2011

En el aspecto político, el camino se encuentra despejado para que Cristina se encamine a su reelección. Seguramente una muestra de las posibles dificultades para el año 2011, la vimos en la semana que pasó; una oposición con pocas esperanzas electorales, está dispuesta a jugar el todo por el todo, embarrando la cancha a como de lugar. Pero esta actitud, si bien obliga a estar atentos en todo momento, tiene pocas posibilidades de éxito, la desesperación no es buena consejera y probablemente por ese camino solo empeoren sus chances.

En cuanto a la búsqueda de aliados, mi posición en ese sentido es favorable a la actitud amplia que suele primar en el peronismo. Quienes estén dispuestos a sumarse al proyecto liderado por Cristina, bienvenidos sean. No estoy a favor del peronómetro ni del izquierdómetro. Este es un proyecto en el que confluyen sectores del peronismo y de la izquierda, de hecho la capacidad de aunar esas líneas políticas es, para mi gusto, uno de los aciertos importantes del kirchnerismo.

Me parece difícil que en un año electoral, el gobierno plantee cambios que ocasionen tensiones nuevas en la sociedad. Temas pendientes como; una reforma impositiva profunda, ley de entidades financieras, despenalización del aborto, es probable que queden postergados hasta el comienzo de un nuevo mandato en el 2012.

¿Queda hacer la plancha? Pienso que no. La bonanza económica actual, ofrece la posibilidad de actuar fuertemente a favor de los más necesitados. La redistribución tiene dos momentos principales; el de la captación de recursos (por ejemplo, retenciones, estatización de las AFJP) y el reparto de esos recursos (por ejemplo, nuevos jubilados, movilidad jubilatoria y sobre todo AUH). Sin duda en el futuro será necesario captar más recursos, de allí que mencionara la reforma impositiva, pero un año electoral es el momento ideal para el reparto de recursos. Siendo además, este reparto, el momento reparador por excelencia. Creo por eso que la actualización de la AUH, sumada a la búsqueda activa de los dos millones de niños que por distintos motivos aún no la recibieron, tiene que ser la base de un plan de indigencia cero.

Pienso que el pensamiento pragmático, puesto al servicio de una ideología que cree en la justicia social, es el camino recorrido por el primer peronismo y por la etapa comenzada en el año 2003. Seguir por esa senda es responsabilidad de todos los que creemos en este proyecto.

28 Comments on “2011”

  1. Sobre el primer párrafo, me gustaría advertir que, si bien es algo parecido a lo que yo pienso, hay que tener cuidado en qué influencia puede tener la estrategia de hacer volar todo por los aires por la cual ha optado el eje establishment – Grupo A, pero no de cara a las elecciones del año que viene, donde se revela de vuelo corto; sino de cara a los cuatro años que tendría por delante, en caso de ser reelecta, CFK. Digo, este es un gobierno que, diciéndolo chabacanamente, ha declinado manejar el orden existente, optando por intentar vertebrar algunos cuantos cambios en el sistema de gobernabilidad. Ya vemos las reacciones que provoca en el establishment una situación que lejos está de ser prerrevolucionaria -aunque así se comporta la oposición ante la gestión CFK-, sino que simplemente trata de corregir desequilibrios e injusticias del modelo anterior (aceptemos como válida la definición de «reformismo burgués» que hizo del Gobierno Eduardo Gruner -creo-). Entonces, ¿cómo se hace para obtener los respaldos que serán necesarios para gobernar otros cuatro años en esa onda, teniendo en cuenta que CFK estarña excluida de competir en 2015? ¿Qué grado de compromiso tendrán muchos de los que hoy respaldan -o parecen respaldar- a rajatabla sabiendo que la única que muere en 2015 es, justamente, Cristina, y que ellos deberán seguir contra -si «se portan mal»- los mismos factores corporativos al acecho? Más que solamente pensar en cómo ganar el año que viene, hay que imaginar, también, la forma de garantir la gobernabilidad de cara a los cuatro años que seguirán a ese triunfo -de darse el mismo-, si pensamos no solamente en el triunfo sino en que vendría a significar la continuidad de lo que bancamos. Y en ese marco analizar que cabida tendría la hoy estéril estrategia de crispar todo a la que acude el Grupo A ante cada paso dado por el oficialismo.

