El “diálogo” PRO y la paritaria nacional docente
Sebastián Etchemendy,pagina12.com.ar

La cuestión de la Paritaria Nacional Docente (PND) ilumina, primero que nada, lo vacío y pueril del discurso PRO y de la gran prensa sobre la importancia del “diálogo” y la “institucionalidad”. El Gobierno dinamita un espacio de intercambio establecido entre funcionarios del Poder Ejecutivo y sindicatos docentes de representación nacional, construido trabajosamente durante ocho años. Así, el propio Estado simplemente incumple el artículo 10 de la ley 26.075 de Financiamiento Educativo y su decreto reglamentario 457/07, que obligan a convocar a esa instancia de discusión a nivel federal. Obviamente, la normativa no obliga al Gobierno a aceptar cualquier número –es más, el Ejecutivo siempre tiene la potestad de laudar un porcentaje de incremento del salario mínimo docente nacional de jornada simple–. Pero el Ejecutivo no puede desentenderse de la convocatoria. O sea, el gobierno del PRO (como todos los gobiernos) elige y dialoga con quién quiere y cuándo quiere o puede. A diferencia de los últimos doce años, ignora la institucionalidad de la paritaria y de una discusión nacional de las condiciones laborales docentes, mostrando, una vez más, que cuando el liberalismo argentino habla de “institucionalidad” casi siempre le importan solo las leyes o regulaciones pro-empresa y pro-mercado.

Naturalmente, el remanido discurso del “diálogo” siempre esconde políticas públicas y distributivas muy concretas y más graves que una estrategia de comunicación cándida o infantil. El establecimiento de un piso nacional al salario docente y la PND que se empezaron a construir desde 2004 tuvieron tres consecuencias generales palpables:

(…)

Seguir leyendo el original