El consumo de carne vacuna cayó al nivel más bajo en cinco años
,clarin.com

El impacto del año que pasó se sintió con fuerza en la mesa de los argentinos. Fue allí donde el consumo de carne vacuna cayó un 4,1% en 2016 y se redujo a 57 kilos por persona, el nivel más bajo en los últimos cinco años. La menor ingesta de proteínas -también se achicó el consumo de pollo- fue motivada por la disminución de la oferta y el importante aumento de precios a principios que en 12 meses alcanzó un 40,8%. El único rubro que tuvo un resultado positivo fue el de las exportaciones.

Los datos fueron publicados ayer por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (CICCRA) que en su último informe de diciembre indicó una caída del 3,2% en el consumo total de carne vacuna. La marca más baja se había registrado en 2011, cuando se consumieron 55 kilos de carne vacuna por habitante. Ahora, con el registro de 2016, la participación de la demanda interna en la producción total se redujo al 91,8%.

(…)

Seguir leyendo el original