Una Para Politólogos: El Extraño Caso de Quilmes

Los visitantes del blog ya saben que acá se sostiene (con argumentos bien sólidos) la idea de pensar al conurbano bonaerense como lo que es: una compleja trama de distritos políticos, heterogénea, plural, que nada tiene que ver con esas visiones mal intencionadas o desinformadas que pretenden presentarlo como la misma cosa: un cuerpo homogéneo y monolítico donde todo es igual.
Por supuesto que existen similitudes entre muchos distritos, aunque a veces, no hay que buscarlas por regiones (es decir, toda la zona sur es igual, la zona oeste lo mismo y la zona norte idem) sino en otras particularidades. Por ejemplo, Lanús y Tres de Febrero se parecen en muchas cosas. Lomas de Zamora y San Fernando también.
El Partido de Quilmes no es ajeno a este juego de particularidades, pero hay una que se sitúa por encima de todas las demás. El caso que nos ocupa hoy es único en todo el conurbano: se trata del único Municipio donde nunca un Intendente logró la reelección. Todos lo intentaron (¿quien no?) y fracasaron, ya sea perdiendo una interna, o contra un adversario de otro signo político en la general.
En 1983, el radical Eduardo Vides aprovechó el vendaval alfonsinista y derrotó al peronista Eduardo Caamaño.
En 1987, Caamaño tuvo su revancha contra Vides, de la mano de la renovación que encabezó Antonio Cafiero y que arrasó con todo en aquellas elecciones.
Antes de las elecciones de 1991, Caamaño (que seguía siendo cafierista) perdió la interna contra el duhaldismo que encabezaba Aníbal Fernández.
Para los comicios generales de 1995, Fernández fue a una interna contra otro duhaldista, Federico Scarabino, y perdió.
En 1999, Scarabino enfrentó al radical Fernando Geronés, que aprovechó muy bien los votos que juntaba la Alianza y se quedó con la Intendencia.
En 2003, después de la escandalosa gestión de Geronés, el peronista Sergio Villordo, delfín político de Aníbal F., le ganó muy fácil al radical Salustio.
En 2007, Villordo pensaba que con la bendición K y todo el aparato del PJ a su favor podría retener la Intendencia. Sin embargo, un viejo militante sindical quilmeño, jefe de la seccional local de la UOM, con el visto bueno de la Rosada salió a caminar los barrios, habló con los vecinos, en fin, hizo política y le pasó el trapo a Villordo en casi todas las localidades.
Así llegamos a Francisco “Barba” Gutierrez, el séptimo Intendente desde el retorno de la democracia.
Todavía hay un dato que hace más curioso todo este proceso histórico: Salvo en 1997 y 2001, el Intendente en ejercicio ganó las legislativas de mitad de mandato.


Hasta aquí, los hechos. Veamos ahora unos números:

-En 1983, Vides derrotó a Caamaño por solo 15 mil votos sobre un total de 225 mil ¿efecto Herminio? Podría ser… pero eso solo no alcanza.
-En momentos de crisis del radicalismo (89-95-2001) el peronismo duplicó y hasta triplicó (2001) en votos a la UCR (o Alianza).
-En 1997, primera elección de la Alianza, esa fuerza política obtuvo 135.311 votos en Quilmes. Dos años después, sacó apenas 500 votos más. Igual sumó más que el PJ y el cavalismo juntos (recordar que la boleta para gobernador era la misma). Y ya en 2001, con Geronés haciendo de las suyas sacó ¡20 mil votos!

