Artepolítica

Reforma y contrarreforma: quién ataca a Dilma y por qué

Dilma_Rousseff_no_Castelão

 

Traducimos a los ponchazos y reproducimos esta nota del politólogo Marcus Iannoni publicada originalmente en el diario Jornal do Brasil.

Desde el año 2003 , con Lula, Brasil ingresó en la fase más importante de su historia. Por primera vez , los cambios modernizadores se producen no sólo en un contexto democrático , ya que esto también ocurrió en el período entre 1946 y 1964 , pero sobre todo en un ambiente político en el que las organizaciones efectivamente propias de los trabajadores, empezando por el PT y la CUT son parte de la dirección del proceso de cambio social. Dilma continuó los cambios iniciados por Lula, pero ha sido objeto de diversos ataques . ¿Quién ataca a la presidente y por qué lo hace? La respuesta requiere la identificación de los intereses en disputa y los actores involucrados.

Todo proceso de desarrollo se apoya en coaliciones. Fue así que desde el mercantilismo, la política económica implementada durante las revoluciones de las Revoluciones Inglesas del Siglo XVII (Puritana y Gloriosa), que condujeron a Inglaterra a la revolución industrial pionera y condición de la principal potencia mundial en el siglo XIX, pasando por la coalición bismarckiana, que industrializó a la entonces atrasada Alemania. En Inglaterra mercantilista la coalición involucró a los grandes propietarios de tierra y a la clase media urbana-comercial, incluyendo a los intereses financieros . En Alemania , la alianza fue entre las élites civiles y militares de la burocracia del gobierno, los grandes terratenientes y la burguesía industrial naciente. Los ejemplos continúan en el siglo XX: las experiencias de los estados desarrollistas del este de Asia , en los cuales a grosso modo en un primer momento, las coaliciones unieron a la burocracia gubernamental y a los los empresarios. Los regímenes políticos (democracia , autoritarismo , fascismo) tienen mucho que ver con las alianzas y las relaciones de fuerza en el transcurso de esos procesos. En tres casos principales mencionados  un claro perdedor fueron las relaciones agrarias precapitalistas, feudales, señoriales en el campo, los intereses de uso de suelo no capitalistas. Por otro lado, un ganador fue el interés industrialista de la burguesía. Cada transformación social , como es el caso de la revolución burguesa implica luchas entre clases y fracciones , resistencias de cambio social contrarrevolucionaria , progresiva y regresiva, de reforma y contra- reforma, finalmente, contradicciones.

En el Brasil de hoy , después de dos décadas perdidas (1980 y 1990) , la crisis de las políticas neoliberales – implementadas como alternativa al desarrollismo nacional en bancarrota – y la existencia de PT, de la CUT y de otras organizaciones populares y partidos como MST, UNE, PCdoB etc, presentes en la escena política desde el retorno a la democracia , ensayaron la victoria de Lula y el cambio en la relación de fuerzas. Las políticas del gobierno , no sin dificultades y contradicciones , comenzaron a perseguir a la inversión en capital productivo, la generación de empleo e ingresos, y la lucha contra las desigualdades y la exclusión social, este último a través de una amplia gama de políticas , tales como el aumento del salario mínimo , Bolsa Familia , RALLY , PROUNI , Mi Casa Mi vida, Luz para Todos, Territorios de la Ciudadanía, más médicos, Pronatec y así sucesivamente. De hecho, Lula y Dilma implementaron políticas de reforma, con base en una coalición entre el capital productivo y el trabajo asalariado. Pero a la reforma se oponen a las fuerzas de la contra-reforma.

En la campaña electoral de 2002 y el comienzo de su mandato, Lula fue víctima de una serie de prejuicios por su origen social pobre y nordestino, por no tener un título universitario, por no hablar inglés, por su posición ideológica (PT ), etc. Los logros de su gobierno , su gran popularidad y la reelección, hasta el punto de ser considerado un mito de la política, hicieron que la cara más visible de este prejuicio todavía existente, dé marcha atrás. Pero ahora, en 2014 , cuando habrá nuevas elecciones y pueda existir un cuarto mandato gubernamental – social para el desarrollo, la artillería se dirige contra Rousseff, quien en la campaña de 2010 , ya había sido bombardeada con la imagen sesgada que sería un “poste” de Lula. El mayor perjuicio es contra el PT.

¿Cuál es el ejército de la contra-reforma que atacó a Lula y ahora ataca a Dilma? En primer lugar, son los rentistas que invierten en activos financieros, incluyendo (pero no sólo) los bonos del gobierno, que están indexados a la tasa de interés preferencial, la Selic. Si en los años de Cardoso la tasa Selic promedio fue superior al 20% , se redujo al 15 % en los años de Lula y el 10% con Dilma. Es decir, en el balance de situación, la especulación con el Tesoro Nacional perdió terreno, aunque todavía es muy fuerte, ya que, a pesar de la crisis que el neoliberalismo ha provocado , en 2008 en la economía internacional, los intereses de la financiarización todavía tienen bases estructurales en el capitalismo nacional y mundial, debido principalmente a la globalización financiera , que mantiene el libre flujo de capitales y se opone a los mecanismos de control y regulación. Brasil también se inserta en el circuito de la valorización del capital financiarizado y especulativo. Las acciones de Dilma buscando implementar gradualmente una política macroeconómica más favorable al social-desarrollismo, empezando por un mayor alineamiento del Banco Central con los objetivos de generación de empleo y salarios, aunque sin dejar de lado el control de la inflación, movilizan la ira de los rentistas y sus aliados en los medios de comunicación y en los estratos de la clase media ideológicamente aferrados a las ideas neoliberales e individualistas.

Además de los rentistas , los medios y estratos neoliberales de las clases medias, ¿quién más compone la coalición de la Contrarreforma? Los grupos financieros que intermedian la riqueza de los rentistas, es decir, las instituciones financieras que siguen apostando por el camino del dinero fácil, con recursos del erario público, empezando por los grandes bancos. Lula y Dilma no pudieron poner fin a la financiarización, porque es un fenómeno estructural del capitalismo y su superación depende no sólo de actos aislados y de la voluntad política de los gobiernos nacionales, incluso teniendo en cuenta que hay un cierto margen de maniobra para que los países actúen. Pero avanzaron, entre otros, induciendo las instituciones financieras a una mayor oferta de crédito para el consumo familiar y la producción, los individuos y las empresas, proponiendo al frente de esa tarea a los bancos federales (BNDES, BB y CEF). La oferta de crédito entre junio de 2003 y junio de 2013 se incrementó en 564 % , habiendo pasado la relación crédito / PIB en el mismo período, de 24,7 % a 55,2 %, mientras que la morosidad se redujo 5,2 %.

No por razones contra- reformistas , sino por las aspiraciones socialistas de corto plazo y no sostenible , los izquierdistas critican Dilma. Ellos quieren más y más (¿y quién no? ) y desprecian lo que se ha hecho. Por ejemplo , en la educación superior están en contra el REUNI, el cual expandió en gran medida la educación superior federal en Brasil. Terminan haciendo coro con la oposición institucional , con el PSDB , DEM , PPS, y ahora con la coalición PSB- Network. Como nunca antes en la historia de Brasil lo óptimo es tan enemigo de lo bueno. Incluso en un contexto de crisis internacional en 2013, Brasil alcanzó el tercer lugar en crecimiento económico, en un ránking que involucra a 13 países desarrollados y emergentes. Creció 2,3 % , sólo por debajo de China (7,7 %) y Corea del Sur (2,6 %).

En el fondo, hay una disputa sobre el presupuesto, los recursos humanos y de organización del Estado: ¿ellos deben servir a qué intereses y a qué modelo económico? Dilma es atacada principalmente para que la reforma social ya hecha y que los manifestantes de Junio quieren profundizar se interrumpa y algunas minorías millonarias puedan apostar las ganancias proporcionadas por la contrarreforma neoliberal.

Foto.

Cronología sobre el fracaso de la mano dura

El Centro de Estudios Legales y Sociales publicó una Cronología sobre el fracaso de la mano dura. Lo hizo junto con la publicación de un documento que se titula “Un Estado presente no es un Estado violento“. Acá abajo está para debatirlo.

La publicación coincide con el anuncio de un nuevo plan de seguridad en la provincia de Buenos Aires, pero si ampliamos el foco sabemos que por todos lados tenemos temas para mirar con lupa. Estuvieron las rebeliones de las policías provinciales en diciembre -que sacudieron a gobernadores y a la Casa Rosada-, el “corrimiento” de casi todos los partidos políticos del debate del Código Penal apurados por los grito del Frente Renovador y todo el debate que tuvo que ver con “linchamientos”.

En este blog habíamos publicado posts como este o este donde últimamente abordamos el tema. Creemos que el debate (y que nos rompamos un poco el mate al respecto) es necesario porque tanto el extremo de la “mano dura” como el que implicaría que una gran porción de la población sienta que al Estado “no le importa” la preocupación social y demanda sobre seguridad son igual de peligrosos.

