Carta a los senadores de la Nación

Mi nombre es Ester Szlit, soy médica ginecóloga y especialista en fertilidad. Tengo 67 años, más de 45 años de médica y 40 de ginecóloga. Soy de zona sur, nací en Avellaneda e hice mi residencia en el Hospital Vecinal de Lanús en los años 70. También he trabajado en los hospitales Fiorito y Fernández, además de mi consultorio privado en zona de Palermo. Le cuento mi currículum para que vea que he trabajado en el servicio público la mayoría de los años de profesión.
Le quiero contar por qué quiero que revise su posición con respecto a la legalización del aborto y dé su voto en apoyo. Cuando una mujer decide abortar, sea por la razón que sea, lo hará. Porque nadie decide un aborto si le da lo mismo continuar el embarazo o no.
Lo hará de cualquier forma. Entonces la mujer con mejor poder adquisitivo irá a un abortero que le haga el aborto con anestesia, en forma clandestina pero por un “profesional”, mientras una mujer pobre recurrirá a cualquier método que pondrá en riesgo su vida.
Cualquier ginecólogo que ha trabajado en los hospitales se ha encontrado con mujeres jóvenes infectadas que han recurrido a cualquier método que le hayan propuesto, porque cuando alguien decide abortar a veces hasta prefiere morir que continuar el embarazo. La infección del útero posterior a un aborto clandestino es una causa muy frecuente de muerte de la mujer porque así como el útero es el órgano que puede sostener un embarazo, también es “buenísimo” para cultivar gérmenes.
Hemos visto muchas mujeres morir por una enfermedad llamada Mondor, que es un aborto séptico en mujeres jóvenes, en general con hijos pequeños, que no podían afrontar otro embarazo. Mueren debido a que el aborto no se hace en condiciones de asepsia como corresponde.
¡Eso es terrible! Pero le repito, porque quizás usted nunca estuvo cerca de alguien que va a abortar: va a hacerlo a toda costa, en general a costa de ella misma.
Yo no estoy a favor del aborto como método anticonceptivo. Imagínese, me dedico a tratar gente que sufre de infertilidad. Yo estoy a favor del aborto legal, gratuito y seguro para las mujeres que lo vayan a hacer de cualquier forma. Estoy en contra del aborto clandestino porque lleva a la muerte.