Algunos datos locales:
-Quimes se divide en 6 (seis) localidades. En orden de importancia: Quilmes, Bernal, Ezpeleta, San Francisco Solano, Villa la Florida y Don Bosco. Tanto Quimes como Bernal (lejos, las más pobladas), se dividen a su vez en Este y Oeste.
-En Quilmes Este y en Bernal Este, predominan las familias de alto NES y bajo pago de impuesto a las ganancias (Artemio dixit) que ya sabemos como votan. Hay algunos enclaves de pobreza pero son minoritarios en comparación al resto. Quilmes Oeste y Bernal Oeste, que sin son pobres, están más repartidos, con primacía del peronismo en los últimos años.
Solano y Villa La Florida son localidades peronistas per se. Hasta las piedras son peronistas ahí.
-Ezpeleta también es PJ, aunque no con tanta holgura, y Don Bosco (pequeña localidad pegada a Bernal Este) es más bien radical pero no decide una elección.
-En el 1997, Scarabino podría haber ganado la legislativa, pero estaba enojado con Duhalde y decidió colgar en la boleta del PJ un Frente Vecinal (?) que armó él en Quilmes, donde estaba el PJ y otras agrupaciones más chicas. El experimento fue un fracaso y lo debilitó para el 99.
-El Partido Polo Social (fundado por el Barba Gutierrez y el Cura Luis Farinello), que llegó a tener una fuerte incidencia provincial, nació en Quilmes.

Ahí tienen, ahora arreglensé ustedes y expliquen esto. Dale Criador.

25 Comments on “Una Para Politólogos: El Extraño Caso de Quilmes”

  1. Compañero Conurbano.
    Lo suyo es incalificable, este post le hace un tremendo daño a la Republica y el Progresismo.
    Como tiene la desfatechez de presentar “datos empíricos” que cuestionan la sabia Teoría sobre la Cárcel Clientelista del Conurbano.
    ¿Un Distrito Electoralmente competitivo, donde la Oposición le puede ganar al Oficialismo Peronista?
    ¿La Mazorca realizando Internas y acatando los resultados?
    UD, Compañero, toma por desinformados y badulaques a los verdaderos hombres libres y esclarecidos; que se dedica a la noble tarea de “liberar” a las masas ignaras de su propia estupidez.
    Un Abrazo.
    PD Espero que la ironía sea evidente. ;-P

  2. Manolo por favor no te prendas a hacer comentarios en este post, no te das cuenta que estás haciéndole el juego a este subversivo que solo intenta echar tierra sobre las 20 verdades repúblicoprogresistas

    1. Peronista basta de llorar. Gobiernan la provincia desde hace màs de veinte años y perdieron una sola elección en ese lapso, signo claro y evidente de que su tarea es impecable ¿Realmente les importa lo que digan las demàs fuerzas políticas absolutamente perifèricas? El ùnico defecto que tienen es que son muy sensibles a las críticas.

      1. Este…. no es asi joven.

        Ud me confunde, o es acaso que piensa que soy un cualquiero?

        A ver… 20 años, si.
        Perdimos una sola elección (la gente de la provincia debe ser muy boba o sabe cuidarse muy bien el culito).
        Esa elección le valió entregar unos valiosos e irrecuperables puntos de coparticipación: si, entonces gracias republico-progresistas no vuelvan más.
        Tarea impecable, gracias se agradece el cumplido. No, no queremos un homenaje, gracias otra vez.
        Somos sensibles a las críticas: SI
        Por que las criticas nos obligan a despedazarnos en elecciones internas para que los demas se caguen en la democratización interna de los partidos y tengan tela que cortar acerca de nuestras prácticas.
        Este último es un solo ejemplo, pibe, ¿querés más?…

        Ahhh y cuando digas “peronista”, por favor antes enjuagate la boca.

  3. Gran trabajo! Nos estas mal acostumbrando…

    Como bien decis, el Barba salió a caminar los barrios y a hablar con la gente, como corresponde.

    Pero además agregaría dos factores que le permitieron al Barba alcanzar su victoria:
    – Que en el último año de Villordo le pegaron por izquierda, derecha y en los medios zonales, donde primaron los prejuicios gorilas y las consignan insustentables. Un anticipo de lo que vendría luego a nivel nacional.
    – La logística que armó para el día de las elecciones con los muchachos de la OUM, flecos del PS, parte del PJ e integrantes de clubes barriales.

