Blackrock y los Botes: ¿un nuevo salvavidas?
Juan Gabriel Tokatlian,pagina12.com.ar

Lo que sigue es una breve crónica, incompleta por supuesto, de la última corrida cambiaria calificada por el gobierno como una “turbulencia”. (Cabe recordar, de entrada, que según la dinámica de fluidos la turbulencia es impredecible; algo que esta última crisis no fue: era previsible que se desembocara en una situación financiera delicada y costosa después de un conjunto de decisiones deliberadas adoptadas en los últimos 30 meses). Pero vuelvo a la crónica, repito, parcial.

Según se sabe el Ministro Luis Caputo le abrió al fondo de inversión Blackrock (y también al fondo Franklin Templeton) la emisión de los bonos llamados BOTES 2023 y BOTES 2026 para socorrer al gobierno en medio de un conjunto de precipitantes básicamente internos–y complementariamente externos– que derivó en una devaluación de casi 25 por ciento del peso argentino (ver http://www.lapoliticaonline.com/nota/112978/). Es claro que con esa operación esos fondos hicieron un excelente negocio para ellos: no hay altruismo en su comportamiento y es lógico que así sea pues buscan la mejor rentabilidad posible a sus maniobras financieras cuando aparecen, acá y en otros lares, oportunidades políticas y económicos que así se lo faciliten.

(…)

Seguir leyendo el original