El General Perón y los nazis

Según se puede observar por algunos comentarios de Artepolítica, el tema del General Perón y el nazismo es bastante recurrente. En general las opiniones están bien orientadas, aunque en algunas se nota el tema del peronismo/antiperonismo como gravitante para la toma de postura frente a nuestro pasado. Entendiendo  que puede ser interesante presentar algunas consideraciones según las últimas investigaciones realizadas, quedan las mismas a disposición de los lectores, sin olvidar que  el nazismo, como todo totalitarismo, deben ser repudiados en forma integral, evitando que nuestro pasado quede gratuitamente ligado a ese régimen de oprobio, debido a lo que fue en su mayor parte propaganda de guerra o secuelas del enfrentamiento originado por la aparición del peronismo.-                            

En una primera advertencia sobre esto el historiador canadiense Ronald C. Newton entiende que en vista de las pasiones desatadas por los escándalos y revelaciones de finales de la década de 1930 y los sucesos de la Segunda Guerra Mundial, y del uso intensivo de la propaganda y la desinformación por parte de los gobiernos británico, alemán, argentino y estadounidense, parecería prudente considerar todas las publicaciones de las décadas de 1930-1940, tanto oficiales como extraoficiales, como parciales y utilizarlas con circunspección. Especial cuidado requieren los informes de la Comisión Parlamentaria de Actividades Anti-argentinas, cuyo presidente recibía financiación estadounidense. (1)

Existen tres hechos íntimamente vinculados a esta historia, que aún en el siglo XXI se utilizan profusamente, obviando quienes los citan que han perdido toda confiabilidad, estos son: la creación de la citada comisión parlamentaria en nuestro Congreso, para investigar actividades antiargentinas (1941), la aparición del libro “Azul”, obra del Departamento de Estado de los EE.UU (1946) y el libro del argentino Silvano Santander “Técnica de una traición” (1953), este último, muy citado, basado en copias fotostáticas de documentos entregados a su autor en Berlín Oriental (en manos soviéticas en esa fecha) carece de toda autenticidad y el gobierno alemán en 1954 confirmó la absoluta falsedad de las mayoría de esos documentos, cuyos originales, por supuesto, nunca se encontraron.- (2)

Durante 1944 y 1945 el Departamento de Estado de los Estados Unidos alertó al mundo sobre el espectro del Cuarto Reich: la Argentina se había convertido en el reducto al que iban siendo evacuados los líderes políticos, militares e industriales, los técnicos y los científicos locos del tercer Reich en desintegración, para continuar allí amenazando la integridad y el progreso de las repúblicas americanas. Esta tesis era un fraude, una falsedad enorme, desarrollada debido a la habilidad de los ingleses para plantar información errónea acerca de la Argentina, por grotesca que fuera, en la mente de sus primos de ultramar (EE.UU). Esto fue idea de un técnico inglés, experto en guerra sicológica, Sefton Delmer, quien por intermedio de la emisora “Radio Atlantic” propagaba las versiones de las fugas para convencer al militar o civil alemán promedio de que sus lideres estaban desertando. Parece que nadie se acordó de avisarle a los norteamericanos y cuando estos lo averiguaron, lo ocultaron, no sólo por el papelón, sino por venir bien para sus planes de presión sobre los argentinos. (3)

Sobre el tema de los famosos submarinos alemanes  que aparecían frente a nuestras costas, con sus contingentes de nazis y oro, no pasó de ser también otro mito, destruido por las investigaciones serias. Hacia 1945  la intercepción aliada de las telecomunicaciones navales alemanas había sido perfeccionada hasta tal punto que era posible rastrear los movimientos de todos los submarinos alemanes, es improbable que uno escapara a esa red. (4). Todas las historias de aparición de submarinos demostraron ser falsas: entre ellos el U-34, U-239, U-547, U-957 y U-1000, habían sido destruidos o retirados de servicio antes de 1945. El famoso U-522 que habría desembarcado personajes y oro en nuestras costas, había sido hundido el 23 de febrero de 1943, al sur de las Azores. (5) 

Frecuentemente se liberan documentos secretos que agitan los viejos fantasma, pero para saber valorarlos hay que tener en cuenta que estos no pueden ser fieles al ciento por ciento, por malas interpretaciones, por inexactitudes, por los prejuicios del escritor o por la simple necesidad del espía de justificar su existencia ante sus jefes enviándoles informes regularmente.- (6)

La llegada del supuesto tesoro nazi a la Argentina, tesoro que algunos autores describen detalladamente, incluyendo una especie de recibo por el cual el general Perón, quien conjuntamente con Eva Duarte habrían recibo esos bienes, hace entrega de la cuarta parte del mismo a Martin Bormann, trae el inconveniente que este último falleció al intentar escapar de la Cancillería del Reich al finalizar la guerra, lo que desde siempre se supo (7)  y últimamente ha sido corroborado mediante pruebas de ADN en los restos que se hallaron en 1945, lo que prueba su imposibilidad.- Estos supuestos documentos fueron falsificaciones del conocido falsario Heinrich Jürgues. En su momento los Estados Unidos solicitaron a su embajador en Buenos Aires que investigara el asunto pero el consejero de la Embajada consideró que el carácter del informante y la posibilidad muy limitada de que lo que sostenga tenga alguna base en la verdad no garantizan ni siquiera considerar semejante proyecto y rechazó hacerlo. (8)   

Que numerosos alemanes o sus aliados obtuvieren refugio en nuestro país, no se explica, como generalmente se lo hace, por simpatías del gobierno argentino. El temprano enfrentamiento entre los anglosajones y los soviéticos al concluir la guerra llevó a los primeros a utilizar a los antiguos enemigos como colaboradores, protegiendo a aquellos que debían perseguir y luego le ayudaron a alcanzar la seguridad en el extranjero por caminos secretos, haciendo la vista gorda al hecho de que nuestro país recibiere a grupos que en realidad no deberían haber abandonado Europa. (9)                           

El famoso “cazador de nazis”, Simón Wiesenthal, interrogado en 1992 por Alicia Dujovne Ortiz, declarará con un aire de agotamiento revelador de largos años de búsquedas infructuosas y de vanos esfuerzos: “No tengo ninguna prueba sobre Perón. Ninguna. Y ruego a los argentinos que me dejen tranquilo”.- (10)

