¿Apocalipse Now? Los vendedores de humo de los pronósticos económicos (¡otra vez sopa!).

Contra todos los pronósticos y profecías apocalípticas de los expertos economistas que suelen circular por de los medios de difusión, el 2014 terminó con estruendos de cohetes y fuegos artificiales y no de la economía y sociedad argentinas; no hemos visto por TV ni en diarios saqueos ni otro tipo de incidentes. Pero esto no es novedad, como solemos analizar aquí año a año, y siempre decimos que la llegada de cada fin de año nos trae las fiestas y a Papá Noel y los diarios nos acercan los acostumbrados pronósticos o “proyecciones” sobre la economía argentina. Y, como de costumbre, este Basurero trae el festival de pronósticos económicos errados de los manochantas criollos de esos mismos medios.

Basurero Nacional ya anunció en diciembre al ganador del Premio Manochanta 2014, y ahora presentamos aquí a los que no resultaron ganadores de este pintoresco pero certero y útil premio anual.

Es digno de mencionar el empeño de ciertos pronosticadores económicos en anunciar tormentas o tsunamis que nunca llegan, lo que los colocaría más que en anunciadores de las perspectivas de la economía nacional en operadores a sueldo de intereses que los superan

Vayamos entonces a analizar los desaciertos anuales a que nos tienen acostumbrados estos analistas independientes de la economía, en un collage de retazos de las notas que han salido desde fin de 2013 hasta mediados de este año profetizando tornados o explosiones económicas que nunca llegaron:



* ¿Que anunciaban para este fin de 2014 económico?



Las reservas internacionales bajarán 10 mil millones de dólares. El tipo de cambio oficial cotizará a 10 pesos. El dólar blue subirá a 20 pesos. La inflación se ubicará en un rango del 40 por ciento. Estos fueron algunos de los principales pronósticos fallidos de consultores de la city para 2014. Las iniciativas del Gobierno ocuparon un rol central para evitar que las predicciones del mercado se convirtieran en profecías autocumplidas de devaluación y salto de precios.  potenció la incertidumbre de la población, afectando las decisiones de consumo e inversión. 



Reservas

– “La tensión cambiaria seguirá firme en 2014. La pérdida de reservas internacionales será superior a los 9900 millones de dólares, con lo cual el stock del Central llegará al nivel crítico de 20.000 millones de dólares”, pronosticó Jorge Todesca a través de su consultora Finsoport a comienzos de este año.

– En Clarín del 2 de enero de 2014, Fausto Spotorno, del Estudio Orlando Ferreres & Asociados, adelantó que “las reservas van a bajar sí o sí. Se necesitarán más dólares para cubrir la importación de energía, la balanza será menos superavitaria, por lo que estimamos que las reservas se ubicarán entre 18.000 y 20.000 millones de dólares (para fin de año)”.

– “Con salarios creciendo al 30 por ciento, las reservas internacionales bajarán a 22.000 millones de dólares en 2014”, indicaron desde el Estudio Bein. El vaticinio quedó registrado en una nota de El Cronista del 2 de enero.

(…) dijo Fernando Navajas, de la Fundación FIEL, en una columna de opinión para el semanario El Economista a fines de 2013. Desde su consultora calcularon que las divisas del Central bajarían a 20.800 millones de dólares este año.




Devaluación y después: las 10 amenazas que complican las perspectivas de la clase media en 2014

06-02-2014

El salto abrupto que experimentó el dólar y la flexibilización del cepo no conforman una estrategia suficiente como para corregir los desfasajes de la economía. Por el contrario, este nuevo panorama agravó las perspectivas para el empleo, el poder adquisitivo y el consumo.

Desde la óptica de los analistas de la consultora Econviews, este salto del billete verde “trajo un recuerdo de los veranos calientes de los años ochenta, cuando el dólar y la inflación se transformaron en una obsesión diaria”.

Sin embargo, destacaron que no hay sólo un problema por las presiones cambiarias e inflacionarias. “Lo más preocupante aun es que el Gobierno no tiene un norte y que se ha visto además una descoordinación total y absoluta en los anuncios económicos”.

Pero claro que los problemas con los que, de ahora en más, deberá lidiar la administración kirchnerista no son sólo “endógenos”, sino que el mundo también está comenzando a patear en contra, con Brasil y Estados Unidos (vía Reserva Federal) a la cabeza.



* ¿Pero qué muestra la realidad económica?



Las reservas internacionales terminarán 2014 en unos 31.000 millones de dólares (el stock del jueves fue 30.811 millones de dólares, con un aumento de más de 200 millones de dólares respecto del año pasado).

