Atraso, fuga y primarización
Marcelo Zlotogwiazda,cronista.com

Hay sobrados motivos para advertir con preocupación que en el primer bimestre del año la formación de activos externos del sector privado un eufemismo técnico para denominar a la fuga de capitales, fue de u$s 3809 millones. Sumados a los casi 10.000 millones acumulados a lo largo del año pasado, totalizan alrededor del 40% del endeudamiento que en ese mismo período tomó el Estado en mercados internacionales y bajo legislación extranjera. Fueron hasta ahora u$s 35.000 millones de deuda externa adicional que, además de cubrir déficit fiscal, sirvieron para financiar una gigantesca filtración y despilfarro de divisas.

Es notable que semejante proceso de dolarización y fuga suceda en momentos en que no se espera un salto en la cotización. Por el contrario, en el último Relevamiento de Expectativas que realiza el Banco Central los pronósticos sobre el valor del dólar se modificaron a la baja, y se ubican para los próximos seis meses entre $ 15,90 y $ 16,80. Con ese horizonte, aplicando un cálculo financiero elemental se concluye que comprar dólares ahora no es la opción más conveniente. Mucho más redituable resulta el carry trade o bicicleta financiera consistente en aprovechar la tasa de interés en pesos mientras prosiga la calma cambiaria.

(…)

Seguir leyendo el original