A Pupi Espinoza & the free of south

Cuando uno lee una hijoputez como estaRadiografía del clientelismo / Punteros políticos cambian planes por favores personales / De trabajos domésticos a servicios sexuales” , siente como una manga de insensibles que proviene de cualquier esquina (izquierda o derecha) habla de lo que no sabe.

En principio quien puede negar una incorrección, un desviación, una desprolijidad, un exceso, un abuso, que se yo… algo salido del costado sórdido del ser humano. Nadie lo niega.

Después de eso, vienen los manejos técnicos, puros, no políticos del asunto, que se proponen como superación de cualquier desvío.

Entonces triunfa la técnica de exponer casos aislados como regla general. Ejemplo: el peronismo gana elecciones por que hacen votar a los muertos (300 DNI en la Matanza, “investigación” del extinto Juan Castro).

Los medios que saben de las consecuencias de esta regla, cuando cometen abusos no los reconocen públicamente,  nunca se rectifican “per se” y jamás piden disculpas salvo que uno les inicie juicio. Siguen la misma técnica del consorte infiel: “negar a muerte” el suceso.

A mi notas como esta me calientan y amargan, por que Buenos Aires me contagió su forma de ser.  El comandante , por ejemplo, puede calentarse pero que digan esto no lo amarga, retruca, les llama mentiroso y después meta pachanga; voy a tener que recorrer más a los migrantes interiores, a los tucumanos, santiagueños, paraguayos, cordobeses del conurbano, esos que despues de romperse el alma en una ciudad donde estan refugiados vuelven al suburbio y alli los suyos lo esperan con matecito y tortafrita y una cumbia que contagia alegria.

Ah… la política, de eso se trata esta página, regreso a ella entonces: estos tiros son parte de un juego  no orquestado, pero en el que cada jugador  sabe – al menos- que parte de la partitura le toca ejecutar y en que momento.

Algunos les toca pegar al matrimonio presidencial, otros al apoyo sindical, otros tienen a los territoriales bonaerenses como enemigos y otros a los territoriales del resto del pais.

El asunto es alejar al peronismo gobernante de la posibilidad de superar ese 30/35% que le dará respaldo suficiente para atravesar este año crítico de crisis económica sin pagar demasiados costos y llegar al 2011 con un grado alto de posibilidades de darle continuidad a un proceso que ha logrado que el asalariado se hiciera con el 43% de la renta nacional e ir lento, pero seguro, hacia ese miti-miti que parece ser el objetivo de los que componen la runfla que gobierna y sus actuales puntos de apoyo.

Ese miti-miti es el enemigo a eliminar, esa posibilidad corrompe y subvierte un orden intocable, ese miti-miti provoca respuestas airadas por que habla de la posibilidad de herir de muerte al cocodrilo que tienen algunos sectores, que saben que ese dinero tendrá que salir de su bolsillo.

Esa es la lucha, ese es el objetivo que reclama unidad.