No vale todo, Rozitchner basura

No me gusta esto que voy a escribir. Y perdón a Lucas, porque te afano un post.

Alejandro Rozitchner, sos una basura de tipo, una mala persona. Yo no quiero que Posse sea ministro de Educación. Nada más, hijo de mil putas, nada más que eso. No quiero que se suicide un hijo. Tampoco lo festejo, ni lo pongo, mucho menos, como excusa política:

2. Se le suicidó un hijo. No podés ser Ministro de Educación, es decir, ocuparte de los chicos, de los nuevos de la sociedad, si no lograste siquiera hacerle un lugar en el mundo a tu hijo.

3. Escribió un libro sobre el suicidio de su hijo. Además de que se te suicidó un hijo, en vez de hacerte cargo de tu gran fracaso escribís un libro escabroso y distante: lo volvés a matar. Transformás una catástrofe personal en un hecho literario desamoradamente: horror.

No vale todo en política, Rozitchner, deberías renunciar vos por la clase de tipo que sos y por lo que acabás de escribir. Debería cagarte a trompadas Posse, y sería un acto de gran, enorme, grandísima justicia.

Y si usamos esto como chicana política, somos la misma basura que Rozitchner. Pongamos el freno acá.

Basura.

37 Comentarios a “No vale todo, Rozitchner basura”

  1. Además me encantó el timing. Lo escribe ahora que ya renunció, no antes de que asuma el mandato. ¿Sabén cómo se deletrea encuadramiento vertical?

    [responder]

    Ni que hablar de que es un cagón. Pero todo eso queda tan, pero tan tapado por el grado de hijo de puta que ni ganas de escribirlo.

    [responder]

  2. No le caigan duro, en esos dos puntos que él marca para Posse revelan un complejo con su propio padre.
    Yo comparto lo que dice Rozitchner en esos puntos.
    Pero le preguntaría a Rozitchner si le gustaría que su padre León fuera ministro de educación.

    [responder]

  3. ¿Cómo se vuelve de esto?
    Rozitchner confunde incorrección política y muecas de provocación con la lisa y llana hijaputez.
    Seguramente el no pensará que es un hijo de puta, porque eso es moralina nuestra, conforme su pensamiento, mezcla de nietzscheanismo para empresarios, new age posmoderna y liberalismo conservador para hippies.
    Sin culpa de ofenderte,entonces, te decimos: Alejandro Rozitchner sos un hijo de mil putas.
    Aca un nota a Posse, en la que habla de su libro sobre el hijo muerto:
    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1184779

    [responder]

  4. Ni aún diciendolo sobre un cínico como Posse (que sacó ese libro sobre su hijo) es admitible este tipo de bajezas. Y ni hablar de criticar el nombramiento de Posse el día que lo echan del gobierno. Pero bueno, a esta altura los de la Real Academia deberían agregar la foto de Rozitchner al lado de la definición de “patético”.
    Abrazo!

    [responder]

  5. Leer la nota a Posse en la Nación es demasiado. Poner a este tipo en Educación no es una pelotudez, es un acto perverso. Leo en el blog de este Rosincher los comentarios de sus seguidores y me cuesta cenar hoy…

    [responder]

  6. Celebro coincidir con una nota de AP.

    Un hijo de puta de lo peor ese Rozitchner.

    Feliz Navidad a todos.

    [responder]

  7. Detrás de la idea de que no son “políticos profesionales” venía esta falta de límites éticos, morales y estéticos para luchar por el poder. ¿No hay límites, acaso?
    Es increíble, este tipo es un hijo de puta, sin dudas.

    [responder]

  8. Lo ironico, es que, seguramente creia que iva a quedar bien. Como si fuese una gracia.

    [responder]

  9. Cuando leí ese post de Rozitchner me quedé tan helado al ver esos dos puntos que no me salía siquiera un comentario para decir. Es increíble lo hijo de puta que puede llegar a ser una persona. Y confieso que en ese momento, pese a que creo que Abel Posse es un fascista de lo peor, una verdadera basura, que su nombramiento como ministro de Educación me parecía terrorífico y que ideológicamente estoy en las antípodas de Posse, al leer el texto de Rozitchner me sentí solidario con Posse porque nadie tiene derecho de decir una cosa así. Y pienso en lo que dijo Gabriel y no puedo dejar de sentir mucha pena por León Rozitchner, porque debe ser horrible tener un hijo así y leerlo escribiendo las cosas que escribe. Supera toda la maldad y el cinismo imaginable en el peor de los perversos. Festejo que Posse haya renunciado y que la educación de Buenos Aires se haya salvado de tenerlo de ministro, pero si lo cagara a trompadas a este energúmeno, yo lo aplaudiría.

    [responder]

  10. Además de indeciblemente hijo de puta, Rozichner erra. No se puede decir dogmáticamente que un tipo no puede ser Ministro de Educación porque se le suicidó un hijo, por mas que en el caso de Posse hubiera bastante mas de 10 razones para que no ocupara ese cargo.
    AP se mostró desilusionado porque no tuvo solidaridades dentro del espectro político. Je, según veo ni siquiera entre los soportes intelectuales (ay…) del Gobierno que brevísimamente integró.-

    PD: ¿Leyeron el punto 10 del decálogo?. Que rostro de cemento

    [responder]

  11. Hay una atmósfera densa de perversión flotando en todo eso, si se piensa en la relación de Alejandrito con su propio padre, que así y todo dice que lo quiere mucho. Está claro que Alejandrito no se va a suicidar ni su padre va a alentarlo a que lo haga, pero lo menos que podría es tener en cuenta ese factor. Se supone que trabaja con la filosofía y que, por tanto, le toca pensar un poco “más allá” o “más acá”. ¿O es que lo tiene en cuenta? Eso sí que sería terrible? O es un tarado tremendo o un máximo hijo de puta. Las mismas preguntas que nos hacemos sobre Macri, para terminar respondiéndonos casi siempre “las dos cosas”. Sea lo que sea, en todo caso, actúa como un hijo de puta.

    [responder]

  12. Con un tipo así uno se pregunta cómo es posible que sea el referente de algo. Pero en el Planeta Rozitchner Jr. (que es parte del Planeta Macri) decir cosas como esta, que claramente lo revelan como un tarado y un canalla, son parte del horizonte intelectual. Esto va más allá de la política, es una cuestión del mundo social en el que se mueven ambos. En el caso de Macri, ese mundo incluye tanto a un Posse como a un Rozitchner (simplificando un poco, el autoritario nacionalista y el autoritario liberal) pero también a clericales, liberales más genuinos y otras yerbas (como el quasi progre Narodowski). Por eso tanta gente se confundió con lo de Posse, creyendo ver allí una estrategia de fondo cuando no era más que una vuelta de calesita por el Planeta M., donde la sortija le tocó a un personaje inadecuado, como tantas veces le pasó a Macri.

    [responder]

  13. Lo mismo que dice Rozitchner, lo escribieron algunos kirchneristas en este blog. Doble moral: es censurable si lo dice un macrista pero está bien si lo dice un kirchnerista.

    [responder]

    En general, estas gansadas las dejo pasar. Pero no, Jenny, todo lo contrario. Yo me podría haber cagado de risa de esto, de la pelea Rozitchner-Posse. Y si lo escribí fue justamente para eso: para poner un freno. Porque no vale todo. Si lo dice un kirchnerista está mal: traélo acá y lo condenamos. Pero traelo, no lo des por hecho.

    [responder]

    Solo tenés que leer los otros posts sobre el tema Posse publicados en AP. Algunos dicen más o menos lo mismo que el imbécil de Rozitchner (por ejemplo, lo descalifican al tipo por el suicidio de su hijo).

    bruno.bimbi

    Es verdad lo que dice Jenny: hay al menos un post en Artepolítica usando el mismo argumento de Rozitchner. Sin embargo, creo que hay que aclarar dos cosas: 1) en Artepolítica hay publicación automática sin moderación, al menos de los que están registrados y escriben habitualmente, y hay gente con ideas muy distintas. No puede todo el colectivo hacerse responsable de lo que escribe cada uno, porque no pensamos todos igual; 2) lo que dice Tomás al final de la nota es clarísimo: lo que repudia es el argumento, lo use quien lo use. Y agrega: “si usamos esto como chicana política, somos la misma basura que Rozitchner. Pongamos el freno acá”. De modo que eso vale para cualquier persona de Artepolítica que haya publicado o publique un post con el mismo perverso argumento del perverso de Rozitchner.

    [responder]

    Es exactamente así. Jenny supone que, como alguien en AP dijo X, cualquiera que diga Z implicaría una contradicción en AP. Concedo que alguien usó ese argumento. Lo que no concedo es que la línea editorial sea ni aquella, ni esta. Paremos con las generalizaciones.

    Me acuerdo del posteo del que habla Jenny porque incluía un enlace al reportaje de La Nación a Posse, en el que habla de su hijo. Así que al principio existe eso, una novela donde Posse expone su intimidad (y de la que se jacta de que fue un “éxito”)y luego, en todo caso, un argumento. Si mal no recuerdo, la persona que lo posteó acá lo hizo con la sensata intención de que conociéramos mejor al que era recién nombrado ministro.
    Rozitchner usa ese dato de muy otra manera.

    Bruno: el post que ” dice” de Posse, en su plano simbolico habla mas que del suicidio de su hijo, ademas es muy acertivo y de excelencia y bien intencionado, en cambio por el reverso, el del filosofo de los tops ten, es miserable, oportunista, malicioso y obvio de una mediocridad propia de su superfie animal. No hay una analogia entre ambos. Es cierto, Rotzitchner, es una basura y Posse, que es otra basura es su desperdicio conteiner mayor. Para hacer este jueguito, el Karl Otto Apel ayy, de nuestras pampas, necesito de su otro alter ego, y para hacer este juego, que permite que uno de ellos se libere de la carga de su falibilidad ” antihumana”, tiene que haber otro que cargue con esa falibilidad, que sea el chivo ” emisario”, para eso ambos dos, cada tanto inventan nuevos topicos y en todos sus aspectos mas patologicos miserables , esta dinamica permite el ring de inclusion-exclusion , cuyos “objetos” permanentemente van dando vueltas y se autoinvierten. Hay que permitir el box, es peligroso es mortalll.

    bruno.bimbi

    Disculpame, Victoria, pero no entendí nada de lo que decís.

    Disculpame, Bruno, no me puedo hacer cargo de que no entiendas nada, te lo digo con onda, y repito, hay que permitir el box, es peligroso es mortalll.

    bruno.bimbi

    Victoria, no fue una chicana, de verdad no entendí lo que dijiste.

    Jenny: No todos los K, pensamos lo mismo en todo, vos sabes lo que es la diversidad? o solo le das al pogo con oraciones unimenbres? bue bue bue, segui leyendo la prosa de Posse y que te quepa.

    [responder]

  14. pura mierda, simplemente una mierda.

    [responder]

  15. Vaya a saber qué le reclama a papá León (¿ausencia?), pero Alejandro R. pretende ser un superpadre.
    En educación y como padre Ale se comporta como un furioso contra-converso.
    Es un fundamentalista del deber paternal. En la cancha muestra que Nietzche le queda grande.
    “Uno es lo que hace con lo que le tocó” (ética de la responsabilidad, pero a la vez contundente realismo).
    ¿Quién carajo soy para juzgar a alguien que escribe sobre el suicidio de su hijo?
    En ese punto Posse le da diez vueltas a Rozitchner. ¡Escándalo! ¡Horror! Grita el nihilista light.
    Era un tema recurrente en la tragedia griega que “los hijos pagan las culpas de sus padres”. Esto lo enunciaba el coro sin mayores detalles. Se daba por un hecho, nunca entendí por qué y nunca lo vi explicado.
    Por todo esto no creo que le corresponda a Rozitchner el mote de hijo de puta por ese post.
    AR no puede tolerar un “padre fracasado”. Y según su moral del deber paterno Posse lo es. Ante el sacrílego Ale se transforma. Se embrutece.
    Este es el A.R. más sincero que podemos conocer.

    [responder]

  16. Me parece que en este artículo Verbitsky va por el mismo camino que Rozitchner pero no se anima del todo:
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-137651-2009-12-27.html

    Es curioso que los dos sean judíos. Esta idea de la responsabilidad absoluta del padre para con el hijo, del padre “ídishe tátele”. Este síntoma de la herencia bíblica devaluada, puesto de manifiesto por medio de la sustitución de una autoridad por otra. Ante la pérdida de autoridad divina el recambio por la autoridad del padre. Freud señalando entonces con su dedo acusador al Padre castrador, al Padre con mayúsculas, el mismo padre castrador al que acusa Kafka, el mismo que a la hora de asumir su responsabilidad le teme al hijo, según Jaime Barylko. El Dios del judío sin Dios es la felicidad. Cuando uno no logra ser feliz íntegramente, haciendo que su familia y todos aquellos que dependen de uno sean felices, resulta ser un fracasado, una persona incompleta. Ese es el credo del judío contemporáneo. La culpa del padre. El fracaso del padre que no puede actuar, ni castrar ni no castrar. El Padre paralizado por la cultura. El Dios Padre muerto sin morir. El padre a imagen y semejanza de un Dios ausente. La culpa y la conciencia como sinónimos para designar un mismo sentimiento. El cuarto mandamiento hecho carne, tatuado en la piel del hijo que alguna vez será padre y en la del padre que alguna vez fue hijo.

    hishkatan

    [responder]

    Qué tonterías pseudo-psicológicas generalizadoras decís, Mishígene. ¿Por qué no escribís un libro de aforismos?

    [responder]

    No, al revés, el mal del judío contemporáneo es la psicología. Ese es su credo. Reemplazó a Dios por Papá Freud.

    PD: algunos de los más grandes pensadores (con esto no estoy diciendo que yo lo sea, aclaro, antes del retruque) escribieron aforismos. Informate. Shalóm.

    bruno.bimbi

    Cuando leo frases como “el mal del judío contemporáneo” se me revuelve el estómago. No puedo creer que aún haya gente que diga esas cosas…

    Sí, Bruno, lo dice un judío. ¿Y? También puedo decir: el mal del argentino contemporáneo es esto o aquello, pero ahí tendría que abundar un poco más. Son generalizaciones, tiene razón el amigo argento-israelí, pero no dejan de ser pensamientos que tengo. ¿Qué? ¿Ahora no se puede criticar a Freud y su nefasta influencia en la cultura judía?

    “¿Qué? ¿Ahora no se puede criticar a Freud y su nefasta influencia en la cultura judía?”

    ¿Cómo se llama tu libro?

    Sería una variación tribal del Antiedipo de Gilles Deleuze y Félix Guattari. Creo que se me adelantaron. Lo único que yo lo noto más en mi tribu y no sólo en los capitalistas.

  17. Si vas a reemplazar a Dios, un ser todopoderoso y abstracto por algo diferente, algo seguramente más terrenal, más accesible si se quiere, sería mejor que ese lugar vacante no lo termine ocupando otro mito, difente si cabe, pero mito al fin, el mito contemporáneo del derecho a la felicidad. Me imagino que vos, como beneficiario del Iluminismo y su tríada políticamente correcta: libertad, igualdad y fraternidad, creerás que ese mito es positivo, dado que la felicidad postulada como valor absoluto no deja de ser una idea que deriva de esa trilogía, y que además no tiene nada que ver con las consideraciones de un Rozitchner o un Verbitsky. En cambio yo sí. Yo creo que todo está relacionado. Vos pensás que la psicología ayudó a liberar de la represión a ciertos grupos y te identificás con eso. Puede ser. Pero en el caso de los judíos les liberó el costado fetichista, en casos como el de Rozitchner, o el costado absolutista, en casos como el de Verbitsky. Ambos son los hijos dilectos de Sigmund Freud. Tal vez vos y yo también, muy a mi pesar.

    [responder]

    No sé si te das cuenta la cantidad de conceptos con los que estás haciendo malabares para explicar una frase estúpida de Alejandro Rozitchner a través de una generalización sobre como son “los judíos”. Si tenés que meter a la Biblia y San Martín para entender una frase es que te olvidaste de la navaja de Occam.
    Querido, si salieras del barrio de Belgrano te darías cuenta que tu generalización sobre como son “los judíos” es absurda.

    [responder]

    Por ejemplo, no sé si sabés que un tercio de los colegios judíos argentinos es ultra-ortodoxo, y la mitad de la comunidad hoy se identifica con el movimiento conservador.
    Tu “judío” freudiano es un estereotipo de los 70s.

    [responder]

    Justamente. ¿Por qué un tercio de los colegios judíos argentinos participa de la ultraortodoxia religiosa? El resto de la población judía participa o de la ultraortodoxia freudiana o del no sabe/no contesta. Si hay predominancia de la ultraortodoxia no es porque la influencia de Herr Sigmund no haya causado ningún efecto sino todo lo contrario. Una gran parte de los judíos que se sentían judíos durante mi infancia y adolescencia ya ni siquiera piensan en esto. Simplemente se asimilaron a la sociedad cristiana, aceptaron sus tradiciones, como la navidad, el arbolito, el huevo de Pascua, Papá Noel,etc, etc, arrastrados por el mito freudiano de la aceptación y del derecho impostergable a la felicidad, pero sin la carga religiosa e histórica que todas estas tradiciones conllevan. Incluso hay quienes son devotos de la Virgen de la Rosa Mística, para que te des una idea. Un poco como los argentinos que han asimilado la cultura yanky, que han adoptado el Halloween y el hotdog, los judíos han hecho otro tanto con ciertas tradiciones cristianas, ya que el tanto el ateo como el agnóstico terminan asimilándose al ritual cristiano aún cuando lo transformen en otra cosa. Está bien. Para el ecumenismo resulta positivo, pero no para la cultura judía. Cada uno hace lo que puede. Y entonces tenemos un grupo de judíos que ya no ejercen de judíos y que ni siquiera les importa su condición y su herencia. Esos judíos ya no participan de ninguna institución judía ni les preocupa si en el futuro el pueblo de sus ancestros sobrevivirá. Estos judíos hijos de Germán Rozenmacher son también los nietos de Freud y por una cosa o por otra han dejado un lugar vacante que ocupó la ultraortodoxia religiosa. Pero eso es pura sociología y no tiene nada que ver con lo que vengo diciendo. La influencia del mito del derecho a la felicidad como bien absoluto e incuestionable de alguna manera se materializa aun más en la sociedad israeli que en la colectividad judía argentina. No por nada existe una serie israelí que trata acerca de un psicoanalista y la relación que establece con sus pacientes en el consultorio. Otra serie que pasaron en I-SAT durante el 2009 trata acerca de uno yuppies israelíes que se hacen millonarios de la noche a la mañana con la informática y que viven todos juntos en una especie de gran loft de lujo y dirimen sus conlictos con la ayuda de un psicoanalista. La sociedad capitalista israelí, que deja marginada a una parte de su sociedad y se da el lujo de ser feliz en medio de la guerra, también es hija de Sigmund Freud mal que te pese.

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.