¿Cómo opera “el asedio del país real”?
,clarin.com

La lógica en que se funda el asedio a Macri ya la ha usado el peronismo radicalizado en el pasado. Se recordará por ejemplo que Ubaldini sostenía que Alfonsín expresaba la “democracia formal”, la letra de la Constitución, los procedimientos vacíos de contenido del Parlamento, mientras que él y el resto del peronismo combativo eran la voz de la “democracia real”, la que defendía en serio los derechos del pueblo y luchaba por la justicia social, la soberanía y demás. Aunque no hubieran ganado las elecciones. Eso era un detalle.

Con esa idea le hicieron una cantidad de paros generales al primer gobierno democrático, en muchos de los cuales colaboraron con entusiasmo otros partidos y también sectores empresarios. Todos los que creían que Alfonsín era una suerte de error histórico, un liberal encantador de serpientes que había logrado confundir de momento a las masas para frustrar al “movimiento nacional y popular”. Y lo asediaron por tanto durante años, acusándolo de que si no había reactivación económica y distribución del ingreso era porque él no quería, o no sabía qué hacer.

(…)

Seguir leyendo el original