Matando mitos I: Este país no es federal

La idea es demostrar o preguntar algunas ideas por el absurdo. Para enfrentarme con la teoría de que este país no es federal propongo desde la estadística una secesión.

Parte 1: La secesión

Argentina está dividida políticamente en 24 distritos (23 provincias y la C.A.B.A.).

Dividámosla en dos partes con igual cantidad de distritos cada una en un esquema Norte/Sur:

  1. Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Santiago, Tucumán, San Luis, San Juan, Misiones, Corrientes, La Rioja y Catamarca por un lado;

  2. TdelF, Santa Cruz, Chubut, Rio Negro, Neuquén, Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fé, Entre Ríos y la C.A.B.A por el otro.

(OK, la división es arbitraria pero los desafío a otra división que mantenga el 12/12, no sea geográficamente imposible y conduzca a resultados sensiblemente diferentes)

Hoy el grupo 1 contiene el 37% del territorio, 24,5% de la población, el 21,8% de los votantes en la última elección presidencial (22% de los votos válidos), el 29,5% de los votos a Cristina Kirchner (CFK obtuvo en este grupo de provincias el 60,7% de los votos válidos), el 13% del PBI, el 50% de los senadores y el 30% de los diputados. ¡Ah! Y el 32,5% de la coparticipación secundaria (2,5 veces su participación en el PBI).

Ergo el grupo 2 contiene el 63% del territorio, el 75,5% de la población, el 78,2% de los votantes del última elección presidencial (78% de los votos válidos), el 70,5% de los votos a Cristina Kirchner (CFK obtuvo aquí el 40,9% de los votos válidos por lo que tal vez hubiera debido enfrentar un ballotage), el 87% del PBI; 50% de los senadores, 70% de los diputados y el 67,4% de la coparticipación secundaria.

Ahora bien, cuando la historia empezaba (1853? 1859? 1880?) el Grupo 1 tenía el 64% de los senadores (9 de 14 provincias) y el 50% de los diputados (según artículo 46 de la CN). Dicho de otro modo, este Grupo 1 ha sido central en la toma de decisiones políticas históricamente y si ha perdido significación política ha sido a manos de “la realidad efectiva” (por ejemplo las provincializaciones durante el primer peronismo).

Parte 2: las consecuencias

Argentina con 2,78 millones de kilómetros cuadrados de superficie es el 8° en el mundo. Tiene 40 millones de habitantes (32° en el mundo), un PBI nominal en 2008 de 326 miles de millones de dólares (30° en el mundo, es decir algo más arriba que población, y si hablamos de PBI PPA puesto 23 en el mundo). Un PBI per cápita de US$ 8200 nominal (64 en el mundo) y de US$ 14400 PPA (59 en el mundo).

(By the way, ¿entienden por que somos parte del G-20?)

Si nos convirtiéramos en dos países, el grupo 1 el Gran Tucumánchaco y el grupo 2 Pampatagonia (podríamos también llamarlas República Noroccidental del Uruguay y República Sudoccidental del Uruguay pero sería plagio) entonces:

El Gran Tucumánchaco tendría 10 millones de pobladores, un PBI de 42 mil millones de dólares (78 en el mundo, detrás de República Dominicana y 76 en PPA dos debajo de la RD) y un PBI per capita de US$4,200 (92 del mundo, dos lugares debajo de Perú, US$ 7,350 PPA es decir 94 del mundo por debajo de Ecuador y 6 lugares debajo de Perú) con una superficie de algo más de 1 millón de KM cuadrados (30 en el mundo).

Pampatagonia tendría 30 millones de pobladores, un PBI de 284 mil millones de dólares (31 del mundo en nominal y 24 en PPA; es decir casi como Argentina ahora, Pampatagonia posiblemente sería parte del G-20) y un PBI per cápita de US$9,450 (62 del mundo apenas debajo de Uruguay, PPA US$ 16,500 es decir 53 en el mundo por arriba de Rusia y 10 lugares delante de Uruguay y por encima de Chile) con una superficie de 1,76 millones de kilómetros cuadrados sería 16 en el mundo.

(Pongamos en perspectiva de paso algunas comparaciones con nuestros vecinos, porque ni quiero comparar la provincia de Buenos Aires + la CABA con el Uruguay o Chile)

Además, Pampatagonia “recuperaría” para distribuir en sus 12 distritos al menos el equivalente al 20% de la coparticipación secundaria. Asumo que PBG por provincia es igual a % de la recaudación que explican, porque entiendo que para las provincias periféricas es menor pero también que el “gasto real” favorece a los distritos centrales en algunos aspectos (especialmente la CABA) y que ambos factores se compensan.

En otras palabras, Pampatagonia no sería un país sensiblemente menos importante a nivel mundial de lo que Argentina es ahora (lugar en PBI), aunque sería un país menos extenso y con menor población; pero sería un país más rico en el sentido de algo mejor PBI per cápita pero que además tendría mayor disponibilidad de gasto público que la Argentina actual o menor presión fiscal (inversores bienvenidos).

En cambio El Gran Tucumánchaco, sería un país menos relevante que República Dominicana en el “concierto de las naciones” y ni que hablar de “su destino” pensando en que dejaría de disponer de los recursos fiscales que hoy se redistribuyen.

Acabo de convertir a unos cuantos lectores de secesionistas.

Parte 3: las conclusiones

Ahora mis reflexiones:

  1. ¿Este no es un país federal? Es decir, ¿este no es un país en el cual el peso de los distritos (senadores) y de los votos (diputados y elección presidencial) evidencian el peso del federalismo? Diganme “la Kaja”, pero casualmente, “la Kaja” es un mecanismo por el cual el peso “político” de estos distritos permite que reciban una redistribución de dinero (por coparticipación y por decisiones del Poder Ejecutivo). Ergo, su poder de fuego político en una estructura federal es lo que les permite conseguir recursos para los estados y territorios provinciales en detrimento de los distritos con mayor recaudación.

  1. ¿Alguien sabe que hacer con las economías provinciales? El esquema de copa “desincentiva” el crecimiento de las provincias periféricas (lo que no quiere decir que las provincias periféricas no crezcan por motivos ajenos a los incentivos que genera la copa). Total, mientras crezcan las provincias ricas la plata alcanza. Nadie ha podido en 150 años (desde 1859) encontrarle la vuelta al desarrollo provincial salvo en tanto “proveedoras” de materias primas (petróleo, tabaco) para cadenas de valor que “desarrollan” provincias centrales (el petróleo se extrae en Santa Cruz pero parte se destila en el Doque en el GBA, el tabaco se produce en Misiones o Jujuy pero se industrializa en San Martín en el GBA).

  2. ¿Es tan difícil entender que “la Kaja” que ha impedido que se incendien provincias cada 2 días (como sucedía nada menos que durante el mendemismo) es un mecanismo inevitable de gobierno de este país? ¿Y que el próximo presidente va a hacer lo mismo o se le va a incendiar una provincia por semana (a la Méndez) y no va a ganar nunca una votación en el Senado (a la Alfonsín)?

  3. ¿Queda claro que estas son “las instituciones” que pudimos conseguir? La Nacion recauda por todos. Ergo gana poder político desde la capacidad de negociación, en particular con las provincias “chicas” más “baratas” para contentar pero montado en un esquema que las provincias han convertido en leyes sobre todo con el impulso de las provincias chicas, y claro Don Antonio Cafiero, Gobernador de la PBA en 1988 cuando se sancionó la ley vigente de coparticipación, anque Armendáriz, Gobernador anterior, a quién le comieron la “coparticipación efectiva”.

  4. ¿Y que obviamente si el país se divide en dos, en 5 años la inmigración desde El Gran Tucumanchaco hacia Pampatagonia colapsa el GBA que va a terminar en Pergamino y que una estrategia de “subsidio” es inevitable en las condiciones actuales? (digo, a menos que dividamos el país y militaricemos las fronteras, o nos volvamos un país unitario o que le encontremos la vuelta a las economías provinciales).

Sin más. Atte,

Ignatius

Fuentes: población y elecciones el Ministerio de Interior, los datos de coparticipación secundaria son de Lousteau en su libro de 2003, los datos de PBG de la CEPAL en 2005, el resto salío de Wikipedia.

PD1: se lo dedico a finanzaspublicas.blogspot

PD2: Existe algo que se llama la “doble hegemonía peronista” que consiste en mantener el poder desde la “hegemonía” en las provincias periféricas que suman Senado y del GBA que suma los votos a presi y en diputados. Y si, la reforma de 1994 al no modificar la distribución de diputados (que favorece aún hoy a las provincias chicas y a la CABA) pero hacer directa la elección presidencial, favorece “la doble hegemonía peronista”.

PD3: Menem era de una PPPN (Provincia Periférica Peronista del Norte) y Kirchner es de una PPPS (Provincia Periférica Peronista del Sur). El juego de las diferencias es obvio pero busquen los datos.