En síntesis como muy bien lo ha sabido explicar Tomás Eloy Martínez: “La supuesta ideología nazi de Perón no pasa de ser un prejuicio norteamericano, para la perspectiva simplistas de estos Perón sólo podía ser nazi o comunista. La prensa norteamericana no titubeó en atribuirle a Perón y Evita un pasado de agentes nazis, jamás pudieron encontrarse pruebas que ratificaran esos cargos.” (11) 
                            

Citas:

(l)  Newton, Ronald C. El cuarto lado del triángulo. La “amenaza” nazi en la Argentina. Sudamericana. Bs. As. 1995. Pág. 458.-

(2) Crassweller, Robert. Perón y los enigmas de la Argentina. Emecé. Bs. As. 1988. Págs. 166/167.-

(3) Newton, Ronald C. Op. Cit. Págs. 409/430.-

(4) Newton, Ronald C. Op.Cit. Pág. 430.-

(5) Meding, Holger M. La ruta de los nazis en tiempo de Perón. Emecé. Bs. As. 1999. Págs. 91/102 y 175/176.-

(6) Lebor, Adam. Los banqueros secretos de Hitler. Grijalbo. Barcelona. 1998. Págs. 23/25.-

(7) Trevor Roper, H.R. Los últimos días de Hitler. Círculo de lectores. Bs. As. 1985. Págs. 218/219.-

(8) Newton, Ronald C. Op. Cit. Pág. 210.-

(9) Meding, Holger M. Op.Cit. Pág. 27.-

(10) Dujovne Ortiz, Alicia. Eva Perón. La biografía. Aguilar. Bs. As. 1995. Pág. 102.-

(11) Martínez, Tomás Eloy. Las memorias del general. Planeta. Bs. As. 1996. Págs. 167/194.-

35 Comentarios a “El General Perón y los nazis”

  1. Uh! Ahora me quedo tranquilo.
    Supongo que los 10 mil pasaportes argentinos en blanco también fueron una mentira british.
    Y que Eichmann, Priebke, Pavelic, y demás pícaros chicos alemanes madrugaron a nuestros eficientes controles migratorios, fieles representantes de un gobierno profundamente antinazi.
    O no estuvieron nunca en la Argentina… vaya uno a saber…

    [responder]

    La llegada de refugiados alemanes a nuestro país después de la guerra no implicaba por parte de nuestras autoridades un compromiso ideológico con el nazismo, sino más bien con el anticomunismo. Ya antes de concluir la segunda guerra mundial y más aún cuando comienza la Guerra Fría, se dará una feroz competencia entre los Estados Unidos, Rusia y Gran Bretaña para conseguir técnicos nazis, reclutándose cerebros científicos para los proyectos de desarrollo de estos estados, especialmente físicos y especialistas en armas nucleares y cohetes. Se montaron diversas operaciones, “Paperclip”, en los EE.UU., “Osavakim”, en Rusia, y en América Latina Brasil y nuestro país también procuraron beneficiarse con ese “capital humano”, sin prestar mucha importancia a sus antecedentes. Las Legiones Extranjeras francesa y española alistaron a miles de de veteranos de la Wehrmacht y la Walfenm S.S.. Estados Unidos montará un programa de “deserción” entre ex-operadores de inteligencia alemán, el ex jefe de Inteligencia del ejército alemán, general Gehlen se encontraba en Munich a cargo de la Inteligencia aliada; el proyecto “Belarus” llevaría a Estados Unidos a miles de rusos blancos anticomunistas que habían colaborado con las tropas nazis; ex agentes de la Gestapo estaban trabajando con los alemanes orientales.- Del día a la noche ahora el gran enemigo de la democracia eran los comunistas, por lo que bienvenidos serían los que eran perseguidos por ese régimen. Puede consultarse la obra de Ronaldo Newton, citada en el texto, págs.. 450/451 y también en el Prólogo de de Beatriz Gurevich en “Proyecto Testimonio” Revelaciones de los Archivos argentinos sobre la política oficial en la era Nazi-Fascista. Planeta. Bs. As. 1998. T.I. Págs. 52 y sgts.
    En realidad, según publicare en esos tiempos “La Prensa ” de Buenos Aires, el gobierno habría emitido siete mil cédulas de identidad para ser utilizadas para el traslado de “refugiados” a nuestro país, no pasaportes, habría que confirmarlo.
    Aunque a algunos no les guste, y tiene todo el derecho a tener esa postura, la mayoría de los autores contemporáneos, aún los antiperonistas, están de acuerdo en descartar cualquier vinculación de Perón y su esposa con los nazis. Nunca se encontraron pruebas y la documentación que se mencionó en su época demostró haber sido falsa o arbitrariamente manipulada. Entre otros autores: Alain Rouquié, Poder Militar y Sociedad Política en la Argentina. Emecé. Bs. As. 1982. T.II. Págs. 21/27.-
    El primer peronismo (1946/1955) estableció un sistema de corte autoritario, con numerosos aspectos que deben rechazarse, especialmente porque ciertas políticas del actual gobierno parecen implicar un retorno a pràcticas de esa época que deben ser definitivamente rechazadas.-
    El tema es debatir, no para convencer al otro, sino para aumentar nuestros conocimientos, puesto que el acceso a la opinión de quien disiente es una manera de enriquecernos.

    [responder]

    link to hitlers-escape.com

    Opiniones del Coronel J. D. Perón, transcriptas en la
    carta de O. Meynen, del 12 de junio de 1943:

    “Los trabajadores argentinos nacieron animales de
    rebaño y como tales morirán. Para gobernarlos basta
    darles comida, trabajo y leyes para rebaño, que los mantengan en brete”

    Miguel:
    El libro de Patrick Burnside,(*) es una amena novela histórica, con todas las debilidades del género, especialmente el capítulo XXI. El vecino Santander compró pescado podrido en Berlín Oriental, en la época de su viaje, en manos de los aliados rusos. Todas las investigaciones serias así lo confirman. Me remito a: Crassweller, Robert. Perón y los enigmas de la Argentina. Emecé. Bs. As. 1988. Págs. 166/167.-
    Una Evita, espía, en Río de Janeiro. (página 227). Está buenísimo. Como también que el autor compró pescado podrido, con el famoso plan del GOU (pág. 229)cuya falsedad está debidamente acreditada.
    (*) El escape de Hitler. Su vida invisible. Las conexiones con Evita y Perón. Planeta. Bs. As. 2000.
    Saludos.

  2. peron no era NAZI…eso queda claro…

    peron estaba mas ligado al fascismo italiano de mussolini…si mal no recuerdo,peron fue agregado militar en la embajada argentina en roma,durante el reino de “il duce”…(al fin y al cabo,el propio mussolini se nego a extraditar a sus judios italianos a los campos de exterminio…por lo menos se nego,mientras tuvo fuerza politica para negarse).

    pero tengamos en cuenta q peron,si bien no era nazi,integraba la parte del ejercito q era filo-germano (o mas bien,filo-prusiano)…los filmes de “sucesos argentinos” poco despues del 45′ donde el ejercito argentino desfilaba con uniformes copiados de la wermacht a paso de ganso…no dejan lugar a dudas…

    si bien es cierto q habia cierta inquina de los EE.UU. hacia peron,esta no se debia a la PAYASADA de “argentina potencia” q añoraba peron…si no mas bien,a las actitudes neofasistas q peron empezo a tener mientras consolidaba su poder,y q se acentuo mucho mas a medida q lo fue perdiendo(culto a la personalidad,persecucion a la oposicion politica,”la razon de mi vida” de obligada lectura en las escuelas,control de la prensa,militarismo exsacerbado,etc etc etc…)

    los yankys no iban a quedarse de brazos cruzados,despues de haber librado una guerra en medio mundo con multiples bajas…para aceptar q un payaso pseudo facista,tenga ganas de tener una bomba nuclear…en su patio trasero…y como si eso fuera poco…en plena guerra fria…

    el tema de los criminales de guerra y peron,es un poco mas complejo…

    por mas q los compañeros peronistas sotengan q peron “se las sabia todas”…en realidad,sabia bastante poco…

    en su afan por apoderarse de los cientificos alemanes q huian de la alemania desvastada (el grueso de esos cientificos fueron a parar a USA y la ex URSS se sobreentiende)…organizaciones pronazis q se habian creado despues de la guerra…utilizaron a peron para meterle “cientificos alemanes” a diestra y siniestra…si bien alguno como kurt tank llegaron…la mayoria eran miserables criminales de guerra..

    (josef mengele entre los mas “destacados”…el “angel de la muerte” de awschwitz…vivio en olivos a su llegada en argentina,y segun algunos autores,tuvo relacion personal con el matrimonio peron en la quinta de olivos…aunque es probable q peron no tubiese la mas puta idea de con quien se estaba codeando…solo otro “cientifico aleman” de los tantos a quienes dio asilo).

    (otro caso paradigmatico es el de eichmann,creador de la “solucion final”,entro al pais como ricardo klement…”TECNICO” en su pasaporte trucho).

    un aparte merece la creacion de esas organizaciones pronazis q ayudaban a los criminales de guerra en su huida…

    resulta q los servicios de inteligencia aliados,tenian especial interes en los oficiales de la SS q integraban la contra inteligencia hitleriana (principalmente aquellos q sabian bastante sobre contraespionaje sovietico)…estos oficiales fueron cooptados por los servicios aliados para q trabajasen para ellos…es asi,como de paso,estos ex oficiales de las SS crearon diversas organizaciones de ayuda a sus ex camaradas en problemas…mientras lucraban con sus nuevos “empleadores”…

    (el caso mas famoso es el de un tal skorzeny,oficial de las SS experto en contraespionaje antisovietico…q tuvo mucha participacion en el famoso “camino de las ratas” q ayudaba a ex SS buscados por los aliados…junto con la estimable ayuda de parte de la iglesia catolica vaticana…y,sorprendentemente,la cruz roja internacional…q proveia de pasaportes a los “refugiados”).

    (algunos autores tb sostienen q skorzeny tuvo relacion personal con el matrimonio peron).

    como veran,todo muy turbio,gris y poco claro…(las relaciones internacionales suelen ser asi…y mas en epocas de crisis).

    si bien peron quedo como un simpatizante nazi en la conciencia popular (a nivel mundial por lo menos)…todo se debio mas bien a un problema de “falsa identidad”…al q “se las sabia todas” le vendieron carne podrida…y el muy chorlito compro gustoso…

    en fin…

    P.D: con respecto al “oro nazi”…durante el famoso viaje de evita por europa,algunos sostienen q aprovecho para abrir cuentas secretas en bancos suizos (informacion q se revelo a partir de la desclasificacion de archivos del gobierno suizo hace unos años)…mmmmmmmm…iba a provechar esas cuentas para “donar” trigo a los suizos tb???…no nos olvidemos q los simpatizante nazis q quedaban despues de la guerra,usaron precisamente bancos suizos para financiar su ayuda a criminales de guerra hitlerianos…al menos a mi,esta historia si me queda poco clara…mmmmmmmmmmmmmm…

    [responder]

    loco eichman entro al pais en el 57

    [responder]

    Eichmann llegó a Argentina en 1950. En 1957 lo secuestraron los agentes del gobierno israelí. Está todo en Wikipedia, y muchas otras referencias.

    ojo con la wiki, especialmente en estos temas. Muchas veces actúa como la anti-enciclopedia. Aunque no lo digo por esta referencia en particular.

    tito: a Eichmann lo cazaron y se lo llevaron a Israel durante la exposición del sesquicentenario, en mayo de 1960. El juicio duró alrededor de dos años y la Knesset votó una ley especial autorizando la pena de muerte por esa única vez para poder ejecutarlo. Mi madre asistió_a su juicio por invitación del fiscal Gideón Hausner, a quién conocía desde chica.
    Y como dijo el inmortal Lole, ya sabe adonde puede meterse la info de la wikipedia.

    En este caso la información de la wiki estaba bien, así que no sé qué leyó Tito:

    link to es.wikipedia.org

    Leandro,

    ¿Vos te pensás que Perón era pelotudo, que podía estar tomando el té con Mengele sin tener una idea cabal de quién era ese sujeto? Un tipo que manejó la política de todo un país como la Argentina mandando cartitas y recibiendo muchachos en el exilio, va a dejar que le pase algo así, más siendo él militar germanófilo, o sea que conocía el paño, no era que le estaban presentando al Pato Donald y él se creyó que era el Hombre Araña?

    [responder]

    Leandro:
    El viaje de Eva Perón a Suiza en 1947 siempre fue vinculado por el antiperonismo a que se habrían depositados en bancos de Suiza parte del llamado tesoro nazi, que había sido primeramente enviado en submarinos a nuestro país, o sea lo trajeron aquí y luego lo llevaron allá.-
    ¿Qué era el tesoro nazi”: estaría integrado por los bienes que los nazis confiscaron en los países que ocuparon durante la guerra: oro de los Bancos Centrales, propiedades, obras de artes y demás pertenencia de los habitantes de la Europa ocupada.- Se sabe bien que a esos bienes los nazis lo ocultaron a fines de la guerra en minas, ubicadas en el Oeste de Alemania, especialmente preparadas para ello y que los aliados recuperaron cuando ganaron la guerra. Esos bienes, administrados por una comisión tripartita, fueron entregados a los diez países cuyos bancos centrales habían sido saqueados por los nazis. Los rusos, por su parte, se apoderaron de los bienes existentes en el Banco Central de Alemania, de joyas, obras de arte, etc., entre ellas el legendario tesoro del rey Príamo de Troya, que terminó en una bóveda del Kremlin.-
    En los últimos años aparecieron varias obras sobre ello entre ellas especialmente la de Jorge Camarasa, La enviada. El viaje de Eva Perón a Europa. Si se consulta la obra podremos ver que es lo mismo de siempre. Nada por aquí, nada por allá, salvo los viejos mitos. Sólo existe un cable de la CIA (prestigiosa agencia, cuando conviene) datado en 1972 y desclasificado en 1996, que revela que el General Perón estaba maniobrando –en 1972- para apropiarse de millones de dólares depositados en un banco suizo y existen pruebas de que dichos fondos fueron entregados por fugitivos nazis”. Sin mayores comentarios.-
    Naturalmente uno puede pensar que, dejando de lado la parte propagandista, lo que se busca es que de existir esos bienes sean devueltos, y aquí entramos en otro tema, más problemático, a quién?.-
    Los comentarios anteriores los he tomado de: Gitta Sereny. Albert Speer. Javier Vergara. Bs. As. 1996. Pág. 526; Charles L. Mee. Postdam. El destino del mundo. Grijalbo. Barcelona. 1977. Pág. 332.

    [responder]

  3. Daio:

    Es cierto que hoy es ridículo presentar a Perón como un agente nazi, pero conviene agregar a tu pintura un tanto naif la relación con nazis y fascistas que siempre pulularon a su alrededor.

    Ante todo, suena muy zonzo “refugiados alemanes” en criminales contra la humanidad como Eichmann. Eso es parte de la visión indulgente de Meding, que para cuantificar la cantidad de criminales graves en Argentina, sólo 50 según él, consultó al (por entonces) respetable Priebke…

    Perón tenía estrechos vínculos con las nazis y fascistas Rudel, De Mahieu (el SS Charlemagne que daba cursos a sindicalistas peronistas), Lesca, Benzon, Daye, etc. Todos ellos nazifascistas irredentos. Nadie lo obligó a rodearse de esos elementos (como tampoco de López Rega), y es muy endeble presentarlos como meros agentes de la cooptación de científicos sin relación a Perón. Es cierto que hubo una competencia entre vencedores y países rezagados como la Argentina en el reclutamiento de los despojos del Tercer Reich y sus satélites, pero el caso de Perón excede de una cooptación de científicos y técnicos, tambièn trajo a “intelctuales” y le dio protección y cobertura política a las actividades neonazis, tu fuente Meding sostiene que Der Weg era la publicación neonazi más importante en el mundo, y según Buchrucker la lanzaban con el financiamiento de Freude, otro amigo de Perón.

    Klich, un autor que desmitificó la versiones forjadas por el antiperonismo y la prensa yanqui, sostiene que un Perón impenitente a finales de los sesenta todavía impugnaba al Tribunal de Nüremberg. Ya había pasado bastante tiempo para darse por enterado de los genocidios perpetrados por los nazis. Todavía en los setenta, volvió al país con un croata acusado de crímenes en gran escala. Que no se me diga que eso lo hizo obligado para salir de España, donde lo tenía “cautivo” Franco (otro leyenda peronista…).

    Desde ya que el peronismo y el propio Perón es mucho más que eso, pero todo lo dicho es parte del peronismo y de Perón, que a esta altura lo nieguen, además de autoengaño, parece un insulto a la inteligencia del interlocutor. Lo peor es que la negación vuelve como un bumerang, como volvió en los setenta el filonazi Osinde con la Triple A, a la que podemos considerar como un instrumento que pertenecía a la panoplia de Perón. Que se haya desbocado después de muerte es otro asunto, pero es de necios negarle la conexión con las influencias reaccionarias y fascistas que siempre tuvo Perón.

    [responder]

    Gracias Emilio por recordarme a Cristián Buchrucker, por un momento me había olvidado de su obra -espero que no sea un autor “naif”- titulada “Nacionalismo y peronismo. La Argentina en la crisis ideológica mundial. (1927-1955).” Sudamericana. Bs. As. 1987, en la que especialmente tengo marcadas las páginas 311/316, donde destaca que para algunos Perón era un ferviente seguidor de los regímenes fascistas, incluso un agente del Tercer Reich, versión muy difundida en los años 40 y 50, pero que perdió fuerzas en épocas más recientes “sin que pueda decirse que ya ha desaparecido del todo” (Vemos que no.) Al examinar la documentación sobre la que se había basado la imputación de agente nazi, coincide en destacar la falta de autenticidad de las mismas, con los argumentos que ya señalé en el texto original. La conclusión de este autor sobre las consecuencias perniciosas que para el peronismo y para el país tuvo la actuación de grupos extremos existentes en el movimiento peronista (pág. 344) no puede dejar de compartirse. En los 60/70 también grupos extremos (ambos extremos) que actuaron dentro del peronismo prepararon el escenario para la violencia que sobrevivió y que culminó durante el llamado Proceso.-
    Casualmente junto a esta obra estaba guardado el excelente trabajo de Leonardo Senkman. “Argentina, la Segunda Guerra Mundial y los “refugiados” indeseables. 1933-195.”, Grupo Editor Latinoamericano. Bs. As. 1991. El autor recuerda en el “marco del proyecto “Paperclip”, auspiciado por los Estados Unidos, Argentina logrará en los años de posguerra contratar 642 técnicos militares alemanes, Además entrarán unos 5000 colaboracionistas de los balcanes y países bálticos, incluidos ex-líderes de los gobiernos títeres nazis de Rusia Blanca y Croacia. Esta inmigración semiclandestina tuvo como puertos también otros paises latinoamericanos como Brasil y el auspicio de los EE.UU., el Vaticano y Gran Bretaña, quienes fueron indiferentes ante el rechazo al ingreso de las víctimas judías del Holocausto, no sólo en la Argentina, sino en otros países del Hemisferio Occidental.” (pág.418).-
    No conozco la obra de Klich,(1) pero el hecho de que Perón impugnara al Tribunal de Nuremberg, no sirve como argumento descalificatorio. El gran jurista Alemán, profundamente liberal, Hans Kelsen, ha realizado la más severa de todas las críticas a ese tribunal, crítica que es compartida universalmente -según Danilo Zolo- considerando que: “El castigo de los criminales de guerra -no sólo los nazis- debería haber sido un acto de justicia y no la continuación de las hostilidades bajo forma en apariencias judiciales, pero en realidad inspiradas en un deseo de venganza”.Entendía este autor que la justicia requería el juzgamiento no sólo de los vencidos. Danilo Zolo, “De Nuremberg a Bagdad.” Edhasa. Buenos Aires. 2007. Págs. 41 y sgts.-
    (1)¿Cómo se llama la obra?

    [responder]

    Emilio, ¿de cuál Rudel habla? De Hans Ulrich Rudel, quizás? seguramente el tipo no era un socialdemócrata pero no era un “nazi” típico, como los que suelen mencionarse por acá.
    El tipo era un combatiente, tanto que fue el alemán (aunque era austríaco) más condecorado, de hecho hicieron condecoraciones especiales para él. Haga una cuenta, más de 2500 misiones de combate (la mayoría en “Stuka”, una especie de carromato que volaba a 200 km/h), 1 acorazado ruso mandado a pique, más de 500 tanques, derribado unas 30 veces y que terminó la guerra combatiendo enyesado y herido mal en ambas piernas.
    Un tipo así, contratado para instructor de una fuerza aérea, algo puede enseñar sobre qué hacer en combate con los avioncitos, o no?
    Lo que a mí me llama la atención es que se lo mencione a Rudel y no a otro de los alemanes que se trajeron – Adolf Galland, también aviador pero con el doble de años en servicio que Rudel; que empezó en 1937 en España en la “Legión Cóndor” (los que “hicieron” Guernica), que también tuvo varias notas sobresalientes, más de 120 aviones derribados, general a los 29 años, jefe de toda la aviación de caza alemana, derribado él mismo más de 20 veces y que terminó la guerra como piloto (castigado) en una unidad de jets. Tampoco era socialdemócrata y sus castigos eran no por opositor político, sino por opositor al mal manejo general de la Luftwaffe.
    El laburo de este tipo era más importante, en Alemania y acá también, porque sabía cómo hacer una fuerza aérea, en combate y en la burocracia necesaria.
    Tal vez no figura en las listas de “nazis” porque cuando se le terminó el contrato argentino, en 1955, fue uno de los reorganizadores de la nueva Luftwaffe (la “democrática”) junto a un montón largo de sus ex-compañeros, Steinhof, Rall, etc. (los mismos que antes ya habían pasado por la RAF, la USAF a enseñarles a manejar esos aparatitos sin hélices tan buenos que legaron los nazis (no sé si sabía pero Willy Messerschmitt sí era muy nazi y favorito del adolfo y su empresa “sobrevivió” a la guerra fabricando “ratones alemanes”, luego helicópteros; ¿vió los MBB 105 de la Federal? buenos, ésos – para no mencionar los Avia que equiparon la fuerza aérea israelí en 1948, llevados desde Checoeslovaquia pero alemanes hasta la última tuerca y que buen servicio les prestaron.
    Dos tipos contratados por hacer bien lo que se supone un militar debe hacer bien. No asesinos ni torturadores ni políticos, la clase de tipos codiciados y utilizados por los vencedores en una escala simplemente enorme. Goering fue el juzgado, de los pilotos ninguno o casi.
    A uno puede gustarle o no gustarle el peronismo, pero no se puede ni se debe analizar y condenar a un gobierno, desde las anteojeras del prejuicio y la mala leche, para colmo importada de USA, que tiene mucha mugre bajo y arriba de la alfombra como para fingir sorpresa si un líder marginal los imita un poquito.
    De yapa, que se mencione a Perón y no al Vaticano es un mal chiste, ni hablar de que el hoy Papa haya sido “auxiliar” de la misma Luftwaffe de Goering, Rudel, etc.; y de la “juventud” del adolfo, claro. Perón lleva muerto 35 años y éstos siguen.

    [responder]

    “Emilio, ¿de cuál Rudel habla? De Hans Ulrich Rudel, quizás? seguramente el tipo no era un socialdemócrata pero no era un “nazi” típico, como los que suelen mencionarse por acá.”

    El propio Meding citado por Daio menciona las actividades neonazis de Rudel y la cobertura política ofrecida por Perón. Además Rudel expresó sus ideas con total claridad en publicaciones neonazis, y para más, su presencia en los actos oficiales argentino-alemanes al lado de Perón incomodaba al embajador alemàn.

    En cuanto a su comparación con los yanquis, desde el primer mensaje asumí el reclutamiento de ellos. La diferencia muy significativa es que ni Truman ni después Eisenhower tomaban el te con masitas con genocidas en la Casa Blanca, y la importación de “mano de obra” anticomunista pronazi de Ucrania, Bielorusia, los países bálticos, etc. les servìa para el enfrentamiento interimperialista con la URSS.

    Ustedes los peronistas trajeron a nuestro país al seleccionado mundial del fascismo: nazis alemanes y austríacos, fascistas italianos, colaboracionistas belgas, franceses y holandeses, los genocidas croatas, genocidas eslovacos, etc, ¿contra quién carajo pensaban combatir con semejante elemento?. Se infiere de lo dicho por Daio que era para asegurar la ausencia de comunistas en el torrente inmigratorio y la presencia de elementos anticomunistas. Me quedo mucho más tranquilo, Perón importó al seleccionado mundial del fascismo con tan noble propósito…

    Pero, le digo lo mismo que Daio, siga en el autoengaño, el problema es que después vuelve como un bumerang, como volvió Osinde con la triple A.

    Dejo el tema, esto no da para más, y la negación me revuelve el estómago.

    Mire, Emilio, si tiene problemas estomacales tome un Uvasal o no se ponga a comentar temas políticos, que no son para estómagos sensibles.
    “Ustedes los peronistas”, conmigo no, que no fuí, no soy ni creo que vaya a serlo nunca. Lo que no soy tampoco es antiperonista, que es el árbol esencial que a la gente como usted le tapa el bosque.
    Sigue llamándome la atención la omisión de Galland – un tipo con un pedigree mucho más rico que Rudel y que cumplió funciones mucho más importantes tanto en Alemania como acá. ¿Qué pasa? haberlo “recuperado” en 1955 para la causa occidental y cristiana lo hace menos “neo-nazi”, menos “nazi”?
    La presencia de Rudel en actos “oficiales”, no hace al gobierno “nazi” – No eran actos en la Fundación Evita o Presidencia, eran actos en la Fuerza Aérea y el tipo estaba empleado como instructor, ¿dónde quería que lo pongan? – Lo mismo con Galland, que habrá ido a más actos que Rudel.
    Tal vez usted pretenda que cuando voló el Pulqui II por 1ra. vez, no estuvieran Kurt Tank ni Perón – hubiera sido complicado, uno era el diseñador y el piloto y el otro el impulsor de un proyecto de gran importancia, tecnológica, simbólica y militar, además de reservada a solamente 3 ó 4 países más un colado: Argentina.
    Tank, Heinkel – constructores y desarrolladores aeronaúticos, no eran nazis activos y eso les significó ser relegados en muchos proyectos en beneficio de Messerschmitt que sí lo era.
    Pero no importa en “nazímetro”, no importa qué tan nazi era Rudel o Tank porque el objetivo no era doctrinario, sino desarrollar lo que no había – una aeronaútica moderna y eficiente en términos industriales y operativos. Si se fija con un poco de atención, nuestros militares han sido por tradición mucho más chupacirios que otra cosa y eso no ha cambiado, sea con instructores alemanes, franchutes o israelíes. Lo que sí cambió es que todo lo que se consiguió en términos de capacidad y autonomía industrial aeronaútica, después de 1955 se tiró a la basura y la fuerza Aérea vuela hoy con chatarra vieja, obsoleta, cara y condicionada políticamente por los repuestos. El escenario ideal, no?
    Y la idea de construir una aeronaútica propia trasládela a la mayoría de las ramas industriales – Argentina no tenía cómo rapiñar fábricas enteras en la Alemania ocupada, a lo sumo podía escarbar un poco y traer técnicos sueltos. Es de profunda mala fe, desacreditar una actitud importante en términos del desarrollo del país, con el hecho inevitable de que también hayan aparecido nazis fugitivos.
    No se trata de eludir responsabilidades del gobierno o de funcionarios peronistas – se trata de ponerlo en perspectiva en una época donde los jugadores eran muchos, USA que jamás vió con buenos ojos un autonomista en el culo sur del mundo (SU mundo), el Vaticano, las empresas alemanas (qué casualidad!!, las empresas que alentaron y financiaron a hitler, lo sobrevivieron y siguieron haciendo negocios como si nada), saque cuentas, BMW, Siemens, Telefunken, Opel, Bayer, Daimler Benz, etc., etc.
    La negación es suya, no hace el menor esfuerzo por entender un tiempo complicado y descalifica en bloque, así no hay estómago que aguante.
    Perón no importó el “seleccionado” del fascismo – importó saldos y retazos; el verdadero seleccionado se lo llevaron USA y asociados más Stalin (¿vió el Mig-15? – bueno, deriva del mismo proyecto de Tank que el PulquiII – un Focke Wulf 160 y algo – ambos compartiendo un motor similar Rolls Royce, que Stalin el pícaro copió tornillo a tornillo y el Pocho, el “nazi” pagó religiosamente)
    Lo verdaderamente irritante es esa tergiversación, siempre de fuente extranjera y siempre con mala fe, de asimilar Perón con nazismo, cuando es mucho más que obvio que la política desarrollada por Perón nunca fue nazi, nunca fue racista. Si Perón hubiera sido un poquito nazi, un poquito fascista, sencillamente hubiera borrado del mapa a sus opositores, dentro y fuera de las Fuerzas Armadas. Si algo define a los nazis son las pilas de cadáveres. ¿Se atrevería a afirmar que Perón causó esa clase de pilas?
    Cosa ésta que los sucesivos “libertadores” no se privaron de hacer, con saña y disfrute añadidos, pero ésos ya no eran “nazis” ni antisemitas, eran todos carmelitas descalzas democráticas. Como Camps, vió?

    [responder]

    Bravo, ram.

  4. En La Hora de los Pueblos Perón se refiere a “los dos imperialismos”, el capitalista y el comunista, unidos para aniquilar al “tercero en discordia” representados por “Alemania e Italia”
    En Yalta, ambos imperialismos se habrían unido en “actividades de dominio y explotación”
    Perón finaliza diciendo: “La masonería, el sionismo, las sociedades internacionales de todo tipo, no son sino consecuencias de esa internalización del mundo actual. Son las fuerzas ocultas de la revolución como son las fuerzas ocultas del dominio imperialista”.
    No sé si esto define a Perón como nazi o filonazi. Lo que doy por seguro es que cualquier nazi que leyera estas palabras se volvería inmediatamente peronista.

    [responder]

    Al fin alguien fue a la esencia, Atlantis, Maçonaria, Judaismo, porque nadie se pregunta Que hay en la Antartida, en el sector donde los satelites no muestra, donde no hay cartografia y donde no hay hielo como se cree ? alguien se pregunta los origenes de estas enormes fuerzas ? todo empieza antes de los sumerios luego seguido por egipcios y luego maçonaria , catolicismo, etc etc etc

    [responder]

    Mudando de asunto, señores es facil si tienene alguna duda de los alemanes en argentina comprense un pasaje y vayan a tomar un chocolate caliente a Bariloche, y si tienen duda de los submarinos vayan al sur donde sen econtraron la latas de combustible que se usaban para abastecer a los submarinos en cantidades, las verdad no se encuentra solo en los livros, a veces unos se pierde en las palavras solamente

  5. La relación de Perón con los “refugiados” nazis, sus simpatías por el fascismo y todo lo demás son elementos innegable. Resulta particularmente desagradable como algunos peronistas intentan refutar eso.

    Sin embargo, el resto de las fuerzas políticas argentinas no eran tan diferentes. Luego del golpe del 55, ninguno de los gobierno siguientes, tanto militares como civiles, hicieron algo en contra de la presencia de criminales nazis en la Argentina. A Eichmann se lo llevaron bajo Frondizi y los radicales parecían más preocupados por la violación de soberanía que por tener en la Argentina a un criminal de guerra del calibre de ese tipo. De hecho la fiscalia alemana que había recibido la información sobre la presencia de Eichmann no pidió la extradición al gobierno radical, sino que hizo llegar la data a los israelíes: sabia que si hacia lo primero, Eichmann iba a desaparecer con la complicidad de la estructura estatal local…

    [responder]

  6. Daio:

    No dijiste nada respecto de que Perón efectivamente tenía contactos estrechos con los mencionados nazis y fascistas y otros más de la misma calaña (el criminal Pavelic, etc), que le dio cobertura política a los actividades neonazis, y que su ladero Osinde era un filonazi muy útil para ciertas tareas como la triple A del general.

    En cuanto a Buchrucker, su análisis hoy resulta un poco endeble, él no tuvo en cuenta que el propio Perón reconocía su deuda al fascismo en varios aspectos de su doctrina y de su obra. Ni explica de dónde salió la tercera posición, ni que dice la doctrina se la preparó Astrada, un discípulo de Hiedegger en su etappa de nazi convencido. Te recomiendo autores jóvenes, que han abandonado las líneas vetustas de Buchrucker, por ejemplo Finchelstein en La Argentina fascista.

    Buchrucker preparó su estudio en los años ochenta, ya hay otras perspectivas que han superado la visión que ponía el énfasis en Forja y el yrigoyenismo, organización a la que nunca perteneció Perón, que por otra parte participó en el golpe uriburista que tumbó a Yrigoyen.

    Pero si a vos te sirve para seguir en el autoengaño, creéme que no seré yo quien venga a pincharte el globo. Dicho al paso, el cuestionamiento de Perón a Nurenberg no era de corte legalista, era ideológico.

    Nota: no habla bien de tu información que desconozcas a Klich, sorry por decirlo en público.

    [responder]

  7. Una cosa más, Heding no es naif, y escribió un estudio respetable. Pero tiende, entre otros puntos indulgentes, a presentar como ¨refugiados alemanes¨ a tipos como Eichmann. Vos te hiciste eco de esa calificación acríticamente.

    El artículo de Klich, no lo tengo a mano, está en la Ciclos 2 o 9.

    [responder]

    Bueno, ayer se podía citar a Buchrucker, hoy su análisis resulta ser un poco endeble. Lo dejaremos entonces de lado.
    Por suerte podemos fiarnos de Meding, aunque según vos sería indulgente al calificar a los nazis como “refugiados”. En realidad trata de ellos en el capítulo V, titulado Los inmigrantes, y dentro del mismo con el subtítulo de “Los perseguidos de la democracia”. ¿Por qué hace eso? : porque es un historiador, que describe hechos, tratando de no hacer juicios de valor, que en todo caso lo harán los lectores, en su defecto el trabajo pierde imparcialidad.-
    Su obra es excelente y hasta ahora, con la de Newton, imprescindibles para el tema.-
    Bueno Perón tenía contactos con nazis y fascistas. Esos amigos del general figuran en las obras citadas desde el inicio, Perón tenía tantos amigos (y enemigos). Pero si esas personas siguieron siendo nazis o fascistas en la Argentina, no era el tema en debate y lo trata muy bien Meding, especialmente en págs. 157 y sgts.-
    Afirmar que esa amistad de Perón lo era por cuestiones de afinidades ideológicas, es darle una ideología a Perón, entrando al tema sobre ¿Qué es el peronismo? Donde nadie se ha puesto de acuerdo, porque Perón da para todo, al haber sido un político pragmático, que no rechazaba a nadie.
    Realmente soy un nabo, me había olvidado de Ignacio (Klich). Lo que ocurrió es que desde el momento en que el peronismo aparece con grandes posibilidades de ser nuevamente gobierno (1989) aparecieron también los buscadores del tesoro nazi y se sacudieron los polvos a los viejos mitos del nazismo en la Argentina para descalificar al partido, y aparecieron tantos historiadores (¿) Camarassa, Goñi, Burnside, Salinas-De Napoli y entre ellos Klich. Menem que trataba de ser más pragmático que Perón, permitirá husmear en nuestros archivos (probablemente algo aligerados) y creará una Comisión de Investigación sobre las Actividades del Nazismo en la Argentina (CEANA), en 1997, siendo designado por el gobierno Klich, como director.- Espero encontrar sus artículos y volveré.-
    Pero para redondear creo que en este aspecto de la ideología del General, un insospechado Tomás Eloy Martínez nos dice que éste “cuando organizó la migración de millares de nazis, no lo hizo por afinidad ideológica. Suponer esto sería ingenuo. Perón jamás habría consentido ninguna alianza con el bando perdedor sino hubiera pensado obtener algún provecho. Los motivos de Perón eran más simples y a la vez más profesionales. Como figura clave del poder militar en la Argentina, como encarnación de las tradiciones y de los proyectos del Ejército, Perón parece haber pensado que se contingente de nazis estaba técnicamente bien calificado para ayudarlo a intensificar la política de industrialización que había iniciado en 1944. Quería una Argentina autosuficiente, que pudiera negociar con las grandes potencias en condiciones no desventajosas”. Las memorias del general. Planeta. Bs. As. 1996. 176/177.-

    [responder]

    Guau… Menguele, Eichmann, Priebke, Schamberger (que durante un tiempo vivió impunemente a la vuelta de la AMIA de La Plata), “perseguidos de la democracia”. Eso no es calificar. Eso es ser un historiador objetivo. Perfecto. Ya entendí. Lo importante es conocer las razones por las que el pobre nazi se decidió a torturar, fusilar, gasear, eliminar con un guiño de ojos a poblados enteros, ese es el objetivo del historiador objetivo. No tragarse el cuento de los demócratas que atacan a los pobres nazis como Eichmann, que apenas era un burócrata. Pobrecito, un perseguido de la democracia…

  8. emilio
    Hoy, 12:32 pm (Hace 4 horas)
    Es curioso, alguien que defiende el cobijo argentino en la posguerra a personajes de la internacional parda, se despacha mesejante argumentacìòn para desviar el tema propuesto. ¿Soy un zonzo que no entiende la conexiòn?. Quizás el participante Daio es un fiel exponente de la derecha peronista de tinte nacionalcatolicista que todavìa trata de despegarse de los nazis. !Auch!, dirìa Homero.

    Pego estas consideraciones de Emilio, entendiendo que deberían estar aquí y no donde las formuló
    Es bastante común que se acuse a alguien de decir lo que no dijo, parecería que resulta así más fácil rebatirlo.
    Pero, “que defiendo el cobijo argentino en la posguerra a personajes de la internacional parda” como se me atribuye, es por lo menos producto de una mala lectura de mis consideraciones. Ya al inicio expresé siguiendo a Meding que los anglosajones utilizaron a los antiguos enemigos como colaboradores, protegiendo a aquellos que debían perseguir y luego le ayudaron a alcanzar la seguridad en el extranjero por caminos secretos, haciendo la vista gorda al hecho de que nuestro país recibiere a grupos que en realidad no deberían haber abandonado Europa
    Creo que queda bien claro.-
    Para más precisión, puede que Daniel Muchnik en una obra que toca temas que en general se prefiere no tocar, permita entender de que hablo. Se pregunta si las multinacionales norteamericanas y británicas que abastecieron a los nazis de servicios, bienes y créditos hasta el último día de la guerra se equivocaron, si el apoyo a Hitler lo fue por razones ideológicas o por mera renta económica: “La construcción de posguerra del fenómeno Hitler como encarnación del mal irrumpiendo de la nada en la historia ¿fue una forma de evadir responsabilidades y complicidades, de ocultarse bajo la coraza del exterminio nazi?. Por eso “empresarios y políticos norteamericanos intentaron, en conjunto, demonizar al enemigo bien lejos, al sur del continente, mientras seguían traficando con Berlín. Por cierto, muchos elementos de la realidad abonaban esa sospecha. Pero como en todo mito, algo había de cierto y mucho de fantasía funcional a los intereses en pugna”.- “Es indisimuladamente cierto que la Argentina albergó a criminales de guerra nazi, pero no lo es menos que tanto Estados Unidos como Inglaterra y la Unión Soviética se repartieron impunemente el botín de recursos humanos y de adelantos técnicos alemanes…Pero para la imaginación manipuleada, hasta el mismo Hitler vivió sus últimos años en algún pueblito de las sierras cordobesas o en una cabaña lindera a la de Erich Priebke. Como corresponde, los demonios siguen vagando por las tierras demonizadas mientras que sus hacedores moldean nuevos Komeinis, Husseins o Milosevics, apenas sus intereses se ven amenazados.”.- En: Negocios son los negocios. Grupo Editorial Norma. Bs. As. 1999. Págs. 13; 48/50; 219.-

    [responder]

  9. ¿Se dieron cuenta que si los nazis (léase técnicos) fueron a parar a USA o a cualquier país del bloque occidental después de la guerra eran “exiliados políticos” y por ende excluídos de juicio por crímenes de guerra, pero si llegaron a Argentina eran todos criminales? ¿Qué curioso no? ¿Será que trabajaban a punta de pistola y eso los justifica de haberse desarrollado en Peenemünde (por ej.) o de ocasionar los bombardeos a Inglaterra con V2? ¿Qué casualidad que los que reparten castigos y perdones sean los mismos de siempre, no? Creo haber visto esta pélícula con la liquidación de la industria aeronáutica en tiempos del Pulqui, o fué en tiempos del cierre de la Fábrica de Aviones de Córdoba para que entre la Lockheed (¡y habíamos sido previamente avisador por Indonesia!!!!) o fué cuando se demanteló el desarrollo del vector en Falda del Carmen, hoy en poder de … ¡Ahaaaaa, ya séeeeeee, de los norteamericaaaaanos!!!!!! ¿Por qué siempre aparecen “ellos” en NUESTRAS PELICULAS. ¿No les parece una pésima costumbre que Hollywood tenga actores en todos los países del mundo y que nuestros actores veráculos (oli garcas pero siempre de relleno “obligado y absolutamente necesario) metan las narices en forma permanente? Un gran saludo a todos.

    [responder]

  10. tengo una foto que saco mi abuelo, que era sargento de la Gestapo, esta Perón, Hitler, Mussollini, Scorzeni, Pavelic fue sacada en 1940, cuando Perón vivia en Italia como agregado Militar. El NacionalSocialismo es el peronismo, por 1000 años de Peronismo. Hitler lo quería mucho a Perón, decia que llevaria la causa a sudamerica, por eso lo apoyo con Freude en 1943, para dar el golpe del GOU (Grupo de oficiales NacionalSocialista, casi todo el GOU habia estado con Hitler y Mussollini entre 1937 a 1943. Un lujo, Hitler eligio a Perón para difundir la ideología, pero lo dejo cambiar al Ario, por el aborigen.

    [responder]

    Carlos Müller:
    No deja de ser interesante la foto a la que te refieres, aunque yo la consideraría en todo caso, como un recuerdo más, en un álbum muy grande, como ha sido siempre el peronismo.
    Hay mucha documentación falsa, cables inventados y otras yerbas, sobre Perón y los nazis, por ejemplo lo que se insertó en el libro de Silvano Santander, Técnica de una traición, donde se incluyen fotos montajes de supuestos cheques alemanes, librados a la orden del general y de Eva, por servicios de espionajes.
    El libro de Newton, que he citado anteriormente; la recopilación documental de Potash, Perón y el GOU, el estudio de Díaz Araujo, La conspiración del 43, disipan la mayoría de las dudas. Nada tiene que ver la ideología peronista con la del nazismo.
    Saludos.

    [responder]

  11. La relación del peronismo con el nazismo ,hace rato que ha sido corroborada (no es un invento ni radical ni socialesta ).Los genocidas ,perdón “los exiliados políticos” ASESINARON MILES DE SERES HUMANOS ,y aca en la argentina se les brindo hospitalidad.Eduquemos a nuestros jovenes en la verdad y que ellos decidan

    [responder]

    Todos los libros que he citado intentan desentrañar la verdad y no dejan de señalar el refugio de criminales nazis en nuestro país y en la mayoría de los países del mundo “libre” y del “no libre”. Si los jóvenes leyeran, sería una gran conquista; si leyeran estos libros podrían opinar libremente. Hubiera preferido que no se diera refugio a criminales, de cualquier ideología. Se les ha dado y se les sigue dando, inclusive en nuestros días.

    [responder]

  12. entonces las ruinas de fábricas de submarinos acá en valle fértil – san juan son falsas??? a claro.. y las colonias alemanas de la patagonia no existen?? claro..

    [responder]

    Los Alemanes amaban a la naturaleza,pueden muy bien ser los autores de:
    http://www.taringa.net/posts/imagenes/3135825/Panoramicas-San-Juan—Valle-Fertil—Valle-de-la-luna.html
    En cuanto a las colonias alemanas de la Patagonia, yo con eso no me meto, habría que preguntarle al Rey de la Patagonia.

    [responder]

Los comentarios están momentáneamente cerrados.