Macri finalmente dio en el clavo… otra vez.

Hace unos meses decíamos desde aquí que Mauricio Macri había acertado finalmente en una medida política (político-electoral, en realidad) por primera vez desde que había asumido como Jefe de Gobierno. Y lo decíamos así: “Quien había sido premiado con un 60% de votos frente al exministro de Educación de Aníbal Ibarra y Néstor Kirchner, haciendo gala de poseer equipos de expertos en todos los temas, (…) se convirtió en un par de años en un torpe elefante bailando en un bazar: lo que tocaba lo rompía.” Y lo poníamos en contexto argumentando que: “La derecha mostraba así su orfandad de representantes en el campo polìtico. Su “esperanza blanca” se convertía en el muchacho tilingo, caprichoso y pagado de sí mismo (…). No fueron suficientes los consejos de un prestigioso asesor extranjero ni de los cuadros peronistas y conservadores que reclutó en la ciudad, duchos en las tumultuosas mareas políticas locales, porque el jóven millonario no sabía mentir, no sabía elaborar un discurso coherente donde ocultar su verdadera ideología, ni pergeñar un simple camuflage para endulzar sus medidas, y ante la menor crítica le echaba la culpa al cuco kirchnerista. (…) en su futuro político se atisbaba una muerte anunciada“. Pero señalábamos que era evidente el trabajo del experto ecuatoriano Durán Barba, quien vió venir un certero centro a la olla enviado por la realidad política local, representado por el incidente de la toma de terrenos del Parque Indoamericano, y entonces le indicó a su discípulo puntero por derecha cómo tenía que moverse en el área y patear al arco: “Ante este escenario, la estrategia de Macri en esos días, ya sea que el drama de Villa Soldati haya sido fogoneado por punteros macristas con este propósito o haya sido un fallido plan compravotos que los desbordó por su escalamiento o por su conocida ineficacia para hacer política, la misma resultó exitosa porque le permitió tomar la delantera con vistas a las elecciones de 2011, lo posiciona como un referente de la derecha con peso político propio que interpela los valores de este electorado, con vistas al momento en que los votantes decanten en el medio político-eleccionario cuando florezcan las distintas ofertas electorales.” Eso le permitió a su equipo publicista y asesor político cambiar el escenario a su favor, tapando su ineficacia en la gestión, tomando la delantera y poner “el foco de la atencion en sus principios, fijando agenda en un tema por primera vez desde 2007.” Su estrategia se centraba, naturalmente, en el universo de votantes no kirchneristas, porque “el macrismo no compite por los mismos votos con el kirchnerismo sino con Estensoro, Terragno y algún peronista disidente en la jefatura de la ciudad, o con un arco que va desde Carrió, López Murphy hasta Pino Solanas (…) Esos votos, desparramados sobre la mesa de la derecha clasemediera y burguesa argentina, son a los que puede aspirar, y la estrategia del macrismo fue hacer punta y apoderarse de algunos, cooptar una base, una masa crítica que hasta hace días le era esquiva”.

Según OPSM, las encuestas mostraban en enero este escenario:

Candidatos a Jefe de Gobierno en la ciudad:
Macri: 29,9%
Filmus: 24,8%
Coalición Cívica: 4,7%
UCR: 7,9%

Y señalábamos entonces que: “Como vemos, hay un porcentaje consolidado de votantes, un núcleo duro de votos macristas de otrora al que puede invocar todavía, sumando una parte del 15 al 17% que aún no ha decidido su voto y que adhiera a un pensamiento de derecha. En esta franja parece estar trabajando Macri (…) Y ésta es su fortaleza electoral actual, y es de esperar que, de no mediar otra metida de pata suya, coseche una parte importante de los votos potenciales que le asigna la sociedad al discurso al que él adhiere“. Pero, a princípio de año Macri todavía no se había decidido entre ser candidato a Presidente o a Jefe de Gobierno, y las encuestas todavía no mostraban el ascesnso arrollador e imparable de Cristina Fernández, y ella ni siquiera había informado si lo haría, por lo que nos preguntábamos: “Pero ¿le alcanzará esto a Macri para ganar la presidencia? (…) Podemos decir que frente a Cristina Fernández como candidata, todo señala que no. Frente a otro candidato kirchnerista, está por verse, pero cuando se conozca ese candidato muletto K (que abriría un poco el panorama electoral) Macri deberá moderar su discurso para atraer a la oposición anti-K centrista, crítica de su propia gestión, obligándola a optar por el mal menor, tratando de emular la UCD de Alsogaray en los ochenta y noventa, para aspirar a esos votos desparramados hoy en varias fuerzas“.

Finalmente, ante la perspectiva de un triunfo cristinista para la presidencia, el equipo macrista se volcó a la reelección en la ciudad, y adoptó la estrategia que sugeríamos que usaría frente a un candidato K si Cristina no se lanzaba a la reelección. Y, como vemos hoy (con el diario del lunes) el equipo de asesores del PRO, con Durán Barba a la cabeza, puede vanagloriarse por el éxito del “niño mimado” (¿niño?) de la derecha conservadora. Los números finales se parecen mucho a los que aspiraban a princípio de año con la suma de votos remanentes de la derecha porteña:
PRO: 47,08%
FPV: 27,78%
P. SUR: 12,82%
C. Cívica: 3,32%
UCR: 2,06%
Otros: 6,94%

No hay lugar para el asombro al ver el triunfo electoral del macrismo (de la derecha) en la ciudad más importante del país, tan refractaria al peronismo como a la izquierda tanto en su versión marxista como nacional y popular. Y más aún cuando luego de 10 años de crecimiento económico y de un consumo popular y clasemediero, y sabiendo que la población que vota PRO no utiliza los hospitales publicos, las escuelas públicas, los medios de transporte públicos (en su mayoría), ni nada de lo que el macrismo desdeña en su gestión política, ni se interesa por lo que el PRO ningunea. Sí, quizás pueda señalarse que el porcentaje de diferencia sea mayor que lo vaticinaban en los días previos muchas encuestadoras. Pero lo que surge claramente es que el principal ganador de este 10 de julio fueron Durán Barba y Mauricio Macri (en ese orden), y que los principales perdedores fueron la UCR y Elisa Carrió, a quienes el PRO arrebató votos, y Pino Solanas, quien perdió muchos votos a manos tanto del PRO como del kirchnerismo. Vemos así que la ciudadanía porteña se polarizó nuevamente mostrando su tradicional perfil ideológico.

Como decimos en el título, Macri dió en el clavo nuevamente, pero ¿y ahora, qué sigue? Bueno, además de las elecciones en otras provincias, el horizonte es octubre y el previsible triunfo de Cristina Fernández por una abultada diferencia de votos sobre sus antagonistas, entre los que no estará el Jefe de Gobierno, ya reelecto. Y esto conlleva que el niño mimado de la derecha y los medios hegemónicos deberá volver a la gestión que, como decíamos en enero, sigue siendo su materia previa, con miras a las elecciones presidenciales de 2015. Pero esta ya es otra historia…

22 Comentarios a “Macri finalmente dio en el clavo… otra vez.”

  1. Vos considerás clasemedieros a los habitantes del los monoblocks de Barrio Savio en Villa Lugano que no querían que el Parque Indoamericano al cual ellos se encuentran pegados fuera loteado para que se instale un asentamiento precario ahí?

    [responder]

    Basurero

    Muy buen punto, aunque la categoría clasemediera no sólo involucra un estatus socioeconómico, sino ideológico, de la misma manera que mucha clase media comparte la ideología de la clase alta oligárquica, aunque los intereses sean contrapuestos (el menemismo es, en parte, un ejemplo de esto). A ese párrafo se lo podría mejorar, completar, aclarando que la muy buena política de punteros del PRO en los barrios del sur de la ciudad agregó votos de quienes sí utilizan los servicios públicos que el gobierno de la ciudad desdeña, pero aún así votaron a Macri. Sin embargo, el voto de la derecha conservadora (como cualquier otro) no sólo se explica por la pertenencia a una clase social sino también por lo ideológico (que no siempre está atados). Las razones de ese voto sureño exceden este artículo, y el tiempo y otros análistas más versados en el tema deberán explicar, pero sin duda el equipo técnico propagandístico y político del macrismo supo trabajar bien sobre este universo.

    [responder]

    …mucha gente que usa esos servicios publicos no los paga en ciertos casos. A ver si se entiende, los usuarios del premetro no suelen abonar el boleto y de hecho cuando llegan al empalme con la linea “E” se cuelan de una en el subte. Quedan 8 (ocho) vagones del premetro en servicio y posiblemente en el momento que no puedan sacar mas repuestos de los vagones “retirados” vayan quedando cada vez menos. Eventualmente el servicio puede cortarse, por no haber equipamiento con que mantener el material rodante. El premetro pasa por la famosa “salita” de Av. Cruz y Escalada. Para el que no la conoce es donde esta la ambulancia estacionada tras el porton cerrado donde no se ve a nadie. Buena parte de la gente que pasa por esos lugares voto al PRO, es de locos no…

    …si lurker son clasemedieros, tan clasemedieros como los punteros del PRO que prometieron los titulos de propiedad a los que ocuparan el predio (buscalo, esta en alguna parte del diario perfil del año pasado). Tan clasemediero como mi suegra que vive en Va. Soldati y dice que hay que darle mas tiempo a mauricio (WTF!), pero se olvida que jubilo de prepo a mi suegro y aun no le pagaron la indemnizacion. Tan clasemediero como mi vecino de Liniers que protesta por el transito mientras vuelve de dejarle el voto al PRO en una escuela cerca de la cancha de velez. Asi de clasemedieros, o tal vez esquizofrenicos…

    [responder]

  2. El enorme error del progresismo berreta y su defensa a uiltranza de los indocumentados, los “hermanos latinoamericanos” (aka, indígenas que llegaron de la puna ayer y hoy reclaman casa en el centro y subisidio).
    Los “clase media” no están en esa zona, y no los sufren a los asentamientos, y ayer dieron la señal de que prefieren a Ritondo cagando a palos a los bolitas que al “Pitu” Salvatierra regalando lotes de terreno público con anuencia de Página 12 que celebra el “acto reivindicatorio con los humildes pueblos hermanos”.
    Lean el Anarkoperonismo, se acabó la joda progre y Sandrarusista. Con la pelotudez de que son “todos fachos” en capital le hicieron marcar a Mauricio un voto récord, porque SÍ la gente es bien “facha” en no querer regalarle NADA a NADIE (por más “hermano” boliano de “pueblo originario” que sea) y por más discurso con q lo pinten.
    Zona norte (rica) y Zona sur (peronista y pobre), Macri arrasó, PROGRES TELÉFONO….

    [responder]

    Basurero

    Obviando el dejo racista de algunas acotaciones (“Todos somos ignorantes, sólo que en distintas materias” dijo A. Einstein, y ser racista es ser ignorante en la materia “ser humano”), sería bueno repasar esta nota sobre el tema de los “inmigrantes que vienen a usar nuestras cosas”: http://basureronacional.blogspot.com/2010/12/inmigrantes-centenario-o-bicentenario_20.html

    [responder]

    qué carita de piedra tenés que tener para decir estas cosas, mi viejo.

    en el parque rivadavia tal vez encuentres un par de nazis piolas con quienes compartir una birrita.

    [responder]

    uy, me pongo a llorar. Como todos los argentinos de zona sur que obviamente votaron tu cuentito progre y eligieron la boleta de Ibarra, CErruti o Cabandié (y de Filmus y su ladero el “pitu” Salvatierra, en vez de la del maldito Macri y su ladero Ritondo). Si quieren gobernar para Palermo Hollywood y la cultura cool de izquierda FABULOSO, sólo que ahí van a sacar los votos del Frente de Izquierda (no pasaron del 1% les aviso, menos q Castrilli y la “nazi” anti-gay de Hotton).
    Elijan un discurso, pero ojo que el “progre” ya no lo traga nadie y resta y resta.

  3. Miráa:

    Yo creo que la cosa es bien simple. Casi elemental. La consigna de la campaña fue incorporar a la ciudad a las bondades del “modelo”. Y por cada ciudadano que aceptó, hubo casi tres que dijeron. “NO GRACIAS”

    [responder]

  4. [...] the blog Artepolítica [es], contributor ‘Basurero' puts the electoral success of Mauricio Macri into [...]

  5. [...] the blog Artepolítica [es], contributor ‘Basurero' puts the electoral success of Mauricio Macri into [...]

  6. En serio pensás que el votante de Macri (47 y monedas) no usa el transporte público? En qué ciudad vivís papá?

    [responder]

    Basurero

    En el texto dice claro que “la mayoría” de los votantes PRO no utilizan los servicios públicos. El perfil del votante PRO no está incluído en la nota, pero es más complejo que la descripción clasista. Además, corresponde aquí también la contestación al comentario de El Lurker.

