Marquitos la ve óptima
Claudio Scaletta,pagina12.com.ar

Explicar la economía macrista es una desgracia, una verdadera catarata de números negativos y promesas incumplidas cuya sola enunciación abruma. Las bondades del proceso parecen inhallables. En términos publicitarios cualquier experto en marketing político aconsejaría concentrarse en otras dimensiones. Por ejemplo, en seguir exprimiendo los argumentos de “la pesada herencia” o “la corrupción K”. Pero estos caminos se complicaron. Se suponía que la herencia comenzaría a aliviarse en el mitológico segundo semestre de 2016, y que la lucha contra la corrupción no se daría vuelta como una media con el descubrimiento de “las rutas del dinero M”; los Panamá Papers, el dólar futuro, el Correo Argentino, Avianca y el financiamiento directo para IECSA-Odebrecht, para citar sólo los núcleos más rimbombantes.

Los estrategas de Cambiemos asumieron entonces que no se podía descuidar la economía y, este mes, comenzaron a circular entre funcionarios y militancia PRO un instructivo de ocho puntos para dar la pelea ideológica. No se trata de un documento reservado, sino de una “Carta de la Jefatura de Gabinete” disponible en el sitio web de Casa Rosada. El documento pretende decir dos cosas no muy originales en los procesos de ajuste, que lo sucedido hasta ahora fue el costo de ordenar la economía, y que, producido el doloroso ordenamiento, lo mejor ya comenzó, aunque en las conclusiones se reconozca, con honestidad, que no para todos.

(…)

Seguir leyendo el original