El ajuste está, pero la política aún no

Mauricio Macri exhibe una convicción invulnerable. Cree que su Gobierno tiene como eje excluyente de futuro el cumplimiento de las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Representan un recorte de $ 200 mil millones. Aquella convicción, conjetura, sería la que ha colaborado con cierta tranquilidad en los mercados trasuntada en los últimos diez días.
Nadie discute esa determinación en Cambiemos. Incluso es aceptada por algunos sectores de la oposición. El dilema irresuelto consiste en adivinar cuál será, al final, el camino político que recorrerá el Presidente para alcanzar el objetivo. En la reunión de Gabinete de este martes lanzó una advertencia. “Para el mundo somos los únicos garantes del modelo”, aseguró. Esas palabras encerrarían dos problemas.