Occidente debe enfrentar el reto de la autocracia leninista de Xi Jinping
MARTIN WOLF,cronista.com

“Les guste o no, la historia está de nuestra parte. ¡Los enterraremos!”. Fue así como en 1956, Nikita Kruschev, el entonces primer secretario del Partido Comunista de la Unión Soviética (URSS), predijo el futuro.

Xi Jinping es mucho más cauteloso. Pero sus afirmaciones también son audaces. “El socialismo con características chinas ha cruzado el umbral hacia una nueva era”, declaró el secretario general del Partido Comunista de China en su XIX Congreso Nacional la semana pasada. “Ofrece una nueva opción para otros países y naciones que desean acelerar su desarrollo y preservar su independencia”. El sistema político leninista no está en las cenizas de la historia. Es, una vez más, un modelo.

(…)

Seguir leyendo el original