Presidentes vs Resto del mundo

Esta nota escrita por Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk  fue publicada originalmente en el Estadista 

A través de una metodología novedosa y original basada en el uso de la red social Twitter, Ernesto Calvo y Andrés Malamud trazaron un mapa de coordenadas políticas que permite visualizar cómo se agrupan o distancian los principales dirigentes del país. En su texto, publicada en la edición número 94 de el estadista, los politólogos destacan que a partir de la visualización producida, “el eje ordenador de la política argentina o, más modestamente, de los políticos que tuitean, no es peronismo-antiperonismo ni izquierda- derecha sino Gobierno-oposición”.

Una primera línea de análisis (y de polémica) está referida al hecho de si se verifica o no el doble espectro conformado, por un lado, por izquierda y derecha y, por el otro, peronismo y antiperonismo (abajo/arriba), enunciado por Pierre Ostiguy. El propio politólogo canadiense respondió en otra nota que su hipótesis no parece haber quedado del todo invalidada. La presencia en el vértice inferior izquierdo de la presidenta Cristina Kirchner no deja de ser notoria en el gráfico. Más allá de esto, aquí vale la pena volver unos casilleros hacia atrás para preguntarnos por qué tendría lugar la nueva dinámica de la que hablan Calvo y Malamud.

Consideramos que resulta fructífero incorporar al análisis y darle relevancia al concepto de liderazgo presidencial, a partir de su centralidad no sólo en nuestro país sino también en Sudamérica.

LOS LIDERAZGOS

Una mirada más abarcativa nos permite comprender la importancia que fueron adoptando los liderazgos presidenciales en nuestra región en la última década. En los años ’80 y ’90, mientras que el régimen democrático mostraba estabilidad, aparecían como un fenómeno recurrente las salidas anticipadas de presidentes sudamericanos (Fernando Collor de Mello en Brasil, Carlos Andrés Pérez en Venezuela, Abdalá Bucaram en Ecuador y Cubas Grau en Paraguay, por sólo nombrar algunos).

Las caídas de estos mandatarios ocurrieron en el marco de distintos tipos de presidencialismo, caracterizados por disímiles sistemas de partidos y con desiguales poderes presidenciales y constitucionales del Poder Ejecutivo. Así, en la gran mayoría de los países de la región ocurrieron episodios de inestabilidad que presentaban rasgos novedosos: salidas anticipadas de presidentes y perdurabilidad del régimen democrático.

Desde allí que algunos autores comenzaron a denominar a este fenómeno como de “inestabilidad presidencial” (Ollier, 2008: 75) [1]. En el marco de un bajo nivel de institucionalización en la mayoría de los países de la región –lo que implica, salvo en los casos de Chile y Uruguay, la primacía de mecanismos informales, una baja rutinización de las reglas y constantes modificación de los parámetros legales– la variable explicativa de estas interrupciones anticipadas del poder debía buscarse entonces en la propia figura del presidente y no en las instituciones que lo condicionan en el ejercicio del poder.

En contraste con este proceso descripto, los recientes liderazgos presidenciales surgidos en el nuevo siglo en Sudamérica resaltan por su estabilidad. Y esto en el marco de una nueva lógica de funcionamiento en el interior del sistema político y que debe ser subrayada: como también lo señala Ollier, la tradicional tensión oficialismo-oposición se desplaza ahora, por la centralidad del liderazgo del jefe de Estado, a una dinámica presidente-oposición.

Es con estos conceptos en mente que el gráfico producido por Malamud y Calvo cobra un nuevo sentido. Esta nueva lógica se enmarca dentro de un nuevo proceso político institucional que tiene su centro en el liderazgo presidencial y que irradia a todo el sistema político. De esa manera, es probable que de usar la misma metodología de Calvo y Malamud en Bolivia o Ecuador, los datos diesen un resultado similar con el clivaje proMorales/Correa y antiMorales/Correa.

Desde allí que creemos indispensable para dar cuenta de las relaciones que se establecen en el sistema político en nuestros países sudamericanos y comprender su lógica de funcionamiento, interrogarse acerca de cómo gobiernan los presidentes, cuáles son sus estilos de liderazgo, qué recursos de poder detentan y cuáles nuevos generan los primeros mandatarios en su acción de gobierno. A su vez, se debe incorporar al análisis la capacidad de algunos de estos líderes de construir una nueva institucionalidad en el interior de regímenes políticos en los cuales los procedimientos formales explican sólo de manera parcial la dinámica política.

Debe recordarse además que estos procesos políticos comenzaron a desarrollarse a principios del nuevo siglo en un escenario de pronunciadas crisis de representación, lo que aumentó, de este modo, la atención y la esperanza depositada sobre los primeros mandatarios. Este marco explicativo permite comenzar a entender que esa división primordial Gobierno-oposición –más precisamente, presidente-oposición– no se da por generación espontánea, sino que obedece a una dinámica política particular en la que la estabilidad –en contraste con la pretérita inestabilidad– aparece como un rasgo clave.

[1] María Matilde Ollier: “La institucionalización democrática en el callejón: la inestabilidad presidencial en Argentina (1999-2003)”, América Latina Hoy, núm. 49, agosto, 2008, pp. 73-103, Universidad de Salamanca, España.

El estado sos vos

damiensUn chico de 18 años, David Moreyra, anda en moto con otro muchacho en un barrio de Rosario. Según dicen testigos, le arrebatan el bolso a una joven mamá. Se cae de la moto. Los que miran la escena lo agarran, lo derriban, lo patean en el piso. Le siguen pegando más de una hora y, según cuentn algunos, discuten cómo hacer para turnarse. Cuando llega la policía y la ambulancia, lo llevan al hospital, en donde muere por la pérdida de masa encefálica. Su mamá, madre de otros tres hermanos, dona sus órganos.

En los días siguientes, un efecto imitación hace aparecer turbamultas que casi matan a golpes a supuestos delincuentes en la Ciudad de Buenos Aires, en General Roca, en La Rioja. En Rosario, un grupo de personas golpea hasta mandar al hospital y prende fuego a la moto de dos adolescentes, confundiéndolos con ladrones. En una entrevista, uno de los golpeadores de estos episodios dice “sí, le pegamos, pero nos cuidamos para no matarlo.”

Todas las principales figuras opositoras rápidamente engloban en el “no, pero…”. Sergio Massa y Mauricio Macri dijeron: ante la falta de estado “los vecinos” hacen justicia por mano propia. Hermes Binner dijo “esto sucede por la impunidad.” Mauricio Macri dijo “no avalo los linchamientos.” “No avalo”, no “condeno.” Macri además dijo que Macri “La Argentina se está yendo de madre en términos de inseguridad.” Yendo de qué manos, hacia quién. El diario Clarín habla en tapa de “palizas a delicuentes” por parte de “vecinos.” como si pudiera ser nombrado como delincuente alguien que no ha sido juzgado. Cómo si un vecino fuese alguien que se baja de un auto para pegarle a otro en el piso.

¿El estado está ausente? Seguramente, y aquí lo hemos dicho varias veces, hace falta más y mejor estado en la Argentina. El tema es qué estado hace falta: ¿hace falta más policías que administren y manejen la frontera del delito? ¿Más trabajadoras sociales? ¿Más maestros? ¿Más obreros de obra pública? ¿Más empleados de Anses? ¿Más agencias impositivas? ¿Qué estado? ¿Financiado con qué dinero? ¿Orientado con qué leyes?

Mauricio Macri, Sergio Massa y Hermes Binner lamentan la ausencia del estado. Pero ellos son “el estado.” El jefe de gobierno de la ciudad en donde un grupo de vecinos casi matan a un supuesto asaltante en una de las esquinas más emblemáticas de la ciudad es el estado. El ex jefe de gabinete, ex intentedente de Tigre y hoy diputado nacional es el estado. El candidato a presidencial de la fuerza que gobierna hace años Santa Fe y Rosario es el estado. Ustedes son el estado. Además, recordemos, la seguridad pública es potestad primaria de las provincias. ¿Que van a hacer? Sean específicos, por favor. El estado está en los detalles.

También debe ser específico en este punto el gobierno nacional. ¿Cuál es la agenda de políticas públicas del ministerio de seguridad nacional, por ejemplo? ¿No sería hora de convocar a un consejo amplio, con representación de todas las provincias y organizaciones sociales para discutir un tema del que no se sabe cuál es la solución?

El estado también era la comisión multpartidaria que, durante dos años, discutió la reforma del Código Penal, tijereteado por las reformas pedidas por Blumberg (dicho sea de paso, cuánto mucho mejor estábamos en ese momento, cuando las demandas sociales se dirigían al código penal y no al vigilantismo civil clasista.) Segio Massa no tardó ni un minuto en desechar ese estado, en nombre de “la gente.” Pero el estado que reclaman a veces, tiene que ir en contra de “la gente.”

Es cierto: la inseguridad y el delito es una preocupación muy grande de los habitantes de la Argentina. Es cierto, falta mucho en materia de política pública. Es cierto, en un año y medio se juega una elección presidencial de enorme importancia y todo es justo en política. Pero no nos engañemos: estamos en un momento crucial de nuestra comunidad política.

Por primera vez en treinta años hay un grupo de dirigentes políticos relevantes (no todos, pero algunos muy importantes) que desafían abiertamente el marco discursivo que la sociedad argentina se dio a si misma a la salida del Proceso: mantenimiento del estado de derecho, reivindicación del juicio y castigo con todas las de la ley, antiautoritarismo. (Vaya un homenaje a las organizaciones de derechos humanos, que nunca reivindicaron el linchamiento como forma de retribución, ni siquiera cuando los torturadores de sus hijos caminaban entre ellos.) Sí, siempre hubo crímenes y sí, siempre hubieron autoritarios entre nosotros. Pero, por lo menos, hasta ahora ciertas cosas no podían decirse abiertamente. Ahora se han dicho. ya sea por convicción o por cálculo, pero se ha normalizado y legitimado la violencia abierta.

Es posible que los políticos que así justifican un orden aún más violento y aún más injusto ganen una o varias elecciones Sin embargo, es poco probable que lleguen a ser líderes.

Fuente de la imagen.

¿Qué hiciste por la dictadura últimamente?

El golpe de Estado de 1976 no es (sólo) un hecho que ocurrió en el pasado. Aunque haya a quien le suene demodé seguir diciéndolo cuando las nuevas olas son poskirchneristas, se nos ocurre que ese hecho sigue moldeando varios de los contornos que tiene nuestro Estado, nuestro mercado y nuestra sociedad y la forma en que ellos se cruzan, atraen, repelen o combinan.

Este que colgamos acá es el documento que la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) le alcanzó a la dictadura en 1978 y que el Ministerio de Defensa dio a conocer hace unos días. Es un documento que habla de lograr “una sociedad sana en lo físico y moral”, propende a “apoyar una política mundial (sic) de despolitización de las manifestaciones culturales”, educar “a los argentinos en la trascendencia y el valor de la personalidad” en un mundo en el que “la masificación es segregada por todos los poros de la vida social”. Se propone implantar una “auténtica economía de mercado” y la “interconexión con los grandes centros financieros mundiales”. El documento está condimentado con algunas generalidades, pero tiene un profundo ánimo de refundación política, económica y social profundamente excluyente.

Nos preguntamos cuántos hoy siguen impulsando algún que otro de los principios volcados en estas páginas y buscando quien los aplique.

Descarga: Adeba – Presentación atinente a los antecedentes, fundamentos y alcances para un esquema de proyecto nacional

#docentes

800px-Teacher_in_Laos

Los editores de este blog gustamos de mandarnos mails o bien porque sí o bien para ver por dónde está saltando la vizcacha, sobre todo cuando no llegamos a ver bien por dónde viene. En este caso, departimos acerca del conflicto docente que, tras una muy importante marcha en La Plata ahora escaló con el anuncio de una movilización nacional. Ayer se dispuso por decreto un aumento del 30,9%.

Los fragmentos provisorios, contradictorios, discutibles, apresurados:

Foto.

El fantasma de la B

nota-768610-nube-toxica-trabajadores-puerto-criticaron-berni-130410055655

El presidente del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz, tiene una teoría que dice así: en el actual período, que se extiende hasta la transición electoral de 2015, el peronismo “no le puede echar la culpa de nada de lo que pasa a nadie“.

La teoría se completa, de forma bastante atolondrada, con una idea de que entonces el no-peronismo gana “momentum”, conforma una coalición “republicana y democrática” y, a no olvidarlo, él es el candidato presidencial de la hora.

Más allá del apuro en teorizar y en la dificultad de conectar la teoría con la práctica, algo hay. Y, hablando del kirchnerismo, en estos días de cortes de luz en el marco de la ola de calor más grande en cien años, al decir del diario El País, la falencia se volvió notoria.

Para apenas opinar,  porque pontificando ya está lleno:

A los que hacemos este blog, cuando vemos al Gobierno sin respuestas adecuadas (los piquetes, amén de las quejas y puteadas, piden por alguien que les de alguna respuesta)  nos preocupa y nos duele. No nos desvela, como vemos que les preocupa a algunos compañeros, el tema de “cómo nos verá el futuro”. Eso es totalmente secundario (o terciario).

Nos preocupa cómo nos ve el presente. Porque, a diferencia de cierto sentido común que propugna que los buenos gobiernos son aquellos capaces de “pensar el largo plazo”, la historia nos demuestra que los gobernantes que de verdad quedan en la historia son los que se ocuparon muy fuertemente del presente de sus pueblos.

Foto.

Artepolítica para Android

Javyer Der Derian se copó y armó la aplicación de Artepolítica para Android.

Se puede bajar en celulares, tabletas y etcéteras acá.

Muchas gracias por la iniciativa y Feliz Navidad.

30 años: llegamos, seguimos.

Toda democracia es siempre un proyecto inconcluso. Pero acá seguimos. No es poco.

IN MEMORIAM

El lector ZXC envía este texto:
De pronto el diario me abruma con una noticia triste, tristísima, ha fallecido el sabado un querido amigo y colega músico, Jorge “Negro” Gonzalez, contrabajista.

Conocí al Negro mucho antes de que fuera alguien mínimamente conocido en el ambiente artístico y por pura casualidad.

Solía encontrarme (a mis doce años) con otros pibes aspirantes a músicos en Plaza Francia, donde tenazmente y sin otros medios que el oído ni mas atributos que la voluntad, intentabamos desentrañar los secretos de como tocar blues, sería el año 1968 o 69, no recuerdo con exactitud.

Uno de los chicos, que era del barrio, nos invito un sabado a una reunión de músicos que se realizaba en una casa de la calle Posadas, ahí cerca.

En la reunión, que se realizaba en una casa lujosa, cuyos detalles hoy escapan de mi memoria, estaban casi todos los que eran en esos años los mejores músicos de jazz argentinos.

Era la primera vez que presenciaba una jam session.

Los tipos tocaban como poseídos cosas intrincadísimas que en mi imaginación rivalizaban con todo lo que yo había escuchado hasta entonces y que a mi corta edad, hay que reconocer, no eran demasiadas.

Los solistas iban desfilando uno a uno, Jorge Anders, el Gato Barbieri, Baby Lopez Fürst, Jorge Navarro, Lalo Schiffrin, el Chivo Borraro, Oscar Cardozo Ocampo, Hugo Pierre, y algún que otro “principiante” mas…..

Suena a locura y a fantasía,….pero no.

En la casa de un tal Tarsia se reunían los fines de semana  los músicos de jazz de Buenos Aires a zapar libremente.

Como dije, los solistas iban pasando de a uno en fondo y tema tras tema, pero el contrabajista era siempre el mismo, que con total parsimonia y solvencia acompañaba cada tema sin preocuparse por buscar la parte, como si toda la Biblioteca de Babel del jazz estuviera depositada en su cabeza.

Tras un intervalo, cuando los demas se habían ido a tomar algo, se me acerca el Negro y me pregunta si quiero tocar…..

Una verguenza púrpura se apoderó de mí , ¿que cuernos iba a tocar yo, que apenas podía improvisar tres notas en un blues cuadrado teniendo enfrente al seleccionado musical de la Argentina de ese tiempo?

Tomó el contrabajo con paciencia oriental  y me desafió: Seguime que vas a poder, además nadie nos mira….

Descendió a mi ínfimo nivel para tocar un blues rudimentario de tres tonos y tuvo al final el gesto afectuoso de decirme: “No te preocupes ya vas a mejorar”

Años después promediando la secundaría lo volví a encontrar.

Un compañero de clase amante fanático del jazz había creado con “Bocha” el dueño de la disquería Zival´s y con Cesar Parisi “El club de Jazz”, una incipiente asociación que tenía por objeto organizar conciertos de jazz en la casa de “alguién” que prestaba una casona por San Cristobal lo suficientemente grande como para meter cien personas apiñadas mas los músicos.

Como en el encuentro relatado anteriormente, los solistas pasaban pero el contrabajista era casi siempre Jorge “Negro” Gonzalez, que a esa altura podía confirmar con mas objetividad que efectivamente tenía la Biblioteca de Babel en su cabeza.

En 1972 Jorge se une a Litto Nebbia y en conjunto con Nestor Astarita graban el que a mi entender es el mejor disco de la carrera de Litto: “Muerte en la Catedral”.

No hay peor mal en Argentina que el que no te puedan encasillar con facilidad.

