Carrió y Stolbizer, dos modelos de acumulación electoral

Elisa Carrió y Margarita Stolbizer plantean dos modelos de acumulación electoral bien diferenciados.
Carrió, cuya imagen se ha modificado en términos cuantitativos y cualitativos con respecto a 2007, va al mercado con una estrategia clara de diferenciacion de la UCR-establishment. Podemos establecer como su killing factor, la forma en la cual ella se ha parado frente al poder, mas que lo que ha dicho. La mayoría de sus denuncias, presunciones y pronósticos han quedado en la nada. Hoy articula una propuesta de centro derecha liberal a grandes rasgos, con el “honestismo” como premisa ideológica de base.
Su discurso de poder, se centra en la confianza que intenta construir alrededor de una presunta infalibilidad de lectura del escenario y de lo que viene, lo que le daría a su liderazgo una atracción de súper líder, mágica, fuerte, por encima del resto. Rubia, siempre tostada, mas flaca, despegando indefectiblemente del paisaje humano, Carrió habla siempre de uno a uno con el periodista, mirando a los costados, guiñando el ojo, contruyendo una sonrisa artificial como buscando la complicidad de una claque, para definir el reportaje y noquear al periodista.
En el discurso exhibe una inteligencia superior a la media, pero no centra el recorte en la exhibición de su brillantez intelectual, sino en su supuesta capacidad de lectura y prognosis.
Se puede mostrar la inteligencia leyendo bien el escenario y prediciendo lo que va a venir, solo que a la hora de elegir el anclaje, Carrió quiere que el el receptor se vaya a su casa, pensando en en ella mas en una profeta que en una estadista, la diferencia entre un profeta y un estadista esta en que el último pone fechas y estas se cumplen.

 

El discurso de poder de Stolbizer se apoya en la exhibición de su inteligencia, simpleza, apertura y capacidad de diálogo y construcción. No aspira a exhibir superioridad, quiere instalarse como alguién común, llano con un rostro muy particular, una especie de ama de casa alemana del Volga campechana y prolija.
Con Stolbizer se puede discutir, con Carrió no, ella aparece siempre sola frente al periodista, nunca en un panel.
El modelo Carrió de acumulación, apunta a diferenciarse de la UCR y segmentar hacia sectores bien definidos de clase media baja, media media, y media alta, subsegmentando con discurso y relato diferenciado para cada uno de estos grupos. Para ella la UCR así tal cual es, Con Cobos como el as de espadas electoral, no le sirve, por eso ella se ve afuera, y se diferencia de Cobos. El mensaje que emite es: esta UCR no sirve, yo soy la alternativa, pero si lo sacan a Cobos y me dan mi lugar, la UCR es el camino a seguir.
Stolbizer acumula de otra manera, ella sabe que sin la UCR no tiene posibilidades en provincia, y sabe que el discurso incendiario de Carrió, en el conurbano no paga, Cobos no es su enemigo porque no tiene aspiraciones presidenciales que zanjar con el vicepresidente, y se diferencia desde la construcción de consensos, de gobernabilidad y no se sale de su lista del súper ideológica.
Carrió demoniza, Stolbizer no, porque su estrategia de diferenciación apunta a construir para 2015, lo cual le permitiría ponerse bajo el paraguas de Cobos, de Alfonsín o de cualquiera, Carrió siente que no tiene tiempo.
La diferencia está en que mientras Stolbizer arma una jugada al ras del piso, con pases cortos, tratando de llegar a posición de gol con pelota dominada, Carrió siente desde su subjetividad que falta poco y patea al arco desde cualquier lugar de la cancha, a veces desde muy lejos.

22 Comments on “Carrió y Stolbizer, dos modelos de acumulación electoral”

  1. Carrió es la Lanata de la política. Su enorma capacidad de construcción solo es igualada, y superada, por su titánica compulsión a quemar poder político. Siempre está rodeada de cheers leaders, pero nunca son los mismos. Ocaña, Lo Vuolo, Raimundi, Stolbizer le dejan su silla a Prat Gay, Perez, el especialista en globalización Iglesias y ultimamente Solá. Su afición a la primera persona del singular, su defensa del liberal-honestismo y su ultratactiquismo la aleja de cualquier construcción política medianamente articulada. Como Blanca Curi, cubre sus predicciones fracasadas con predicciones futuras. Predice inminentes lluvias de fuego a la vez que nos promete que vamos a estar bien. Antes quería conducir a la izquierda, hoy a la gente honesta.

    Debemos entender que su liderazgo no es de este mundo y no depende de electores ingratos ni de miserables acuerdos políticos. Alcanza con una cámara y un periodista complaciente.

    1. Es interesante el ejemplo de Lanata, porque el trabajo intelectual del votante debería ser aunque no es, como cuando vas a ver una casa para alquilar o comprar, la casa esta vacía o destrozada y tu trabajo tiene que consistir en imaginar como se va a ver y sentir cuando la llenes con tus muebles, tus cosas, tu vida.
      Con un candidato uno tendria que imaginar como se vería en la gestión, es decir como gestionaría este tipo/a.
      Nunca nadie se puso a pensar como gestionaría Carrió, el que la votó se conmovió ante su actitud, se emocionó con alguna frase, se deslumb´r ante alguna brillantez, se indignó ante alguna denuncia, pero nunca nadie pensó como iba a administrar.
      Y en realidad los contratamos para eso no apra que nos anime el cumpleaños.
      Lanata es un periodista, un entretenedor, Carrió no, o si?
      Carrió se postula para gestionar no para animar o no?

      1. La comparación con Lanata apuntaba a que son personas públicas con una gran presencia en los medios que tienen habilidades y limitaciones parecidos (construcción y destrucción, sin acumulación alguna). Sin duda que la tarea de un periodista y la de un político difieren bastante o por lo menos deberían diferir bastante.

        Creo, para retomar tu imagen de la casa, que la mayoría de los votantes de Carrió votan una actitud o una imagen más que una gestión posible. De hecho,al menos desde que se quedó sin agenda en el 2003, no ha propuesto un proyecto de gobierno sino vaporosos contratos morales y partos dolorosos.

        Como escribí antes, su liderazgo no es de este mundo.

  2. Coincido bastante con el análiss. A Margarita se la reconoce mucho en el interior bonaerense por su actuación en 2008. Ella iba a hacer preguntas, Elisa a dar pronósticos. Aunque los dirigentes las ningunearon a las dos.

  3. No entiendo muy bien la relevancia de esta comparación ni cuales serían sus consecuencias.Tampoco parece importante indagar en las razones por las que Stolbizer apoya a Cobos:sea por lo que sea, es lamentable. La Argentina necesita otros dirigentes, con más panorama y más frescura. Estas dos, pobrecitas, pretenden competir con Cristina, el mejor cuadro político que tenemos, junto con Nestor.

    1. Y hay personas que nos dediamos a investigar a pensar. Entiendo que creas que Kirchner ha sido un gran presidente, yo particularmente creo que ha sido así, pero de ahí a cerrar el debate y ningunear a la oposición no voy.
      Discrepo con ella en muchas cosas, pero Stolbizer me parece muy valiosa, y sobre todo valiosa para el país, aunque yo no la vote, pero quiero que a la política se vayan acercando personas inteligentes, con ideas, con apertura mental, con creatividad, hasta insolentes, que vayan mas allá de los límites, aunque no piensen como yo.
      Lo importante no demonizar, escuchar, discutir sin pelear, revalorizar el espacio del conflicto y construir políticas de estado con todos y para todos

      1. La relevancia que tiene es que, eventualmente, se podría charlar con alguna de las dos, y hay que tener en claro que no hay ningún espacio en donde “seantodosiguales”.

        Muy bueno este.

    2. El mejor “cuadro” político va a ser descolgado como el cuadrito de Videla apenas el 2011 dé sus campanadas.
      Tal vez sean los mejos “cuadrados” políticos, porque de organizar estructuras, captar apoyos por fuera, dejar “herederos” y mover masas no saben nada.

  4. Bueno, pero no deja de ser un análisis “desde afuera” y algo prejuicioso, y también desde la imagen mediática de Margarita, como conozco bastante el tema de cerca puedo decir que la construcción política de ella es bastante errática, que es una pena que haya desaprovechado una muy buena oportunidad de hacer algo nuevo, y que sólo puede tener futuro dentro del radicalismo, ya que a la mayoría de quienes la rodean (que en general no son figuras políticas de peso, y algunos directamente impresentables, el diputado nacional, más valioso, Morán, se apartó)no les interesaba hacer algo distinto, sino que se fueron de la UCR porque no tenían el espacio que querían. Por otro lado, ella es intelectualmente bastante limitada, y muy “influenciable”, lamentablemente.
    En esto debo reconocer que Carlos Raimundi tenía razón, cuando se alejó de la CC (antes de las elecciones del 2007, no despues como otros) porque desde un primer momento tuvo muchas objeciones a la unión con el GEN, él sostenía que estaban con Carrió porque era la que en ese momento le garantizaba más votos que la UCR,nada más.

    1. No me queda claro que significa “un análisis desde afuera” ni tampoco cual sería el inconveniente de llevarlo a cabo. Prefiero en todo caso el análisis de la CC de un foráneo como Edgardo Mocca que el de un insider como el experto en globalización Fernando Iglesias.

    2. Si por supuesto que el análisis es de afuera, primero porque de adentro no sería análisis sería una descripción comprometida con mix de emociones, sentimientos y post juicios que contaminarían el análisis, segundo porque no trabajé ni milité con estas dos personas.
      Creo que la visión que tenés de Stolbizer e imágino construida en contraposición a una mejor imagen de Carrió difiere mucho con lo que se ve de acá “afuera”. Para el afuera la erratica es Carrió, yo con Stolbizer a pesar de la limitada formación que le atribuis, podría discutir ideas, con Carrió no creo.
      Me parece que el peligro es que Iglesias, bullrich y otros se contagien de carrió y se vuelvan monologadores, demoizadores y profetas. ¿Que valor puedo atriobuirle a la formación de una persona que pronostica que en Diciembre Kirchner iba a incendiar el país, y que los piquerteros estaban preparando una emboscada.
      De aca afuera a Carrió no solo no se la ve capacitada para gestionar el país sino que – y aclaro que es lo que se vede afuera- no se la ve como una persona equilibrada, sino mas bien como alguien que no prodría operar bajo presión, y que ante los problemas de la gestión se pondría nervioso y volcara como De la Rúa.

    3. Claudia, por favor, tanto Morán como Raimundi son dos conocidos oportunistas, no los podés poner como ejemplo de conducta. Raimundi se fue del ARI como se fue del FREPASO y de la UCR; apenas un mes después de renovar su banca por la lista que tanto critica. Morán era del GEN y se fue sólo porque en la CC querían hacerle daño al GEN porque desconfían, y hubo una clara oferta de posicionarlo como la cara CC de provincia, lugar que antes ocupaba Adrián Perz.
      Por otra parte, el análisis de Wainsteiner, me parece exacto y sincero.

  5. Eso de hacer un análisi “desde afuera” para no contaminarlo me parece de una enorme precariedad revestido de investigación y pensamiento. La política no es una ciencia y en ella no hay neutralidad posible, siempre se piensa y se actúa desde algún lugar. Por eso el viejo Aristóteles vinculaba la política a la tópica. Pero bueno, cada cual adhiere a las figuras que quiere y que puede. A mi, pensar que alguien como MS pueda dirigir los destinos del país me produce escalofríos.

  6. Quiero agregar: no obstante su aspecto de germana que se dedica a tareas de tambo, Margarita hace política y tiene responsabilidades. Ella participó del gobierno de la Alianza y también del ataque de los agrogarcas al gobierno legítimo.Está contaminada, por lo tanto, por esa enfermedad senil llamada gorilismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *