Hegemonía

Hegemonia

Ahora que cualquier avenido se declara en contra de las “pretensiones hegemónicas” del gobierno o de determinado grupo político, quizás sea la hora de retomar (aunque sea superficialmente el tema).
de Wikipedia tomaré solamente la etimología

“El término hegemonía deriva del griego eghesthai que significa “conducir“, “ser guía“, “ser jefe“. No obstante, se contempla que provenga de la acepción del verbo eghemoneno, que significa “guiar”, “preceder”, “conducir”, y del cual deriva “estar al frente”, “comandar”, “gobernar”. Por eghemonia el antiguo griego entendía la dirección suprema del ejército. Se trata pues de un término militar. Hegemone era el conductor, el guía y también el comandante del ejército. En el tiempo de la guerra del Peloponeso, se habló de la ciudad hegemónica, a propósito de la ciudad que dirigía la alianza de las ciudades griegas en lucha entre sí.”

Y lo dejo ahi, porque cuando quiere explicarnos Gramsci agarra para cualquier lado.

Hegemonía es dirección, no es la dominación que obliga como erróneamente se cree. En este mismo sentido, una clase hegemónica es aquella que logra que todos las otras clases sociales piensen (y actúen!)  asumiendo como propios los intereses de la clase hegemónica. No es la imposición de un pensamiento único a toda la sociedad (algo verdaderamente irrealizable) sino una construcción de años que en virtud de la dominación política y la subordinación económica que ejerce una clase (o un sector de clase) sobre el resto del cuerpo social, puede llevar a cabo su proyecto (o modelo, como se dice ahora) sin  necesidad de recurrir a la fuerza represiva (que pasa a ser entonces un recurso extremo).

Esta esquela se fundamenta en una charla que tuve días atrás con una alumna de la escuela de adultos donde doy clases, en la periferia de Rosario. Mientras me fundamentaba su oposición a la “Ley de Medios” me sacudió con esta pregunta
“si yo quiero comprarme un canal de televisión ¿porqué no me lo voy a poder comprar?”

Y ahi me recordó -crudamente- lo que era la hegemonía. Y que es allí donde debemos dar la batalla.