Tanto la “intelligentzia” del rock como del jazz afilaron los colmillos….”esto no es tango”, “esto no es jazz”, “esto no es rock”, “esto no es….”

Llegaron la Triple A, las bombas los exilios, y la oscuridad agazapada se irguió de golpe.

El Golpe.

Todo hombre tiene en su vida casi siempre la oportunidad de encontrar “su momento”….. no es algo que se busca, sencillamente acontece, a veces sin que el protagonista sea conciente de lo trascendental o simplemente sin proponerselo.

La ferocidad de la dictadura se habia ensañado mas con los escritores y los actores que con los músicos, vaya uno a saber porque, pero el hecho es que la actividad musical en Buenos Aires no se había paralizado totalmente.

En el año del mundial Jorge decide abrir un pequeño establecimiento gastronómico nocturno por San Telmo, que como aditamento tenía un pequeñísimo escenario para shows en vivo.

Supongo que la idea inicial era hacer una especie de whisqueria que en lugar de putas tuviera músicos y de ese modo ganarse el mango que en la profesión ya escaseaba.

Lo llamó Jazz & Pop.

El número vivo estaría constituído por todos los que nos encontrabamos a zapar en las jam session pero de un modo mas organizado.

Los días de semana actuarían grupos establecidos y los domingos habría zapada libre.

Como ocurre con todo plan….., la realidad se ocupa pertinazmente de deformarlo y nada podía haber comenzado peor…..

El día de la inauguración ocurre una pelea entre dos concurrentes y en un episodio confuso uno mata a otro.

Policia, documentos, todos detenidos……

El Negro no se amilanó y al día siguiente abrió de nuevo el boliche.

No se cuantas veces cayó la cana en esos años pero fueron innumerables, tantas como para desanimar a al mas valiente, a tal punto que un día uno de los canas me dijo: “No se porque uds. siguen viniendo si saben que vamos a caer en cualquier momento para llevarnoslos”

El Negro no arrugó y el boliche se mantuvo abierto.

……y lo que estaba pensado como un rebusque para ganarse el mango terminó siendo un refugio de libertad para los músicos de jazz …y de folklore…y de rock.

El jazz que se tocaba en Jazz & Pop era la antítesis de la ortodoxia y el estilismo que se cultiva con tanto afán actualmente en Buenos Aires.

Los domingos que era el día en que se preveía que actuarían los aficionados en jam session terminó siendo el día mas atractivo de la programación.

Absolutamente todos los músicos de jazz internacionales que visitaron la Argentina por esos años terminaron yendo los domingos a zapar en trasnoche a Jazz & Pop.

Hay que recordar que para quienes estudiabamos música la ausencia de material educativo impreso era absoluta, no solo porque no se importaba sino porque existía muy poco por entonces.

Poder ver en vivo a maestros de la talla Chick Corea, Hermeto Pascoal o Egberto Gismonti y además poder tocar con ellos aunque fuera diez minutos no es algo que sucede habitualmente en cualquier boliche ni en cualquier ciudad del mundo.

No recuerdo cuando cerró, pero con la llegada de la democracia aparecieron infinidad de nuevos escenarios y ya no tuvo mas sentido la idea de refugio.

Jorge volvió a abrir nuevos boliches con escenario durante la época democrática con otras propuestas pero siempre con la misma generosidad hacia los músicos.

Luego del incendio de Cromañon, la Ciudad de Buenos Aires sufrió una clausura masiva de sus escenarios y entonces Jorge, tal como hizo durante la dictadura decidió reabrir Jazz & Pop como símbolo de resistencia y goce.

Hoy Jazz & Pop es el lugar por exelencia que tienen los músicos jovens para empezar a probarse en el escenario.

Jorge no fué un virtuoso del contrabajo ni tampoco un compositor, director o arreglador, fue sencillamente una persona generosa que derramo su generosidad sin retacearla sobre todos los que lo conocimos.

Que descanses en paz.”

“Hay que seguir profundizando el modelo para que cada vez haya más argentinos incluidos”

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, LUEGO DEL ACTO DE JURAMENTO DE NUEVOS INTEGRANTES DEL GABINETE, DESDE EL PATIO DE LAS PALMERAS, EN CASA ROSADA.

¿Me escuchan bien? ¿Están seguros? ¡Cuántos los extrañé, por Dios! (APLAUSOS). Quiero agradecer, en esta tarde y en este día tan especial, del 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional, la presencia de jóvenes, de trabajadores, de sindicatos, de movimientos sociales, de movimientos juveniles, de todo lo que conforma este espacio político plural, diverso que viene trabajando, desde hace mucho tiempo, en la República Argentina.
Yo también los amo a todos y mucho, yo venía pensando, hoy, después de tantas cosas que pasaron en estos días y justo este Día de la Soberanía Nacional, el otro día cuando a través de las redes tomé contacto no sólo con los argentinos, sino con muchísimos hombres y mujeres de distintas latitudes, que se habían preocupado por nuestro país, porque preocuparse por la Presidenta no es que se están preocupando por la Presidenta, se están preocupando por el país, porque a mí me toca presidir el país y pensaba en todas estas cartas que enumeraba y ayer estaba recibiendo una carta, que parece que hubiera sido escrita para el día de hoy. Es de una abogada, de Rosario, 46 años, no la conozco, se llama María de las Mercedes Beltrán, que me escribe una carta muy hermosa, donde me cuenta todo lo que ha significado para ella esto que se ha vivido y esto que se vive y vivimos en el país.

Pero lo que más rescaté de esa carta, que además la acompañó por una muestra de cariño inconmensurable, me tejió una carpeta, a crochet, inmensa, como un mantel con los colores de la bandera argentina, una anécdota de esa carta me decía que hacía unos días había ido a comprar una heladera, a un comercio. A ella y a su marido, les está yendo bien, tiene una fábrica de PVC su compañero y entonces cuando pidió la heladera el vendedor le preguntó qué requisitos, qué heladera quiere. Bueno, primer requisito sine qua non, que sea industria nacional. ¿Y saben qué le dijo él? ¿Y saben qué le contestó, inmediatamente, el vendedor?, me dijo ella en la carta. “Usted es de la Presidenta”. Y yo dije: “listo, con esto ya tengo ganado lo que toda la vida luché, luchar por una soberanía nacional”, que se manifiesta en este resurgimiento del aparato productivo nacional, que tenemos que seguir profundizando, avanzando, mejorando y que nos permite, hoy, a los argentinos anunciar, en este tercer trimestre, de este año 2013, que la desocupación – merced de la actividad económica – ha vuelto a descender y se ubica en el 6,8 por ciento, la más baja de toda la serie histórica, de los terceros trimestres, porque sabemos que por cuestiones de estacionalidad, siempre la más baja se da en el cuarto trimestre y teníamos la marca más baja del 2011, que era el 6,7. (APLAUSOS).

Pero además, también, antes de que me pasara lo que me pasó estuve en los últimos actos, recién veía a Silvina, nuestra senadora, y a Miguel Pichetto, el senador por Río Negro, uno de los últimos actos en que estuve fue allá en el INVAP, con “Cacho” Otegui, presidente del INVAP, donde estábamos inaugurando nuevas instalaciones y él me dijo: “usted va a ser recordada como la Presidenta de la ciencia y la tecnología”, otra manifestación de soberanía nacional: industria nacional a la que debemos darle mayor competitividad; innovación tecnológica; más educación.

Cuando veo a mi querida amiga, Michelle Bachelet, que va a pelear la segunda vuelta, y uno de los puntos de su programa de Gobierno es educación gratuita, como no sentirme orgullosa de lo que hemos hecho por la educación, en la República Argentina: 9 universidades nuevas; 6,47 del PBI, en fin y todo lo que todavía falta hacer porque hay que seguir profundizando el modelo para que cada vez haya más argentinos incluidos y para que nunca más nadie pueda volver a arrebatarnos lo que nos corresponde por derecho a todos los argentinos. (APLAUSOS).

Cuando a uno le pasan ciertas cosas, a mí la verdad que me ha pasado de todo, y toco madera, no tengo nada, no toco madera con patas porque yo tengo patas, es como que comenzás a mirar las cosas de otra manera. Y yo quiero, en este momento tan especial de nuestra Patria, de un mundo tan complejo, tan diverso, tan conflictivo que los argentinos unamos esfuerzos, que los trabajadores, que los empresarios que han logrado mejores rentabilidades, que también aprendamos el ejemplo de esta YPF recuperada para recuperar la soberanía energética también, que es soberanía nacional. (APLAUSOS).

