Tarifas: la “presión” del Gobierno cayó mal en el peronismo

Los ojos y la inteligencia del Presidente llevaron la voz cantante.
Marcos Peña no habló directamente con los gobernadores peronistas pero, a través de una importante radio porteña, dio el aviso: dijo que “le sorprendería mucho” que Juan Schiaretti, Juan Manzur y Juan Manuel Urtubey apoyaran el proyecto de la oposición para modificar el plan oficial sobre las tarifas en el Congreso Nacional.
El jefe de Gabinete lanzó la advertencia política y Rogelio Frigerio levantó el teléfono. Basado en tres ejes, la administración de Mauricio Macri apeló ante los mandatarios peronistas sobre la exclusiva responsabilidad del Ejecutivo sobre la política tarifaria, el cumplimiento de la ley de Presupuesto que fue sancionada por amplia mayoría y una apelación a la responsabilidad desde la oposición con proyectos que acompañen la meta fiscal y no que se la incremente.
Y pusieron como ejemplo a jefes provinciales como los oficialistas Vidal y Larreta y los peronistas Uñac y Alicia Kirchner que bajaron impuestos provinciales a las tarifas.
El Gobierno celebró rápidamente con los dichos radiales de Juan Schiaretti, quien defendió que las tarifas las debe fijar el Poder Ejecutivo Nacional. En Casa Rosada sonrieron por un rato pero la posterior salida al ruedo de Juan Manuel Urtubey no agradó tanto.
El salteño habló después de Schiaretti, en una nota pautada desde días antes con Jonatan Viale, y dijo poco y nada del tema tarifario. Sí criticó al kirchnerismo por su propuesta parlamentaria de congelar tarifas pero no desairó al Peronismo Federal que lleva adelante el proyecto de Tarifas, tanto en Diputados como en Senado.
Las declaraciones de Urtubey fueron luego de un almuerzo en la provincia de Chaco con su par Domingo Peppo. Allí hablaron de sus charlas con Rogelio Frigerio a quien no desairaron pero le transmitieron que, en los bloques de diputados y senadores peronistas, “ya no hay marcha atrás” con el proyecto peronista.
Sí podría haber un paso atrás en el proyecto de descontar el IVA de las tarifas, algo que perjudica a los gobernadores en números millonarios.
Eso se corroboró cuando Pablo Kosiner, jefe del bloque de diputados del interbloque Argentina Federal y quien lleva adelante la estrategia peronista junto a Diego Bossio y la massista Graciela Camaño, voló a su provincia y se juntó, de inmediato, con allegados a Urtubey para analizar el tema Tarifas.
Allí, Kosiner contó que los bloques del peronismo, tanto en Diputados como en Senado, están embalados con el tema y no darán marcha atrás. Una muestra de eso es el acompañamiento del massismo, sostenido en su “núcleo duro” de apoyo al reclamo PyME por el alza tarifaria.
“Lo hicieron muy suyo”, dijo un gobernador que habló con diputados y senadores peronistas embalados con el proyecto tarifario que, este miércoles, avanzó en la Comisión de Presupuesto de Diputados, camino a la sesión del miércoles de la semana próxima.
Una postal del enojo del peronismo lo dijo, en voz baja, un gobernador de ese signo que no expresa sus críticas en público: “Estos muchachos macristas no se diferencian mucho de los kirchneristas cuando te llaman, eh”, dijo luego de escuchar a un alto funcionario nacional.
De todos modos, los mandatarios provinciales saben que la pelea no será sencilla. Y que el presidente Mauricio Macri está dispuesto a hacerlo a asumir el costo del tema tarifario. Nada está dicho aún.