    Por eso mismo, recomendaría tomar con pinzas lo que decís en el segundo párrafo -más allá de que yo tampoco haría mucho uso del peronómetro, lo graduaría bien, eso sí, tampoco nos vamos a abrazar a Duhalde-. Está claro que es necesario sumar poder para gobernar como lo quiere hacer Cristina, pero el extremo personalismo de tipos como, por ejemplo -y muy por sobre todos los demás-, Felipe, me hacen pensar en algo poco explorado hasta hoy: la necesidad de reformular los esquemas institucionales del partido, a los fines de atar al programa electoral a quienes gustan de las fugas frecuentes ante la primer adversidad, y, en ese sentido, replantearse el rol del actor que allí tienen que tener quienes realmente han sido inveterados adherentes a este proceso: los movimientos sociales (Pérsico, «Chino» Navarro, Marcelo Koenig -este cuatrimestre es mi profesor de Histori Política argentina en la UBA, dato poco relevante, pero no lo quería dejar pasar-, y demás). Darles mayor preponderancia, que sean los guardianes de las bancas y los espacios institucionales que ganemos, así evitamos huidizos.

    Ojo con lo de las propuestas: este proyecto ganó cuando radicalizó en clave nacional y popular, en especial cuando dio lugar arriba a lo que venía creciendo de abajo. Si sure algo, no debe cerrársele la puerta de una, sino ir viendo, manejando los tiempos: puede que una propuesta legislativa que nazca antes y dure durante el proceso eleccionario puede no ser mala, si se comprende que el del FPV que depende su suerte. Think about it.

    Hay cosas que se pueden hacer de una: la AUH se puede corregir, maquillar y ampliar por simple DNU, y con eso obligas a los demás a reconocerte cosas; también hay la posibilidad de encontrar un camino que una la enrome cantidad de recursos existentes hoy en el Fondo de Garantía de ANSES con la generación de empleo y el estado de la clase pasiva en la actualdiad (planes de blanqueo de empleo contra créditos a la producción y paralelamente mejorar los puntos de partida desde los cuales opera la movilidad jubilatoria, especialmente, claro está, en las mínimas).

    Hay mucho trecho por explorar, y, sobre todo, hay espacio, colchón y material con qué hacerlo. Pero todo debe ser pensando, no solamente en ganar, sino en cómo se vivirá si se gana.

    1. Pablo, me parece muy acertado lo que decís en cuanto a que la «actitud desesperada» de la oposición, no es solo para el año que viene, sino que puede prolongarse. Uniendo esto con la amplitud a la hora de recibir a quienes quieran acompañar ahora, que propongo en el post, yo diría que lo esencial me parece ver en quién recaerá el liderazgo para el 2015, ya que siempre dentro de un proyecto los habrá más o menos comprometidos, la clave para mi es la cabeza del proyecto. Por ahora Cristina es una garantía que tranquiliza a cualquiera, pero ¿después? Simplemente me parece temprano para pensar eso ahora. Paso a paso, diría el mostaza Merlo.
      En cuanto a lo de radicalizar en clave nacional y popular, comparto completamente, así como las propuestas que mencionás me parecen muy buenas. Simplemente, como digo en el post, separo el momento de hacerse de recursos, con el de repartirlos; y creo que un año electoral, es momento de repartir, más que de intentar ir por nuevos recursos. Por eso comparto tus propuestas que van en esa dirección. El 2012 en cambio, con una elección como la que se perfila, igual o mejor que la del 2007, será un buen momento para pensar en captar nuevos recursos que luego sirvan para redistribuir.