Y fíjense, ¿saben cuál es la empresa que más ganancias dio? YPF, pero no solamente porque es una petrolera. ¿Saben por qué dio más ganancias? Porque YPF está reinvirtiendo todo lo que gana en mayor inversión, que es la única manera de profundizar el proceso de industrialización. (APLAUSOS). Y vamos a recuperar, la meta es recuperar la soberanía energética, porque para eso recuperamos YPF, nuestra petrolera de bandera y nos vamos a asociar porque no tenemos prejuicios, nos vamos a asociar en las condiciones más favorables para nuestro país donde tengamos que asociarnos.
Yo no tengo anteojeras y sabemos que esto demanda capitales intensivos que o no están en la Argentina o los que los tienen los tienen en algún otro lugar y no los quieren poner acá.

Así que…no, no, no, yo tengo mucha confianza en que muchos van a entender la necesidad que tenemos de tener esta soberanía energética, esta soberanía alimentaria, esta soberanía industrial que tenemos que mejorar para que no nos pase, como ha pasado en otros momentos históricos de reindustrialización o de industrialización del país que luego teníamos estrangulamientos en el sector externo porque no teníamos un desarrollo industrial de suficiente entramado que nos obligaba a seguir importando y nos acogotaba por el sector externo.

Hemos terminado con aquello que fue el peso histórico de la deuda. Ahora tenemos que superar esa barrera que muchas veces tenemos de que no podemos desarrollar una industria nacional competitiva en calidad y en precios como lo han hecho otros países. Para ello tenemos recursos humanos, educación, capacidad, voluntad y, sobre todo, decisión política. Estamos poniendo mucha inversión a la educación, a la innovación tecnológica, a la ciencia, a la educación y amor.

Porque también la política no es ajena a la vida y la economía menos aún. No pueden llevarse a cabo como empresa, como objetivo si, además, no tenemos también utopías, ilusiones y esperanzas.

Quiero rescatar que hemos vuelto a enamorar a muchísimos jóvenes que se han acercado a la política.

Yo digo que este mundo, este mundo globalizado, del que se han apoderado flagelos que asolan todos los países sin distinción de fronteras, tiene que ver con la pérdida de las utopías.

Cuando las sociedades creen en los estratos por allí de menores recursos que es imposible crecer o tener algo o progresar, terminan siendo capturados por las peores cosas. Y también, fíjense qué paradoja, los que más recursos tienen también, terminan siendo atrapados por los peores flagelos porque creen que ya tienen todo y nada vale la pena.

Por eso creo que rescatar las ilusiones, las utopías, las esperanzas, las posibilidades de un mundo mejor, es el mejor instrumento para pelearle a la desesperanza, para pelearle a los que quieren llevarnos al fracaso, para los que quieren arrastrar a los jóvenes a otros lugares.

Alegrémonos cuando un joven ingresa a un movimiento político, a un movimiento social porque está ingresando a dar vida, a ayudar a los demás y se está alejando de los peores vicios.

Por eso, tenemos que contribuir y la contribución que tenemos que hacer todos los argentinos para esta Argentina mejor, que tiene grandes posibilidades, porque tenemos una Argentina que salió del infierno y hoy está sólida económicamente, las mejores posibilidades que tenemos, precisamente, es la de convocar a todos los argentinos.

Tenemos que dejar de lado las frases que solo sirven para los titulares de un diario; tenemos que dejar de lado los agravios o las descalificaciones por la descalificación; tenemos que empezar a discutir ideas, programas y allí, si hay diferencias, que nos traigan las mejores que estamos dispuestos a escucharlas porque no somos cerrados.

La verdad que somos en la Cámara de Diputados, aquí, dispuestos a escuchar porque, ¿saben qué? Somos los más interesados en que las mejores ideas puedan llevarse a cabo.

Y miren ustedes el caso de la Asignación Universal por Hijo, que no fue un proyecto nuestro, pero nosotros tomamos las medidas que lo permitieron llevar a cabo. Porque, ¿saben qué? Para hacer determinadas cosas, no basta con un proyecto, no basta con una idea, no basta con un eslogan o con una consigna, sobre todo en la economía y en la sociedad. Cuando uno tiene que llevar proyectos que mejoren la calidad de vida de la gente, lo que necesita son los recursos para implementar esos proyectos, como el PROCREAR también. No habría PROCREAR, no habría Asignación Universal por Hijo, no habría movilidad jubilatoria.

Entonces, estamos dispuestos a escuchar todas las ideas, pero, sobre todo, cómo se instrumentan las ideas, si no, son apenas esbozos, proyectos y nosotros queremos realmente encontrarnos todos los argentinos para mejorar esta que es nuestra patria.

Nuestros hijos van a vivir aquí, mis hijos, mi nieto, ustedes, que son muy jóvenes y me acuerdo de este lugar cuando con Néstor vinimos…Debe haber alguna imagen por ahí, creo que cuando fue la familia de Cámpora que nos dio el bastón presidencial de mando, yo creo que lo exhibí acá en uno de los balcones.

Y yo quiero finalmente, para… ¿Qué me dijeron por ahí? A los 30.000, ¡cómo olvidar lo que es una bandera hoy, no ya de un grupo político, sino de todos los argentinos!

Yo creo que, miren, uno de los mayores orgullos, uno de los pilares de esta nueva Argentina, de esta nueva Argentina como ejemplo en el mundo, nos miran como ejemplo en el mundo por nuestra política de derechos humanos. Y la verdad es una conquista de las organizaciones de derechos humanos que inclaudicablemente durante más de 30 años, pelearon sin bajar los brazos, sin violencia.

Porque, ¿saben qué, saben qué es lo más importante de todos ustedes? Es que lo que reclaman, lo que militan, lo hacen sin violencia.

El otro día…No, lo tienen que hacer por ustedes.

Para terminar, porque fue una cosa que me impresionó el otro día, como ahora tengo más tiempo para leer los diarios, leí un diario extranjero, un diario español, ¿se acuerdan de Camila Vallejos, no? La joven chilena dirigente estudiantil que hoy es candidata por el Partido Comunista en su país acompañando…sí, es muy linda, la verdad que es muy linda, es muy linda, una geógrafa muy linda, acompañando a Michelle Bachelet. Y el diario, no leí lo que decía abajo la nota, pero con el título me bastaba: el diario decía, una foto de ella muy bonita, decía: “De rebelde a diputada”. ¿Les suena la crítica? ¿Y qué la querían, tirando tiros para después tener el justificativo de matar jóvenes que luchan por el cambio y la transformación? No, nunca más, nunca más. Nunca más en serio esto, nunca más en serio.

Porque además, estos jóvenes que hoy se incorporan a la política en los sindicatos, que se incorporan en las organizaciones juveniles, en los frentes estudiantiles, en los movimiento sociales, lo hacen en democracia y pidiendo en democracia y viviendo en democracia. Este es un activo político que ustedes no se imaginan.

Por eso, quería terminar con esto: agradeciéndoles, agradeciéndoles todas las muestras de afecto, de cariño, aquellos que rezaron por mí, aquellos que por ahí no creen y hoy recibí –no voy a decir de quién- un CD de un cantante popular muy conocido, que me dice que una canción vale por dos rezos y que él rezó por mi salud. Es muy popular, no lo voy a decir, pero me debe estar escuchando y debe saber quién es.

Agradecerles a todos, a los artistas, a los militantes de derechos humanos, a los jóvenes, a los dirigentes sindicales, a los empresarios, a los comerciantes, a los científicos, a los argentinos y a todos aquellos que se preocuparon por la Argentina.

No lo pierdan de vista, no era una preocupación por una persona más allá del afecto y del cariño. Era, en definitiva, la preocupación por quien circunstancialmente le toca conducir los destinos de nuestro país.
Y yo quiero… ¿saben qué necesitamos? ¿Hay alguien me dice qué necesitamos? Necesitamos que toda la dirigencia argentina, cualquiera sea el partido, se comprometa a sostener el trabajo, la industria nacional, la ocupación de los trabajadores, la educación, la ciencia y la tecnología, la inversión en materia de infraestructura. Este es el gran compromiso democrático que necesitamos para que todo este esfuerzo, todo este esfuerzo siga valiendo la pena.
Así que, con mucha fuerza y a seguir trabajando como todos los días.
Gracias, los quiero mucho a todos, muchas gracias. (APLAUSOS)

SEGUNDA PARTE DE LAS PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN OTRO DE LOS PATIOS DE LA CASA ROSADA.

Esto ya es una sobredosis de discurso, porque ya vengo con el segundo discurso: primero, antes que me olvide, porque cuando recién enumeraba las cuestiones de soberanía nacional y de desempeño del Estado me olvidé de algo muy importante y emblemático: de Aerolíneas Argentinas. (APLAUSOS). Y cuando lo vi a Marianito Recalde me dije cómo me olvidé de Aerolíneas Argentinas, que la recibimos despedazada, sin aviones, endeudada y hoy nuestra propia competencia nos felicita por el funcionamiento.

La verdad que te quiero felicitar Mariano porque es un logro muy importante y porque lo han hecho contra viento y marea. Y cuando digo contra viento y marea digo contra críticas feroces pero hemos demostrado que podíamos levantar nuestra línea de bandera para darle conectividad al país, como también estamos haciendo con los ferrocarriles argentinos y que también vamos a tener la inversión más grande, desde hace más de 50 años, en ferrocarriles, en la República Argentina, cuando dispuse destinar cientos de millones de dólares a renovar todos nuestros trenes urbanos. Y vamos a ir por más, porque vamos a ir por los trenes de carga para darle más competitividad a la economía. (APLAUSOS). Y vamos a ir por las vías navegables, porque tenemos que revitalizar el transporte marítimo.

Y vamos, en definitiva, por una Argentina mejor para todos y para todos. ¿Por qué saben qué? Los argentinos… claro que sí: ¡Viva la Patria! ¿Saben qué? Yo creo chicos que hemos estado un tiempo separado, que nos hemos extrañado mucho y que necesitamos – como decía ese inmenso pingüino, que me regaló, un joven, Federico García Caffi, del Frente Estudiantil, de Pilar, que no sé si estará acá, o en el otro patio, o en algún lado – que trajo una frase la pata del pingüino, que decía: “organizarse para transformar”. Y eso es lo que hay que hacer: organizarse en cada barrio, organizarse en cada frente. ¿Pero saben para qué? Para ayudar al otro, para integrarlo a un proyecto común de país, que no reconozca banderías ni divisiones, que en todo caso las únicas divisiones, cuando se decide una tarea para el barrio, para el colegio sea la del partido de fútbol, pero nunca más nos dividan por cuestiones falsas o inexistentes.

Finalmente quiero decirles a todos ustedes y a todos los argentinos que no nos dejemos robar la vida, las ilusiones y las esperanzas de una Argentina mejor. Porque la estamos construyendo y lo vamos a seguir haciendo. Gracias a todos, los quiero mucho. (APLAUSOS).

El triunfo amargo de Bachelet y la dura negociación que tendrá en el Congreso para cumplir con el programa

 

800px-Michelle_Bachelet_Brazil_visit_179

(Nota de Richard Sandoval, publicada originalmente en The Clinic)

Como un parto. Así calificó Michelle Bachelet , en la intimidad de la celebración, los ocho meses de campaña que realizó para obtener el primer lugar en las elecciones presidenciales de ayer. Al contrario de la alegría mostrada por los voceros de la Nueva Mayoría, la ex Mandataria resintió no haber cerrado su regreso a La Moneda de una sola vez. Estos son los detalles de la victoria de la doctora socialista, quien ahora apuesta a arrasar en segunda vuelta frente a Evelyn Matthei y comenzar a ordenar el nuevo parlamento para cumplir con las promesas de campaña.

Segundos antes de que Michelle Bachelet bajara del escenario instalado en plena Alameda y caminara hacia el Hotel Plaza San Francisco, tras dar su discurso de victoria, un hombre subió corriendo a la estructura para entregarle un ramo de flores con una sobria tarjeta con la frase “Presidenta”. El obsequio, concebido originalmente para un triunfo en primera vuelta, pasó sin pena ni gloria, de la misma forma que el apagado cóctel que la esperaba en el salón del Plaza San Francisco, donde aguardaban rostros tan variados como la actriz Aline Kuppenhein, la alcaldesa de Providencia Josefa Errázuriz, Dj Méndez, el constitucionalista Fernando Atria y el ex ministro Nicolás Eyzaguirre.

La instancia, ideada para el encuentro íntimo de Bachelet con sus familiares y colaboradores más cercanos, sirvió para que la vencedora de los comicios hiciera sus declaraciones más sinceras respecto al inesperado resultado. Sin aires de rockstar y lejos de la prensa, la doctora apareció a las 22 horas en el salón, flanqueada por el presidente de la DC, Ignacio Walker, y otros dirigentes de la Nueva Mayoría.

Tranquila y con el humor de siempre, “la rucia” -como le llaman en la interna del PS- partió agradeciendo a las comitivas internacionales que viajaron para festejarla, y medio en broma medio en serio se refirió como “un parto” a la campaña que encabezó desde marzo. “¿Pero qué es un mes más? Trabajemos con la misma fuerza y ojalá que este sí sea un parto exitoso”, dijo a la audiencia, que amagó risas. Era el desahogo de Bachelet, quien obtuvo casi el doble de votos que Evelyn Matthei -más de tres millones de sufragios- pero que paradójicamente tuvo que encabezar una celebración en la que nadie destapó una champaña: no estaba en las expectativas el balotaje.

Cumbia triste

Justo en el horario de los noticieros centrales, Bachelet había salido al escenario, antecedida por sus hijos, Sebastián Dávalos y Sofía Henríquez, y su madre Ángela Jeria. Las caras largas de los retoños anunciaban un discurso austero y breve. La candidata, quien no pudo mostrar la victoria que tanto se esmeró en conseguir, reafirmó su compromiso con las reformas planteadas en su programa -educación gratuita y fin al lucro; nueva constitución y reforma tributaria-: “Sabíamos que el desafío de ganar en primera vuelta era muy difícil por la cantidad de candidatos y por el voto voluntario”, reconoció, pero aseguró que “trabajaremos para ganar ampliamente en diciembre”.

Lejos de repetir el gracioso paso de cumbia con que celebró tantas veces en los ochos meses de campaña, esta vez en Bachelet no había ánimos de jolgorio. Agotada, la militante socialista movió tibiamente su cuerpo al son de “Chile de Todos”, su jingle. No más de mil adherentes aplaudieron.

Un problema de aritmética

En el comando, instalado desde temprano en el Hotel Plaza San Francisco, los iniciales ánimos de fiesta se redujeron rápidamente a justificaciones a medida que se entregaban los cómputos y proyecciones. Los voceros Álvaro Elizalde y Javiera Blanco, ofrecían fotos a los reporteros gráficos, sonriendo y respondiendo casi a coro las preguntas sobre por qué habrá segunda vuelta. “Tenemos puras buenas noticias. Tenemos que llenarnos de orgullo porque los chilenos efectivamente han leído que el programa de Michelle Bachelet es el que se necesita para hacer los cambios el próximo año. Por otro lado, los doblajes son fundamentales, porque en medida del resultado parlamentario vamos a poder hacer las transformaciones, como del sistema binominal. Cómo no estar felices ante un triunfo tan contundente a nivel presidencial y de equipo”, dijo la ex subsecretaria de Carabineros.

A medida que pasaban los minutos, y que asimilaban la idea de balotaje, los dirigentes de la Nueva Mayoría comenzaron a esbozar las razones del 46,6% obtenido con el 98% de los votos escrutados.

Primero, se esbozó la dispersión de votos generada por la cifra histórica de nueve candidatos a La Moneda -los siete menores sumaron 28%- ; y segundo, la baja votación de Bachelet en la Región Metropolitana, donde sufragó más un tercio de los 6 millones 648 mil chilenos que fueron a las urnas. El presidente del PPD, Jaime Quintana, reconoció la falencia y destacó “que nos faltó un trabajo más coordinado en la Región Metropolitana, donde erramos”.

En la RM, la ex directora de ONU Mujer obtuvo el 41,5%, frente a un 27,5% de Evelyn Matthei, y un 14,2% de Marco Enríquez-Ominami. “La Región Metropolitana ya había mostrado esos resultados en las Municipales; hay una composición de clase distinta al del resto de las regiones. Hay un peso de la votación de derecha que es históricamente fuerte aquí. Es necesario profundizar la extensión del discurso. Creo que no ha habido una mala campaña ni un mal discurso, sino una cantidad de candidatos inédita que produce una dispersión inevitable de los votos. Es un problema aritmético, no de conducción de campaña”, comentó el diputado PPD Patricio Hales en el hotel.

La senadora Ximena Rincón (DC), por su parte, precisó el concepto que la Nueva Mayoría salió a defender para justificar su éxito: “Michelle Bachelet sacó más de 20 puntos sobre quien le sigue y eso es un tremendo triunfo. No hay dudas de que va a ser Presidenta de Chile. Necesitamos un parlamento que acompañe las transformaciones propuestas por Michelle Bachelet”.

Lo que puede cumplir

Doblaje es un concepto que Michelle Bachelet usó desde el día en que aterrizó en Chile. Esto, porque parte fundamental de su programa son proyectos de Ley que necesitan altos cuórum para aprobarse.

Tras la concreción de 10 doblajes en la elección de diputados, sumados a los 4 independientes electos que son afines al progresismo (Giorgio Jackson, Vlado Mirosevic, Gabriel Boric y Alejandra Sepúlveda), el eventual primer gobierno de la Nueva Mayoría comenzaría con 71 votos a favor en la cámara baja. En el Senado, en tanto, se alcanzaron dos triunfos dobles -Antofagasta y Coquimbo-, lo que entregaría a la ex Presidenta un piso de 21 votos a favor de sus iniciativas (a la espera de la resolución de Los Lagos, donde Rabindranath Quinteros podría arrastrar a Gabriel Ascencio). Con esto, Bachelet podría cumplir parte sustancial de su programa de gobierno. “Cerca del 80%”, según Pedro Araya, recién electo senador por la Segunda Región.

