Aunque lo veas en televisión, puede ser mentira

Martín estuvo el lunes en el congreso. Lo detuvieron al voleo y por primera vez en su vida pasó la noche en una comisaría. Más tarde vio su imagen en la televisión, repetida en distintos programas: lo acusaban de ser ‘un agresor’, dijeron que estaba siendo investigado y que ‘la sociedad lo detesta’. Aquí, su descargo,.
El lunes me fui a manifestar pacíficamente al Congreso. Estaba en Callao al 100, donde no había disturbios, y me llevaron detenido al voleo. Pase la noche en una comisaría por primera vez en 35 años. Jamás le tire una piedra a nadie porque me parece muy mal hacerlo. Nunca milite en partidos políticos aunque me parece muy bien hacerlo. La angustia se estaba yendo cuando el miércoles sale este video en la tele.
Me informe, pedí consejos y pensé mucho que podía hacer. Decidí dejarla pasar entendiendo que era lo mejor (no lo correcto) y esperar a que en un par de días se hable de otra cosa. Pero ayer a la noche en Intratables volvieron a pasar mi foto y a mentir sobre mi persona. ¿Acciones legales? Mucha energía para una justicia en la que no confío. ¿Derecho a replica? Mucha exposición ante un sistema de medios polarizado e inmoral al que no pertenezco.
Me queda Facebook, herramienta que no me termina de cerrar, pero me permite dos cosas con quienes me conocen en mayor o menor medida: sugerirles que duden de absolutamente todo, especialmente de lo que reafirma sus opiniones en medios tan polarizados (hasta las redes tienen algoritmos que sólo te muestran lo que querés ver); y por otro lado hacer este pequeño descargo para literalmente descargarme.
Se que con ustedes no tengo nada que aclarar. Pero para quienes no me conocen, si llegan a leer esto, o vieron estos programas y dudan de mi palabra tengo una propuesta para hacerles. Vengan a los barrios de Lauda, el Pantano o La Nango en Esteban Echeverria. Si llueve un poco, en varios de estos lugares no entren con el auto porque se les queda en el barro. Si llueve mucho directamente no vengan.
Puede que vean algunos chicos en la calle. No deberían estar ahí. Si pueden deténganse unos minutos a jugar y sino al menos saludenlos. La indiferencia no le hace bien a nadie. Menos a ellos, yo los conozco. Si en la calle ven algún adulto no se asusten. Son gente laburadora. Trabajo ahí hace 13 años y nunca me pasó nada.
Van a ver muchas casas. Algunas de material pero varias que no. El tema es que ninguna tiene timbre. En el barrio se aplaude en la puerta para llamar a la gente. Elijan la que quieran y pregunten por Malevo de SonRisas. Me conocen muy bien pero quizás les hablen poco y seguro con mucha prudencia.
Presten especial atención a las expresiones de los rostros porque ellos no tienen placas hechas por una producción, no hablan con seguridad de cosas que no saben, no tiran información sin chequear y la oratoria no es pausada con posturas escénicas. En estos barrios saben bien quien soy…Eso me enorgullece, focaliza y tranquiliza. Ahí esta la realidad. En la tele no.