Carta abierta al Señor Vicepresidente de la Nación Argentina

(Nota del editor: la foto corresponde al día del anuncio por parte de Cristina Fernández del envío al parlamento del proyecto de ley de la resolución 125. Desición en la cual participó Cobos cuando, como se señalará en el texto, su postura no era No – Positiva)

Al excelentísimo Sr. Vicepresidente de la Nación

Ing. Julio César Cleto Cobos

De mi consideración:

                                                                                             Me dirijo a Ud. en un día bastante especial. Porque mientras escribo estas líneas, se cumple un año del día en que Ud. decidió abandonar el proyecto nacional y popular desde el cual fue electo por mi y otros nueve millones más de argentinos, como vicepresidente de la República. En aquella histórica sesión del senado, con su voto, mas que tumbar un proyecto de ley en particular, se aparto del mandato popular de ser acompañante de la actual Presidenta Cristina Fernández.

 

Quiero que sepa que no lo considero una mala persona.  No le guardo rencor. Ni siquiera quiero reprocharle el hecho de su cambio de postura, incluso dentro del devenir mismo del conflicto con las cámaras patronales agro financieras. El motivo de estas líneas, no es otro que el de comunicarle uno o varios sentimientos que me invade: dolor, decepción, desconcierto. Porque, ¿qué mas que dolido puedo sentirme tras darme cuenta de que quien consideré para otorgarle el primer voto vicepresidencial de mi vida, hoy genera alianzas opositoras con quienes, en aquel glorioso octubre de 2007, representaban intereses opuestos a los cuales usted se comprometió defender?

 

Le cuento algo. La fórmula a la que, con mucha ilusión apoyé en oportunidad del último recambio presidencial, de la cual Ud. formó parte, representaba para mi un viejo anhelo. Porque siempre creí que había sectores del peronismo, mi partido, y del radicalismo, el suyo, que tenían el deber de coincidir en un proyecto común, pues eran (son, creo), muchos los puntos en contacto que unen a ambos movimientos. Ud. lo sabrá, hubo representantes históricos de su partido que junto a aquel gran general pusieron la piedra fundamental al partido de masas más grande Latinoamérica. Y sabe Ud. también que dentro de su partido, reacciones conservadores de facciones internas desviaron el propósito fundacional y sentido histórico que sus gestores quisieron darle. Yo creí que la Concertación albergaba, bajo su conducción, a representantes de la línea popular. Me equivoqué, visto el devenir de los acontecimientos. Siento una gran frustración, entonces, por la oportunidad perdida. O porque la ilusión haya durado tan poco.

Supongo que Ud. siente que no le debe nada a nadie. Está en su derecho de hacerlo. Pero de todos modos, le dejo picando para que piense, con una mano en el corazón, si realmente piensa que no tiene nada que agradecer al Dr. Kirchner, quién confió un su persona para conferirle el privilegiado sitio de lugarteniente de la futura Presidenta de la República. Ud. mismo les decía a sus correligionarios que Kirchner no los necesitaba para obtener el triunfo. Y que, pese a ello, eran invitados a formar parte de un proyecto. Me gustaría saber que ocurrió para que tan rápido abandonase las ideas que le encomendamos defender. Tenemos, creo, derecho de rogárselo todos aquellos que decidimos que era Ud. el más indicado para ocupar la segunda magistratura de la República. Espero que considere algún día, antes de 2011, decirnos algo más que un simple “tenía que salvar a la República de un caos” que solo estaba en su mente. Le recuerdo, por caso, que su admirado y recientemente extinto Dr. Alfonsín fue quien dijo que los lugares no eran de los hombres sino de los partidos. Puede verlo en el sitio youtube (y en los comentarios voy a acercarle los links de dichas afirmaciones). Piense en esas frases y su aplicación a la actualidad. Medite que no debe abandonar su puesto. Todo lo contrario. Más bien, asumirlo.

 

Confío en que estas palabras logren arrancarle alguna reflexión. Deseo que así sea tanto como deseaba el día que asumieron sus cargos Ud. y la Dra. Fernández, la ventura en el desempeño de los mismos que hasta acá ha brillado por su ausencia, lamentablemente.

 

Con sincero respeto, un fuerte abrazo.

 

Pablo Daniel Papini.

(También aquí)

About Pablo D

Abogado laboralista. Apasionado por la historia y la economía, en especial, desde luego, la de la República Argentina.

View all posts by Pablo D →

9 Comments on “Carta abierta al Señor Vicepresidente de la Nación Argentina”

  1. Si comparamos las votaciones de 2007 y de 2009 vamos a encontrar grandes diferencias en muchos distritos y escasas en otros.
    Si analizamos las diferencias sociológicas entre las dos elecciones, también vamos a encontra diferencias en el apoyo a las fo´rmulas K entre 2007 y 2009.
    Es una coalición que se rompió. No se rompió arriba, en la superestructura, se rompió abajo, en la base.
    Unos consideraron motivante la épica que quisieron armar en la guerra contra el campo, otros lo consideraron aberrante y los abandonaron. tal vez unos hayan quedado más convencidos que antes, y otros en la vereda de enfrente.
    Como en todos los divorcios, esta la típica lucha sobre «esta mesita es mía» «el stereo lo compré de soltero» «este es el reglo de mi tía Maruca». Cobos piensa que le tocó la Vicepresidencia y se la lleva. En nombre de los ex-votantes del FPV.

    1. Es una simplificación y una ingenuidad lo que decís.
      Se rompió y la rompieron.
      ¿Que son los Medios? ¿El tercero en discordia de un triángulo amoroso?
      Eso de «se rompio en la base» es hablar con el diario del lunes.

      1. Mi tía maruca decía que siempre hay un tercero.
        Pero no cambia el asunto de fondo. La última elección ratificó que el rompimiento era mucho más profundo que la disidencia de Cobos. No es cuestión de tener el diario de mañana, solo escuchar la calle.

    2. Que se yo. Puede que coincida con Mariano. En realidad, muchos votaron por ideología, otros por la estabilidad que el modelo ofrecía, como dijo Escriba hace bastante. La cuestión acá no hace a que hicieron las bases. Yo creo que a Cobos lo pusimos para algo y no cumplio.

  2. Muy bueno.
    Sobre todo el final: no debe abandonar su puesto, sino asumirlo.
    Genial.
    Igual, ya nadie quiere que lo asuma.
    Una contribución de Cobos al sistema político, a la democracia y a la «paz social» que él tanto pregona junto con el «consenso», sería que, mientras sea el Vicepresidente, se dedicara a su rol institucional y no a armar listas opositoras, a dar notas erosionando al Gobierno y a crear titulares como: «Los Senadores venían calzados con fierros porque Argentina era el Far West».
    ¡Lo hubieras llamado a John Wayne, Cobos!
    Si la oposición podía pedirle a Néstor Kichner que se corriera. Que desapareciera de la escena pública. Que se callara la boca, en resumidas cuentas, nosotros podemos pedirle lo mismo a Cobos.
    Cobos: ¡calláte, botonazo!

    1. Si. Si sabés eso, a la tumba master. Muere con vos. Pero bueno, se dieron así las cosas. Pero yo discrepo con vos en una cosa. Yo sí quiero que asuma su puesto. Una vez en la san re puta vida, se tienen que hacer cargo de las plataformas.

      1. Tenés razon.
        Como que me contradigo: nadie quiere que lo asuma y despues digo que se dedique a su rol institucional.
        Me decido: quiero que se dedique a cumplir como Vice y se calle la boca.
        Si va a ser opositor, que sea opositor desde afuera.
        Igual, no quiero que se vaya. Solamente agregaría mas leña al fuego y sería un mayor problema para el Gobierno.
        Todos los titulares serían: ¡Caos! ¡Pánico! ¡Extrema debilidad institucional!
        Y ahí los medios entrarían a darle pa que tenga y guarde Cobos para entronizar a Macri. Y ese si que me causa miedo.

  3. Sr. Vicepresidente de la Nación: Con estupor leo hoy al pasar por un puesto de diarios el tituo del Diario Clarín, que por supuesto por ser nada más que prensa opositora y de la más feroz y no dedicarse a informar sino sólo a bajar editoriales de sus dueños, ó su dueña hoy acorralada por el pueblo y parte de la justicia por el tema de sus nietos hijos de desaparecidos, lo que ud. comentó de la, perdón, de nuestra Presidenta de la Nación, Sra. Cristina F. de Kirschner.
    Lo lamenté mucho, porque se supone con un Vicepresidente está para ayudar a la Presidenta y no para hacer el papel que Ud. está haciendo desde hace un tiempo. Patético le diría, y de muy mal gusto. Además de otros epítetos que se merecería adejetivar por no estar cumpliendo las funciones que dice la Carta Magna que debe tener un Vicepresidente. Qué le pasó..??, por qué esta actitud tan insospechada y fuera de toda conducta moral y de compañerismo, no lo sabemos, a pesar de que ya hay muchos rumores por la calle, ud. la recorre…??, diciendo que forma parte de un sentimiento esquivo de algunos políticos que no soportan tener a una Presidenta inteligente y mujer. Y ud. convengamos, está atrás de ella, en el cargo institucional, y no mostró y creemos millones que ya no lo hará, ningún viso de inteligencia, buen tino, buen sentido, y compañerismo para esta Epopeya que decidimos hacer millones de Argentinos, con nuestra Presidenta a la cabeza, para levantar a este pais de las corporaciones explotadoras, de los políticos ignorantes y explotadores, de la corrupción de guantes blancos, y de todo lo que Ud. ya sabe, pero no le interesa ver y modificar.
    En una palabra, Sr. Cobos, Ud. está molestando, está estorbando, y está dificultando la tarea no de la Sra. Cristina como Presidenta, sino el bienestar mental, físico y humano de todos los argentinos.
    Ud. se imagina levantarse un dia y ver que el Vicepresidente de la Nación está atacando a la Presidenta de la Nación…??, qué pasa por nuestras mentes entonces…??, por nuestros corazones..??, que aquí ya no se puede vivir, que aquí ya no se cree en nadie, que esto es una verguenza, que quién es este señor para estar ahí adentro, con la Presidenta, que se supone debería estar juntos creando y modificando temas puntuales y «ACUCIANTES» de la Argentian y sólo se dedica a salir por los medios, con rostro parsimonioso y sereno, pero tirando flechas, verdaderas sarvatanas venenosas no sólo a la Sra. Cristina, sino a todos los argentinos..!!!.
    No se dió cuenta de esto, no recuerda acaso la carta abierta que le hizo el artista popular y muy querido por todos Leonardo Favio..??.

    Finalmente un consejo, de alguien que como está afuera de su entorno, ve mejor todo, y palpa dia a dia, por profesión y por muy buen observador y ser humano que soy, lo que piensa la gente de ud. Pero todavía está a tiempo, renuncie por favor, haga un mea culpa, una profunda autoreflexión, y se dará cuenta que liviano, feliz, auténtico, y pacifíco ser humano argentino, se sentirá cuando haga esto. Y el mundo, y nosotros todos, veremos que tenemos y que seguimos con un gobierno popular que finalmente se decidió a hacer las cosas que montones de años estábamos deseando que por fin se hiciera.

    Muchas gracias por leer mi carta, ó quizás alguien que se le acerque.

    De un ciudadano argentino que todavía quiere CREER Y CRECER.

    Miguel A. Pascale Messina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *