El inicio del fin de la “diktadura” (“el jueves es el fin de la ficción”)

Mi hermano Horacio es un morocho, onda camionero, que supo ser campeón argentino amateur semipesado. A los veintipico viajó a Asunción de joda nomás.

Corría el año de 1984  y las cosas estaban aún muy confusas en sudamérica.

Al Paraguay lo gobernaba Alfredo S. y lo hacía en esos años en consonancia con la agonizante doctrina de la “Seguridad Nacional”.

Mi hermano estaba tomando hasta el agua de los jarrones en un bar, con pensamiento argento expresó opiniones que un “curepí” no debía hacer en suelo extraño y sistema hostil.  Amaba como todos la democracia recién recuperada. Dijo algo de Don Alfredo S., ni recuerda que.

Lo que dijo, lo dihjo en un bar chiquito, ignoto, de morondanga. No lo hizo en un canal de televisión como Mirta, susana o Tinelli, no lo hizo en un diario como Eduardo “Quintín” Antin o Mariano Grondona, no lo hizo en la plaza principal de Asunción y en bolas. Lo hizo allí, donde nadie lo escuchaba.

Mi hermano fue en cana, golpeado, torturado. Hasta que algunos compañeros peronistas de Posadas se cruzaron la frontera y pidieron por el “pendejo”. Mi hermano volvió a casa, como milanesa de carne duramachucada por los golpes.

El mismo hace poco me hacía notar que si desde su casa gritaba (vive a 20 metros de una comisaria) que  “la presidenta es una reverenda hija de puta” y que el “intendente de Morón es el mayor de los corruptos” o que ” “el gobernador es narco traficante y violador de niños”, aqui nadie iba a escandalizarse, denunciarlo o reclamar que lo encanaran.

Tal vez lo nuestro es un exceso, pero es asi.

Solo un nabo (un tibio, un pusilánime) que no haya luchado nunca contra una dictadura puede llamarle a este exceso de la libertad: “diktadura”.

PD: Ademas los mismos nabos  se contradicen, dicen que esto es una dictadura y en lugar de exigir “libertad”, por el contrario piden “orden” y “seguridad”, con lo que revelan que el fondo de sus críticas es reaccionario como el que más y que no hay tal diktadura.

16 Comments on “El inicio del fin de la “diktadura” (“el jueves es el fin de la ficción”)”

    1. Viste como es la exageración Quintín, si vos te permitís llamarle a este gobierno “dictadura”, como es que no me permitís a mi llamarte “rico y famoso”.

  1. Estos es parecido a cuando Fernandez (el bueno) dice por los medios que la inseguridad no es tan grave porque si hacemos un promedio entre Brasil, Kumejtdian (así se pronuncia) y la cancha de Almirante Brown un domingo que les va particularmente mal, entonces – solo entonces -, no estamos tan mal.

    En otras palabras te tomo un par de párrafos y una anécdota de un hermano bastante bonachón para concluir que somos incomparablemente más libres que los paraguayos bajo Alfredito. Realmente una conclusión digna de una disertación.

    De todos modos, coincido con vos que quienes califican a nuestro régimen como una dictadura son unos idiotas. Para mi, sin ser politólogo, nuestro régimen actual es un intento de democracia macerado con mucha inutilidad y condimentado con corrupción y una pizca de desfachatez (acabo de volver de la oficina y tengo hambre). Ojo, esto no es patrimonio K y voy a reconocer que, durante éste gobierno, junto a muchos pasos para atras se dieron un par de pasos adelante.

    Pero esa es la historia de nuestro país.

    1. LLamesmos a las cosas por su nombre. Te permito la “receta”, aunque no comparte la visión amarga (el pesimismo y el pretender que todos son de su condición es patrimonio exclusivo de los sectores medios urbanos y por antonomasia el porteño).

      1. Es una desgracia entonces que yo sea del interior. También es una desgracia que esta visión la comparta muchisima gente que también es del interior.

      2. Si, los sectores medios urbanos y los sectores medios de pequeños pueblos.
        Ojo que la amargura es contagiosa y encima la están inoculando para que el pesimismo se propague.
        Ojo Francisco, no soy “K”, pero eso no me clava en la vereda que critica lo bueno que se hizo.

  2. el hecho de ser elegido democraticamente no te convierte automaticamente en un DEMOCRATA.

    no voy a poner el ejemplo de adolf,que llego al poder en elecciones democraticas,pero si puedo poner el ejemplo de fujimori que cerro el parlamento cuando vio su poder limitado por la oposicion.

    creo que es una exageracion hablar de “diktadura”,pero viendo el ejemplo de fujimori,mas vale prevenir que curar me parece.

    cuando algunos tipos tienen visiones mesianicas sobre su rol politico y de poder,suelen ponerse bastante peligrosos,y son peligrosos por mas votos democratico que lo hayan puesto en el poder.

    viendo los tiempos que corren,no esta de mas andar con las barbas en remojo,atentos ante cualquier “desviacion”.

    1. Pibe (y en este caso “pibe” es despectivo), vos no tenés idea lo que es una dictadura.

      Sos un autoritario de derecha o izquierda, solo el autoritario manda en cana o crucifican a la gente por presunciones que no fundamenta sino con prejuicios, digo por eso de mejor prevenir que curar y de fijimoris varios.

      No hay que echar mano a cadenas de analogías, para encubrir que se está tras el poder por cualquier medio como cualquier otro hijo del vecino, salvo que el poder les de vergüenza. Solo a la antipolitica le da vergüenza el poder. Los argumentos fantasiossos resultan a la vista de todos traidos de los pelos.

      Llamás visión mesiánica a la de Nestor, pero siendo justo debieras incluir en ella a la de Lilita, la de Duhalde, la de Cobos, la de de Narvaez, la de Macri, la de Pino, la de los Rodriguez Saa, la de la mayoría de los tipos que aspiran y que por lo tanto tienen confianza ciega en si mismos.

      1. El problema OMIX es que cuando una persona tiene como discurso de que el pertenece al pueblo, sus opositores quieren volver a los 90 (o peor a los 70), etc, etc llegas a la conclusión que hay dos bandos los buenos y los malos.
        Si así definís la confrontación política no dejas margen para negociar, para transar y para convivir y el resultado final es ir a un choque.

  3. Francisco: está bien, estamos de acuerdo en que la estrategia de poner “blanco sobre negro” de los Kierchner es una cagada. Ahora, estamos discutiendo otra cosa: ¿eso da legitimidad a la afirmación de Quintín de que vivimos en dictadura?
    A mi la de Quintín me parece una afirmación totalmente irresponsable, máxime si no se ha dignado a pedir disculpas o retractarse, o agregar aunque mas no sea 1 matiz.
    A ver, Argentina vivó una dictadura sangrienta hasta hace nada mas 26 años. En ese momento desaparecieron 30mil personas, se suprimió el parlamento, los partidos políticos, los sindicatos, la polícia estaba en las calles, los medios, cómplices muchos, “amordazados”, en las escuelas había una férrea línea de pautas a seguir para enseñar, para vestirse, para comportarse.
    Está claro que no es eso lo que pasa hoy. Los Kirchner tienen mañas muy feas para controlar al parlamento, al sindicato, y los partidos políticos. Si quintín quiso recalcar esto, la estrategia utilizada fue poco feliz e irresponsable. Porque cuando cualquier persona lee la pregunta del artículo de Quintin “¿No estaremos viviendo una dictaura y no nos dimos cuenta?”, se le viene a la cabeza un montón de cosas (apuntaladas por el bombardeo mediático) como “nos quieren hacer vivir como en Cuba o Venezuela”, como que te persiguen y está en juego tu vida……sencillamente porque hace poco tiempo realmente se vivió eso entre nosotros. La llama que enciende Quintín es nefasta. A mi me da la sensación de que se quiso hacer el tipo quepiensa finito y agudo, que dice cosas interesantes. Pero un tipo que afirma esto en un diario que además se dedica a demonizar al gobierno Kirchnerista (Nunca voté a Néstor Kirchner ni a Cristina Fernandez, siempre; digamos; “los corrí por izquierda”, aclaro) buscando alimentar fantasmas de “típico corrupto peronista” (claro que hay corrupción, es innegable, pero quiero decir que intentan instalar la senación de que es lo mismo que Menem, por ejemplo), alimentando esa maraña que no es información porque no permite establacernos en ningún análisis, sino que el análisis viene ya masticado y digerido; yo pienso que ese tipo (quintin) o es un cínico, o es un idiota útil.

  4. Parte del verso de la diKtadura estaba basado en dos puntos fuertes “La mayoria automatica” y el “poder entre las sombras de NK” luego de la ultima sesion senti alivio, senti que se les desarman dos discursos fuertes, me alegro de ver a TN maravillado mostrando a un poder oficialista acotado y obligado a negociar (ya no pueden excusarse en la mayoria automatica), me alegro de que hayan filmado tanto a NK al punto de humanizarlo y mostrarlo como un diputado mas (ya no puede ser el poder oculto), siempre pense que en el 28J era mejor perder por poco que ganar por poco, evitar la fuga hacia adeltante con poca representacion y retroceder un poco para ganar en el armado, quedan dos años aun y estas “derrotas” solamente colaboran en el principal objetivo partidario, mejorar la imagen.

  5. Iñaki. Es mentira que no introduje ningún matiz para que quedar clara mi afirmación. De hecho nunca dije que viviéramos en una dictadura, sino que será muy difícil detectar el día en el que “la democracia no está más” del que habla O’Donell. Las acciones de los Kirchner en el sentido de controlar a los otros poderes, anular el federalismo y destruir los órganos de control institucionales facilitan el paso de un estadio al otro, el tránsito hacia un sistema político en la que los deseos del jefe se transforman automáticamente en realidad. Nada para rasgarse las vestiduras, pero es más difícil discutir esa afirmación que salir a acusarme de irrespnsable. Irresponsable es Kirchner, que no es capaz de tolerar un acuerdo parlamentario.

  6. Cappelli. Si usted cree que lo del otro día mejoró la imagen de Kirchner es porque miró Canal 7. Pero bueno, el embeleso del amor todo lo puede. Nadie que conozca a Kirchner lo tiene por “humano”. Hasta su perro fiel D’Elía salió a decir que era un “maltratador”.

    1. yo no digo la sesion anterior haya mejorado la imagen, entiendo que en el transcurrir del tiempo, ver que es un diputado mas al cual los demas diputados le pueden hablar de frente no puede ser peor que la imagen actual demonizada. Hay un grupo muy grande de personas que desean ver a los K derrotados, pues vien TN les dio su titulo, ese grupo no puede crecer mas, una vez satisfecha “la derrota” solo puede perder adeptos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *