Relatos y rupturas

Difícilmente exista algo que justifique más rigurosamente el concepto de  relatividad que la experiencia de vivir en Argentina hoy: en cuestión de horas, en el Congreso puede pasarse de ser minoría a ser mayoría, y viceversa.         Extraños casos, como el de un vicepresidente que es opositor al gobierno que debería integrar, pero que también es opositor a otros opositores de ese mismo gobierno al que se opone, y al que pretende heredar… se entiende, ¿no?

Es decir, abonando más aún el terreno de la relatividad (ruego, en esta metáfora campestre tan cara a los opositores, recordar la materialidad del “abono”) cada fracción del conglomerado opositor va a jugar un rol diferenciado del resto, atendiendo a su mayor o menor probabilidad de ser gobierno en 2011 es decir, como estrategia para captar el voto antikirchnerista, quienes están más lejos en las encuestas juegan al “mayor opositor”, sin importarle mayormente el perjuicio para el país,  mientras que quienes miden mejor toman posturas algo más moderadas, porque tampoco quisieran recibir un país en llamas.

Estamos, pues, viviendo en estado permanente de conflicto. Y esto, que en apariencia se presenta como un obstáculo, puede devenir en una herramienta para la transformación.

Partimos de la premisa que la Oposición Completa, es decir, el gran capital concentrado, los dueños de los monopolios del negocio de la comunicación, los sectores católicos más retrógrados,  los apologistas de las bestias perversas del 76, los partidos políticos de derecha y las izquierdas funcionales al establishment han creado un relato, un perfil de este gobierno cuyo objetivo es lisa y llanamente el odio. El deseo de los más radicalizados de esta oposición no es derrotar al kirchnerismo, sino aniquilarlo, en tanto obligarlo a renunciar a su esencia, a sus emblemas: quieren llevarlo hacia el ajuste, hacia la represión de la protesta social, hacia “el mercado”.

Pero recordemos que, post derrota del 28/06, y a pesar del modelamiento de la opinión pública operada por las cadenas de medios,  el gobierno respondió con contundencia: Estatización de los Aportes Jubilatorios,  nacionalización de la línea aérea de bandera, Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Asignación por la niñez. ¿Qué pasó acá?  Surgió algo del orden  de lo inesperado, algo que rompió con una linealidad.

Esto es, hay en el kirchnerismo una capacidad  disruptiva que lo hace único.

Esta capacidad de ruptura, entre otros factores, se le había vuelto en contra al gobierno cuando involuntariamente creó el Frankenstein de la Mesa de Enlace. Sin desmerecer los cambios en lo económico y social que han tenido los miembros de la Federación Agraria de la pampa húmeda y las zonas agrícolas más privilegiadas, fue el mal manejo del oficialismo quien parió en cierta forma ese hecho político,  que le costó, más allá de la derrota propia, el triunfo del relato de la derecha, y la condición de resurrección de varios cadáveres políticos.

Justamente en ese momento, donde entre el tintineo de las copas de champagne la oposición exigía la rendición incondicional,  ahí se produjo el segundo momento  disruptivo, la ruptura brusca, el reposicionamiento de todos los actores en la escena.  Pero fijémonos que no atribuimos la disrupción previa al 28/06 a la oposición, ya sea política o económica, sino también a  una intervención fallida del gobierno.

Mientras el discurso de la oposición está en el marco de la repetición, las irrupciones disruptivas reestructuran justamente porque rompen con la repetición, y aportan nuevos elementos.  Un buen ejemplo fue lo que pasó días atrás con la convocatoria por Facebook de los seguidores del programa 678 para apoyar al gobierno nacional en Plaza de Mayo: concurrieron varios miles de personas, espontáneamente, personas de clase media, esa  que supuestamente odia a los Kirchner. Aquí no importa tanto “la cantidad”, sino la ruptura del relato de clase: no hay solamente negros por el choripan arreados en micros, hay una base social más amplia. Y a pesar de haber sido invisibilizado, trascendió.

Comienza a evidenciarse el agotamiento del relato de la derecha, una a una van cayendo las máscaras: ellos, campeones del “consenso” no logran articular internamente acuerdos mínimos, emergen las ambiciones personales, se exhibe una alarmante falta de proyectos (lo que hace pensar que se los harán llegar de otros lados…)

Pero el kirchnerismo no puede quedarse quieto: hay que seguir pugnando por construir ese poncho que nos cobije, esa transversalidad con ideas, con militancia, con diversidad.  Me animo a decir que se está construyendo, y que llegado el momento constituirá otra ruptura, otro tablero. Y hay que seguir con más actos de gobierno, con más inclusión social, con más pibes que coman, se curen y se eduquen, y con sus padres que los saluden cuando vuelven de laburar. Es éste el relato que queremos proponer, uno que contenga la dignidad, la solidaridad, la justicia social, y, aunque suene cursi, la felicidad de nuestro pueblo.

25 Comments on “Relatos y rupturas”

  1. Nunca pude encontrar mejor capacidad de sintetizar porque es destituyente toda la oposición al kirchnerismo que esta: obligarlo a renunciar a su esencia, a sus emblemas: quieren llevarlo hacia el ajuste, hacia la represión de la protesta social, hacia “el mercado”.

    Pedirle al gobierno que cambie su programa de gobierno, un proyecto que fue votado -con plataforma, algo de lo que muchos se olvidan. Y no sólo hablo de Cobos, bien que sí principalmente de él- para ser desarrollado hasta el 10 de diciembre de 2001, es golpista. Ganó ese programa, ganó esa plataforma, y si alguien la quiere cambiar, tendrá que ser al precio de cargarse las instituciones. No hay medias tintas en esto.

    1. O sea, que toda oposición es destituyente a menos que le diga todo que sí al gobierno. Incluso si circunstancialmente le toca ser mayoría parlamentaria después de una elección, debería votar todos los proyectos del ejecutivo para no desvirtuar “la plataforma que ganó” cuando esa plataforma es la que acaba de perder.

      Ustedes están locos, qué querés que te diga.

      1. ‘Qué querés que te diga’.
        Cosas como esta, quiero que me digas. Seguí así y no cambies, sos imprescindible. El oficialismo te necesita como parámetro de referencia.

      2. Ya que estamos, te digo otra. La “plataforma que ganó” incluía más transparencia institucional, una cuestión que Cristina ignoró olímpicamente en el ejercicio de la presidencia. Tampoco hablaba de pagar la deuda con reservas ni de alentar la inflación. Pero, evidentemente, el programa de gobierno no es lo que se escribió en 2007 cuando fue electa, sino lo que nuestros líderes iluminados deciden que hay que hacer en cada momento. Llamar a eso “plataforma” es bastante ridículo.

        Igualmente ridículo es el argumento aplicado al 22% de votos de Néstor Kirchner, la pretensión de que “como fue votado por el pueblo” podía hacer lo que quisiera.

        Lo que necesita el oficialismo es un psiquiatra.

      3. la oposición no tiene mayoría parlamentaria porque no existe.
        “la oposición” no es otra cosa que una bolsa de gatos, sin plataforma, cuya unidad viene dada por el deseo de mostrar drrotado al poder ejecutivo.
        la plataforma del gobierno no perdió porque sigue siendo la más votada.

        ta claro?

      4. Lo que está claro es que ustedes creen que la “plataforma” —lejos de ser un programa, ni siquiera un proyecto— es una página en blanco que le da derecho a los Kichner a hacer lo que quieren, a incumplir la Constitución y a ignorar a los otros poderes. Poco importa incñuso que violen sus propias palabras ya que tienen derechos divinos como los monarcas.

        Clarísmo.

      5. esa misma visión que tenés del gobierno es aplicable a la oposición.

        lo que resta es pensar qué grupo político suma más votos.

        ese grupo político es el FPV.

        “la oposición” no es un grupo. son varios. “unidos” momentánea y estrafalariamente por dios sabe qué cosa.

        echale agua

      6. La oposición no existe como grupo y como no existe no tiene la plata de los impuestos, ni el side, ni la afip, ni la policía, ni telam, ni la red de medios públicos, ni ningún poder real como para “hacer lo que quiera”. Es una ridiculez absoluta decir que contra todos los recursos concentrados del Estado tiene “a Clarín”. Solo una manga de fanáticos delirantes puede creer en esos cuentos de hadas. Pero son una manga de fanáticos delirantes. Qué se va a hacer.

  2. Transversalidad, diversidad ???

    Otra vez el discurso de que fuera del Kirchnerismo no existen proyectos¡¡
    Serìa bueno que revisen todos los que cajonearon y postergaron durante los años de mayorìa absoluta, empezando por los $ 180.- a los niños.

    1. Pro2003: si las letras de tu seudónimo revelan tu filiación política, muy probablemente las palabras Tansversalidad y Diversidad te deben resultar, al menos, extrañas. Yo me he quejado amargamente que un defecto del gobierno es no saber comunicar; ahora bien, si la oposición tiene tantos (buenos) proyectos como comentás, deben estar peor aún…

      1. Sujeto

        Por centècima vez aclaro que este seudònimo corresponde al que utilicè para un concurso literario (Pro en homenaje a Proust; ademàs corrìa el año 2003 y faltaban 4 años para que el miserable de Macri ocupara la jefatura de gobierno con la inverosìmil ayuda de N.K. que jugueteaba prepoteando entre Telerman y Filmus, juguetando creyèndose ganador y nos rompieron el alma a los porteños, por no decir el culo). Por suerte en el 2009 se demostrò otro camino en ciernes.
        Transversaliadad y diversidad, me queda claro desde hace rato, son sinònimos de la traiciòn de N.K a las promesas a las que muchìsimos nos plegamos.

    2. Recuerdo que en un capítulo de Los Simpsons se armaba un revuelo por no sé qué cosa. Cada tanto, la ciudad se reunía indignada para discutir qué se debía hacer y en medio de la discusión (esto pasaba dos o tres veces a lo largo del capítulo) emergía de la multitud la esposa del reverendo Alegría y lo único que repetía era la frase “¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?” No sé por qué lo recuerdo ahora. Debe ser porque siempre me hacía reír mucho.

    3. Claro, no nos fijemos lo que SE HIZO; seamos acérrimos opositores porque no se hizo antes.
      Es filosófico: todo lo que está bien -en todos los órdenes de la vida- se podría haber hecho antes. Por lo tanto, todo está mal.

      1. Raul C

        Adhiero a la gente de centro izquierda y en ningùn momento neguè lo bueno que se hizo. Si me leès sin fanatismo sòlamente advertiràs que ùnicamente señalo que de la transversalidad prometida por NK no existen rastros,-personalmente pienso que nos traicionò- y de que me hinchè de que sigan sosteniendo que la oposiciòn no tiene proyectos, metiendo a todos en la misma bolsa.

    4. Pro2003 no es fana de Macri, me consta porque una vez charlamos y me habló en pésimos términos del Intendente de la Ciudad.

      De todas formas, amigo pro2003, me gustaría saber, que me diga cuales son los proyectos opositores. Lo de la asignación es una chicana: entendían mal el concepto de la universalidad, se la querían dar hasta al nietito de Biolcatti.

      1. Agradezco tu intervenciòn. He tomado la decisiòn de no aclarar màs el tema de mi seudònimo; noto que se quedan con el mismo y no leen contenidos, buenos, regulares y malos, pero nunca con inclinaciones reaccionarias.
        Es màs, harè como Groucho Marx e iniciarè demanda a Macri por utilizar esa sigla cuando yo ya la habìa presentado a un concurso literario en el 2003.
        En materia de proyectos, vos sabès que en la centro izquierda los hubo y los hay; pueden gustar o no.
        Infiero, sin darle mayor importancia, que algunos corresponsales se irritan conmigo porque de frente march escribì varias veces que a NK no le creo ni la fecha de nacimiento, y que estamos inmersos en una desgraciada oscuridad en materia de manejo de fondos por parte de algunos funcionarios. Pero eso no me impidiò aplaudir nuestro voto acompañando AFJP, medios y otros temas, aunque sigan descalificando a todos LOS SECTORES QUE NO ESTAMOS CON LA PATAS DENTRO DEL PLATO.
        Para mi gusto, demasiado sectarismo.

        saludos

  3. El final es lindo, con épica, un poco simplista pero bueno, está bien. Lo que sí, el tema de que “hay que seguir pugnando por construir ese poncho que nos cobije, esa transversalidad con ideas, con militancia, con diversidad” lo veo realmente jodido. Difícil porque en cualquier lugar del mundo lo es, y más aún porque esta es una sociedad complicada. Y ahora yendo a lo puntual, porque el kircherismo no ha podido construir transversalidad. No quiso? No pudo? No lo acompañó la suerte?. Ese es otro tema, pero creo que al corto plazo la transversalidad no es una posibilidad. Y este tema acota las posibilidades de eso que llaman construcción de poder.

  4. la oposicion tiene proyectos escondidos segun algunos.Por ahora el que se ve es frenar las medidas progres del gobierno.Y si no conocemos esos proyectos es condidos no es porque le faltan medios de cpminocacopn,por cierto.

  5. Hola. Me alegro por los comentarios, intentaré darles mi punto de vista habiendo leído sus lecturas.
    En primer lugar, PRO2003, mil disculpas por suponer guiándome literalmente (pero por suerte fui precavido y puse “si…”). Hecha la disculpa que nobleza obliga, nos arremangamos. En ningún momento sostuve que Néstor y Cía conforman la legión de ángeles. Yo también tengo cosas atragantadas, y más de una. Pero – y esta es la diferencia, Quintín, no sé como llaman en tu barrio lo que describo a continuación- a instancias de la nueva representante de la Inquisición, Santa Biblita Carrió, con la imprescindible colaboración de las ambiciones y las mezquindades de un grupo de legisladores que no tiene un horizonte propio más allá de “derrotar (¿o derrocar?) a los déspotas”, copando todas las comisiones posibles de la legislatura ? Por supuesto que cuando generalizo, y hablo de “la oposición”, como toda generalización es injusta. Efectivamente: no es exactamente lo mismo Carrió, Morales, Cobos, Solá, que Stolbizer, Macaluse, Solanas etc. Pero, si por la ventajita, por ocupar un espacio, una promesa de “revisar la deuda”, una comisión, aceptar darle más poder a Menem para que no falte, etc. etc. les das número, quorum ¿Quedás muy lejos de los que señalo claramente como destituyentes ? Como decía admirablamente hoy Horacio Gónzalez en Página/12, ¿ no tenían otra forma y otro lugar para sus planteos ? Sinceramente, no sé cuántos proyectos cajoneó el FPV; sé que el final de mi escrito es absolutamente simplista (lo lamento, claramente es un deseo), y no puedo decidirme si, respecto a la transversalidad, no quiso o no pudo. Tiendo a pensar en una alternancia de ambas. Pero de lo que no tengo dudas es que se está presionando demasiado al gobierno. Demasiado.
    aprovecho para saludarlos a todos en la víspera el día de la memoria.

    1. Por mi parte no hace falta arremangarse. Ya expusimos los puntos de vista.
      Sòlo espero que mañana todos tengamos la sensatez de aparecer en la Plaza como sencillos ciudadanos que acuden a rendir homenaje a las vìctimas de la dictadura y a repudiar esa fecha nefasta, sin banderas ni insignias ni cànticos que alteren lo que a mi juicio deberìa ser ùnica consigna.
      Confieso que tengo dudas.

      saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *