El Petiso vs. los Gordos

No voy a preguntarles cómo están porque, luego de ver los autos que usan, veo que están muy bien”. Lo dijo el desafiante Dante Sica desde su magra estatura al iniciar la reunión con la CGT: su belicosa frase parecía arrancada del período militar de los 70 o del radicalismo posterior en sus dos fases, una copia del estilo beligerante Patricia Bullrich –“la Piba”, entonces, según Moyano– o la nueva moda del catecismo Bolsonaro que brilla en las encuestas y encanta al Presidente quien, al revés del brasileño, suele pensar de un modo diferente del que expresa. (Fuente www.perfil.com).