La meritocracia, para las mujeres, no funciona
,cronista.com

El spot publicitario decía así:

“Imaginate vivir en una meritocracia. Un mundo donde cada persona tiene lo que merece. Donde la gente vive pensando cómo progresar día a día. Todo el día. Donde el que llegó, llegó por su cuenta. Sin que nadie le regale nada. Verdaderos meritócratas. Ese que sabe qué tiene que hacer y lo hace. Sin chamuyo. Que sabe que, cuanto más trabaja, más suerte tiene. Que no quiere tener poder, sino que quiere tener y poder. El meritócrata sabe que pertenece a una minoría que no para de avanzar y que nunca fue reconocida. Hasta ahora”.

(…)

Seguir leyendo el original