Macri busca forjar una identidad pese a las contradicciones
Fernando Laborda,lanacion.com.ar

Seis meses antes de las cruciales elecciones de medio término, cierto alivio llegó a la Casa Rosada de la mano de Elisa Carrió y de un cambio de clima que las encuestas comenzaron a marcar en abril, tras un marzo que constituyó la etapa de mayor conflictividad social para el gobierno nacional. Sin embargo, un principio de crisis de identidad de la coalición gobernante y los costos de la estrategia polarizadora del oficialismo renuevan los desafíos para Mauricio Macri.

Existe coincidencia entre encuestadores en que se detuvo la caída en la imagen de la gestión y del propio Presidente que venía teniendo lugar desde principios de año, tras una serie de errores no forzados del Gobierno y el festival de marchas callejeras contra las políticas macristas. Reina incluso la convicción de que Macri ostenta una leve recuperación en la opinión pública al tiempo que, pese al prolongado conflicto docente -hoy muy cerca de su agotamiento-, María Eugenia Vidal se ha consolidado como la figura política con mejor imagen.

(…)

Seguir leyendo el original