Clase de imperialismo contemporáneo, por Emir Sader.

Original Publicado en el Blog de Emir Saer , 30/11/2010

(La traducción al Español es nuestra por lo que puede tener errores).

Los EE.UU. se convirtieron en un poder imperial en la disputa por la sucesión de Inglaterra como potencia hegemónica, con Alemania. Las dos guerras mundiales – típicamente guerras inter-imperialistas, por la repartición del mundo colonial entre las grandes potencias, conforme a la certera previsión  de Lenin – definirán la hegemonía norteamericana a la cabeza del América del bloque de fuerzas imperialistas.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. tuvo que compartir el mundo con la URSS- la otra superpotencia, no por su poder económico, sino militar, que le dio la paridad política. Fue el período de la llamada Guerra Fría, que condicionaba todos los conflictos en cualquier parte del mundo, que terminaban redefinidos en su sentido en el marco de la confrontación entre los dos grandes bloques que dominaban la escena mundial.

Durante este período los EE.UU. consolidó su poder como gendarme mundial, el poder imperial que se había iniciado en América Latina y el Caribe y que se extendió por toda Europa, Asia y África. Invasiones, ocupaciones, golpes de estado militares, dictaduras – marcaban la trayectoria imperialista norteamericana. Montaron el más gigantesco aparato de contra inteligencia, junto a una monstruosa máquina militar.

Después de la Guerra Fría, con la desaparición de uno de los campos y la victoria del otro, estos mecanismos no fueron desmantelados. La OTAN, que supuestamente nació para detener el «expansionismo soviético» no fue desmantelada, sino reciclada para luchar contra el nuevo enemigo: el «terrorismo», el «Islam», la «droga», etc.

Los documentos publicados confirman todo lo que aparentemente los paranoicos difundían sobre los planes y acciones de EE.UU. en el mundo. Ellos son la única potencia mundial que tiene intereses en cualquier parte del mundo, y si no los tiene, los crea.  Que pretende velar por el orden de América del Norte en el mundo a cualquier precio -. Con amenazas, ataques, la difusión de noticias falsas, ocupaciones, etc., etc.

Cualquier comprensión del mundo contemporáneo que no tenga en cuenta, como factor central, la hegemonía imperial de América del Norte, no puede captar la esencia de las relaciones de poder que gobiernan el mundo. La lectura de los documentos es una lección sobre el imperialismo contemporáneo.

…………………………………………………………………………………………………..

Comparto esta visión ya que me parece lo más simple e interesante que se ha dicho sobre el escándalo de Wikileaks. Lo sorprendente es, valga la redundancia, que nada de esto nos sorprenda. Podríamos titular esta nota «la venganza de los paranoicos», pero claramente es una venganza que llega tarde.

P/D: Lo que sí nos sorprendió a todos es la desinteligencia de su aparato de intelegencia, seguirá montado y todo, pero evidentemente la decadencia les llegó hace rato a estos muchachos!

3 Comments on “Clase de imperialismo contemporáneo, por Emir Sader.”

  1. Muy incisivo el análisis de Sader, que siempre merece ser leído con la mayor atención. Pero no se confunda, Leila. Parecerá un elefante en un bazar, estará en decadencia, pero el imperio sabe lo que quiere y obra en consecuencia.

  2. Exacto, creo que a eso justamente apunta Sader: su gigantesco aparato militar y de inteligencia sigue vivito y coleando. Saludos.

  3. En este mommento lo mas preocupante creo es el asunto del enfrentamiento de las Coreas,tema que puede servir de pretexto para que EEUU pretenda salir de su crisis economica con la produccion de su industria armamentista a la vez que encuentra ua zona de expansion en el extremo Oriente,se apoya en el domesticado Japon,enfrenta a Chia y Rusia,a traves de Corea del N.El unico modo de perderle el miedo a su actitud(para colmo enmascarada siempre en una mistica de salvadores de la libertad)es hacer que las naciones unidas dejen de ser una organizacion de carton pintado.¿Facil,no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *