“Si Gelbard viviera los mearía en la boca”

No hace más de un año, un destacado dirigente y funcionario del primer gobierno de esta etapa democrática, conocedor del movimiento confederal, utilizando con bronca esa frase, caracterizó a la incipiente agrupación política, quizás mejor dicho, a nuestra actitud de estar en la inopia intentando balbucear algunas consignas para recrear un pasado que no pudo ser.

Muchas veces el voluntarismo nos lleva a cubrir con un manto de piedad las conductas y las acciones, tal vez en el afán de lograr los objetivos sin reparar en los medios y los amontonamientos.

Pensando en aquella frase recordé una vez mas aquella vieja reflexión del año 2007 sobre el mismo tema, que quizás me tendría que haber confirmado que estábamos errándole en algo mas que en las formas.
Hoy ya no me quedan muchas dudas de lo que haría Gelbard.

Saludos Cordiales.

Imagen necesaria.

Apostilla para los que no gustan de los enlaces:
Un solo dato sella a fuego la historia de las entidades representativas, con el advenimiento del sangriento golpe militar de marzo del 76, la única entidad nacional que es intervenida, que debió soportar la desarticulación de sus fuerzas mediante la persecución a sus dirigentes, la destitución de la personería jurídica y la confiscación de sus bienes es la CGE y por supuesto en la provincia de Buenos Aires: CEPBA y sus Federaciones principales, un protagonista de aquella época dirigente de FABA, CEPBA y CGE recuerda en una entrevista “….A FABA por ser gente de CEPBA nos querían mandar la intervención, no lo hicieron gracias a la habilidad del Presidente García. A García lo tuvimos guardado con amigos, prófugo, tuvimos que ir a declarar….. FABA fue allanada varias veces. El interventor de CEPBA, tenía orden de intervenir FABA, en FEBA querían que nosotros nos afiliáramos a FEBA, Cornide era Secretario y nos pedían que nos afiliáramos, enviaron una nota agradeciendo que nos íbamos a afiliar…….”

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.