3 de marzo de 2012

Mediodía del sábado, estas son las noticias.

Primero, tapas. Pero antes mirá la mejor.

La noticia principal de La Nación es la decisión del juez Bonadío de aceptar al Estado como querellante en la causa penal que investiga la tragedia de la estación ferroviaria de Once. A partir de esta medida, el Estado (Estado, muchachos, Es-ta-do) tendrá acceso a todo lo que haya en el expediente, que por ley es secreto para quien no es parte (pudiendo solicitar  medidas, argumentar sobre las pruebas y apelar fallos del juez). En la nota agregan que “la decisión de Bonadío fue criticada por la oposición: diputados y senadores de diferentes partidos sostuvieron que el Estado debe dar explicaciones de lo que ocurrió y que tiene que ser investigado como acusado, no considerado víctima”. Un poco más a fondo va el GDA, que agrega que esto no impide que se investigue a los funcionarios por falta de controles. Con respecto a los peritajes afirma que “al mismo tiempo de tomar esa decisión, Bonadío recibió de los peritos oficiales que investigan las razones del choque, una especie de plan de trabajo que, según fuentes judiciales, extendería el peritaje por lo menos hasta mediados de marzo. La Presidente había exigido rapidez y conminó a la Justicia para que terminaran el peritaje en quince días. Lo programado por los peritos excede el deseo temporal manifestado por la Presidente”. Vale agregar acá, siguiendo esta muy buena nota en Página12, que las pericias son encabezadas por tres peritos ingenieros (de la UBA y de la Corte Suprema) designados por el juez Bonadío: Néstor Luzuriaga, Raúl Díaz y Juan Alfredo Brito; mientras que como peritos de parte estuvieron Alejandro Leonetti (Secretaría de Transporte); Horacio Faggiani, (Comisión Nacional de Regulación del Transporte); Carlos Díaz (representante del maquinista Marcos Antonio Córdoba), y Julio Pastine (TBA). Ellos observaron, entre otros aspectos importantes, que los frenos de los cuatro últimos vagones del tren funcionaban. Finalmente, publican un duro informe contra TBA (y contra la Secretaría de Transporte, agregan acá) por parte de la Auditoría General de la Nación. Ah, ¿Será el Chivo?

En la tarde de ayer, el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, agregó nuevos argumentos (hagamos un conceptual stretching de “argumentos”, e incluyamos en la categoría a “balbuceos indescifrables”) para rechazar el traspaso de los subtes y envió una carpeta a la Presidenta, con lo que él supone son datos que refutan fragmentos del discurso de CFK en la apertura de sesiones ordinarias del último jueves. Primero leamos todas las repercusiones de la conferencia en los principales matutinos (Clarín, La Nación, Página12, Ámbito y El Cronista). ¿Qué podemos decir? Muchas cosas. En principio que Macri desconoce que ya tiene autorización de la Legislatura porteña para hacerse cargo de los subtes, algo que remarca acá el Ministro del Interior, Florencio Randazzo. Otro aspecto importante destacado también por el Ministro es que “el 5 de enero, dos días después de la firma del acta con el Gobierno nacional, la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires, ante una consulta de la Secretaría Legal y Técnica del Gobierno de Macri, dice que “al firmar ese acuerdo, la Ciudad de Buenos Aires ratificó la transferencia de la Concesión de la Red de Subterráneos (…) La Ciudad asumió con la firma de ese documento el control y la fiscalización del contrato de concesión en todos sus aspectos””. Es sorprendente que el Jefe de Gobierno desconozca la situación legal del traspaso y la aprobación de la Legislatura, siendo un dirigente que suele estar al tanto de esas decisiones, en gran medida para vetarlas. Pero quiero quedarme con algo más preocupante aún, y que es muy bien destacado por el Jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina, en esta nota. Aquí afirma que ” Macri repitió en su conferencia, textualmente, frases y conceptos de las columnas escritas en los últimos días por (Eduardo) Van der Kooy, (Joaquín) Morales Solá y (Néstor) Scibona”. Las notas a las cuales hace referencia el JGM son esta, esta y esta. Ahora comparen con el discurso de Macri, en cualquiera de las notas señaladas más arriba. La conclusión, por sabida, no es menos valiosa: los speechwriters de Mauricio no están precisamente en Bolívar 1.

Por su parte, los gremios docentes de la Provincia de Buenos Aires rechazaron una nueva propuesta del gobierno provincial (que consiste en un piso salarial de 2.860 pesos para el maestro sin antigüedad) y, si bien definieron un paro por 48 horas para la semana próxima, la medida quedará sujeta a los resultados de una reunión que se realizará el lunes. Esto se explica acá. En esta nota se ofrece otra mirada del tema. Y en cuanto a la misma temática, pero a nivel nacional, realizó declaraciones Sileoni.

Malvinas: El Reino Unido y los Kelpers rechazan la intención de incrementar los vuelos. Acá también opinan al respecto. El Vicepresidente, Amado Boudou, afirma que Malvinas es una causa de todos los argentinos. Y lean esta buena nota de Osvaldo Bayer.

Una de último momento: habló Moyano.

Internacionales: mañana gana Big Vlad; España le dice “no” a la Unión Europea; la importancia del “supermartes” para los republicanos (se viene post al respecto); al menos 27 muertos por fuertes tornados en EE.UU; advertencia de Barack a Irán (que tuvo elecciones legislativas); complicada relación de Dilma con los militares brasileños; denuncia de la Cruz Roja en Siria (acá un buen artículo sobre la realidad del país), y sigue muy complicada la situación en Yemén.

Algunas breves:

Bonus track de Crónica (gracias por tanto).

Para finalizar, nos despedimos con Música, con mayúscula. Y esperamos sus comentarios. Buen sábado.