      1. Sergio:
        Me parece que tu análisis parte del presupuesto de que la mayoría de las variables que juegan en una sociedad se congelen: ya está todo, o casi todo, y ahora hay que acostarse a dormir hasta octubre del 2011, puesto que nada importante puede pasar. La única excepción sería tratar de recaudar más para distribuir más, cosa que un año electoral así lo exige.
        Nuestra sociedad no solo es impredecible, sino que muchas veces ocurren acontecimientos que escapan a la voluntad del gobierno y/u oposición. Doy un sólo ejemplo: la reforma electoral: ¿habrá internas abiertas obligatorias?. Si no lo hay, el panorama va a ser mus distinto al que existe actualmente en cuanto a las candidaturas, modificándose el escenario. El gobierno parece esperar hasta último momento para la reglamentación, una táctica que parece le conviene pero que se le puede volver en contra, puesto que si dice que sí en el último minuto, es probable que la justicia le diga que ya es tarde.-
        No hay que adelantarse, nada está asegurado para el 2011.-
        Saludos.-

      2. Daio, asegurado nunca hay nada, ni en política ni en ninguna otra cosa. Pero no comparto en absoluto que nuestra sociedad sea impredecible. Los modos en los que se perfila políticamente no suelen cambiar con rapidez. Así como en el 87 ya se preveía una victoria del peronismo para el 89, en el 93 la futura reelección de Menem, en el 97 la victoria de la Alianza, en el 01 la caída en picada del radicalismo, aunque allí no estuviera claro quién ganaría, en el 05 la futura victoria del kirchnerismo.
        Luego de la caída de imagen de Néstor y Cristina en el 08 con la 125, recién se hablaba de recuperación real, en los últimos meses antes de la muerte de Néstor, es decir, dos años después, y solo se revirtió completamente con el episodio del fallecimiento de Néstor.
        Recuerdo haberme sorprendido por algunas idas y vueltas bastante abruptas en las encuestas en Brasil, si no me equivoco, en la que gana Cardozo en el ¿98? en las encuestas Lula iba primero con cierta comodidad y en pocos meses la situación se revirtió completamente. En las que gana Lula en el 2006 recurdo que en los pocos días de la primera vuelta al ballotagge se dieron vuelta 2 millones de votos que se pasaron de la oposición a Lula. En la campaña de este año, Serra arrancó en punta y luego Dilma lo superó.
        En Argentina es difícil encontrar ejemplos así. Las tendencias se mantienen bastante y tardan en cambiar. Aunque por supuesto eso no significa que esté todo dicho, excepciones puede haber siempre. Saludos.

      3. Sergio:
        Escribes: «Luego de la caída de imagen de Néstor y Cristina en el 08 con la 125, recién se hablaba de recuperación real, en los últimos meses antes de la muerte de Néstor, es decir, dos años después, y solo se revirtió completamente con el episodio del fallecimiento de Néstor.»
        Ahí tienes algo impredecible, la muerte de Kirchner, que por ahora alimenta la imagen positiva de la Presidenta, pero que significó algo que pocos aún quieren ver: la muerte del Presidente; cuando la sociedad reaccione ante esa muerte, veremos que pasa.
        Saludos.-

      4. Sí, Daio, cosas impredecibles hay, pero la muerte de Néstor solo aceleró un proceso que venía ocurriendo.
        Tu frase tiene algunas incongruencias, primero hablás de la Presidenta, lo que demuestra que estás informado de la elección del 2007, en la que Cristina sacó el 46% de los votos. Pero luego hablás de la muerte del Presidente, supongo que será un error de tipeo, habrás querido decir, ex Presidente.
        No te ilusiones Daio, en este caso no vale la pena, creeme, la sociedad tiene perfectamente claro lo que pasó y pasa, lo tiene más claro que nunca. Saludos.

      5. No Sergio, para mí murió el presidente real.
        En un acto fallido lo reconoció José Pablo Feinmann: «Kirchner está muerto, murió Kirchner, asume… bah, no asume, está, está, eh… Cristina Fernández».
        Naturalmente hay que esperar algunas semanas, que se levante la barrera del luto, para ver como funcionan las cosas, esperemos sea lo mejor posible, no puedo desear otra cosa.-
        Saludos.-

      6. Sergio, profundicemos en la institucionalización del partido. Esa es la ruta. Discutamos, matémonos, caguémonos bien duro a patadas, pero dentro de la unidad básica. Y para afuera, y en el parlamento muy especialmente, llevamos todos la misma e inmodificable casaca. No puede volver a pasar una proliferación de rebeldes como a partir de la 125. El bloque parlamentario no puede no acompañar inalterablemente las políticas del gobierno. Y para eso, es necesario galvanizar el apoyo vía organización interna.

        Daio, primero que el repunte en las encuentas es previo a la muerte de Kirchner; y la primacía de CFK especialmente, también (motivo principal, ese, por el cual más allá de todas las especulaciones que se tejían, en 2011 la candidata iba a ser CFK, aún con Néstor vivo). Lo otro, lo de la muerte del «Presidente real» es ridículo, se cae el argumento por el propio peso de su inconsistencia, y surge el mismo de una enorme e increíble incapacidad de leer el proceso político que significó el kirchnerismo, dados los extremadamente cerrados y vetustos esquemas a través de los cuales el grueso del análisis político ha intentado descifrar el mismo. Creer que Néstor y CFK tenían opiniones distintas sobre los temas de estado, suponer que Cristina a veces quería hacer algo y que Néstor «no la dejaba y se hacía lo que el quería» es, además de misógino (porque resulta ser que varias de las iniciativas del mandato de Kirchner tuvieron impronta de ella: Corte, Consejo de la Magistratura, DNU, y no hubo drama nacional, todo grupo político tiene un núcleo más reducido de decisores que el «normal» que se pueda pensar, y no hay en ello daño alguno), absolutamente carente de anclaje fáctico y probatorio alguno. Meramente trascendido médiatizado elevado a categoría de verdad ineluctable que habla mal de quienes lo sostienen, por malaintencionalidad y poco rigor. Cristina manejaba algunos temas, Néstor otros, pero lo formal jamás se irrespetó. Es más, yo pro arriba he mencionado mi trato con Marcelo Koenig, que sí es fuente fidedigna (no como el grueso del periodismo argentino, que vive de pif en pif) porque tiene y tuvo trato con el «matrimonio gobernante», y él me contó que ella solía joderlo a Néstor, haciéndole notar que era él quien verdaderamente tenía compromisos con el establishment y con el PJtismo: ella, por el contrario, se vanagloriaba de no tener ese tipo de ataduras, de «casi no conocer a Magnetto», y el propio Jorge Fontevecchia habló alguna vez de que la ley de medios salió por impulso de la propia Cristina que jamás sintió como cierto lo de que contra Clarín no había que ir, y que jamás consultaría nada con Magnetto.

        A ver si empezamos a respetar a una persona que ha demostrado (y está demostrando, de hecho) tener con qué. Que ha hecho algo más que recorrer sets de TV y llenar cajas con denuncias en su vida. Citar a Feinmann por una declaración ocasional no sé si da para reír o para llorar.

      7. Pablo D:
        Me baso en el análisis de Hugo Quiroga sobre «La resignificación del sistema presidencialista», quien entiende que a partir del 2007 la esfera del ejecutivo se ha transformado en una entidad dual: «por un lado, una especie de jefe de Estado, en el llano, con reconocimiento público, que es Néstor Kirchner y, por el otro, un jefe de gobierno, con todas las facultades constitucionales,la presidenta Cristina Kirchner». «El jefe del justicialismo ejerce una influencia real sobre las decisiones gubernamentales, que excede las funciones de presidente de un partido. El ex Presidente actúa e impone sus criterios en los asuntos de Estado, en temas vitales como el económico, el político-institucional y la estrategia de gestión, lo que muestra una representación ilegítima del poder estatal.» «Esta irregularidad constitucional es una clara demostración de la confusión institucional de lo público con lo privado, que conduce al desempeño de funciones gubernamentales de quien no tiene atribuciones para ello. El carácter privado y personal del poder oficial concebido por Néstor Kirchner, y aceptado por su esposa, revela un nuevo armazón institucional que parece adquirir la forma de una organización estatal neopatrimonial, al dejar al desnudo la propiedad privada de las funciones públicas».- En: La república desolada. Los cambios políticos de la Argentina (2001-2009). Edhasa. Bs. As. 2010. págs. 159/162.
        Naturalmente con la muerte de Kirchner, esto se ha convertido en materia de un análisis histórico.-

  2. Daio: No te preocupes por no disponer más de la muletilla del «doble comando». Tus letristas ya lo reemplazaron hablando de «el muerto» y «la viuda».

    Éso sí, no mencionan nada sobre los cadáveres políticos a los que nos enfrentamos.

  3. Daio, ¿y quién viene a ser Hugo Quiroga? ¿De dónde sacaría ese conocimiento tan íntimo de la relación entre la presidenta y el ex presidente como para poder hacer esas afirmaciones sobre la división del poder? ¿Por qué su opinión vale más que, por ejemplo, la de la dueña de la carnicería de la esquina de mi casa?

    1. Martín L:
      Por empezar, la descripción de Quiroga coincide con la que han realizado numerosos analistas políticos, no es algo novedoso, sino que la cité porque entiendo que coincide con la forma como se ejerció el poder gubernamental desde el 2007.
      Quiroga es un estudioso de nuestro pasado reciente, doctorado en diversas especialidades en ciencias políticas, vinculado a la defensa de los Derechos Humanos, y que tiene dos excelentes estudios: «El tiempo del Proceso» y «La Argentina en emergencia permanente», que analiza el periodo 1976/2005, estudios que se completan con el que he citado anteriormente.-
      Hay personas que se dedican al estudio y la investigación, cuyos análisis podrán o no ser aceptados, pero compararla con la propietaria de una carnicería, me parece un poco pueril.

      1. Tampoco elevar la palabra de un tipo que seguramente tiene grandes pergaminos a la categoría de verdad revelada en base a un ad hominem. ¿Cuales son los numerosos analistas políticos a los que haces referencia? ¿Aliverti, Wainfeld, Natanson, Mocca, Gruner, entran en esa categoría? Me parece que no estás teniendo en cuenta que nosotros a cualquier cosa que leemos en Clarín, LN y afines no las tenemos en cuenta en lo más mínimo.

        Insisto, sentenciar, en base a nada, porque es en base a nada que lo hacen, que Néstor y CFK tenían opiniones distintas y que en ese duelo prevalecia la del primero, es absolutamente liviano. Y misógino, reitero, pasar por alto las cuestiones que el mismo Néstor Kirchner reconocía que, de su gestión, había decidido su esposa (repito: reducción de miembros de la CSJN, reforma del Consejo de la Magistratura, sanción de la ley reglamentaria de DNU), y tomar eso como normal y que cuando Kirchner tuvo relevancia en el armado de Cristina, tomarlo como copresidencialismo.

        Un profesor me dijo una vez, «la explicación más sencilla es la correcta casi siempre». Y lo que ustedes postulan es más rebuscado que lo que postulamos nosotros: un grupo político integrado por un matrimonio de militantes que discutían sus decisiones en privado y de quienes no se conoce que entre ellos hayan surgido divergencias sobre los cursos de acción a llevar adelante, y que se repartieron tareas que hacen a más que la mera gestión según lo que mejor manejaba cada uno, sin que ello importe una ofensa a la institucionalidad (si no, deberíamos decir que Menem compartió la presidencia con Cavallo porque Cavallo tenía mucho poder, y sería una ridiculez decir eso).

        Seriedad, muchachos.

      2. «…que nosotros a cualquier cosa que leemos en Clarín, LN y afines no las tenemos en cuenta en lo más mínimo.», me parece coherente con quienes piensan que han descubierto la verdad, así siempre pensó y actuó el peronismo, por eso censuró a Jureteche y a Scalabrini Ortiz.
        Bueno.Cristina tiene un año por delante para demostrar que es distinta que Néstor.

      3. ¿Y qué quiere que tome en cuenta? Las denuncias de sobornos que ellos vienen diciendo que no es necesarios probarlas pero igual son verdad? El caso coimas en Venezuela? El ocultamiento del caso Marcela y Felipe? Las supuestas amenazas de muerte a Leuco?

        Si se tratara de opiniones distintas sobre un sucedido, sería una cosa. Pero el caso acá es que siempre ustedes operan interpretaciones sobre la base de una cantidad de datos falsos, como en este caso lo es el hecho de que Cristina es simplemente una mina que tenía sexo con Néstor Kirchner. Así parece caracterizarla usted. Entonces no hay debate posible allí.

        ¿Por qué tiene que demostrar que es distinta? ¿Por qué tiene que cambiar algo?

        PD: Yo pensé que esos dos que nombra eran pensadores del peronismo, me habré equivocado.

      4. Si Jauretche y Scalabrini Ortiz eran pensadores, precisamente que de pensar se trata, pero pensar en libertad.
        “Durante la época de Perón me tuvieron con la boca tapada. Ni un diario me abrió sus columnas. Ni una revista. Ni una tribuna. Sólo alcancé a dar tres conferencias en un centro obrero y Borlenghi lo hizo clausurar. Es claro que mi obra tenía un precio: el precio que siempre pongo, la absoluta libertad para escribir y el gobierno de Perón hubiera sido constantemente hostigado por mí, para bien del país y de Perón”, recordaría Raúl Scalabrini Ortiz.»Citado en: Norberto Galasso. Scalabrini Ortiz. Cuadernos de Crisis. Bs. as. 1975. pág. 54.-
        “Estaban prohibidas las ideas y el pensamiento que profesaba, lo tuve prohibido bajo la vigencia de esas ideas porque la política pequeña del movimiento triunfante en el 45 no toleraba que llegasen hasta el pueblo los hombres que pudieran tener alguna independencia.” Denunciaría Arturo Jauretche, citado por Norberto Galasso. Jauretche. Barajar y dar de nuevo. Bs. As. 1983. pág.90.-
        Algunos que ahora parecen encontrar ciertos valores, que por aquí cuesta aceptar, como el gobierno cubano que llamó a aceptar la diversidad y a respetar las discrepancias durante el debate popular que tiene lugar en Cuba para analizar los cambios para actualizar el socialismo, señalando que la diversidad es fundamental, que la vida se enriquece cuando hay discrepancias y eso tiene que ser una máxima dentro del Partido Comunista de Cuba.-
        Dentro de este debate,»Granma» ha citado un viejo proverbio chino:
        «Si escuchas a las partes, se hará la luz; si escuchas a una sola, permanecerás en las tinieblas».
        Tardaron más de 50 años en darse cuenta, pero nunca es tarde.-

      5. perdón daio, pero la cita no debe ser el pasaje más inspirado del señor quiroga. no al menos como texto de investigación.

        como texto académico va al aplazo directo.

        es un cita digna de un articulo de opinión. de de esos medios psi, chimentosos, más digno de los que salen en la viva con la firma de un licenciado en algo que la de una publicación universitaria digna de rigor científico.

