Armonías y conspiraciones en la Corte
Julio Blanck,clarin.com

Con modales florentinos, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti se unieron para mostrar armonía en la Corte Suprema, mientras alrededor del máximo tribunal ardían las versiones conspirativas. Fue el martes por la tarde, en los despachos graves y silenciosos del cuarto piso del Palacio de Tribunales. Lorenzetti y Rosatti participaron, juntos, de una conversación con Clarín. La propusieron ellos, sabiendo que el cronista estaba reuniendo información a propósito de las espesas historias que circulan e involucran a ambos.

El argumento central es que detrás del pedido de juicio político de Elisa Carrió al presidente de la Corte late como mínimo la intención de abrir antes de tiempo la vacante de ese puesto para que la ocupe Rosatti. Y que Rosatti, sin tomar acción directa en la operación, no vería con disgusto ese embate corrosivo de la temperamental diputada. Así fue planteado ante los dos jueces supremos.

(…)

Seguir leyendo el original