La reforma tributaria, el bono marzo permanente; además de los temas “valóricos” como el matrimonio igualitario -si se decide a impulsarlo- y la despenalización del aborto, son materias de Ley que requieren mayoría simple, lo que está más que garantizado. Asimismo, la creación de una AFP estatal.

En cuanto al cambio del sistema electoral binominal; las modificaciones para establecer la gratuidad universal; la desmunicipalización de la educación escolar y el fin del lucro, se trata de leyes orgánicas constitucionales; que para aprobarse requieren cuatro séptimos de los parlamentarios presentes al momento de la votación (69 diputados y 22 senadores). En la cámara baja, esos votos estarían asegurados. En tanto, en el Senado faltaría un escaño. Sin embargo, el senador independiente Carlos Bianchi -quien se ha cuadrado con la Nueva Mayoría en temas educacionales-, está a favor de terminar con el binominal.

Otro aspecto que requiere de 69 diputados y 22 senadores es el laboral: El avance en la negociación colectiva, el fin del multirut en las empresas y el rol del sindicato como único negociador. El mismo caso corre para avanzar en descentralización, con la aprobación de la idea -contemplada en el programa- de elección popular de intendentes.

Más difícil será la implementación de la idea de la Nueva Constitución. Aunque Bachelet no ha especificado el método por el que introduciría el cambio, en la Nueva Mayoría advierten que será fundamental apuntar hacia un acuerdo amplio para cumplir con la premisa de que la nueva carta llegue por la vía institucional. Esto, debido a que necesita de la aprobación de los dos tercios del Congreso. Es decir, 80 diputados y 25 senadores; los que sólo son alcanzables atrayendo a sectores de la oposición.

Fernando Atria, integrante de la comisión constitucional de la candidata, señala al respecto que las elecciones presidencial y parlamentaria dejaron “un mandato claro que tiene que ser realizado, y esa es la regla básica de la democracia. Si ese mandato resulta neutralizado, eso va a ser un problema que debe ser solucionado. ¿Cuál es esa manera exacta? No es este el momento para decirlo”. Osvaldo Andrade, presidente del PS, cree que para alcanzar el cuórum de reforma constitucional será necesario “reunir correlación de fuerza; tener una presidenta respaldada, un parlamento que respalde y un activo movimiento social”.

El senador Ricardo Lagos Weber expresó a The Clinic Online que “va a haber sectores de la derecha que van a estar por los cambios constitucionales. Para eso va ser muy importante la presión de los movimientos sociales”.

Foto.

Power to the People

04101304

(Estuvimos dándole vueltas a estas ideas Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk)

El 25 de mayo pasado, la presidenta Cristina Kirchner afirmó en un discurso ante una multitud frente a la Casa Rosada:

 Quiero también convocar a todos los argentinos a esta gesta, a que esta década ganada, le siga otra década más en que los argentinos sigan ganando también. Porque yo me pregunto, yo no soy eterna, lo he dicho muchas veces, y lo que es más importante, tampoco lo quiero ser. Es necesario empoderar al pueblo, a la sociedad de estas reformas y de estas conquistas para que ya nunca nadie más pueda arrebatárselas, y sé de qué estoy hablando.

Muchas veces leo en letra de molde que hablan del kirchnerismo y del fin del ciclo y yo me pregunto y le pregunto a todos los argentinos: el cambio de un gobierno por otro, ¿es fin de ciclo o en realidad a lo que se están refiriendo es a que cuando yo me vaya se va a acabar todo lo que hemos conquistado en esta década ganada? Me parece que se refieren a eso.

(…)

Tenemos los argentinos el deber de no depender de una persona; tenemos el deber, pero sobre todo la necesidad, de empoderarnos nosotros mismos de esas conquistas y de esos derechos y de organizarnos para defenderlas. Con eso sueño.

 

Luego de eso vino la campaña y al elección. Las campañas y las elecciones.

En las próximas horas todos esperamos que Cristina retome su actividad oficial. Lo hace ante grandes desafíos pero con un juego político que permanece con final abierto.

El kirchnerismo está ahora ante varias oposiciones. Algunas de ellas tienen la “virtud” de proponer desde lo discursivo una agenda de continuidad y cambio más o menos leve, más o menos sin sobresaltos. Cambiar “lo malo” y mantener “lo bueno”.  Ante la ausencia de crisis abruptas -peligro que debe ser el primero a despejar por parte del Gobierno nacional- esas y no otras suelen ser las oposiciones mejor enfocadas y las que atinan a mostrarse más activas. Como se dijo, es lo que hizo Henrique Capriles, en Venezuela, cuando estuvo más cerca que ninguno de ganarle al chavismo, pero también Sebastián Piñera, cuando derrotó por primera vez a la Concertación chilena.

Frente a ese tipo de desafíos, al kirchnerismo se le abren tres opciones, que pueden no ser excluyentes, sino complementarias, con respecto a su agenda y su acción de gobierno.

La primera y la más “fácil” es tratar de desenmascarar ese discurso que le toma parte de la agenda -”lo bueno”-. Dicen que “lo malo” es una cosa, pero en realidad nos pegan por “lo bueno” que se hizo. Dicen que vienen a parar la inflación para que el sueldo alcance más, pero vienen a ampliar (aún más) las ganancias de los sectores concentrados de la economía o a que aumente un poco la desocupación, que es más o menos lo mismo. “Los titulares“. Parecen pocos los réditos concretos a la mano sólo por esa vía.

La segunda alternativa es tomar parte de esa agenda que se marca como “lo malo”. Digamos, lo que ocurrió con el mínimo no imponible de Ganancias, por ejemplo. Lo cual, puede ser.

La tercera opción es proponer una “nueva” agenda. Poner sobre la mesa una nueva agenda que defina qué es “lo malo” . Proponer de verdad una nueva agenda para los próximos diez años que, a diferencia de la “reforma judicial”, se toque de lleno con la vida cotidiana de amplios sectores de la población. Que se debata con menos “sorpresa” que la que suele usar el kirchnerismo. Que “baje” de los despachos y se debata “abajo” y “suba” y vuelva a bajar y a subir si es necesario.

Que no necesariamente concentre poder en el Estado sino que entregue, difunda poder, como lo entregan la Asignación Universal por Hijo, las paritarias o los spots que se le regalan a los partidos chicos en las navidades electorales. Que haga que la gestión de la política no resulte más simple sino (uf) aún más complicada. Incluso si el oficialismo siguiera en el poder en 2015. O si no.

Para esto se requiere de una cosa.

Hay una versión “light” de la política que parece decirnos “los poderosos” no existen. Sólo existimos “la gente” y cualquiera que sea la agenda que conforme una cierta mayoría electoral -donde bien pueden no entrar los pobres de la Tercera Sección Electoral ni de las provincias chicas, ni siquiera la palabra “pobres”- y donde también entra “yo”, por cierto.

El kirchnerismo ha sido en diez años la fuerza política que mejor ha leído la trama del poder y por dónde puede venir aquello que amenaza con arrebatártelo como un rayo. Lo ve más o menos como cuando el protagonista de Matrix esquiva las balas como si fueran copitos de nieve que caen lentamente. Los poderosos existen. Coto, yo te conozco.

Plantear una nueva agenda no significa olvidarse de eso ni dejarlo de lado. No significa hacer lo que plantean ciertos sectores de la política “light” que no hablan de los poderosos porque no aparecen en las encuestas, ni dan votos y además porque acaban de comer un asado con ellos.

Significa, sin embargo, que cuando cerremos los ojos bien fuerte, tan fuerte que se nos empiece a iluminar la vista, no veamos las caras de esos poderosos-que-existen sino las de los miles y miles y miles y miles que nos han votado alguna vez y que nos volverán a votar.

(Foto: Cristina en su último día de actividad oficial, el 4 de octubre).

Unitarios y federales

Retrato_del_Brigadier_General_Don_Juan_Manuel_de_Rosas

(Garabateamos Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk, sin mucha pretensión de originalidad)

Las elecciones de ayer (las verdaderas, las que reparten las bancas) dejaron varios sabores. Acá van algunos de ellos:

(Actualización: en el post original metimos Jujuy donde no iba, primero oposición, segundo FPV, ahora está corregido).

Imagen.

Bring on the night

7709879432_4f7e4aa29a_z

 

(Juntamos un par de ideas Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk)

 

The future is but a question mark
Hangs above my head, there in the dark
Can’t see for the brightness is staring me blind
God bid yesterday good-bye

(The Police)

  1. Una que indica que el FPV es la fuerza de mayor alcance nacional y que conserva alrededor de un tercio del apoyo frente a una oposición que se muestra fragmentada política y territorialmente. Según esta mirada, se convertirá esta en la octava victoria consecutiva del oficialismo en diez años de gestión, todo un récord para la política electoral desde el retorno de la democracia.
  2. Otra que indica que el FPV pierde las legislativas en función de las “provincias que quedan pintadas de otro color” -quien sale primero en cada territorio- y por “los votos que perdió desde 2011″. Es decir, se jerarquiza las victorias opositoras en provincia de Buenos Aires, Ciudad, Córdoba, Santa Fe y Mendoza en detrimento del conteo nacional y se compara la fuga de votos del FPV desde la presidencial de 2011.
  3. Una tercera apuntará al peso de lo distrital: aquí se prestará atención a la distancia existente entre las listas de Sergio Massa y de Martín Insaurralde en Buenos Aires, como definitoria de “todo” el mapa electoral. Una distancia mayor a 10% (que por lo bajo susurran de un lado y del otro, a pesar de la especulación de las encuestas previas) será interpretado como una feroz derrota del oficialismo.
  4. Y una cuarta, en la que se hará hincapié en cómo finalmente quedan constituidas las nuevas cámaras de Senadores y de Diputados. Esta debiera ser la más importante teniendo en cuenta que la traducción de votos en bancas pintará el colorido definitivo que tendrá el Poder Legislativo en los próximos dos años. Las especulaciones previas aseguran que pocos cambios habrá en cuanto a las mayorías existentes. El riesgo mayor para el oficialismo estaría en el Senado, pero no sería para tanto.

Ahora, podemos ampliar un poco la mirada, más allá de los  avatares de la elección del próximo domingo. Así podríamos decir:

 Foto.

Te pregunto, me pregunto, nos preguntamos

679px-Presidenta_Cristina_Fernandez_acto_en_la_ESMA_

 

Foto.

#verdadesrelativas

Museo_del_Bicentenario_-_Billetera_peronista

 

A algunos de los que escribimos en este blog nos preguntaron qué pensábamos. Y dijimos, entre otras cosas.

Lunes 12.35 hs. “Por ahí puede vislumbrarse cierta distancia entre los actores políticos que ven en cada elección un todo o nada, y los votantes de carne y hueso para los cuales el dramatismo electoral no es tal”.

Lunes, 13.24 hs. “…este tipo de reformulación de las agendas de una sociedad tan compleja y también fragmentada como sigue siendo la Argentina requiere una relectura permanente por parte de quien está en el Gobierno”.

Lunes, 21 hs. “La ciudadanía expresa lo que siente, da un mensaje, hace una evaluación del Gobierno de turno, del Poder Ejecutivo y es un llamado de atención”.

Martes 0.20 hs. “¿El oficialismo se va a pensar como continuidad de una larga historia dentro del movimiento nacional y popular o se va a querer pensar como fundacional? Guarda”.

Martes 0.40 hs “¿Lo más importante para la oposición? Que no está más esa imagen de ser ‘invencible’ que había quedado del FPV en 2011. Ahora queda la imagen de que se le puede ganar”.

Foto.

Una mañana en Parque Lezama

449px-Buenos_Aires_-_San_Telmo_-_Parque_Lezama

A Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk les parece que

Valen la pena algunos datos y reflexiones sobre el #11A

Foto.

Con fe, con optimismo, con turismo, con deporte

2531680697_c5b572e5bd

 

PRODE electoral.

Copie, pegue en un comentario y complete con porcentajes de votos válidos . Si le parece, eso sí. No quisiéramos avasallar las libertades individuales de nadie. Se pueden agregar otros distritos porque es un país federal pero no tanto.

Para el ganador, que será seleccionado por un comité de expertos: una pechera y una cena con la esposa de un candidato.

No se dejen robar la esperanza, como dijo el Santo Padre.

 

PBA – Diputados.
FPV – Insaurralde:
FR – Massa:
De Narváez:
Stolbizer:
Otros:
 
 
CABA – Diputados.
FPV – Cabandié:
PRO – Bergman:
UNEN – Carrió:
UNEN – Lousteau:
UNEN – Gil Lavedra:
Otros:
 
CABA – Senadores:
FPV – Filmus:
PRO – Michetti:
UNEN – Solanas:
UNEN – Prat Gay:
UNEN – Terragno:
Otros:

 

Foto.
 

“¿Y en 2015 saben lo que hago…?”

438px-Perón_montado_a_caballo_(2)

Este post lo charlamos entre Mariano Fraschini y Nicolás Tereschuk. Ahora que no hay fútbol (?).

La duda es: ¿sería importante si pasa esto? ¿Sería un momento más para el consumo de los híper informados? ¿Aumenta o achica la incertidumbre? ¿Qué tan importante es realmente al interior del peronismo? ¿Se trata de  un recuerdo del pasado o todavía tiene una relevancia política esta cuestión? ¿Es lo mismo hablar que no hablar, mantener lo no dicho? ¿El poder se escurre de las manos del que define o del que no define? ¿Cuánto de certezas y cuánto de sorpresas se requiere para mantener el poder?

Porque supongamos que hoy es

Jueves 18 de Julio, 18.00 horas: Pasillo de la Casa Rosada

Llueve sobre la Ciudad de Buenos Aires. Luego de bajar del helicóptero presidencial y meterse a las apuradas en la Casa Rosada, Cristina se ríe del resbalón que casi deja en el piso a Zannini. El anuncio está hecho. Hoy hay conferencia de prensa.

19.45 horas: Sala de Conferencias de la Casa de Gobierno

Casi terminando la conferencia de prensa llamada por la presidenta y luego de la pregunta formulada por el periodista de TN, se produce el siguiente diálogo:

Voz de la locutora: Bueno, bueno, silencio por favor, última pregunta, por favor. Si adelante.  

Periodista: Presidenta, sí, de Radio La Red, ¿cómo le va? Quería saber porque aún hay muchas dudas al respecto y a pesar de que usted ya se pronunció, la oposición continúa diciendo que la elección de octubre será un plebiscito contra la reforma constitucional reeleccionista. ¿qué piensa ud?

Cristina Kirchner: Oh My God, otra vez. Creo haber sido lo suficientemente clara desde hace mucho tiempo, pero parece que ustedes necesitan que yo vuelva a repetirles lo que vengo sosteniendo desde hace un año. No sé cuál es la parte que no comprenden. Para hacer cualquier reforma en nuestro país requiere que varias fuerzas políticas confluyan en la necesidad de dicho cambio constitucional. Un solo partido no puede modificar la Constitución. Vayan a la historia chicos, estudien, por favor. A los estudiantes de Harvard se los señalé aquella vez: “Es una cuestión abstracta porque hoy la Constitución no permite un tercer mandato… no depende de mí una reforma constitucional, ni tampoco de un solo partido”. Dije también que se queden tranquilos, que no vamos a reformar la Constitución. Además ya les dije quiero ser jueza en el 2015 (aplausos). Y voy a decir algo más en línea con algo que ya planteé el día de la presentación de candidatos en el microestadio de Argentinos Juniors, nosotros somos una fuerza política que no necesita disfraces, que no entra en ningún rejunte. Somos una  fuerza política sólida, que tiene muchos posibles candidatos para las elecciones de 2015. Porque ya lo dije muchas veces, yo no soy eterna ni lo quiero ser y acá lo más importante no es una persona, sino el proyecto que sacó de la pobreza a tantos argentinos. Entonces lo que tenemos que cuidar entre todos es este proyecto nacional, popular, democrático y de inclusión. Por eso, lo que creo es que en este proyecto tenemos muchos candidatos de cara al 2015.  Si me preguntan a mí, yo creo que los señores gobernadores X, Y y Z, los funcionarios 3 y 4 y el intendente II o IV están en condiciones de postularse a la Presidencia de la Nación por nuestro proyecto, quizás hasta pueden ir todos a las PASO, o conformar fórmulas sólidas que incluyan a la provincia de Buenos Aires y al interior, por qué no? Todos ellos pueden ser candidatos ( y candidatos ganadores) para el 2015. Mi aporte ya está hecho y espero pasarle la banda y el bastón a alguno de ellos. O al que decida el pueblo argentino.

Espero que me crean. Imagínense que no voy a hacer el papelón de ir a un escribano para firmar esto.

Periodista: ¿Y en 2015 que va a hacer cuando deje el Gobierno, Presidenta?

Cristina Kirchner: Y… obvio, chicos. ¡Me voy a poner un café literario !

(…)

Bien. Imaginado así con con la mejor ¿Qué pasa entonces? ¿Algo? ¿Nada? ¿Es blanquear lo que ya sabemos? ¿Es efectivamente bajarse de algo? ¿Está descontado el efecto o algún impacto tiene?

Foto.