    [responder]

    Te cuento que en provincia de BS AS seguramente ganará Scioli, y recorriste escuelas y hospitales públicos? se caen a pedazos también. Eso ya forma parte del pasisaje en Argentina. cuando ganan está todo bien, pero cdo pierden la gente es estúpida? A reflexionar y a aplicarse la frase de perón “el pueblo siempre tiene razón”.

    gus4390

    No se trata de errores tácticos, ni de los temas incluídos en la agenda macrista, tampoco es definitivamente determinante la relación Gobierno-Macri.¿La gente es idiota, no sabe votar, porque necesita que otros le digan qué temas son importantes en la campaña electoral?
    ¿No tiene capacidad de discernimiento? Necesitamos la tutela de nuestros mayores para que nos enseñen a hablar y elegir?
    Evidentemente no es así, los ingentes fondos de campaña electoral solo refiuerzan las ideas lindantes que poseemos, es una lucha por quedarse con esas ideas que se encuentran en las fronteras, que no nos definen a la perfección. Es imposible que un voto contenga toda la intencionalidad política que pretende. Hay mentira, sobreactuación, proyección desmesurada, prioridades falsas y mucho más.
    También la propaganda apunta a reforzar la idea de la centralidad de un candidato, esto es, que se necesita elegir a uno, que será nuestro conductor, que velará por nuestro interés, etc, y fundamentalmente que es mejor que otro. Que no debemos desperdiciar nuestro voto por un candidato minoritario, porque es un voto perdido. Que tal candidato es el mal menor. Toda la sociedad conoce más o menos a todos los candidatos, y los elige según sus convicciones personales. Todo esto antedicho forma parte de la ideología del votante.
    Abandonemos las linealidades del pensamiento. Que nuestro voto es inducido, que somos ignorantes, ingenuos, etc.
    Debemos abandonar la idea de verticalidad del poder, no nos ha conducido a nada. Que somos “víctimas” de algo.
    Debemos creer esta sociedad como el producto de lo máximo permitido, de lo que aspiramos, es esto por ahora. No somos víctimas sino partícipes de este proceso.
    No existe objetividad en este proceso más que el de nuestra identificación.
    Pero además de toda esta parafernalia electoral, no existe la conversión de ideas del votante.
    El sabe lo que piensa, qué es lo que quiere, qué desea, que tipo de sociedad pretende.
    Toma de su vida solo los hechos de una gestión que le interesan, descartando aquellos de los que nada quiere saber.
    Niega o tergiversa gran parte de otros hechos porque no soporta una conclusión que lo someta a una responsabilidad social.
    Modifica, interpreta o moldea las condiciones de este hecho del modo más convincente para su ideología.
    Así vota la gente, haciendo que sus ideas coexistan con esta numerosa serie de hechos, con una relativa corteza “objetiva” de su realidad.
    ¿Acaso los porteños no vieron las noticias sobre la patota de la Ucep maltratando por las noches a los indigentes? ¿Acaso no vio que este gobierno siniestro nombró nada menos que a Abel Posse (un personajes vinculado a la Dictadura) como ministro de Educación, no vio el impuestazo de Macri que sirvió para aumentar el presupuesto represivo con la creacion de la Policía Metropolitan (que el kirschnerismo votó y apoyó..)?
    ¿Acaso no vieron las denuncias por espionaje de represores conocidos y vinculados todos ellos a Macri?
    ¿No vieron que los colegios se caen a pedazos, que caen dos gotas de lluvia y se inunda la ciudad, que se paralizaron las prolongaciones de subtes?
    ¿No ven que los hospitales se caen a pedazos y tratan de cerrar algunos como el de laglayce o el moyano?
    ¿No ven el maltrato a los docentes de cap durante la lucha de salarios? ¿Acaso no ven las listas negras que armó en los colegios a propósito de la lucha estudiantil y el llamado a que los padres delataran a sus hijos o compañeros haciendo denuncias policiales? ¿No ven un intento permantente de este gobierno por criminalizar la protesta social? ¿No ven que las medidas draconianas de Macri en la vialidad tienen un trasfondo represivo, tales como la que indaga quien consumió droga?
    ¿Acaso no vieron a Macri en acción usando todo el odio de clase contra los inmigrantes hablando mal de los bolivianos?
    ¿o cuándo llamaron al Gobierno a reprimir abiertamente la ocupación? ¿O cuando la Policía Metropolitana reprimió a los indigentes (IGUAL QUE LA FEDERAL) durante los episodios del Parque Indoamericano?
    Sí, todo esto se ha visto. Todo el mundo estuvo al tanto de lo que ocurrió. No son los hechos los que definen esta elección, deberíamos pensar un poco más allá.
    Deberíamos ver la paradoja inmensa que representa que mientras la campaña de Macri se centró en la gestión (que a todas luces es un desastre) la gente votó por la ideología.
    Señores, estoy usando un poco el sarcasmo para no amargarme tanto. Porque ya me amargué en el 2009 y también cuando en el 95 lo votaron al innombrable por la cuota de la heladera.
    Todo esto es deleznable pero forma parte de la realidad, de los que votan. No lo olvidemos.
    Señores, acá no hubo hechos, ACÁ NO HA PASADO NADA.
    ESTE ES EL ESPEJO ABERRANTE AL QUE LA MAYORÍA NO MIRA, PERO REFLEJA; COMO REFLEJÓ CON SU VOTO A ESTA NUEVA IMPUNIDAD

    Y no, porque estaban viendo el curro de Schoklender y a personajes destestables como Rachid saliendo a hacer puterío en todas las radios durante las últimas semanas de campaña.
    La campaña sucia anti-K, como dice LA Barcelona, la hicieron los Rachid, Moyano, Morgado, Schoklender y jueces como Gallardo.
    De Mcri no se habló, poco y nada, las denuncias en su contra apenas si las ponían grupos de militantes de base por acá y por allá (perdidos entre carteles boludos de “Filmus+Ibarra” y videos pajeros de la Cámpora de “colate en la foto” y “pinchale el globo”).Digamos q a Macri nadie le pegó con munición gruesa desde arriba

  7. gus4390

    Pacote: lo que planteo en mi comentario es que la votación no corresponde a una manipulación del voto, independiente de un trabajo Pro-macri o anti-K. Está presente en la ideología de la mayoría hoy.
    ¿Cómo es posible ignorar todo lo que ha pasado y que describí arriba? El votante de derecha debe estar al tanto de ésto, por acción u omisión; y el voto a Filmus y Solanas esconde un olvido de todas esas cuestiones, basando el último tramo de la campaña en ls “seguridad”.

    [responder]

    Claro, vos tenés la fórmula para obtener el voto PRO, sino también el K y el “pinista”. Por qué no se la pasaste a los muchachos de Filmus antes? Sos una joya de analista con el diario del lunes. Igual no explicás nada. Mejor explican los de LaPoliticaOnline (acerca del aparato peronista al servicio del PRO, del ataque cultural de la izquierda progre contra los porteños como “medio”? para ganar? votos) o el AnarcoPeronista (deschavando ese discurso a favor de las tomas de tierras como bien gorila y de pendejos con la vida resuelta y el “tweet” rápido desde sus ipads).

    [responder]

  8. gus4390

    Pacote: no te dije nada especial pq me pareció que tu comentario era de otro tenor. Pero leyendo más arriba no lo podía creer. Hermano, sos un facho con todas las letras, no me interesa a quién votaste.
    Yo sí quiero a los hermanos latinoamericanos que sufren y viven en la miseria. No me interesa dónde nacieron. Vos naciste acá y mirá lo que sos. Out!

    [responder]

    Basurero

    Gus4390:
    No te amargues por los resultados de las elecciones del domingo, porque no son una derrota deportiva de los partidos políticos menos el que salió primero, sino una foto de la opinión política de la población en un momento determinado. La peor reacción de los políticos ante un resultado desfavorable es culpar a los votantes por no comprender su mensaje o no aceptar sus propuestas. Lo que deben hacer es revisar su mensaje y propuestas para ver cómo hacerlas llegar mejor a los votantes. Por supuesto, todo esto está tamizado por las ideologías, tanto de los políticos como de los votantes, lo que hace que muchos mensajes no sean efectivos no por su calidad sino por la ideología refactaria de los votantes frente a ellos. Y ambas cosas se vieron en estas elecciones. Para ejemplificar podemos citar el caso de la campaña del FPV que llegó hasta donde pudo con un mensaje más ideológico, y la campaña del PRO que fue más lavada de ideología y llegó hasta donde llegó. Cuál fue la más efectiva es un debate pendiente que excede este espacio. Y para ejemplificar la reacción equivocada de un político ante una derrota ver: http://basureronacional.blogspot.com/2011/04/de-pino-silvestre-pino-ilustrado.html

    [responder]

  9. sin olvidar de que la mayoria de la poblacion no tiene tiempo ni ganas para pensar mucho porque se somete a mucho laburo en aras del consumo o se acostumbra a que los medios piensen por el y le llenen el bocho desde la radio o la pantalla,o el diario habitual,y que predominan la fuentes antigobierno nacional en el ambiente,con lo que”la gota horada la piedra”,logrando el anti-K.

    [responder]

  10. [...] remitirse a la realidad electoral, es decir a los números (ampliando los conceptos ya esbozados aquí). Luego de los resultados del comicio del 10 de julio último, la gran mayoría de las conclusiones [...]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.