Conversación

(originalmente publicado acá)
Conversación oída en Caseros y Bernardo de Yrigoyen, ayer jueves, a las 15 hs, mientras el FTV y D´elia marchaban a Plaza de Mayo y los comerciantes de la zona bajaban preventivamente las persianas.
Señora 1: …a usted le parece, esta manga de vagos… Claro, están trabajando. Trabajan de pasear al sol. Les pagan por hacer estas marchitas. Yo pago mis impuestos para esto. A usted le parece?

Señora 2: usted paga sus impuestos? ellos también.

Señora 1: pero qué van a pagar!

Señora 2: sí, señora. Por cada lata de leche en polvo que compra una de esas madres, el 21% es IVA.

Con esa plata que se recauda, por ejemplo, se pagan los subsidios a la luz, el gas, los combustibles. ¿Sabe cuánto sale el litro de nafta en Brasil? Cerca de 3 reales (la más berreta). Unos $ 4,70 de los nuestros. La luz, el gas, se asombraría si viera lo que pagan en otros países. Y la mayor parte del precio de esos servicios es internacional (o sea, el precio final debería ser más o menos igual en todos los países). Si acá sale más barato es porque el Gobierno paga subsidios, con sus impuestos, y con los impuestos de esa gente también.

Le propongo que averigüe una cosa. O dos. Por un lado, cuánto gasta el Estado en subsidiar la luz, el gas, el agua, la nafta, el gasoil, todos bienes y servicios que usted usará en mucha mayor proporción que esta gente. Por otro lado, lo que gasta el Estado en Planes (supongo que se refería a eso cuando hablaba de que “les pagan” por venir a la marcha). Se va a llevar una sorpresa. El monto destinado al subsidio que la beneficia a usted y a la gente de buen vivir como usted es mucho mayor al que se destina a pagar los planes de estos harapientos.

Después, si le quedan ganas, puede sacar otra cuentita. Qué porcentaje de su ingreso va a parar a impuestos, y qué porcentaje del magro ingreso de esta gente tiene el mismo destino.

No crea que usted aporta tanto más que “ellos”.


Después de escuchar esto me quedé pensando que la clase media le debe mucho más al Gobierno, que el Gobierno a la clase media. Y que los dos le deben mucho, realmente mucho todavía, a los más pobres.