La sobrevaloración de las campañas
Mario Riorda,clarin.com

Del tránsito de las elecciones primarias a las generales, ¿es esperable alto cambio y nuevos efectos? No. Eso no significa que: a) Pequeños cambios no den vuelta un resultado donde hubo márgenes muy discretos. Con 0,21%, la diferencia en el tramo de senadores en Buenos Aires se modifica con poco y su efecto político será grande. b) Que haya algunos movimientos en distritos con elecciones intermedias locales donde -preferentemente- los oficialismos han tenido desempeños magros. c) O que algún tema en agenda produzca una revisión del voto, como pudiera ser el caso Maldonado, el caso Nisman o algún otro de alto impacto público.

Pero las estrategias serán efectivas en los márgenes. Y probablemente puedan ser más efectivas aquellas que apuesten a conseguir impactar en nichos, mientras más concretos mejor. Se sabe: las campañas se montan para producir efectos. Presuponen la actuación de la política como forma mediatizada. Compuesta de rituales, los rituales derivan de un poder de representación simbólica, y los medios son la fuente de esa representación. La política es entonces una experiencia mediática.

(…)

Seguir leyendo el original