    Saludos,

  4. ¿Será entonces que el aparato PJ no es imbatible?

    Aunque si es cierto lo que dice Américo… capaz que una parte se le dió vuelta. En cuyo caos, la lección es: sin aparato (en el buen sentido, esto es, sin ORGANIZACION) no se puede ganar una elección… Ni nada, bah.

    Muy buena. la cronología…

  5. Hola!
    Qué lindo, una nota sobre Quilmes, y sobre el barba.
    Me parece que el caso de Quilmes tiene su particularidad, como bien lo plantea conurbano, y que la última elección, la que ganó el barba, tuvo alguna particularidad dentro de la particularidad de quilmes. Trato de resumir los puntos principales:

    LA PARTICULARIDAD DE QUILMES

    1) Quilmes, más que ningún otro municipio, siempre siguió las tendencias electorales generales (el partido que ganó en la provincia, ganó también en Q, creo que sin excepción). Creo que la explicación de esto es que es una especie de Erie (una pequeña ciudad yanqui que siempre coincidía con la elección general) del conurbano: contiene en chiquitito las proporciones del conurbano. De esto te das cuenta rápido viendo los datos censales y mirando un mapa (está en la mitad de la arteria de expansión del AMBA hacia el sur).
    2) El punto 1 supone que, al menos en quilmes, Omix y Manolo tienen razón: la política local es más (bastante más) que clientelismo y compra de votos. Los determinantes de los resultados electorales locales en el conurbano se pueden resumir en 3 (juro que lo testée): 1) La performance provincial de los principales partidos en cada elección; 2) la vieja tesis de Mora y Araujo (con datos electorales del 73) de asociación entre voto peronista y posición socioeconómica; 3) El peso de los oficialismos locales (sean o no del PJ). Del ´89 en adelante el punto 2 empezó a pesar menos y el punto 3, más. Salvo en Quilmes, y ahí vamos a lo particular de Q.
    3) En Quilmes, a diferencia de la mayoría de municipios del conurbano, el punto 3 importó poco. Es decir, ningún oficialismo local llegó a armar una hegemonía fuerte. En parte, al ser muy parecido al promedio del conurbano, siguió las mismas tendencias electorales y nadie pudo afianzarse mucho tiempo (y en el conurbano en general, hubo bastante alternancia: 83 y 85 ganó la UCR, 87 a 95 el PJ, 97 y 99 la Alianza, 01 a 07 PJ/FPV. Los mismos datos por partidos coinciden con los resultados en Q). Lo PARTICULAR DE QUILMES, es la alternancia dentro del peronismo (Caamaño-Fernández-Scarabino y Villordo-Gutierrez) y, ahí, la explicación hay que buscarla no en “Quilmes” sino en “el peronismo de Quilmes”. Lo único que sé al respecto es que siempre hubieron 3 líneas internas históricas: Caamaño, Abasto y una tercera (no sé si es el anibalismo) y que nunca una pudo subordinar a las otras (como habitualmente pasa en otros lados parecidos, como Lomas, San Fernando o Lanús).
    La falta de una hegemonía interna en el PJ, tampoco permitió una hegemonía externa del intendente en el distrito (como fueron los casos de Viviane-Amieiro en S. Fernando, Duhalde y ss. en Lomas, Quindimil en Lanús, Descalzo en Ituzaingó, etc). Este “hegemonía” de los oficialismos locales no es sólo clientelismo y compra de votos, es algo más complejo y poco estudiado. Un acercamiento es el libro de Javier Auyero “la política de los pobres”.

    LA PARTICULARIDAD DEL 2007

    La elección de Quilmes del 2007 tiene una particularidad más, y es se dio a conocer en marzo/abril de 2007 que Villordo, que ya era acusado por los quilmeños de soberbio, violento, además de reventado (léase: salidor de noche, drogado, que le gustaban los hombres y que había llegado a intendente por ser chofer de Aníbal Fernández), habría atropellado y freezado a un boliviano con la ayuda de la policía. Ahí bajó más o menos 10 puntos (tenía cerca de 40, no demasiado para un intendente, y bajó a 30) e incrementó su imagen negativa (más de 50 %, con lo cual lo votaba el 30 y difícil que lo votara más del 35).
    Hasta acá el barba no contaba demasiado, era como la mayoría de los aspirantes a intendentes, poco conocido y menos votado. Pero supo leer bien la situación y actuar bien en ese contexto. Reforzó y mejoró su campaña, y se fue dando cuenta que para ganar eran necesarios los votos de Quilmes y Bernal (Este). No tuvo apoyo del gobierno nacional para esto, el “visto bueno” del 2006 se esfumó en el cierre de listas, y le terminaron dando la colectora (que le habían negado rotundamente el día anterior) porque toda la oposición lo iba a llevar en un frente único.
    Terminó haciendo buena elección, pero perdiendo, en Solano y La Florida, y ganando en Quilmes, Bernal y Ezpeleta. Ah! además, cortando boleta. Cristina sacó 42 y sus 2 candidatos (Villordo y el Barba) sumaron 56 (27 y 29). El dirigente de la UOM, montonero y fundador del Polo Social, terminó siendo votado por la clase media quilmeña para sacar a Villordo no lo quería (ni lo quiere) ni en figurita…
    Qué tul?

    1. Bombita.
      Sobre los preliminares de la presentación del Barba corría una anécdota.
      En una reunión de Intendentes con Aníbal, este reclamaba apoyo para Villordo ante el peligro de los Transversales, y Curto lo corto en seco.
      “El Barba es un Compañero de la Organización”.
      Cambiaron de tema, porque se acordaron del 2005, cuando el Barba y el Ruso Gdanky presionaron para que el Lupo lo recibiera al Negro antes que a los demás.
      Un abrazo

      1. Mirá vos, interesante. Nadie sabe bien lo que pasa adentro de la UOM.
        De todos modos, el 7 de septiembre el barba estaba afuera de la colectora por decisión de los 6 que se juntaron a armar las listas y de Néstor.
        Abrazo!

  6. En 1999 la Alianza gano en Lomas de Zamora. El candidato a Presidente era el querido Eduardo Duhalde y el candidato a Intendente era el (Intendente) Bruno Tavano. Dejense de joder. Edgardo Di Dio no le podia ganar una eleccion a nadie y le gano a Duhalde en el feudo. Basta de gansadas, sujetos sujetados, votos cadenas y la mar en coche! Me hicieron engranar…

  7. Lic Balena, hay partidos en los que es imposible que pierda el peronismo, eso no tiene nada de malo, también es casi imposible que gane el peronismo en Mar del Plata o en la Capital Federal.

    Quilmes, como Avellaneda, San Martín o Lomas, son partidos bastante desarrollados, con bastante Clase Media, la gente que vive en Banfield, Lomas, Bernal o Villa Ballester no es pobre.

    Son partidos en los que si se viene una gran ola republicana como en el 83 o en el 99 la oposición puede ganar.

    En el 99 la Alianza ganó en Morón, San Martín, Avellaneda, Lomas y Quilmes (además de S Isidro y V López donde siempre gana el no peronismo)
    A Ivoskus y a Sabattella les fue bien y siguen gobernando esos municipios, los demás nuevos intendentes aliancistas fueron un desastre y perdieron.

    En Estados Unidos hay Estados que siempre son rojos y Estados que siempre son azules.
    Hacer política es convencer a los indecisos, escandalizarse porque el peronismo siempre gana en La Matanza es al pedo.

  8. Me atrevo a discrepar:
    en el 99 la Alianza ganò gracias al corte de boleta de Mercuri en Cuartel Noveno contra Tavano,golpe que impulsò Duhalde y que termino conmo termino con Duhalde domesticando al impresentable ….en el velorio del Tano poco tiempo despues en la municipaildad y en el cementerio se lo recordaron a Chiche a viva voz unos cuantos …Porque todos sabemos de quien es Mercuri no?

