Ecuador otorgó el asilo político a Assange y convocó a Unasur
pagina12.com.ar

La medida que da protección diplomática al periodista fundador de Wikileaks, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres tras ser acusado por la justicia sueca por presuntos delitos de abuso sexual, fue anunciada por el gobierno de Rafael Correa y recibida “con decepción” por parte de Gran Bretaña, que amenazó con no acatar esa decisión soberana y “cumplir con nuestra obligación de extraditar a Julian Assange a Suecia”. Ante esta situación, Ecuador convocó a una reunión de cancilleres de la Unasur y el Alba, así como a una asamblea extraordinaria de la OEA, para tratar el tema, mientras su sede diplomática en tierra inglesa es custodiada por miembros de Scotland Yard, que intentarán detener a Julián Assange cuando se encamine hacia el aeropuerto.

“El gobierno de Ecuador ha decidido otorgar el asilo político al señor Julian Assange”, dijo el canciller de ese país, Ricardo Patiño, quien fundamentó la decisión en la existencia de “indicios que permiten presumir” una “persecución política” contra el periodista. Durante la conferencia en que dio la noticia, manifestó que el gobierno de su país “confía en que el gobierno de Gran Bretaña ofrecerá lo antes posible las garantías y el salvoconducto necesario” y confió en “mantener inalterable los excelentes lazos de amistad que unen al Reino Unido”.

Además, Patiño dijo que Ecuador “hace suyos los temores” de Assange sobre el inminente peligro a su vida por la posibilidad de ser extraditado a un tercer país (Estados Unidos) en donde “hay evidencia de que no tendría un juicio justo” e incluso podría tener “un trato cruel”, y señaló que la decisión está sustentada en instrumentos de derecho internacional, en la Constitución ecuatoriana y en la tradición de su país, que dio asilo y refugio a sinnúmero de personas, como el caso de miles de colombianos en su frontera, lo cual ha sido reconocido por la organización de la ONU para los refugiados (ACNUR).

(…)

Ir a la fuente