Moody’s prevé una baja del déficit, pero alerta sobre deuda en manos de privados

En su último informe anual sobre la Argentina, publicado hoy, Moody’s prevé un crecimiento de la economía argentina del 3% en 2017 y del 3,5% en 2018. Sostiene que las inversiones públicas y privadas “deberían reafirmar el crecimiento”, y las iniciativas que se espera que el gobierno introduzca después de las elecciones legislativas de octubre “ayudarán a reducir el déficit fiscal en, al menos, un 1% del PBI en 2018”.
No obstante, alertó Moody’s que “la proporción de deuda en manos del sector privado es cada vez mayor, lo cual aumenta la vulnerabilidad fiscal del país”. “Otras debilidades crediticias incluyen inflación alta y una gran proporción de deuda en moneda extranjera, que expone al balance del gobierno al riesgo cambiario”, agregó el informe.
“Aunque el crecimiento económico de Argentina ha mostrado cierta volatilidad, su economía es más grande y más rica que otros países con calificaciones similares (B3 positiva)”, afirma Gabriel Torres, Senior Credit Officer de Moody’s y autor principal de este informe.
De acuerdo con el relevamiento, “el mayor crecimiento debería respaldar una reducción del déficit fiscal, que superará 6% del PBI este año”.
“La relación deuda/PBI del gobierno llegará al 53% este año y al 56% el próximo año. Alrededor de la mitad de la deuda del gobierno de Argentina es con otras entidades del sector público, lo cual reduce el riesgo de refinanciamiento. Sin embargo, la proporción de deuda en manos del sector privado es cada vez mayor, lo cual aumenta la vulnerabilidad fiscal del país”, se aclaró.
El informe anual sigue la suba de la perspectiva de calificación de B3 de Argentina a positiva desde estable que realizó Moody’s en marzo. “Dicho cambio reflejó la perspectiva de la agencia de calificación de que la economía comenzará a presentar un crecimiento positivo, en parte después de implementar las nuevas políticas de reducción del déficit”, se informó.