Réquiem para el mercado de capitales
lanacion.com.ar

El kirchnerismo logró ayer en el Senado convertir en ley su proyecto para la reformulación del mercado de capitales, con el agregado de último momento realizado por el diputado oficialista Roberto Feletti, ex secretario de Política Económica, que introdujo una peligrosa ampliación de las facultades de la Comisión Nacional de Valores (CNV), su hoy politizada autoridad de aplicación.

Según ese artículo, cuando la CNV considere que se han vulnerado gravemente derechos de accionistas minoritarios de una sociedad con oferta pública, podrá designar veedores con facultad de vetar las resoluciones adoptadas y aún separar los órganos de administración por un plazo máximo de 180 días hasta “regularizar las deficiencias encontradas”.

Ocurre que el Estado, directamente o a través de la Anses, tiene participaciones minoritarias en varias grandes empresas que cotizan en Bolsa y, con esta norma, adquiere herramientas que le permitirían realizar operaciones de “pinzas” con fines políticos: como accionista minoritario podría reclamar la vulneración de derechos y, como órgano regulador, acoger esos reclamos designando veedores con poder de veto y hasta separando a las autoridades societarias.

Entre las empresas líderes en las que la Anses tiene acciones se cuentan Siderar, Molinos, Telecom, Edenor, Petrobras Energía, Consultatio, Banco Macro, Grupo Financiero Galicia, Pampa, Aluar, San Miguel y Grupo Clarín, entre otras. También el Estado nacional es accionista en Papel Prensa SA, que cotiza en Bolsa.

(…)

Ir a la fuente