Colau y Ocasio-Cortez defienden las ciudades como un fuerte contra el giro conservador en Europa y EE UU

¿Cómo se pasa del activismo de las calles a las instituciones? ¿Cómo se deja el activismo -sin traicionarlo- cuando se llega al poder? Esta noche se sentaron a discutirlo en Nueva York, ante centenares de personas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el nombre de moda en el partido demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez, la joven de origen latino que el mes pasado dio la campanada al derrotar en las primarias de su distrito a un pope de la formación en la nominación para el Congreso estadounidense. Ambas coincidieron en que ningún ámbito como las ciudades se presta a semejante transformación del movimiento social en poder político. Las ciudades pueden ser, además, un fuerte izquierdista ante el giro conservador en la era Trump en varios países europeos.