      6. Lo de Cristina distinta de Néstor, es una afirmación de Pablo D, por lo menos en los temas opinables según escribe más arriba. Lo que Cristina tiene que demostrar es que sabe gobernar sin Néstor; me parece que después de todos los infinitos elogios que se expresado con relación a Néstor, su ausencia algo se debe sentir, por lo menos si se le da cierta coherencia al discurso oficialista.
        Si la mesa examinadora de Hugo Quiroga está integrada por militantes del FPV, no por jurados idóneos, es posible que reciba un aplazo. Guillermo O’Donell es diversos trabajos opina lo mismo que Quiroga, pero por supuesto ahora son todos chismosos sin rigor científico. ¡Cuanto les cuesta aceptar una opinión diferente que hasta han llegado a crucificar a la pobre Griselda Gambaro! ¿Quién la subió al avión, expreso Cristina? ¡Ay si se pudiera clonar a Ricardo Forster!

    2. daio,

      ¿cómo va a mostrar cristina que es distinta que néstor?

      políticamente, digo. ¿tiene que privatizar las afjp?

  4. «Bueno.Cristina tiene un año por delante para demostrar que es distinta que Néstor.»

    Daio, pobre hombre ¿A QUIÉN debería demostrarle algo? ¿PORQUÉ debería demostrarle algo? ¿A ustedes? ¿Quiénes son ustedes? ¿Qué pergamino acreditan? ¿Son los fiscales de la Nación?

    A USTEDES no se les debe ninguna explicación. Mucho menos demostrar nada. Si existe algún compromiso, en todo caso, es a quienes la votamos. No a USTEDES. Y por nuestra parte, no nos debe demostrar nada. Hace siete años que viene demostrando todo lo que dio y aún puede dar.

    Bájense del caballo, caraduras. ¿Quién mierda se creen que son?

    Así que Cristina les tiene que demostrar algo. Mirá vó.

    1. Perdón. Me equivoqué. Le queda menos de un año. Que se apure. Que no siga con los dos o tres discursos por días, que era lo que hacía antes. Ahora no está el Néstor para encargarse del gobierno.-

      1. Le queda menos de un año para mantener. No para cambiar. Porque así como está, arrasa en todas las encuestas. Ya antes de la muerte de Kirchner estaba claramente posicionada como la mejor candidata. Y ahora creció más todavía. Antes estaba cerca de ganar, hoy es muy improbable que alguien se le acerque siquiera. Del otro lado, a Lilita nadie ni la menciona. No supera el 5%, ni lo va a superar.

        Daio: A propósito de la discusión del otro día, nada que ver con lo de este post. Acerca de aquello que presentar otro proyecto de presupuesto del que presenta el jefe de Gabinete. Usted y algunos otros me dijeron que no había norma alguna que impidiera que eso fuese así. Mi pregunta es: ¿No es acaso una doctrina constitucional extendida aquello de que la primera parte, la dogmática, la de los derechos, hay que interpretarla en forma amplia, y que en base a ello todo lo no prohibido está permitido; y con la parte orgánica exactamente al revés, es decir, que todo aquello que específicamente no está estipulado está vedado? Entonces, si el articulado deposita expresamente en el JGM la facultad de presentar el proyecto de presupuesto, y para el Congreso queda fijarlo en base al espíritu del programa de gobierno, no estaría tan errado el Senador Calcagno cuando dice que es inconstitucional lo que intentó la oposición, y que no se puede tratar otro proyecto que el del art. 100 inc. 6º.

      1. Es presidenta de todos, como dice usted, Sopa, pero se debe, también, al proyecto de gobierno en base al cual se ofertó al electorado. Por ende, insisto en preguntar por qué debe gobernar con otro que ese.

      2. sopa, no es cierto. los que votaron al fpv tuvieron lo que esperaban de su voto.

        y algunos nos sumamos en el medio.

        y la presidente se debe al pueblo entero, claro. ¿pero qué significa «deberse al pueblo»? esa respuesta es ideológica, varía con quien la enuncie, razón por la cual la presidenta se debe al pueblo actuando según lo prometido en campaña y apoyado por sus votantes.

        porque si deberse al pueblo significa que actue en contra de su plataforma electoral, inmediatamente estaría traicionando a su electorado (como hizo cobos) y por consiguiente, al pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *