Un cruzado en el Banco Central
Francisco Olivera,lanacion.com.ar

Federico Sturzenegger es probablemente el funcionario más gravitante de Macri. Todo el gabinete ha decidido apostar, en algunos casos a regañadientes, a la política de metas de inflación que aplica el jefe del Banco Central. Es la conclusión que van asimilando también los empresarios y, con malhumor, la cúpula entera de la Unión Industrial Argentina. “Tengo que bajar la inflación”, fue la respuesta que recibieron de él los ejecutivos y economistas que en los últimos meses venían transmitiéndole inquietud sobre el alto nivel que tiene la tasa de interés.

La resignación de varios de ellos se convirtió en sorpresa el martes, cuando, contra todas las advertencias, Sturzenegger subió de 24,75 a 26,25% la tasa de los pases a 7 días -la referencia del sistema- con el argumento de que el índice de precios seguiría en abril por arriba del sendero establecido por el Banco Central, que fija como meta el 17% de inflación para este año. La jugada fue para los industriales una doble tragedia: al encarecimiento del financiamiento se sumará, proyectan, una caída en el tipo de cambio, porque el costo de dinero empujará a los ahorristas a demandar más pesos que dólares. “Esto de que baja el dólar y sube la tasa ya lo vivimos en la Argentina”, protestó el textil José Ignacio de Mendiguren. “Beneficia la especulación financiera”, agregó José Urtubey, de Celulosa.

(…)

Seguir leyendo el original