mediática intentará instalar desde el mismo 14 de agosto la idea de que la presidenta no tiene la cantidad de votos para ganar en primera vuelta (ni que hablar si no supera el 40%). Se va a poner el ojo sobre esa cantidad necesaria que también dependerá de la cantidad de personas que voten el mismo 23 de octubre. Con un padrón de casi 29 millones se espera que voten (si continua la tendencia de las elecciones presidenciales) entre el 75% y 80% de votantes. Un 40% de votos sobre un 80% de padrón que votaría en octubre daría un total de 9.300.000 aproximadamente para superar por un pelito el 40% necesario (más de un millón sería el 45% para ganar sin otras variantes). Es decir, ese número tomarán como marco de referencia la oposición mediática para contarle las costillas al voto oficialista. Si el domingo la placa indica que hay más de ese numerito en esta PASO por la presidenta, pocas excusas quedaran en el firmamento.

11 Comentarios a “A 3 días”

  1. Mariano, no estoy de acuerdo con el contenido de la nota. Me parece que pecás de seissietoochista afiebrado y Cristina Kirchner hoy no esta ni cerca del 40%. Gracias que gana.
    saludos

    [responder]

    A mi me parece la reflexión mas realista que se hizo hasta el momento. 678 es solo un programa de televisión y nada más, ahí termina. Si bien mi deseo personal es que Cristina obtenga al 99% de los votos, y no existiendo información concreta sobre la voluntad del pueblo, en ese estado de cosas, la reflexión de Mariano, sin el diario del lunes, tiene el sustento de la lógica, lo más cercano a la verdad.

    [responder]

    Y papa? que paso?

    [responder]

  2. Mariano:
    La verdad, me gusta el análisis y recoge alguna de las cosas que muchos pensamos y nos hace entender algunas otras que no se nos ocurrió pensar. Tiene una visión subjetiva, si, y está mal? Quien es objetivo en estos momentos? Desde qué lugar hablamos cada uno de nosotros, desde la oposición, desde el no me importa, desde la simpatía? O sea de objetividad nada. Con ese verso, nos quisieron vender tantos medios que bajaban línea que eran de temer. Lo importante es saber decodificar lo que nos dicen, saber de dónde vienen y elegir. Yo no miro 6 7 8, no me gusta mucho, ni me banco el mensaje chupamedia, aunque si comulgo con la presidenta y me gustó este post. Esperamos mas.

    [responder]

    Mariano Fraschini

    Walter: Son opiniones, me gustaría que discutas el post y amplíes tus desacuerdos, nos ayudarías a crecer
    Pablo: Estaría bueno 99% no?. Con cuanto se conforma usted? B-C?
    Daniela: Muy claro su comentario. La última parte me resulta de una claridad meridiana. Simple y sencillo

    [responder]

  3. Mariano: no estoy de acuerdo con tu análisis. Por qué un candidato opositor debe alcanzar, según vos, el 25%? De dónde sale esa cifra? Y de dónde sale que si CFK tiene 36% (según vos, una buena elección) y el segundo está a 25 puntos eso no se podrá remontar?

    Si CFK no llega al 40%, ni ahora ni en la primera vuelta, habrá segunda. Entonces, queda más del 60% a repartir entre: Duhalde, Alfonsín, Binner, Carrió, R. Saá, y demás. Ahora bien, yo personalmente dudo poderosamente que alguien vote por alguno de ellos en las PASO o en la primera vuelta, y por CFK en la segunda. Por lo que -y si bien suscribo eso de que en política 2+2 no es 4- si hubiera un escenario de segunda vuelta, el que saliera segundo captaría los votos de todo el resto del “arco” opositor.

    Es más, incluso si un porentaje interesante de esos votos “opositores” de primera vuelta votara a CFK en la segunda, no es inimaginable un escenario en el que ella saque 37% (digamos) en la primera vuelta, y aún subiendo al 45, 46, o 47% en la segunda pierda contra un 55, 54, o 53% de un segundo apoyado por el resto de los opositores.

    Con lo que, a mi ver, las preguntas excluyentes de la primaria son: llega CFK al 40%? Y si no llega, existe la posibilidad de que gente que vota a candidatos opositores en primera cambie su voto en segunda?

    No veo muchos votantes de Duhalde, Alfonsín o Carrió (y ni hablar de los partidos más pequeños) pensando en votar a CFK en segunda vuelta si su preferencia no llega a la segunda. Lo harán?

    [responder]

  4. estimado The Typical, pienso que como dos mas dos no es cuatro en política, me parece que esa ecuación “todos los votantes de la oposición finalmente trasladarán sus votos al mas votado” es más una expresión de deseos que una realidad. A vos te parece que todos los votantes de Duhalde votarán por Alfonsín? O viceversa? No veo a los radicales yendo se en masa a votar por el Cabezón. En todo caso lo harán en blanco. el dilema de la oposición es que si no logra acortar distancias con CFK (por eso hablo que si la distancia es mayor a 25% listo el pollo) se le va a hacer imposible ganar la elección. Además de sacar la presidenta el 36% es sólo su piso. Por ahi el desencantado de algun candidato opositor que se retira en pos de ganarle a ella, permite que alguno de esos votos tambien se sume al del FPV.
    Sinceramente ante un escenario 37-15-14 veo casi imposible remontarla en agosto

    [responder]

  5. Mariano: claro que 2+2 no es 4. Si leés mi comentario, dice exactamente eso. Por eso me parece posible que, si saca alrededor de 35% en PASO o primera vuelta, y aún subiendo la nada desdeñable cantidad de 10% o más, todavía pierda en segunda. No se puede saber. Por eso no estoy de acuerdo en tu seguridad absoluta de que 37-15-15 es irremontable.

    Conozco gente que vota a Alfonsín, y ninguno de ellos está entusiasmado con él. Lo hacen “porque va segundo”. Todavía más se da esto con Duhalde. Con el discurso de alto perfil opositor de ambos, me sorprendería mucho que un número significativo de votantes de ellos votara en blanco o por CFK en segunda. Vos realmente pensás que hay muchos votantes de Alfonsín o Binner o Duhalde o Carrió que LES DA IGUAL que gane CFK en segunda o no? Y que no van a votar a quien sea que quede segundo? Yo personalmente lo dudo poderosamente.

    Por suerte, dentro de pocos días veremos cómo se van dando las cosas, y si los votantes no-k son principalmente opositores (como el caso de los de Macri) o “les da igual” como decís vos, y si su primera preferencia no llega a segunda, o no van, o votan en blanco, o directamente van por Cristina en segunda luego de un opositor en primera.

    De la manera que está armado (o, para estar a tono con este blog, “articulado”) el discurso, de ambas partes, me paree dudoso que un oficialista no vote a CFK en primera, o que un opositor no vote a un opositor en segunda.

    Nuevamente, veremos…

    [responder]

    Mariano Fraschini

    The Typical, la clave para mi es que justamente el clivaje oficialista/ opositor no es el correcto y mal que nos pese a los más politizados, las sociedades votan lo que mejor les viene en determinado momento. No son identidades fijas y amen de que siga existiendo cierto antiK furioso (que lo hay) hoy no es el mayoritario. Pensa en la siguiente diyuntiva: ¿qué hace el votante de Binner ante una 2° vuelta entre elegir a CFK o a Duhalde? Y un radical?. el problema estructural lo tiene la oposición, lamentablemente para ellos. No hay que confundirse los politizados que pensamos en términos k o anti K somos nosotros y los medios que lo alimentaron custodiando sus intereses.

    [responder]

  6. Hmmmm… la verdad es que tengo más dudas que certezas. Lo que decís es razonable sobre el problema estructural, no sé si tanto sobre que la gente no defina su voto principalmente pensando en k/anti-k. Puede ser.

    Yo veo un gran rechazo al gobierno nacional en los cuatro distritos más importantes, y un rechazo tal que motivó su derrota la última vez que se votó. Me parece bastante claro que el FPV perderá en CABA, Santa Fé, y Córdoba, como hace días. Y creo que la elección nacional se va a definir -para variar- en la provincia de Buenos Aires. Si el nivel de satisfacción con el gobierno nacional es allí similar o menor a 2009, veo difícil que esos votos no se trasladen a un candidato opositor. Si la situación mejoró para el oficialismo en la provincia, probablemente haya reelección.

    Tendremos una mejor idea hoy a la noche, o mañana.

    Ah, y no creo que los votantes de Alfonsín, Duhalde, o Carrió no voten en segunda por quienquiera que quede segundo. (Puede que sí pase con los de Binner). Si no te parece, fijate esto:

    http://www.clarin.com/politica/elecciones/Alfonsin-Duhalde-negocian-entendimiento-octubre_0_534546586.html

    [responder]

  7. El soberano hablo.

    [responder]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.