Piden investigar aportes de 300 funcionarios porteños a las campañas de Cambiemos

El debate sobre el dinero negro de la política llegó para quedarse y se extiende sobre el oficialismo como una mancha venenosa. La campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires durante 2017 fue el disparador, pero rápidamente comenzaron a surgir los casos de aportantes falsos en la campaña presidencial de Mauricio Macri en 2015, como reveló PERFIL. Cerca del Presidente admiten, en off the record y por primera vez, que se utilizó a ciudadanos para blanquear dinero aportado por empresas que tienen prohibido realizar contribuciones a las campañas. Patean la pelota a miembros de Cambiemos a quienes no identifican y definen como los “irresponsables que acercaron los aportes”. “Delegamos la recaudación de campaña en un montón de personas. Nos decían: “Yo te consigo plata de una empresa y te traían esos nombres y creíamos que era cierto”, dicen en Cambiemos.
Después de las denuncias de beneficiarios de planes sociales, candidatos y particulares de clase media que aparecen aportando dinero que nunca donaron, ahora, unos 300 funcionarios y ex funcionarios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quedaron en la mira. Figuran aportando $ 8.623.000 a las últimas campañas de Cambiemos ($ 8,3 millones en 2015 y 2017). El relevamiento será presentado en los próximos días por la ONG La Alameda ante el juez federal Sebastián Casanello, quien investiga si el oficialismo blanqueó dinero negro.
Los denunciantes aportarán a la Justicia los casos de aportantes truchos de las campañas de 2015 y 2017 (tanto en la lista de la Ciudad como en la de Provincia) y sumarán una lista de cientos de directores, gerentes y subsecretarios de distintos ministerios del Estado porteño que figuran aportando para esas mismas campañas con montos y fechas similares a los aportantes truchos.