  9. Bueno pero si en Lomas, Avellaneda, Quilmes, Moron, San Martin, San Isidro, Vicente Lopez y Tigre gana la Alianza (o no gana el PJ en el caso de Tigre) no se a que le llamarian “vulnerabilidad del PJ en el conurbano”. Ahora Avellaneda, Lomas y Quilmes son de un perfil palermitano, primera noticia que tengo donde hay que buscar el conurbano? Haganme un mapa porque ya no se donde esta… Me van a hacer engranar…

  10. Grosos todos.
    La verdad es que esperaba que algunos se sintieran aludidos con un post de este tipo, pero se ve que no, se ve que cuando la ponés arriba de la mesa se quedan sin el cacareo republicano, democrático, sarasarasa. Parece que Aguinis y Quintín no leen AP.
    Saludo el debate y el aporte de todos los cumpas, en especial el de Bombita, que se mandó un post adentro del post.

  11. Gracias conurba!
    Sabés que yo tengo una imagen distinta de cómo piensa la “centroizquierda” ahora, más todavía en AP. Creo que son mucho menos gorilas y republicanos y en general más abiertos e interesados en la sabiduría populista. De hecho, mucha gente que escribe y lee acá no es peronista de siempre, es más bien de estos años (y el peronismo siempre fue eso, una mixtura entre nuevos y viejos, entre los que salen y los que entran). Y creo también que hay mucho más futuro para los proyectos populares acá, en la intersección entre la “nueva centroizquierda” y los peronistas “no esencialistas” que en seguir pensando las cosas como peronismo/pueblo/nación/negrada/me cago en las instituciones vs. gorilismo/republicanismo/micky vainilla/leo revista noticias y escucho Nelson Castro/los negros no pueden gobernar porque cambian el voto por un choripan y lo cocinan con parqué.
    Saludos! ieajotapepé

  12. No digo que Avellaneda, Lomas o Quilmes tengan un perfil palermitano. Si fuera así nunca ahí ganaría el peronismo. Aunque mis amigos de Lomas me juran que “Las Lomitas” le pasa el trapo a Palermo Soho (argh).

    Pero esas ciudades del primer cordón son ciudades desarrolladas, con mucha clase media, con centros comerciales, aunque tengan importantes bolsones de pobreza como Fiorito y Budge en Lomas o Jose Leon Suarez en San Martín.

    No son lo mismo que Jose C Paz o Moreno que son, generalizando mucho, ciudades dormitorio para pobres.

    Si recuerdo bien la Alianza ganó en el primer cordón, Avellaneda, Quilmes, S Martín, Lomas etc, pero en el segundo y tercer cordón Ruckauf le sacó como 300 mil votos de ventaja a Meijide.

  13. Luker:

    No las llamaría “cuidades desarrolladas”, muchas parecen pueblos. En la zona sur, el peronismo puede llegar a perder en las mesas de los colegios cercanos a las vías del tren. Más allá, es todo peronista. Incluso, te pueden ganar una escuela: ponele Carrió ganó en el colegio alemán de Quilmes (ya verás el paño, por eso Cristina perdió con sus dos candidatos, como bien explicó Bombiña), e incluso puede ganar en un par de mesas de Lomas y Banfield y en el centro de Adrogué. La ventaja es que hay pocas fuerzas que representen a esos sectores.

    Ah, te versean tus amigos si te dicen que las Lomitas le pasan el trapo a Palermo. Verso. Ombliguismo lomense.

    Saludos,

  14. El Conurbano, hay un solo error, en el 99 Sacarabino no perdio con Gerones ya que antes perdio la interna contra Saucedo, que fué el que a su vez, perdio con Gerones.. un saludo

  15. He visto al pasar un error: Camaño se escribe Camaño. Si bien suele pasar, siempre será elemental no equivocase en los nombres y apellidos de los protagonistas porque eso afecta al conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *