Los dedos en V no eran peronistas

-Desde su nacimiento en la Segunda Guerra Mundial, la V se ha convertido en un símbolo de resistencia reconocido universalmente.
-Seguramente la clave del éxito del símbolo de la V está en su sencillez. Bastaba un gesto con dos dedos, o dos trazos dibujados en un muro, para ayudar a difundirlo.
-Su creador fue un jurista y político belga, ex-ministro de Justicia, llamado Victor de Laveleye, que entre 1940 y 1944 dirigió desde Londres las emisiones de la BBC en lengua francesa para la Bélgica ocupada por los alemanes.
-Inspirados por aquel inesperado éxito, en junio de 1941 los responsables de la BBC pusieron en marcha la campaña “V for Victory”, alentando el uso del símbolo ideado por De Laveleye. A cargo de la campaña estaba Douglas Ritchie, que en sus emisiones utilizaba el alias de “coronel Britton”. Ritchie sugirió una V sonora utilizando el código Morse.
-La letra V en Morse se representa con tres puntos y un guión, una secuencia que podía identificarse con los primeros compases de la Quinta Sinfonía de Beethoven. Desde entonces la BBC utilizó aquellas cuatro notas como señal de llamada en sus programas radiofónicos emitidos para los países ocupados.
-El 19 de julio de 1941, cuando la V se había extendido ya por toda la Europa ocupada, el primer ministro británico Winston Churchill se sumó a la campaña, y desde aquel día comenzó a hacer el signo de la V con los dedos en todos sus discursos. Al principio solía hacerlo con las palmas hacia dentro, un gesto que se considera muy ofensivo en Gran Bretaña. Desde que sus asesores le avisaron del error, tuvo cuidado de no repetirlo y hacer la señal correctamente.
-El líder francés Charles de Gaulle lo usó en todos sus discursos desde 1942 hasta el final de su carrera política en 1969.
-Como reflejo de los aliados en Argentina, la Unión Democrática a través de sus candidatos la utilizaron contra el movimiento popular que estaba naciendo. Y hasta el 17 de noviembre de 1972 fue un símbolo al menos no peronista.
-Ese día, el día del retorno de Juan Domingo Perón a su Patria, es cuando comienza la identificación de los dedos en V de la victoria con el justicialismo.
-Personalmente los vi por primera vez cuando nos dirigíamos hacia la casa de Gaspar Campos el día después, donde se había instalado Perón, el 18 de noviembre. El pueblo en camiones, colectivos y a pie se apropiaba de ese símbolo de resistencia. En realidad, le pertenecía desde siempre.

La Nación, 20 de septiembre de 1945
La Nación, 20 de septiembre de 1945

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *