Cuando 9,6 es un aplazo

Tremendo índice de desempleo, lo peor está por venir. Cuando buscan hasta los que tienen trabajo. Indicadores numéricos y sensación térmica de la calle: todos dan mal. Los números de la City versus la economía real. La injusta distribución del esfuerzo: darwinismo económico. Gestos de unidad en la resistencia cuando comienza la semana de huelgas.
El desempleo en los grandes conglomerados urbanos rasguña el 10 por ciento según guarismos oficiales del segundo trimestre. Superará los dos dígitos, todo lo indica. Agravarán el cuadro la inflación colosal de julio y agosto, la superior que se espera para septiembre, el traslado a precios de aumentos de tarifas y combustibles. Hay que remontarse décadas atrás para encontrar precedentes tan tremendos.