El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional incluirá un dólar con piso y techo

La Casa Rosada va a concretar un cambio fundamental: reajustará la política cambiaria para tratar de mantener, con cierta estabilidad, la cotización del dólar. La decisión ya esta pactada en secreto con el Fondo Monetario y se ejecutaría una vez que Washington apruebe el acuerdo. Se trata de una reforma central a una política cambiaria de Macri que nunca funcionó: hasta ahora el dólar se apreció un 300%.
Clarín confirmó que consiste en lo siguiente: dejará de lado la absoluta libre flotación por un sistema más previsible. A partir de ahora, el BCRA establecería una “banda” de flotación del tipo de cambio. En otras palabras: existirá un techo y un piso de cotización. Entre ambos valores flotará libremente. Pero cuando el precio del dólar supere el tope máximo, el Central está autorizado a salir a vender divisas para frenar una escalada. En caso de que toque el piso de la banda, la entidad saldrá a comprar dólares para sostener la cotización, evitar el retraso cambiario y, además, recomponer reservas. Las líquidas están en un mínimo de 20.000 millones.
El sistema que se negoció ya se aplica con éxito en Colombia, Chile e Israel. El cambio modifica un gravísimo error -de lo tantos en la política económica- que cometió la Casa Rosada, en complicidad con el FMI.