Cuando en julio pasado Argentina y China rubricaron el convenio de intercambio de monedas (swap) por el equivalente a 11 mil millones de dólares y por 3 años de plazo, los principales representantes de los economistas dedicados a equivocarse en pronósticos sentenciaron que el acuerdo era fuegos artificiales. No lo fue, lo que no los inhibirá de seguir tirando fruta desde la verdulería de la city. A fines de octubre se activó el primer tramo del swap por el equivalente a 814 millones de dólares, y luego se efectivizaron otros dos más el 17 de noviembre y el 11 de diciembre para totalizar 2314 millones de dólares. Estas divisas tienen como usos principales facilitar inversiones en la moneda del país proveedor de fondos (China) y fortalecer el nivel de reservas internacionales.

El stock de reservas dejó de caer y terminará el año con saldo positivo, siendo un punto de inflexión a una tendencia instalada desde 2011 de culminar el año con resultado negativo. 

El último día de diciembre de 2013 las reservas cerraron en 30.599 millones de dólares y el viernes último, en 30.851. Las estimaciones de las consultoras de la city eran de 22.000 a 24.000 millones de dólares para fines de este año, monto que les facilitaba la construcción de escenarios devaluacionistas, de inestabilidad cambiaria y de recesión para el 2015.




* ¿Qué profetizaban con relación al dólar oficial?

.

.
– El director de la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, afirmó que el tipo de cambio oficial superaría los 10 pesos en 2014. “Las expectativas de la gente empezaron a desmejorar. El Banco Central, para financiar al Gobierno y sus excesos de gasto, está emitiendo muchos más billetes de los que los individuos quieren, lo que hace que el valor del peso caiga”, dijo a principio de este año en una artículo de El Cronista para justificar sus pronósticos.

Los bancos y fondos de inversión también hicieron pronósticos de fuerte devaluación para este año. HSBC y UBS, dos entidades acusadas por lavado de dinero, proyectaron a mitad de 2014 que el dólar sería de 10 pesos en diciembre, mientras que Goldman Sachs lo estimó en 9,41 pesos.

– El ex ministro de Economía Domingo Cavallo dijo a mediados de febrero en su blog personal que “mi cálculo del tipo de cambio oficial para el cierre del 2014 es de 10,40 pesos. Para 2015, en el peor escenario, el dólar oficial será de 25 pesos y el paralelo llegará a los 50 pesos”.

– “El Banco Central no podrá convencer a la gente de que le va a ganar la pulseada a la devaluación. El peligro es el de volver a una espiral de inflación, devaluación y tasas al estilo ochentista”, advirtió el economista Nicolás Dujovne a principios de septiembre en el portal Infobaeprofesional.com.


* ¿Pero qué muestra la realidad económica?



El ajuste del dólar en 2014, pese a los pronósticos de crisis cambiaria, no fue mayor respecto de años anteriores.

El tipo de cambio oficial pasó 6,55 a 8,57 pesos entre enero y diciembre, con una corrección de 30,8 por ciento.

La cotización del dólar había registrado una variación casi idéntica durante 2013, cuando avanzó de 4,93 a 6,53 pesos, al incrementarse 32,3 por ciento.

 

apocalypse-now-movie

.

* ¿Qué profetizaron los gurúes económicos este 2014?

.

.
22/12/2013 

Entre los economistas, hay consenso sobre la dificultad del contexto económico de 2014, pero no sobre si el equipo de Gobierno está capacitado para hacerlo. Todos comparten la metáfora de que la Casa Rosada se encuentra frente a un “cubo mágico”, en referencia a que, como en el juego de ingenio, tiene que resolver un problema de varias caras a la vez: devaluar para recuperar competitividad exportadora y achicar la brecha con el dólar blue para que lleguen inversiones del exterior y mejoren las reservas; pero ello sin que la aceleración del tipo de cambio impacte en la inflación, que al mismo tiempo puede calentarse si se intenta desarmar la estructura de subsidios que hace tiempo achata las tarifas de la energía que pagan hasta clases acomodadas gracias una fuerte inyección de fondos públicos. “No pueden resolverlo porque son malos, técnicamente son malos”, asegura sin matices Luis Secco. “Axel es dogmático”, opina por su parte Diego Giacomini, que fue compañero de secundaria y universidad del hoy ministro de Economía. 



14 de Septiembre de 2014

Los pronósticos económicos de los gurúes presidenciales.

Uno de los referentes económicos del PRO, Carlos Melconián, director de M&S Consultores, advirtió que “una nueva devaluación es inevitable”. Dijo que el valor del dólar debería alcanzar un piso de $ 10,65 para retornar al valor del último enero. “Se verá si esa medida la toma el Banco Central o el ministro de Economía. Una brecha del 70% no aguanta”, opinó.




19 de agosto de 2014 

Analistas

Prevén más inflación y recesión, y un dólar oficial a $ 10

El año terminará con un dólar oficial cerca de los $ 10, caída en el producto bruto interno (PBI) de hasta 3% e inflación en torno de 40%, sin perspectivas de mejora si se mantiene el panorama del default de la deuda.

El escenario será particularmente difícil en el último trimestre, que podría mostrar una caída en la actividad económica de 2,5%, mientras se redobla la presión cambiaria.


* ¿Y con relación al dólar ilegal o blue?



– El economista y funcionario del PRO Rogelio Frigerio difundió a través de su estudio Economía & Regiones que la cotización del dólar ilegal superaría los 22 pesos para fines de 2014. “En la medida en que el mercado perciba que finalmente no se resolverá el problema de la deuda y se esfumen las posibilidades de crédito, las expectativas de suba del dólar irán en aumento y meterán más presión”, indicaron a mitad de septiembre desde la consultora.

– “Lo que vamos a ver es un desgaste lento hasta que el dólar no se pueda contener. No es descabellado pensar en un blue a 17 pesos para los próximos meses. Además, si se suma el déficit cuasi fiscal, el precio del dólar da 19, lo cual marca la tendencia clara de hacia dónde irá el paralelo”, repitió Tomas Bulat en distintos medios gráficos y audiovisuales entre agosto y septiembre.

– “Más pesos dando vueltas, con meses en los que caerá el ingreso de dólares que entran por la ventanilla del comercio, incrementarán la presión en el mercado cambiario (en el último trimestre de 2014). Va a ocurrir una nueva devaluación”, dijo Carlos Melconian a partir de junio.




* ¿Pero qué muestra la realidad económica?



El tipo de cambio ilegal cerró a 13,10 pesos en 2014, mientras que el contado con liquidación y el dólar Bolsa, instrumentos que usa la plaza financiera para dolarizar activos en forma legal, cotizaron cerca de 11,50 pesos.

La cotización del dólar blue requiere observar que a mitad de año se alcanzó un pico de 16 pesos, cuando la disputa judicial contra los fondos buitre generó fuerte incertidumbre en la plaza financiera.





* ¿Qué pronosticaron “los que saben” sobre la inflación de este 2014?



– En La Nación del 10 de marzo de 2014, Martín Lousteau, economista y diputado nacional por UNEN, afirmó que “el aumento de los precios va a estar entre el 35 y el 40 por ciento este año. La economía argentina tiene un montón de problemas y la raíz de casi todos es la inflación”.
“Prevemos inflación con un piso del 40 por ciento (para 2014).” De este modo, en una nota de Ambito Financiero del 1º de mayo quedó registrada la proyección de Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central.

Los pronósticos de un fuerte salto del proceso inflacionario para este 2014 se repitieron en la mayor parte de los informes privados de las consultoras del mercado. Por caso, Empiria, de Hernán Lacunza, proyectó la inflación para todo el año en 45 por ciento; Abeceb, de Dante Sica, en 36; Iaraf, de Nadin Algañaraz, en 40, y AMC, de Maximiliano Castillo Carillo, en 39.
(…) desde Econométrica,  advirtió Castiñeira.

Así las cosas, prevé que las arcas del Central se achiquen hasta los u$s22.000 millones hacia fines de este año, lo que implicaría unos u$s8.000 millones menos que al cierre de 2013.

Desde M&S alertaron que “hasta 2013, el índice inflacionario nunca sobrepasó el 30% anual, contenida por el control de las tarifas y de precios. Pero seguramente lo hará este año”.

Luciano Cohan, economista de Elypsis prevé como “escenario optimista” un alza de precios del orden del 33%, pero con el riesgo latente de que espiralice si el Gobierno no avanza con cambios fundamentales.

Por su parte, Belén Olaiz, de Abeceb, destacó que “claramente, el mercado no está convalidando un dólar a $8. De hecho, para sostenerlo, el BCRA sigue perdiendo reservas, lo que es un reflejo de que la oferta de divisas no aparece”.




* ¿Pero qué muestra la realidad económica?



La suba de precios del mercado interno ascendió al 24 por ciento este año. El dato surge del indicador de precios nacional urbano del Indec, que comenzó a utilizarse a principios de 2014 con el respaldo de organismos internacionales como el FMI y de centros de estadísticas de países desarrollados. 
Diciembre será el mes de menor inflación en 7 años.

Luego de cuatro meses de fuerte desaceleración en la evolución de los precios, diciembre va camino a convertirse en el mes de menor inflación desde 2008. Un relevamiento de precios on line de El Destape revela que en los primeros 17 días de diciembre los precios subieron un 0,64 %. Proyectando los días hábiles restantes el mes cerraría con un 0,96 % de aumento.

El índice El Destape está en línea con las proyecciones de las consultoras con mayor experiencia en mediciones de inflación. Ecolatina, del economista massista Marco Lavagna, estima que la inflación de diciembre estará cerca del 1%. Bein y Asociados, del sciolista Miguel Bein, cree que superará apenas el 1 %. El rubro que más subió fue Atención Médica y Gastos para Salud: un 2,3 %; Esparcimiento fue el único que bajó: un 0,2 %.

La inflación más alta de los últimos años se verificó en el primer trimestre de este año, luego de la devaluación. Kicillof tomó nota y clavó el dólar oficial en 8,50. Además, consiguió bajar el dólar negro de 16,10 a 13 pesos y el contado con liquidación de 15 a 11.60 pesos. Además, la tranquilidad cambiaria pinta sustentable tras la suba de reservas por arriba de 30 mil millones de dólares.

Cuando se conozcan las cifras de inflación de las consultoras, se dirá que la desaceleración se debe a la recesión. Sin embargo, la actividad dejó de caer en noviembre e insinúa un tibio repunte.

Las primeras estimaciones de la consultora de supermercados CCR indican que en diciembre las ventas crecerán entre 0,3 y 0,5% con respecto al mismo mes del año pasado. Ya hace tres meses que crece la construcción y los servicios públicos y la industria, excluyendo el sector automotriz, crece al 1,8%.






* Pero los pronósticos fallidos no son una exclusividad de gurúes nacionales, sino veamos éste de una organización internacional:




Argentina tiene uno de los más altos riesgos de agitación social para 2014.

Según un ranking de la inestabilidad, el país está en el grupo de los más vulnerables del mundo, con Bolivia, Venezuela, Irak y Grecia. 

24/12/2013

Argentina es uno de los países con más alto riesgo de inestabilidad social del mundo, según un índice para 2014 que elaboró y difundió la revista The Economist.

La Unidad de Inteligencia Económica (EIU, por su sigla en inglés) mide la probabilidad de convulsión social en 150 países en todo el mundo, en base, principalmente, a debilidades políticas e institucionales. 

Entre los lugares en situación más vulnerable aparece Argentina acompañada de Bolivia, Egipto, Grecia, Irak y Venezuela, entre otros. Una de las razones fueron las protestas que se desencadenaron en estos países en los últimos doce meses debido a las inequidades sociales y el descontento político, explicó The Economist.

“Sólo cuando los problemas económicos son acompañados por otros elementos de vulnerabilidad es cuando hay riesgo de inestabilidad. De las convulsiones sociales recientes aparece como un desencadenante de particular importancia la erosión de los gobiernos e instituciones: una crisis en la democracia”, señaló Laza Kekic, de la EUI.

De cualquier modo, The Economist recalcó también que estas predicciones no son infalibles.

Países con “Muy alto riesgo”: Argentina, Bahrein, Bangladesh, Bolivia, Bosnia, Egipto, Grecia, Guinea, Irak, Líbano, Libia, Nigeria, Sudán, Swazilandia, Siria, Uzbekistán, Venezuela, Yemen y Zimbabwe. 

Países con “Alto riesgo”: Albania, Argelia, Bielorrusia, Brasil, Bulgaria, Burquina Faso, Burundi, Camboya, Camerún, Chad, China, Croacia, Chipre, Etiopía, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Irán, Jordania, Kazaquistán, Kirjistán, Laos, Macedonia, Madagascar, México, Moldova, Marruecos, Birmania, Nicaragua, Paquistán, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Portugal, Rumania, Sudáfrica, España, Sri Lanka, Tajikistán, Togo, Túnez, Turkmenistán, Turquía y Ucrania.

Países con “Bajo riesgo”: Australia, Botswana, Canadá, Chile, Costa Rica, República Checa, Finlandia, Alemania, Hong Kong, Islandia, Lesoto, Malasia, Mauritania, Namibia, Nueva Zelandia, Polonia, Senegal, Singapur, Eslovaquia, Suecia, Taiwán, Gambia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Uruguay.

Países con “Muy bajo riesgo”: Austria, Dinamarca, Japón, Luxemburgo, Noruega y Suiza.





* Y ahora una grata sorpresa en materia de pronósticos…




Y, finalmente, comparemos el pronóstico de un extraño grupo de pronosticadores de la economía nacional, considerado “no serio” por muchos medios porque no utilizan una metodología científica aceptada para realizar sus predicciones. Lo ilógico es que esos mismos medios publican todos los años predicciones realizadas con métodos aceptados pero que nunca aciertan… Muchos se sorprenderán de la similitud del lenguaje entre los “expertos” economistas y los expertos en la adivinación o la seudociencia de la interpretación de los astros, la que más que realzar la supuesta sabiduría de los vaticinadores del destino astral disminuye la “sabiduría” o expertise de los gurúes de la economía argenta…:


Qué le deparan los astros a la Argentina para 2014

20-01-2014

Cuando los analistas políticos y económicos agotan sus explicaciones, los astrólogos dan

una mano. Todos coinciden: el año próximo será conflictivo. Sus predicciones para el país. 

El Gobierno y las consultoras de economía no tienen en cuenta la influencia de los planetas a la hora de proyectar 2014. Es la astrología mundana la rama que analiza los ciclos colectivos y los procesos al nivel de la humanidad. Entre los cálculos y los movimientos planetarios sobre la carta natal, que representa el destino de una persona o institución, su lenguaje construido a base de símbolos abre el juego a múltiples interpretaciones, por lo que cada astrólogo tiene su propia predicción.

Los expertos consultados por APERTURA coinciden en que, por los tránsitos planetarios, el próximo año traerá complicaciones. Sin embargo, aunque habrá cambios, también se consolidarán algunos conflictos y temas de la agenda de 2013. 

“Veo una salida, un despegue, una búsqueda nueva: aparece una figura masculina que ayuda a mirar el futuro”, afirma Jimena La Torre, astróloga y autora de diversos libros de predicciones. 

Para Waldo Casal, astrólogo, uno de los efectos de Júpiter es que convierte a la economía en una parte clave y fundamental. Para él, habrá grandes demandas relacionadas con temas económicos, principalmente, por la posición de Marte, que hará una mala expectación a Júpiter desde Libra, el ascendente de la Argentina. “Marca una limitación a nivel material: la crisis se va a acentuar, la situación económica se va a agravar y las demandas van a ser cada vez más fuertes hacia quienes nos gobiernan”, destaca Casal. La numeróloga Hara, autora del libro “Qué es la numerología”, advierte que a nivel país es un año Siete: “Da la posibilidad de reflexionar y hacerse cargo de las cosas. Será un año lento con algunos sobresaltos”, destaca. 

“La escasez y la fuga de las divisas será una gran obsesión para el Gobierno”, advierte Casal. Los astrólogos coinciden en que no serán tiempos fáciles y habrá que saber administrarse. “2014 será el primero de tres años de profundos cambios. Hacia 2016, habrá una refundación”, destaca Leveratto. 

Casal advierte sobre las perspectivas de incremento del desempleo y aumento en las tarifas. 

Para la segunda mitad de año, Casal prevé que la Argentina pida ayuda al exterior. “Podría volver a endeudarse con organismos internacionales”, admite. 


Vemos entonces, una vez más, que los supuestos gurúes o pronosticadores económicos no son ni “pronosticadores” -porque nunca pronostican lo que sucede- ni “económicos” -porque hacerles caso no es nada económico-. Para quien quiera inmunizarse frente a estos pronosticadores fallidos seriales (manochantas) este humilde servidor público ofrece nuevamente un humilde método, que denominamos Teoría Basurera sobre los Pronósticos Económicos Mediáticos, para interpretar correctamente estos augurios y proyectar así sus propias decisiones económicas para el próximo año, (leerla aquí).

Por todo esto, feliz 2015 para todos y, como decía Tato Bores, ¡papa fritas y good show…!


Fuentes utilizadas para este informe:
Vende humo.

Más reservas.

Devaluación y después: las 10 amenazas que complican las perspectivas de la clase media en 2014

¿Son buenos o malos?

Argentina tiene uno de los más altos riesgos de agitación social para 2014.

Los pronósticos económicos de los gurúes presidenciales.

Prevén más inflación y recesión, y un dólar oficial a $ 10

Diciembre será el mes de menor inflación en 7 años

Qué le deparan los astros a la Argentina para 2014

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *