El macrismo suma ‘halcones’ para la etapa de confrontación
,perfil.com

El Gobierno se propuso sumar nuevos voceros para su fase de confrontación. Tras consolidar su giro hacia una actitud más desafiante, desde Casa Rosada promueven la aparición de dirigentes que les muestren los dientes a los gremialistas, los docentes, los piqueteros y los kirchneristas. Así, el macrismo rompió su manual histórico de la concordia declamativa. Con Marcos Peña como modelo de la cruzada, ya varios ministros y funcionarios incorporaron el tono post 1A: Hernán Lombardi, Esteban Bullrich, Jorge Triaca, Patricia Bullrich y hasta Diego Santilli levantaron y volvieron más belicosas sus apariciones.

La táctica oficialista es plenamente autoconsciente. Después de la sucesión de reclamos docentes y del paro de la CGT, Marcos Peña arengó a su tropa y la invitó a abandonar el speech dialoguista. A través del mail “Lo que estamos diciendo”, una especie de bajada de línea sobre la visión oficial que se envía a los funcionarios, el jefe de Gabinete explicó que “los gremios una vez más malinterpretan sus fines o los medios para alcanzar sus fines, o están confundidos sobre cómo se defienden los derechos, porque permanentemente se eligen las aulas vacías como medida”.

(…)

Seguir leyendo el original